Los Hijos ¿un Reflejo De Los Padres?

Posteado: 25/04/2011 |Comentarios: 0 | Vistas: 430 |

LOS HIJOS ¿UN REFLEJO DE LOS PADRES?

Una de las tareas más complejas a las que se enfrentan los padres es la educación de los hijos. Se trata de algo nuevo, distinto a todo lo conocido, una labor para la que no han recibido formación y que nada tiene que ver con haber sido hijos. Este último punto es muy importante, ya que son muchos los padres que de manera "natural" trazan, para la educación de sus hijos, un camino conocido por ellos, es decir, les imponen las mismas acciones que ellos mismos han llevado a cabo en su educación o, por el contrario, evitan para sus hijos las situaciones que ellos mismos sienten haber vivido de manera dramática o impositiva.

El exceso de cariño con los hijos puede ser la manifestación de una reviviscencia y una reproducción del propio narcisismo de los padres, abandonado mucho tiempo atrás. Esta situación tan común, y tan poco beneficiosa, puede provocar en el futuro hombre trastornos que le impidan llevar a cabo, de forma independiente, su vida.

La hiperestimación que se escenifica en la relación filial, donde se atribuyen al niño todas las perfecciones (atribución, en muchos casos, muy alejada de la realidad) hace a los padres ciegos ante los defectos que el niño tiene. Defectos que no son ni malos ni buenos, son cualidades del desarrollo del cachorro humano que ha de transformarse en un hombre o en una mujer, semejante pero diferente a todos los otros hombres y mujeres.

También existe la tendencia, en algunos padres, de negar u obviar para el niño todas las conquistas culturales, atribuyéndose ellos, como progenitores, los logros que los pequeños van adquiriendo en la realidad. Escuchamos frases como: Mi niño es el más listoMi hijo es el que mejor juegaMi pequeño lo hace todo bien. El "mi" que se repite insistente no es otra cosa que una clara manifestación narcisista, donde "yo" es lo más significativo de los logros del hijo. Es decir, el niño es como una prolongación de los padres donde se satisfacen aquellas aspiraciones de la infancia. De esta manera, en muchos casos, hallamos en los defectos de los hijos un fracaso de los padres, fracaso sentido como una gran decepción por los mismos. Esta situación nubla la mirada de los padres, debido a la herida narcisista que se genera. En estos casos, puede ocurrir que el progenitor o los progenitores se alejen de la educación de los hijos, haciendo responsables a los educadores, a los amigos, a otras personas en general, excluyéndose radicalmente de toda responsabilidad, ya que, si se responsabilizan, pueden ver en los errores de sus hijos, sus propios errores, sus propios defectos, es decir, destellos de su propia imperfección, característica innata de los seres humanos, es decir, su cualidad de mortales.

Se atribuye, en todos los casos, a los niños una vida más fácil que a los padres, cosa que es sencilla de observar desde el conocimiento y desarrollo adulto. Tienen herramientas de las cuales nada sabe el infantil sujeto y, por tanto, al no tener acceso a dicho conocimiento y desarrollo, no puede ser puesto en acto. Es decir, ser un adulto tiene sus complejidades pero también, un adulto tiene habilidades que los niños desconocen a la hora de abordar su vida.

A pesar de la ausencia de preocupaciones, tales como la enfermedad, la muerte, la renuncia, el placer y la limitación de la propia voluntad por las leyes de la naturaleza o por la sociedad misma, el niño no vive ajeno a dichas complejidades, son muchas las situaciones que se le presentan como nuevas y que tiene que aprender a manejar.

A la nueva realidad que se le impone constantemente al niño, tanto exterior como interiormente, le añadimos la imposición de los progenitores de realizar los deseos incumplidos por ellos mismos, por ejemplo, la exigencia de que se convierta en un gran hombre, en el héroe que el padre no llegó a ser o, en el caso de la mujer, de conseguir un hombre para su vida que se asemeje a un príncipe (deseos ambos, de todo hombre y toda mujer). Lo único que se persigue con tal actitud de los padres es la de ser, de alguna manera, inmortales en los logros de sus hijos, pero ¿hasta qué punto esta situación con los hijos no es sino una actitud egoísta? Egoísmo donde lo importante no es permitir y transmitir una educación a los hijos que les haga independientes y posibilite su desarrollo más allá de la existencia de sus padres, sino una actitud narcisista que incremente la falsa estimación del yo de los padres, negando así su propia mortalidad y haciéndoles creer a sus hijos que ellos son perfectos, creencia que, claramente, perjudica la evolución y desarrollo del niño que, tarde o temprano, habrá de relacionarse con una sociedad restrictiva, civilizadora.

El amor de los padres, en ocasiones tan conmovedor pero tan infantil, en el fondo, no es sino una resurrección del narcisismo de los padres, que se pone de manifiesto, de forma egoísta, en el amor puesto sobre los hijos.

Una vez que el niño nace, la función de los padres es procurarle alimentos y cuidados, los necesarios para su crecimiento, lo cual implica una educación a su medida, no a la media de los progenitores. Una vez satisfechas las necesidades básicas de los hijos, han de ser entregados al mundo, para que hagan su propio camino.

 

Hacer una pregunta

Pregunta
200 Caracteres que restan
Puntear artículo
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 0 voto(s)
    Comentar
    Imprimir
    Re-Publicar
    Fuente del Artículo: http://www.articuloz.com/psicoanalisis-articulos/los-hijos-un-reflejo-de-los-padres-4668175.html

    Agregue un nuevo comentario

    ORIENTARTE

    ¿Hay algo que saber sobre sexualidad? Algunas respuestas posibles para padres, profesores, educadores y psicólogos.

    por: ORIENTARTEl Psicología> Psicoanalisisl 31/08/2011 lVistas: 116
    Lic.Romina Giuliante

    Ya hace mas de 100 años Freud decía que El Malestar es inherente a la condición humana, somos demasiado humanos para ser felices sin momentos de infelicidad. ¿Por qué no alcanza?

    por: Lic.Romina Giuliantel Psicología> Psicoanalisisl 18/09/2014 lVistas: 12
    Lic.Romina Giuliante

    Muchas personas llegan a un consultorio psicológico y si bien, a lo mejor, no consultan directamente por no saber o no poder "elegir", en algún momento comienzan a darse cuenta que tienen grandes dificultades en sus elecciones, ya sea quejarse de que "eligieron mal" o paralizarse al no decidir que elegir.

    por: Lic.Romina Giuliantel Psicología> Psicoanalisisl 22/08/2014 lVistas: 17
    Lic.Romina Giuliante

    Cuando nacemos necesitamos de Otro, eso lo sabemos todos… necesitamos que alguien cuide de nosotros, nos dé de comer, bañe, duerma, etc. pero no alcanza solamente con eso. Un bebé no sólo se alimenta de leche, también se alimenta de símbolos. Palabras, mimos, miradas, caricias… el lenguaje transformará el organismo natural de ese pequeño en un cuerpo, este cuerpo ha perdido lo instintivo al ser tocado, nombrado, libidinizado por quienes se han ocupado de sus cuidados

    por: Lic.Romina Giuliantel Psicología> Psicoanalisisl 22/08/2014 lVistas: 15

    Sentir que hemos sido tratados con injusticia genera una serie de emociones importantes, como son la vergüenza, el enojo y la culpa. La herida de injusticia siempre sale a relucir en la relación de pareja

    por: Ana Giorganal Psicología> Psicoanalisisl 18/09/2013 lVistas: 61

    Los duelos no resueltos no permiten vivir en el hoy, en el ahora, tenemos que estar pendientes del proceso de duelo, nada sucede de la noche a la mañana, pero si después de un tiempo sigues atorado en un duelo con depresiones y ansiedad, es necesario buscar un especialista

    por: Ana Giorganal Psicología> Psicoanalisisl 12/09/2013 lVistas: 66

    La vida en pareja es una manera de vivir algunos componentes básicos y dependen de la cultura en la que nos desarrollamos. No solo el amor cuenta en la vida en pareja, y somos muy exigentes con el amor. No te pierdas este artículo para que puedas conocer estos componentes que cualquier persona requiere conocer.

    por: Ana Giorganal Psicología> Psicoanalisisl 04/09/2013 lVistas: 63

    El miedo persistente en una o varias situaciones, se convierte en fobia social, el individuo no es capaz de relacionarse abiertamente, teme la exposición en momento dado, a ese miedo que no puede controlar, sabiendo que es excesivo.

    por: Jogo400l Psicología> Psicoanalisisl 10/05/2013 lVistas: 64

    El Psicoanálisis es una práctica terapéutica fundada por el neurólogo vienés Sigmund Freud alrededor de 1896. A partir del psicoanálisis se han desarrollado posteriormente diversas escuelas de psicología profunda o de orientación dinámica y analítica. Asimismo, la teoría ha influido sobre muchos otros psicólogos y escuelas psicológicas y terapéuticas. El Psicoanálisis surgió a partir de una teoría propia elaborada por Sigmund Freud acerca de la histeria

    por: Pablol Psicología> Psicoanalisisl 07/05/2013 lVistas: 45

    Hablar de neurosis obsesiva es hablar de una de las estructuras psíquicas más complejas. Y una de las complejidades planteadas en dicha estructura son sus síntomas. Para el psicoanálisis, un síntoma es una manera de procesar un deseo intolerable para el sujeto. Un síntoma es una solución. Y esto no es mejor ni peor, es una manera, aunque también hay otras que producen resultados diferentes. En muchas ocasiones, los síntomas ayudan a los pacientes a llegar a la consulta de un psicoanalista, de u

    por: Magdalena Salamancal Psicología> Psicoanalisisl 26/10/2010 lVistas: 2,117
    Box del Autor
    Categorías
    Quantcast