Etica Personal, Profesional Y Corporativa

Posteado: 11/08/2010 |Comentarios: 0 | Vistas: 2,109 |

Introducción

Como instructor de Project Management he dictado varios cursos y seminarios, incluyendo los relacionados con la preparación de los estudiantes en el examen que toma el PMI para la certificación profesional PMP.  Como en dicho examen se agrega además de las nueve áreas de conocimiento preguntas sobre ética profesional y diversidad cultural, siempre tuve la inquietud de escribir algún artículo al respecto, sobre todo porque también he dictado cursos exclusivos de Etica.

El factor disparador del presente escrito fue recibir la revista mensual PM Network de Octubre 2008, en donde se presentaron una serie de artículos relacionados con la responsabilidad social y ambiental que tienen las empresas y de hecho los PM cuando encaran sus proyectos.  Permitanme resumirles algunos párrafos de la editorial normalmente escrita por el presidente y CEO del PMI Gregory Balestrero: "Que pensaría el lector si esta fuese la última tirada de la revista dado que la pobre gestión de recursos del planeta lo ha deforestado y no tenemos más papel ?  El compromiso social y con el planeta hará que más y más proyectos serán medidos en términos de ganancias sociales y al medio ambiente y no tanto económicas.  El PMI invita a repensar a sus miembros en el modo en rehacer las cosas, tal es asi que la propia revista comenzará a publicarse en un papel más protector del medio ambiente reconocido por el SFI, lo que significa que proviene de bosques que son manejados en forma sustentable". Los proyectos que presenta dicha tirada nos hacen reflexionar en el grado en que muchas empresas están observando el impacto social y ambiental de sus proyectos, el grado de sustentabilidad de sus procesos productivos y la nueva ola "green".  CSR (Corporate Social Responsability) o RSE (Responsabilidad Social Empresarial) ya no es solo un grupo importante de organizaciones mundiales (ong's y org's) en búsqueda de un mundo mejor y más justo sino que está ya instalada en las grandes compañías y corporaciones y está siendo promocionada además dentro de las pequeñas y medianas.

La mayoría de las asociaciones profesionales, institutos y entes de certificación profesional como el PMI®, verifican, controlan y estimulan el comportamiento ético de sus asociados, favoreciendo a aquellos que, entre otras cualidades, tengan alguna participación en tareas comunitarias. Dichas organizaciones ven aumentado su prestigio si sus miembros y asociados son reconocidos por sus pares, por sus clientes y por la sociedad en general como personas con altos estándares éticos. 

Fraudes contables, acciones y decisiones empresariales que perjudican a personas, sociedades y al medio ambiente, generan en quienes resultan afectados y en la opinión pública en general una demanda de transparencia más que evidente en la actualidad.   En el contexto del gerenciamiento de proyectos, resaltamos la temática de la ética en la necesidad de determinar la integridad organizacional, la relación entre dicha integridad organizacional y la del proyecto, la responsabilidad ética del gerente de proyecto, incluyendo el comportamiento ético en el éxito tanto del proyecto como de la organización. Estos temas exceden la simple consideración del cumplimiento o no de leyes y normas (delitos, sobornos, extorsiones, tráfico de información confidencial, prácticas comerciales cuestionables, discriminación, contaminación, etc.). Se incorporan a la jerga profesional conceptos como "desarrollo sustentable", "stakeholders", "accountability", responsabilidad social, etc., que cambian el fin clásico que primaba antes en las empresas, como era el de solamente dar la mayor rentabilidad y rendir cuenta a sus accionistas, propuesto por Milton Friedman, sumándole a esto también las consecuencias del accionar de las empresas sobre el medio ambiente, los empleados y la sociedad en la que se desarrollan, mediante una visión socioeconómica de bienestar social. 

No es el propósito detallar en este artículo el Código de Ética y Conducta Profesional del PMI vigente desde el 1ro de enero de 2007, que incluye disposiciones obligatorias sobre las cuales todos los miembros voluntarios y los certificados serán tenidos como responsables, incluyendo por ejemplo temas de conflictos de intereses.  Sólo como resumen comentaremos que consta de 5 capítulos el primero nos habla sobre la visión y aplicabilidad del Código (Incumbe a todos los miembros del PMI®, no-miembros que posean una certificación del PMI®, no-miembros que se postulen a un proceso de certificación en el PMI® y no-miembros que desarrollan una actividad voluntaria en el PMI®).  El resto de los capítulos está dividido en secciones que contienen estándares de conducta alineados con los cuatro valores identificados como más importantes para la comunidad de Gerentes de Proyecto que forman la base de la toma de decisiones y que guían sus acciones: Responsabilidad, Respeto, Justicia y Honestidad. 

 

Moral y Ética

Abordar un tema tan importante y amplio como es la ética, no es tarea sencilla. Su amplitud e implicancias hacen que podría ser analizada desde muchos ángulos.  Como primer paso puede ser apropiado hacer un acercamiento al concepto o definición de la misma: "Parte de la filosofía que trata de la moral. Comprende las obligaciones que el hombre como ser racional y moral, tiene para con Dios, para con el prójimo y para consigo mismo. La ética, por lo tanto, aparte de su base primordial, nuestras obligaciones para con el Supremo Hacedor, tiene un fondo eminentemente de moral social casada en la justicia, y estudia no los actos como son en sí, sino con relación a lo que idealmente debe ser".  

"La Ética se propone, no se impone." El actuar bien y correctamente es algo que no viene de fábrica. La honestidad es un valor que se aprende y este discurso debe venir acompañado por la acción. La honestidad es también tener memoria de lo que se dijo y de lo que se hizo. "Ética (del griego ethika, de ethos, ‘comportamiento', ‘costumbre'), principios o pautas de la conducta humana, a menudo y de forma impropia llamada moral (del latín mores, ‘costumbre') y por extensión, el estudio de esos principios a veces llamado filosofía moral.  La ética, como una rama de la filosofía, está considerada como una ciencia normativa, porque se ocupa de las normas de la conducta humana, y para distinguirse de las ciencias formales, como las matemáticas y la lógica, y de las ciencias empíricas, como la química y la física. Las ciencias empíricas sociales, sin embargo, incluyendo la psicología, chocan en algunos puntos con los intereses de la ética ya que ambas estudian la conducta social. Por ejemplo, las ciencias sociales a menudo procuran determinar la relación entre principios éticos particulares y la conducta social, e investigar las condiciones culturales que contribuyen a la formación de esos principios. 

Al hacer un primer análisis de estas definiciones, podemos encontrar algunos elementos básicos que intervienen; por un lado, el hombre y sus conductas, y por otro, referentes o bases para definir las conductas esperadas o ideales. Sobre la base de estos elementos se comienza a analizar las conductas humanas con relación a las esperadas, para determinar si son correctas o no. El ser humano, de una u otra forma, se cuestiona siempre acerca de su propio comportamiento. Una de las preguntas más palpitantes y frecuentes es aquella que se dirige al modo de juzgar nuestra conducta. Dicho más brevemente: ¿Cómo saber si mi acción es buena o mala, acertada o equivocada, facilitadora de mi felicidad o entorpecedora de ella? Podría afirmarse que precisamente de la ética depende la respuesta que demos a esta pregunta. En contestar a cuestiones como la que acabamos de formular consiste la ética. Se plantea así la conveniencia de llegar a los últimos fundamentos de la conducta humana. La necesidad de poder fundamentar racionalmente la moralidad de los actos humanos, es decir, determinar con seguridad su bondad o malicia. 

Todo el mundo emplea a la ligera los calificativos "moral" y "ético" usándolos indistintamente.  Si se le pregunta a la gente cual es la diferencia, la mayoría no tiene idea, sin embargo podemos establecer una distinción.  La Ética se refiere a una teoría o sistema que describe que es el bien y por ende que es el mal.  La Moral se refiere a las reglas que nos dicen lo que debemos hacer y lo que no.  Las reglas según las cuales vivimos constituyen la moral, los sistemas que generan dichas reglas constituyen la ética.  La ética trata sobre lo teórico mientras que la moral sobre lo práctico.  El desafío consiste en tener un sistema ético personal al que poder remitirse en busca de directrices morales, comenzando por pensar que es bueno y que es malo. Ese problema ha desconcertado a los filósofos de todos los tiempos.

Determinar que es el bien, tal vez sea la pregunta más antigua de la filosofía y sobre la cual no existe una respuesta precisa, la filosofía hindú tal vez es más práctica al decir que hacer el bien es actuar asegurándose de no causar daño a los seres sensibles (una forma muy sencilla de medir el bien). 

 

La Ética en la formación de Profesionales

El sistema de valores de cada persona es, en gran parte, adquirido y establecido durante los primeros años de vida por influencia de su entorno familiar, social y cultural. El mismo puede ser modificado según la interacción social del individuo con otros sistemas de valores. Los valores pueden ser estables y permanentes en el tiempo según la forma en que sea adquirió.  Algunas de las fuentes clásicas de la Ética de cada individuo proviene entonces de : 

  • La familia y los valores éticos que nos han sido pasados
  •  La Religión  
  • La cultura académica y formación  
  • Amigos y Relaciones 
  • Experiencias de vida personal 
  • Experiencias de otros 
  • Razonamiento y Filosofía 

Los cimientos para comenzar a construir una organización éticamente sólida, serán formados por el personal en todos los niveles que esté identificado con la ética, que se preocupe y reflexione sobre lo correcto de sus comportamientos.  En este aspecto quienes están relacionados con la formación de las personas, tienen una responsabilidad muy grande en procurar dar un perfil claramente ético a su tarea.  Aquí la educación tiene un rol fundamental, y en particular la Universidad, que es la responsable de la generación de profesionales que serán luego recursos claves en las empresas. Desde ésta óptica es apropiado también analizar qué se puede hacer desde lo académico para fortalecer la ética en las organizaciones. 

En el mundo empresarial, profesional y académico, existe desde hace años tanto en la Argentina como a nivel mundial, una tendencia, y en algunos casos una declarada decisión de política educativa, a incorporar en la formación de profesionales de todas las especialidades las temáticas de la éticaen general, la ética profesionalen particular y todas las problemáticas englobadas actualmente bajo la denominada Responsabilidad Social Empresaria (RSE).  Hasta no hace mucho tiempo, la ética era vista como una de esas virtudes intangibles que se esperaba existan en las organizaciones, pero con poco esfuerzo consciente de parte de sus líderes. Escándalos notorios de público conocimiento, como por ejemplo los fraudes en las empresas Enron y Worldcom en EEUU a inicios del siglo XXI, dejaron al descubierto la pobre o a veces nula formación ética de muchos profesionales de todo nivel jerárquico, y promovieron el dictado de una legislación más adecuada en los Estados Unidos (Ley Sarbanes-Oxley en 2002). De alguna manera esto también indujo a prestigiosas universidades y altas casas de estudios del mundo a incluir exigencias de contenidos conceptuales y actitudinales vinculados a la ética en carreras y cursos de formación profesional, grado y postgrado. 

En realidad la cantidad de problemas éticos que vapulean a la sociedad, deben ser encarados por todos los estamentos, si no es así, los esfuerzos aislados serán poco efectivos. Tenemos que dejar de pensar que éste es un problema a ser resuelto "por otros". Con frecuencia se escucha: esto es responsabilidad de los políticos; el sistema es corrupto; yo no puedo hacer nada ante todo esto; etc.  Todos tenemos que hacernos cargo de esta responsabilidad desde nuestros ámbitos de influencia. 

Ética Personal y de Negocios

Cada individuo tiene sus propios códigos éticos en los cuales se basan sus comportamientos. Podemos pensar que ellos son nuestras propias reglas que gobiernan nuestro comportamiento.  Si nos sentimos fuertes con nuestras reglas éticas nunca las romperemos.  Si no son muy intensas algunas veces dejamos que las condiciones cambien la regla.  Si somos indiferentes, frecuentemente dejamos que otros tomen las decisiones. 

La mayoría de las organizaciones o compañías tienen hoy sus códigos de ética los cuales establecen la conducta esperada de sus empleados/miembros y las normas de la misma. El comportamiento ético en el entorno diario es el resultante de la consideración de ambos comportamientos (el personal y el de negocios). Generalmente en cualquier cuestión o duda de problemas éticos relacionados con el trabajo, el empleador mantiene el mayor poder y usualmente el empleador ejecuta su mayor presión en los asuntos financieros. La diferencia más importante se manifiesta cuando elementos importantes de la ética personal entran en conflicto con presiones impuestas por el negocio. 

A escalas más cotidianas, la actividad profesional nos pone con frecuencia ante dilemas éticos, situaciones donde se ponen a prueba los valores que todos poseemos y la fuerza con la que estamos dispuestos a mantenerlos. En algunos casos, la inclusión de estos temas para su estudio no solo proviene de las autoridades académicas sino de la demanda de los propios alumnos, cada vez más interesados en programas vinculados con la comunidad, con el sector de las ONG (organizaciones no gubernamentales) y temas medioambientales como por ejemplo métodos para ahorrar energía y agua, el control de contaminación, mejora de ambientes de trabajo, etc.

 

Ética y Liderazgo 

El "Liderazgo Ético" es una necesidad que hace mejor y más rica a la empresa. Por el contrario, si se busca el enriquecimiento acelerado y sobre bases ilícitas, la empresa se condena a sí misma.

Ya en estos tiempos, nadie puede negar la importancia de la inteligencia emocional para la toma de decisiones en las empresas; que el cliente es cada día más y más exigente y más difícil de engañar; que el mundo entero se ha reducido por efecto del inmenso desarrollo de las telecomunicaciones y que el temor a una demanda por efecto de un error que afecte a terceros, es ahora muy latente en todos.   Es por eso que la ética empresarial está teniendo, hoy más que nunca, una presencia determinante en la dinámica de las empresas modernas. 

Es el momento de valorizar o revalorizar las actitudes y valores gerenciales, de tal manera que se comprenda que la ética empresarial es ahora una necesidad y no una virtud. Ciertamente, estudios actuales revelan que las empresas internacionales están sometidas a una creciente presión para que las conductas de sus líderes de negocios se adecuen a comportamientos éticos. Y algunos hechos confirman que las actitudes relacionadas con malos manejos gerenciales están siendo castigados con multas millonarias.

 
Más profundamente la ética empresarial, tiene mucha relación con el acatamiento de las leyes, independientemente de los países en que se aplican. Y aún en aquellas naciones donde existe la impunidad, la ética debe correr la suerte de emerger, para ubicarse sobre los pilares de la corrupción, el tráfico de influencias y otras desviaciones mayores o menores que atentan contra la vida y dignidad de las personas. 

En la actualidad, hasta el gerente más pragmático necesita actuar con ética, porque el actuar ético, está demostrando, que le da vida permanente a los negocios, todo porque se adquiere credibilidad y confianza, y las personas terminan siendo leales a los productos o a las marcas. 

Está comprobado que la adherencia a códigos éticos incrementa la efectividad del liderazgo hasta en un 500%.  Los individuos líderes con fuertes creencias éticas, que demuestran un comportamiento constante y consistente con sus valores éticos, provoca que sus seguidores puedan confiar y depender plenamente de sus acciones. 

 

Ética en los Negocios

El conjunto de valores, principios y creencias que posee una organizacion de forma distintiva se denomina como cultura organizacional, que es también definida "como el conjunto de procedimientos y conductas gerenciales que sirven de ejemplo y refuerzan los principios básicos" (Denison, 1991). Estos principios y procedimientos perduran al tener un significado importante y compartido por cada uno de sus miembros. 

La cultura de una organización se inicia a partir de la filosofía de sus fundadores y se mantiene a través de la influencia y reforzamiento de sus líderes. La cultura determina el criterio de aceptación de cada uno de sus miembros y es trasmitida de diversas maneras: historias o anécdotas, rituales, símbolos materiales y lenguaje.io es de gran importancia para el mejoramiento de la productividad y del clima organizacional.. La cultura organizacional influye en el comportamiento ético y desempeño de la organización, tanto a nivel individual como en su conjunto. Las diferentes organizaciones aplican normas éticas (códigos de ética) para orientar sus relaciones y decisiones internas y externas. El comportamiento que expresa la organización se encuentra influenciado o regido por lo que se ha denominado como ética de negocios o empresarial. 

La ética empresarial es el conjunto de principios y normas que guían el comportamiento en el mundo de los negocios. La ética en las organizaciones puede ser afectada por diversos factores: desarrollo moral  de sus gerentes o líderes; sistemas de valores individuales; contenido y fortaleza de la cultura organizacional; diseños estructurales de la organización que permiten la ambigüedad; intensidad del problema ético. 

Desde hace algún tiempo, más aun en la actualidad, la ética en los negocios ha sido objeto de revisión por presentar dilemas éticos difíciles en distintas áreas y escenarios. En ese sentido, es obligación de las empresas determinar si realmente están aplicando actividades éticas y si son socialmente responsables.  La responsabilidad social, es la obligación hacia la sociedad asumida por las empresas más allá de las finalidades económicas; tiene que ver con la forma como la organización afecta la sociedad en la que existe. ¿Por qué la ética debe estar presente en los negocios?  Una respuesta a esta pregunta es que la ética debe gobernar todas las actividades humanas voluntarias, y como los negocios son una actividad humana y voluntaria, también debería regir a los mismos.  Además, los negocios son una actividad cooperativa que exige un comportamiento ético. Por ejemplo, un negocio se arruinaría si todos sus gerentes, empleados y clientes llegaran a pensar que es moralmente permisible robar, mentir, o quebrantar sus acuerdos con la empresa. 

Hoy son varios los casos de empresas en todo el mundo que produjeron (o producen) fraude, asociación ilícita, tergiversación de información económico-financiera, falta de transparencia, corrupción, etc. Algunos pueden buscar causas en los sistemas de control interno de las empresas o en las auditorias externas, que podrían ser débiles o que no estén lo suficientemente desarrollados.   También se apunta a las normas técnicas de la contabilidad, que podrían estar mostrando fisuras en su estructura, por las que puede ocultarse información en forma aparentemente legal. De esta manera se evita mostrar datos que podrían comprometer a la empresa o desalentar a los inversores, usando técnicas o movimientos que las normas no prohíben. 

Aunque existan los mejores sistemas de control, siempre hay personas que pueden tener el poder o la habilidad de estar por encima de esos controles, pudiendo vulnerarlos o sortearlos. Si sus ambiciones son más importantes que la ética o valores, usarán ese poder o habilidad para violentar los sistemas y alcanzar sus metas.  De hecho las corporaciones multinacionales hoy en día tienen más poder que los propios gobiernos.  Me permito sugerir al lector si tiene la oportunidad de ver el video "The Corporation" (algunos capítulos pueden encontrarlos en Google), en donde queda manifestado que los grandes grupos económicos mundiales produjeron niveles impredecibles de riqueza, pero a que costo ?  Algunos ejemplos que podemos ver en dicho film permiten comprobar la personalidad anti-social y amoral que tienen algunas corporaciones al dañar directamente a los trabajadores, la salud, la biosfera, etc.  La personalidad sicopática de algunas empresas en la búsqueda de ganancias no tiene limites, hoy en día animales, plantas, el ADN, vacunas, y quien sabe hasta que otro componente del planeta es factible de ser patentado por las corporaciones.   

Resulta patético y alarmante ver los nombres de algunas corporaciones como ejemplos de este comportamiento (sobre todo cuando alguien trabajó o está trabajando en algunas de esas empresas).  El dilema se presenta en saber hasta dónde uno puede hacer valer sus propios principios morales y éticos siendo que trabaja en una compañía que a veces no los tiene. Personalmente me he encontrado con algunos de dichos dilemas y en algunos casos me ha costado el empleo mismo.  Las compañías las conforman individuos y entonces será un gran desafío para las empresas o algún ente que las regule desarrollar e implementar maneras para que todo el personal, desde los máximos gerentes hasta el empleado de línea, se sienta motivado para que su comportamiento sea ético. 

Que una empresa cuente con un personal que tiene claridad de principios éticos para actuar, y además se siente valorado por eso, es un primer e importante paso para que llegue a ser una empresa ética, como institución. Cuando una organización tiene una definida vocación por la ética, su dirección está comprometida en resaltarla, teniendo el deseo de mostrar los valores que creen que son los fundamentales, se puede utilizar el Código de Ética para hacer explícito todo esto. 

Muchas organizaciones buscan hoy crear su Código de Ética. Esta tendencia que a primera vista puede asemejarse a una moda, parece estar entrando de forma más profunda en el tejido social y en algunas empresas. Los ciudadanos en todo el mundo dan muestras de cansancio con relación a la corrupción, al error, al hacer mal que se corresponde con ser víctima de lo que otros hacen mal. Este trabajo se puede hacer entre personas, colegas y competidores, que no tienen vergüenza de actuar bien y se disponen a liderar el proceso de cambio que la sociedad ansía, el problema es no quedarse en una intención puesta en un papel para demostrar que la compañía tiene sus valores éticos y sociales sino en acciones concretas. 

 

El concepto de RSE

La Responsabilidad Social Empresaria (RSE) marca la "evolución natural" de la cultura empresaria y de la capacidad del management de asumir este compromiso, desde la propia empresa y no desde normas legales o compulsivas. La empresa debe delinear sus valores y direccionar desde allí sus objetivos como un "miembro productivo" de la sociedad, encontrando el "valor económico agregado". De allí que el concepto de RSE resulta de "considerar seriamente la repercusión de sus acciones sobre la sociedad". Así, el valor central de la actividad empresarial es el valor social al actuar en la sociedad, que puede cumplirse si se consigue un valor económico agregado. 

Asimismo, la RSE debe insertarse como una totalidad en los negocios de la empresa, proveyendo medidas para las áreas de gestión y procesos de trabajo, que permitan adoptar decisiones en términos de actividad y desarrollo armónico de la cultura de la empresa. La evolución de la empresa se alcanza en la etapa en la cual la RSE se integrará naturalmente, sobre la base del comportamiento dinámico que requiere fuerte visión estratégica. Para que cualquier organización integre a sus herramientas de gestión un modelo de ética empresarial, la empresa debe alcanzar el estadio de "madurez" social y colectiva que identifique a la totalidad de sus integrantes con dicho modelo. 

Andrew Starks señala que los directivos de empresas requieren asistencia concreta ante dos clases de desafíos éticos: uno de ellos, consiste en identificar cursos de acción éticos ante situaciones ambiguas, en donde deben tomarse decisiones en una zona gris, en la que compiten entre sí objetivos aparentemente loables, pero irreconciliables. El otro desafío se refiere a situaciones en las que, si bien se conoce el rumbo correcto a seguir, la propia lógica competitiva y las presiones institucionales llevan a los directivos a descarriarse, a pesar de sus buenas intenciones originales.  En ayuda a éstos directivos de empresa, hacen su contribución los expertos y consultores en ética de los negocios, con un instrumental técnico desarrollado durante las últimas décadas en prestigiosas universidades y centros de estudio. No obstante, la experiencia muestra la falta de confort con que el mundo empresarial recibe el aporte de los expertos en ética de los negocios. 

El mundo empresarial tiende a percibir una flagrante falta de correspondencia entre sus necesidades reales y los dictados y recomendaciones provenientes de los expertos en ética de los negocios. En muchos casos, esta falta de correspondencia entre las necesidades empresarias y el aporte de los expertos en ética, deriva de la propia lógica del mundo de los negocios, en donde la acumulación del capital se encuentra asociada a la capacidad de apropiarse de crecientes participaciones en el mercado, lo cual obviamente se produce en detrimento de los otros participantes. 

Un primer intento por superar estas limitaciones, han sido los Programas de Conformidad ("compliance programs"), mediante los cuales las empresas llevan adelante diversas acciones tendientes a forzar entre sus empleados ciertos comportamientos en conformidad a estándares externos, tales como normas legales o regulatorias.  El objetivo principal de estos programas es prevenir conductas delictivas o inmorales que son susceptibles de afectar los intereses, la imagen o la reputación de la empresa.  Usualmente, el liderazgo de estas acciones ha quedado a cargo del departamento legal de la compañía y los métodos utilizados abarcan desde charlas informativas, cursos, reducción de los márgenes de discrecionalidad en las decisiones, auditorías, hasta el establecimiento de controles y penalidades para los infractores. 

Lynn Sharp Payne presenta un enfoque alternativo, consistente en lo que ella denomina Programas de Integridad ("integrity programs"). Este enfoque privilegia un auto-control de las conductas, acorde a estándares previamente escogidos. Su objetivo es generar conductas responsables, antes que la simple conformidad a estándares externos. Estos programas usualmente son conducidos por los propios líderes de la organización, quienes utilizan el soporte de los departamentos legales, de recursos humanos y otras áreas funcionales. Los métodos utilizados incluyen la educación, el desarrollo de destrezas gerenciales, el compromiso y responsabilidad de los empleados por sus actos, el diseño de sistemas organizacionales y de procesos de decisión acordes con los objetivos establecidos, además de los ya clásicos controles y penalidades. 

 

RSE en el Mundo

El reclamo social por elevar el comportamiento ético es una de las constantes de la vida en las últimas décadas.  Este reclamo no sólo responde a una aspiración universal por contar con normas de convivencia basadas en el respeto a la legalidad y en la solidaridad recíproca, sino que también constituye una reacción legítima a una realidad viciada y degradada que, como sociedad, pareciéramos empeñados en construir. La necesidad de desarrollar comportamientos más éticos, frecuentemente se circunscribe a la realidad política, por existir en ésta la brecha más grande entre lo que se dice y lo que se hace. 

No obstante, es justo reconocer que el envilecimiento de la política es sólo una manifestación más de la degradación ética en que se sumerge la sociedad en su conjunto y que afecta a la casi totalidad de sus estamentos, entre los cuales, sin duda, se encuentran el mundo de la economía y el de la empresa.

El fenómeno de la corrupción no se circunscribe a esferas específicas de lo público, ni excluye los comportamientos privados. Peor aún, los comportamientos de aquellos que clamamos por mayores niveles éticos frecuentemente están plagados de contradicciones con lo que declamamos y reclamamos. Por lo tanto, la solución al problema ético no pasa por actitudes hipócritas o moralistas, sino que comienza por el reconocimiento de una realidad, que nos envuelve a todos como individuos y sociedad, y a partir de este reconocimiento, la articulación de acciones destinadas a elevar el piso ético de nuestros comportamientos. 

La noción que asocia la ética con lo delictivo es un reduccionismo que ignora la real dimensión del problema, desvía el foco de atención y lleva a planteos de orden coercitivo, en donde los individuos son instados a respetar un orden establecido, externo a ellos, más por temor al castigo que por convicción personal. Por el contrario, una dimensión más amplia del fenómeno ético lleva necesariamente a reconocer una mayor complejidad en término de los mecanismos a emplear, para elevar los niveles éticos con que se comporta una determinada sociedad o grupo de personas. 

La lógica confrontativa y excluyente de los negocios, que es propia del capitalismo, se encuentra nítidamente sintetizada en el concepto de "destrucción creativa" que el economista Joseph Schumpeter postuló para mostrar el carácter desestabilizador del propio capitalismo. Según Schumpeter la permanente innovación torna rápidamente obsoletas las tecnologías, las destrezas laborales y las maquinarias, impactando sobre las unidades productivas y las poblaciones en que éstas se encuentran. Para este autor la cuestión no es "cómo el capitalismo administra las estructuras existentes sino cómo las crea y las destruye". Schumpeter pensaba que la destrucción creativa es esencial para el progreso. Esta permanente tensión que la lógica capitalista impone a las empresas, coloca frecuentemente las decisiones de sus directivos frente a conflictos éticos de difícil solución, que se manifiestan tanto en el frente competitivo como en la propia retaguardia de las empresas. 

En el plano competitivo, las empresas luchan por apoderarse del mercado y mantener sus posiciones de privilegio, incluso al precio de destruir a sus rivales. La empresa debe delinear sus valores y modalidad de conducta, y recién entonces direccionar sus objetivos como un "miembro productivo" de la sociedad. Sin duda, se debe encontrar un equilibrio entre el valor social y la búsqueda del "valor económico agregado" a la sociedad, como metas que deben perseguir las empresas. 

Debemos desarrollar una evaluación correcta del rol social empresario, comprendiendo adecuadamente el papel de las empresas en su inserción con la comunidad; esto es conocer acabadamente sus valores sociales por sobre las metas económicas. La RSE sería considerar, con toda seriedad, la repercusión de sus acciones sobre la sociedad. Esto no significa que se le pide a las empresas solucionar todos los problemas sociales o que ellas fueran la causa de los mismos. Las políticas públicas tienen la responsabilidad primera en una sociedad democrática de garantizar a todos los ciudadanos sus derechos de nutrición, salud, educación y desarrollo. Pero la colaboración de la empresa privada es clave.  La alianza estratégica entre políticas públicas activas, RSE y una sociedad civil movilizada está detrás del éxito de países que encabezan las tablas mundiales como Noruega, Canadá y otros.  Alli los empresarios apoyan pactos fiscales progresivos, colaboran en gran escala con la educación y la salud, participan de las grandes iniciativas públicas y concertan.  Ocurre esto en America Latina y más precisamente en nuestro pais ?  Dejo al lector que conteste la pregunta. 

 

Conclusiones Finales

Podemos esperar una generación de seres humanos socialmente inteligentes que participen en empresas o gobiernos que tengan responsabilidad social y valores morales ?   Lamentablemente la sociedad se esta convirtiendo en amnésica, sin memoria del pasado, sin respeto por el individuo, el planeta y la ética, centrada en el consumismo y en el ahora (usalo, tiralo y comprate otro) tomando como modelo social, económico y cultural al capitalismo de Estados Unidos.  El filósofo y estadísta francés George Clemenceau hizo una vez el siguiente comentario: "Estados Unidos es la única nación de la historia que ha pasado de la barbarie a la decadencia sin el intervalo habitual de la civilización".  Hay días en que me parece que esto es aplicable también a nuestro país. 

Una respuesta a la pregunta formulada en el párrafo anterior se puede tomar del antropólogo Steven Jay Gould que nos calificó "como una especia relativamente jóven e inexperta, y no ha observado pruebas concluyentes para suponer que sobreviviremos a las cucarachas". Comparto también con el investigador Karl Albretch el pensamiento de que como especie necesitamos mejorar varias cosas para sobrevivir y vivir en un estado de paz y justicia razonable.  Estas cosas no resolverán el problema de la inhumanidad del hombre para con el hombre pero sumadas pueden mitigar su severidad, y a medida que las vamos perdiendo creo que nos alejaremos más hacia la dirección equivocada.  

En mi opinión necesitamos resolver tres pilares fundamentales para una sociedad más ética que deberían ser resueltos primero antes de actuar sobre "las corporaciones o grupos económicos" que actuan de manera sistemática en contra de todo principio ético y moral.  

En primer lugar necesitamos de dirigentes y gobernantes locales y mundiales representativos de lo que Albretch menciona como inteligencia social. Líderes capaces de articular ideas positivas de desarrollo y progreso sin exclusión social aunque no nos haga a todos felices (tal vez hasta cierto punto soy partidario de la Teoría Utilitarista "el mayor bienestar para la mayor cantidad de personas").  Necesitamos dirigentes que inviten a crecer a la gente como individuos y como sociedad y no que inciten al miedo y la codicia egoísta.  El grado de corrupción en los gobiernos y en todos los ámbitos estatutarios es moneda corriente y esto ya es algo muy común en todas las empresas privadas.  Como dice La Biblia "el que esté exento de libre y culpa que arroje la primera piedra", y como vemos las piedras que se arrojan para esgrimir algún vestigio de corrupción provienen de grupos malintencionados, dirigidas solamente para complacer sus propios fines, y además, quienes las arrojan hoy en día son precisamente dirigentes políticos o representantes de sectores productivos que no llegan ni siquiera a estar en el primer peldaño de la escalera de desarrollo ético y moral básica. 

En segundo lugar necesitamos un sistema educativo que honre los principios y comportamientos descriptos como inteligencia social, que enseñe a nuestros hijos a hacer énfasis en el valor de la colaboración por encima de los conflictos, de hacerse entender para lograr entender a los demás, de reflexionar, que ofrezcan mas instrucción cívica, moral y ética (porque no se enseña ética en la escuela primaria y secundaria ? solo tengo un bello recuerdo de un libro que leían mis hijos durante su paso por la secundaria y lo recomendaría como obligatorio "Ética para Amador" del filósofo Fernando Savater).  Probablemente el lector compartirá estas reflexiones conmigo pero me preguntará cómo podemos hacer esto en una sociedad donde muchos jóvenes están excluídos, hay hambre, los maestros no reciben una compensación justa, los colegios se nos vienen abajo, etc.  Intentar buscar una solución a esto no forma parte de este artículo de Ética, dejo la respuesta para los gobernantes nacionales o municipales que parecen más ocupados hoy en día de asfaltar calles que reparar o construír colegios y hospitales[1]

En tercer lugar sepamos todos reconocer que vivimos en un entorno mediático que sirve más a intereses comerciales y corporativos que a aspectos culturales.  Los ejecutivos y grupos económicos del cuarto poder (la prensa) se sienten con derecho a "vendernos" cualquier cosa que les plazca y por cualquier medio posible.  Desplazando el poder de análisis ciudadano los medios de comunicación logran de una manera eficaz inducir y manipular a la gente consiguiendo un alto grado de influencia sobre las masas, sus actitudes y las consecuencias politico-sociales.  Pueden pasar algunas semanas en las que a veces no leo los diarios ni revistas, recibiendo críticas por eso y me preguntan cómo te enterás de las cosas que pasan, de la realidad ?  Mi respuesta es siempre la misma:  lo que dicen los diarios y revistas es la realidad ?  La televisión se ha convertido en un objeto enajenante y ahora también en manipulador de la conciencia humana, y el peor medio para conocer la verdad 

Vuelvo a recomendarles aquí el video The Corporation y su feroz crítica a los medios de comunicación o los artículos sobre el poder de los medios y la influencia en las personas de dos excelentes sitios:elproyectomatriz.wordpress.com y smarplanet.es/redesblog.   Qué es lo que mas se vende: Las tragedias, el horror y el miedo (El miedo vende y sugiero leer el ensayo del sociólogo y profesor Barry Glasner "La cultura del miedo".  Los medios de comunicación, la colaboración consciente de algunos políticos con mensajes ambiguos y la repetición en exceso contribuyen a mantener el miedo. También se vende muy bien el sexo, el escándalo y las trivialidades, los conflictos, las guerras y las preocupaciones dado que los periodistas parecen obligados a encontrar el lado malo de cualquier asunto y la inquietante posibilidad de que algo salga mal o una catástrofe es lo que más salida tiene. 

A pesar de todo y en medio de tanto maltrato, tanto canibalismo, egoísmo e indiferencia por los problemas ajenos surgen a veces gestos, detalles, frases y códigos perdidos que nos recuerdan lo mejor de nuestra condición humana. La jungla peligrosa en la que se han convertido las grandes urbes del mundo esconden en su asfalto y cemento algunos restos de bondad, solidaridad y respeto. Solo hay que estar atentos, reconocerlas y agradecerlas con un "gracias" que será una especie de contraseña para autoidentificarnos como personas que todavía no han renunciado al intento de superar los egoísmos y las bajezas que habitan en nuestro interior y que con tanta agresividad brotan cada día en nuestros días. 

Todavía queda gente, aparte de los que trabajan como voluntarios en actividades solidarias y los filántropos, aquellos otros que son capaces con solo pequeños gestos formar parte de un eslabón perdido de una cadena de educación, respeto y moral que se va perdiendo, pero creo que no se perderá del todo mientras quede alguien que enseñe a sus hijos que la falta de consideración hacia los otros y el planeta es un boomerang que vuelve con inusitada violencia y nos golpeará como justo castigo a nuestra indiferencia.  La solidaridad suele aparecer como respuesta ante una desgracia y la hecatombe, pero no debería ser asi, no deberiamos esperar terremotos, huracanes y cataclismos para recordad ante lo doloroso de cualquier catástrofe que nuestra vida pende de un hilo y que todo lo que no compartimos, lo que odiamos, lo que segregamos, agredimos y aniquilamos a nuestros semejantes quedará reducido a polvo de vanidades y egoísmos.  Y que toda la riqueza y ambiciones celosamente protegida sin ningún gesto de solidaridad, se desvanecerá muy poco tiempo después en un despilfarro y gasto en superfluas tonterías de nuestras propias futuras generaciones. 

Para terminar con un dejo de optimismo les recomiendo el libro de Albert Figueras "Optimizar la vida" una vuelta al sentido común, a la búsqueda de la felicidad y a aprender a vivir.  Recuerdo siempre la última frase del libro extraída de un cuento anónimo : "hoy en la ciudad, todos, absolutamente todos, se levantaron con granos de azúcar en los labios.  Pero sólo se dieron cuenta los que al despertarse, se besaron"

Está prohibida la difusión, transmisión, modificación, copia, reproducción y/o distribución total o parcial del presente Documento, en cualquier forma y por cualquier medio, sin la previa autorización escrita del autor, encontrándose protegidos por las Leyes de Derecho de Autor, Marcas, Lealtad Comercial, Bases de Datos y otras normas  Asimismo, queda prohibido cualquier uso de los Documentos o parte de los mismos con fines comerciales. La violación de los derechos antes señalados puede acarrear condenas civiles y/o penales establecidas en las normas precedentemente citadas. Se exigirán responsabilidades a los infractores por todas las vías disponibles en derecho.

Fecha y lugar de publicación: Buenos Aires, Noviembre de 2008. Queda hecho el depósito que establece la Ley 11.723.

 

[1] Ver Artículo "El compromiso con la educación"

Hacer una pregunta

Pregunta
200 Caracteres que restan
Puntear artículo
4
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 7 voto(s)
    Comentar
    Imprimir
    Re-Publicar
    Fuente del Artículo: http://www.articuloz.com/sociedad-articulos/etica-personal-profesional-y-corporativa-3010427.html

    Agregue un nuevo comentario

    Carlos Mora Vanegas

    Más allá de brindar posibilidades de conciliar, las empresas responsables esbozan programas globales de sostenibilidad que abarcan desde una visión ética, una política social avanzada y relaciones justas con los diferentes actores implicados (trabajadores, proveedores, clientes, socios, etc.) hasta la utilización de energías renovables y uso responsable de los recursos naturales.

    por: Carlos Mora Vanegasl Negociosl 24/02/2008 lVistas: 11,280
    Carlos

    Para La organización Internacional del trabajo (OIT), la responsabilidad social de la empresa es el conjunto de acciones que toman en consideración las empresas para que sus actividades tengan repercusiones positivas sobre la sociedad y que afirman los principios y valores por los que se rigen, tanto en sus propios métodos y procesos internos como en su relación con los demás actores

    por: Carlosl Negocios> Administraciónl 08/12/2008 lVistas: 160
    Carlos Mora Vanegas

    La responsabilidad social de la empresa (RSE) pretende buscar la excelencia en el seno de la empresa, atendiendo con especial a las personas y sus condiciones de trabajo, así como la calidad de sus procesos productivos

    por: Carlos Mora Vanegasl Negocios> Administraciónl 10/02/2009 lVistas: 460
    Carlos Mora Vanegas

    “la responsabilidad social de las empresas” (RSE) es actualmente adoptada por muchos de los actores y sectores del contexto político internacional.

    por: Carlos Mora Vanegasl Negocios> Administraciónl 26/03/2008 lVistas: 8,782
    Yoselin Marquez

    Algunas diferencias entre los cementerios privados y los municipales. Decide con anticipación donde permanecer para siempre

    por: Yoselin Marquezl Noticias & Sociedad> Sociedadl 27/03/2014
    Carlos

    Fake o no, desde servicio técnico Apple nos sentimos emocionados y con ansías de poder disfrutar del nuevo iPhone, que ya se ha filtrado otra información: el iPhone 6 se lanzará en dos tamaños de 4.7 pulgadas y 5.5 pulgadas.

    por: Carlosl Noticias & Sociedad> Sociedadl 20/02/2014

    Como conseguir una residencia permanente en Estados Unidos para poder trabajar y ser beneficiario de algunos de los beneficios que otorga el gobierno.

    por: elhobbittraviesol Noticias & Sociedad> Sociedadl 14/02/2014

    Ya sea en Semana Santa, Fiestas Patrias o algún fin de semana largo, si es que tenemos la oportunidad y el dinero suficiente para salir de viaje lo haremos, aunque muchos se desaniman pensando que en solo tres o cuatro no podrán hacer todo lo que quieren.

    por: Kevinl Noticias & Sociedad> Sociedadl 14/02/2014

    Si por algo destacan los carnavales son por su colorido y por su alegría, y como muestra un botón: los carteles de carnaval. Basados en los disfraces de carnaval (ver aquí) o en alegorías carnavalescas animan a participar de la fiesta del disfraz.

    por: Annal Noticias & Sociedad> Sociedadl 14/02/2014

    Es una pequeña reflexión que nos sirva para no ser indolentes ante los hechos que pasan frente de nosotros.

    por: shakal Noticias & Sociedad> Sociedadl 13/02/2014
    Pablo Centeno

    Una boda es un momento lleno de felicidad y amor, pero también puede ser un momento lleno de estrés y complicaciones. El papel que juega la maestra de ceremonias en cualquier boda es de extrema importancia. Los beneficios y las ventajas de la maestra de ceremonias son incalculables.

    por: Pablo Centenol Noticias & Sociedad> Sociedadl 10/02/2014
    Mariano Cabrero Bárcena

    "La luz entra a raudales por la ventana, el teléfono no suena, el despertador ha sonado pero no lo escuché, que cansancio y tristeza y malestar invaden mi alma. Ganas tengo de nada. Quiero no ver a nadie, porque nadie me importa…lo más mínimo", he aquí un cuadro depresivo, que se nos puede presentar a cualquiera de nosotros a lo largo o a lo corto de nuestras vidas(...)

    por: Mariano Cabrero Bárcenal Noticias & Sociedad> Sociedadl 26/01/2014 lVistas: 16
    Norberto Figuerola

    Cuando hablamos de las habilidades "blandas" que debe conocer y ejercitar el gerente de proyecto surgen los conceptos de liderazgo, persuasion, relaciones interpersonales y política entre otros. En todos los proyectos existe y se hace política, pero no debe verse desde un punto de vista negativo. La política se está aplicando cada vez que uno intenta convencer a alguien de adoptar su punto de vista, cuando negociamos con clientes y proveedores, al competir por recursos, etc.

    por: Norberto Figuerolal Negocios> Dirección De Proyectosl 01/11/2011 lVistas: 60
    Norberto Figuerola

    La gestión de proyectos es cada vez más vista como una profesión de alta demanda y las organizaciones se han dado cuenta de las ventajas de adoptar un enfoque disciplinado para la entrega de proyectos exitosos. Sin embargo, convertirse en un profesional exitoso de la gestión de proyectos no es tan fácil, no existe un camino o carrera normalizada de educación que nos lleve a la gestión de proyectos exitosa, pero existen reconocidas capacidades comunes de los gerentes de proyectos exitosos.

    por: Norberto Figuerolal Negocios> Dirección De Proyectosl 01/11/2011 lVistas: 307
    Norberto Figuerola

    Se suele decir que un project manager tiene una milla de ancho y una pulgada de profundidad, saben algo acerca de todo, pero no mucho acerca de algo. Es frecuente encontrar muchos ejemplos de fracasos de proyectos en la vida real lo cual afecta nuestra reputación. Existe un gap muy importante entre lo que los aspirantes a esta profesión pueden capturar como conocimiento en los cursos a lo que en la práctica implica llevar adelante la gestión de un proyecto.

    por: Norberto Figuerolal Negocios> Dirección De Proyectosl 29/10/2011 lVistas: 178
    Norberto Figuerola

    Sepa realmente cuales son los procesos claves y relevantes que deberá tener en cuenta cuando usted gestiona un proyecto.

    por: Norberto Figuerolal Negocios> Dirección De Proyectosl 14/08/2010 lVistas: 1,392
    Norberto Figuerola

    A diferencia de la venta de productos, el mundo de los servicios profesionales es "intangible", está constituído por una relación entre el profesional y el cliente o usuario del momento en que presta su servicio. En este caso la satisfacción del cliente es condición necesaria para la continuidad de dicha relación. Un cliente insatisfecho puede cortar su vínculo con el profesional o hacer que este se debilite, decaiga y termine.

    por: Norberto Figuerolal Autoayuda> Coachingl 10/08/2010 lVistas: 215
    Norberto Figuerola

    Como Gerente de Proyecto se espera que usted encare un gran número de desafíos, problemas y decisiones que deberá enfrentar por el solo hecho de asumir la responsabilidad del manejo de un proyecto. En este artículo describiré los desafíos más importantes que cualquier PM deberá resolver tanto al aplicar la disciplina de Administración de Proyectos como aquellos desafíos propios del Rol que se cumple como PM.

    por: Norberto Figuerolal Negocios> Dirección De Proyectosl 10/08/2010 lVistas: 2,581
    Box del Autor
    Categorías
    Quantcast