La Aceptación De La Realidad

Posteado: 31/07/2010 |Comentarios: 0 | Vistas: 1,528 |

Parece mentira pero por momentos nos cuesta trabajo aceptar lo que a todas luces son hechos objetivos para cualquier persona. Nos peleamos con una situación o circunstancia porque no acabamos de aceptar que las cosas o las personas se conducen determinada manera, nos guste o no, queramos o no.  Tal vez, nos gustaría que las cosas fueran diferentes, que el o ella cambiaran para que yo sea muy,  muy feliz, o que no tenga tanto enojo, tanta rabia o quizá tanta desolación.

No me refiero a que no duela, no me refiero a que no cause estragos. La realidad es que en un inicio cuando tenemos una situación difícil o crítica, generalmente la negamos, sentimos que no está sucediendo y finalmente no queda de otra a apechugar lo que nos está pasando, lo que estamos viviendo.  La negamos por lo doloroso que puede ser en ese momento, y cuando contamos con mejores herramientas nos atrevemos a correr el velo y descubrir lo que ahí se encuentra.  Y entonces, frente al reconocimiento, berreamos, lloramos, andamos buscando un muro de lamentaciones. Quisiéramos encontrar un sólo culpable para propinarle toda nuestra furia, nuestro enojo, nuestra impotencia y desesperación.

Por lo menos en este momento hemos pasado de la negación a la ira y a la tristeza. Luego, pensamos que tal vez sí… dejaramos esto o hiciéramos lo otro las cosas cambiarían. Pero de nuevo nos damos cuenta que ni haciendo ni quitando, ni resurciendo, ni emendando las cosas cambian. Sino que por el contrario, las cosas son como son.

Una vez pasado todo el proceso, finalmente llegamos a la aceptación. Toda pérdida así se vive, un proceso doloroso a cuál más. Pero no hay remedio tenemos que transitarlo. Una relación que se termina, la pérdida de un trabajo, expectativas no cumplidos, sueños desmoronados, hijos que se van de casa, la pérdida de la salud.  También existen procesos de duelo que se llevan a cabo en situaciones para bien, como por ejemplo cuando nos cambiamos a una nueva ciudad, a una casa mejor.  Sentimos el júbilo por lo nuevo, pero también la tristeza por el cambio.  Por supuesto que existen intensidades en las pérdidas, no todo significa lo mismo en la vida.  Por supuesto que no es lo mismo perder una mascta muy a amada, que a un  ser querido.  No es lo mismo perder diez pesos que perder cien mil.

La intensidad de lo que queríamos que fuera y no es así, es una experiencia muy dolorosa porque representa toda nuestra implicación en el asunto, le echamos todas las ganas, aguantamos, asumimos y todo para qué, para que alguien o alga decida que ya no quiere, que ya no le importa el proyecto o que, mejor cada quién se quede con su vida.

La aceptación de las circunstancias es un proceso que nos lleva a vivir de una manera más realista, menos romántica y tal vez, más satisfactoria.  Aceptar las condiciones que vivimos buenas, malas o regulares, es la única posibilidad de poder cambiarlas.  El único cambio para tales fines es el interno, no hay más, nadie va a hacer nada para dar un viraje a nuestras vidas.

La aceptación tiene que ver que aunque yo quiera que el mundo cambie, las cosas son de determinada manera.  Es decir, yo quiero un matrimonio feliz y comprometido, y le pongo mi entusiasmo, mi entrega y mi solidaridad, pero sí el otro no quiere recibirla, no le interesa trabajar por la pareja, tiene otras prioridades. Entonces aún cuando yo lo desee intensamente no podrá ser. En este caso es que tengo una relación que no me satisface del todo, o acepto que así voy a vivir toda mi vida, o bien, decido cambiarla, terminarla.  De lo contrario, voy a seguir desgastándome en esa relación que no me da lo que yo quiero o necesito.

Igualmente pasa con la aceptación es dejar de cambiar a las personas y que cada uno se haga responsable de lo suyo y que tenga sus propias consecuencias positivas o negativas. Dejar de controlar, dejar de rescatar a los demás, dejar de creer o pensar que las cosas diferentes a lo que son nos mantiene muy ocupados de los demás, llámese, madre, padre, hijo, pareja, trabajo.

También por momentos no aceptamos que nosotros somos como somos. Por el contrario, nos regañamos, nos ofendemos, nos sentimos víctimas y nos maltratamos.  Al no aceptar nuestras situaciones, nuestras circunstancias, nuestros sentimientos, quiénes somos, cómo somos, generalmente estamos atrapados en una relación de exigencia con nosotros mismos y con los demás.

La aceptación significa que yo soy quien soy. Qué hago las cosas como ya las se hacer y además así me gustas. Qué tengo estas circunstancias de vida, este cuerpo, este momento y así es… Ahora lo importantes es cómo voy a ser para ser mejor, claro sí es que eso es lo que deseo…

La aceptación tiene que ver con situaciones como el clima, sí llueve cúbrete, sí hace frío tapate, sí hace calor ponte más cómodo.  Aligera tu carga porque aunque no quieras que llueva, seguirá, aunque no quieras tus situaciones las tienes. Aunque no quieras afrontar ciertos problemas tendrás que hacerlo.

Partamos de la aceptación y realidad de nuestras condiciones y de nuestra propia persona. Partamos que la aceptación nos permite dar un rumbo diferente a nuestra vida. Partamos de la aceptación a nosotros mismos y los demás. Partamos que cada persona es quiere ser como es, no como esperaríamos.

La aceptación nos permite darnos cuenta que la vida son ciclos, momentos, momentitos y grandes momentos. Aceptar que en la existen momentos de gloria pero también de penurias. De felicidad compartida y por momentos, de una gran soledad. Aceptar que perdimos, ganamos, estamos sanos o enfermos, que de pronto lloramos y otros días reímos a carcajadas. Que por momentos es necesario mostrarse humilde y otros no tanto. Que tocamos las debilidades y los miedos y también la fortaleza y los talentos.

En la aceptación se acepta la paz y la armonía como condiciones menos estresantes. La aceptación lleva a verme como un ser humano capaz de derrumbarme y volverme a levantar.

La aceptación significa que hoy estamos malhumorados, pero tal vez más adelante no. La aceptación requiere de ser más compasivos con nosotros mismos y con los demás. Menos exigentes, la aceptación es volver a tomar fuerzas para emprender de nuevo el camino hacia nuestros objetivos, hacia nuestros sueños, hacia la realización personal.

Después de todo sólo tenemos que aceptar que tenemos una sola vida, qué hacemos con ella es una elección. Cómo queremos vivirla es una responsabilidad. Y aceptar que yo soy el único que tiene que aceptar lo aceptable o inaceptable es una condición personal.

O aceptamos que somos seres individuales compartiendo este mundo con otros, a los que amamos, a los que no tanto, pero aceptar que lo único que puedo hacer es vivir mi vida como mejor pueda hacerlo?  Piénselo, tal vez, valga la pena intentarlo…

Aceptarnos a nosotros mismos es el primer paso, dejar de cambiar y controlar a los demás es el segundo y después que cada quien se ocupe de sus propias necesidades y deseos y si en el camino queremos compartirlas mucho mejor.

El proceso de aceptación es muy importante en la vida en pareja, sí te interesa conocerlo, visítanos y conoce tu circunstancia.

Cecreto es un centro dedicado a la calidad de vida emocional…

 

Hacer una pregunta

Pregunta
200 Caracteres que restan
Puntear artículo
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 0 voto(s)
    Comentar
    Imprimir
    Re-Publicar
    Fuente del Artículo: http://www.articuloz.com/psicoanalisis-articulos/la-aceptacion-de-la-realidad-2940575.html

    Agregue un nuevo comentario

    Resumen Soroa es un lugar bello ubicado en la Provincia de Pinar del Río, en la zona más occidental de Cuba. Dentro de sus prodigios naturales se encuentra el orquideario. Desde el 2000 un grupo de investigadores estudian las propiedades medicinales de las orquídeas. Aquí se elaboran cremas con esencias de 30 tipos de orquídeas que se aplican en zonas específicas del cuerpo. Se aplican a personas con cefalea migrañosa, depresiones, artrosis, autismo, dolencias crónicas con resultados favorables elevando la calidad de vida. Este producto natural y afrodisíaco actúa como vigorizante, energizante y rejuvenecedor.

    por: alejandrina peña remigiol Medicina> Pediatríal 28/09/2008 lVistas: 442
    samuel akinin

    historia del rey salomón y lo que ocurrió cuando mandó al exilio a un buen número de sus mujeres. Lo que sucedió con su llegada a América hace unos tres mil años.

    por: samuel akininl Literatural 07/10/2009 lVistas: 1,650

    Superar el desamor en pareja es un proceso difícil pero no imposible. Se requiere un tanto de autoestima, de amor propio y de un gran coraje para sanar. pero de que es posible, por supuesto que es posible.

    por: Ana Giorganal Psicología> Psicoanalisisl 12/06/2010 lVistas: 1,961 lComentarios: 2
    Lic.Romina Giuliante

    Ya hace mas de 100 años Freud decía que El Malestar es inherente a la condición humana, somos demasiado humanos para ser felices sin momentos de infelicidad. ¿Por qué no alcanza?

    por: Lic.Romina Giuliantel Psicología> Psicoanalisisl 18/09/2014 lVistas: 12
    Lic.Romina Giuliante

    Muchas personas llegan a un consultorio psicológico y si bien, a lo mejor, no consultan directamente por no saber o no poder "elegir", en algún momento comienzan a darse cuenta que tienen grandes dificultades en sus elecciones, ya sea quejarse de que "eligieron mal" o paralizarse al no decidir que elegir.

    por: Lic.Romina Giuliantel Psicología> Psicoanalisisl 22/08/2014 lVistas: 17
    Lic.Romina Giuliante

    Cuando nacemos necesitamos de Otro, eso lo sabemos todos… necesitamos que alguien cuide de nosotros, nos dé de comer, bañe, duerma, etc. pero no alcanza solamente con eso. Un bebé no sólo se alimenta de leche, también se alimenta de símbolos. Palabras, mimos, miradas, caricias… el lenguaje transformará el organismo natural de ese pequeño en un cuerpo, este cuerpo ha perdido lo instintivo al ser tocado, nombrado, libidinizado por quienes se han ocupado de sus cuidados

    por: Lic.Romina Giuliantel Psicología> Psicoanalisisl 22/08/2014 lVistas: 13

    Sentir que hemos sido tratados con injusticia genera una serie de emociones importantes, como son la vergüenza, el enojo y la culpa. La herida de injusticia siempre sale a relucir en la relación de pareja

    por: Ana Giorganal Psicología> Psicoanalisisl 18/09/2013 lVistas: 61

    Los duelos no resueltos no permiten vivir en el hoy, en el ahora, tenemos que estar pendientes del proceso de duelo, nada sucede de la noche a la mañana, pero si después de un tiempo sigues atorado en un duelo con depresiones y ansiedad, es necesario buscar un especialista

    por: Ana Giorganal Psicología> Psicoanalisisl 12/09/2013 lVistas: 65

    La vida en pareja es una manera de vivir algunos componentes básicos y dependen de la cultura en la que nos desarrollamos. No solo el amor cuenta en la vida en pareja, y somos muy exigentes con el amor. No te pierdas este artículo para que puedas conocer estos componentes que cualquier persona requiere conocer.

    por: Ana Giorganal Psicología> Psicoanalisisl 04/09/2013 lVistas: 63

    El miedo persistente en una o varias situaciones, se convierte en fobia social, el individuo no es capaz de relacionarse abiertamente, teme la exposición en momento dado, a ese miedo que no puede controlar, sabiendo que es excesivo.

    por: Jogo400l Psicología> Psicoanalisisl 10/05/2013 lVistas: 64

    El Psicoanálisis es una práctica terapéutica fundada por el neurólogo vienés Sigmund Freud alrededor de 1896. A partir del psicoanálisis se han desarrollado posteriormente diversas escuelas de psicología profunda o de orientación dinámica y analítica. Asimismo, la teoría ha influido sobre muchos otros psicólogos y escuelas psicológicas y terapéuticas. El Psicoanálisis surgió a partir de una teoría propia elaborada por Sigmund Freud acerca de la histeria

    por: Pablol Psicología> Psicoanalisisl 07/05/2013 lVistas: 45

    La adicción amorosa, la dependencia emocional y la codependencia parecen ser la tónica en las relacionas de parejas en la actualidad. Para sanar primero necesitamos saber que nos encontramos en ese lugar de la dependencia. En mi libro cómo vencer la dependencia emocional hablo sobre estos temas tan importantes para llevar relaciones sanas.

    por: Ana Giorganal Psicología> Psicoterapial 12/02/2014 lVistas: 29

    La gran mayoría de las personas sufre algún tipo de depresión frente a las rupturas, principalmente con las parejas. Se requiere de un proceso de duelo y de un diagnóstico y tratamiento adecuado para poder poner fin a este padecimiento que desgasta profundamente la personalidad, la vida social, familiar y laboral

    por: Ana Giorganal Psicología> Psicoterapial 09/12/2013 lVistas: 35

    Sentir que hemos sido tratados con injusticia genera una serie de emociones importantes, como son la vergüenza, el enojo y la culpa. La herida de injusticia siempre sale a relucir en la relación de pareja

    por: Ana Giorganal Psicología> Psicoanalisisl 18/09/2013 lVistas: 61

    Los duelos no resueltos no permiten vivir en el hoy, en el ahora, tenemos que estar pendientes del proceso de duelo, nada sucede de la noche a la mañana, pero si después de un tiempo sigues atorado en un duelo con depresiones y ansiedad, es necesario buscar un especialista

    por: Ana Giorganal Psicología> Psicoanalisisl 12/09/2013 lVistas: 65

    La gran mayoría de las personas considera que el divorcio es una situación que acabará con sus problemas. La realidad es que con el divorcio se presentan otras situaciones que se tienen que resolver para ambos integrantes de la pareja, no es una cuestión sencilla y lleva un proceso psicológico que tenemos que afrontar tarde que temprano: economía, hijos, lugar donde vivir, espacios compartidos, etcétera.

    por: Ana Giorganal Relaciones Humanas> Divorciol 04/09/2013 lVistas: 38

    La inteligencia emocional es un componente básico para cualquier tipo de relaciones, estamos expuestos a nuestras emociones la gran mayoría del tiempo, por tanto es importante, poder tener un autocontrol sobre ellas. Con ello, quiero significar que somos seres emocionales y en las relaciones de pareja con mayor razón.

    por: Ana Giorganal Relaciones Humanas> Matriomoniol 04/09/2013 lVistas: 19

    La vida en pareja es una manera de vivir algunos componentes básicos y dependen de la cultura en la que nos desarrollamos. No solo el amor cuenta en la vida en pareja, y somos muy exigentes con el amor. No te pierdas este artículo para que puedas conocer estos componentes que cualquier persona requiere conocer.

    por: Ana Giorganal Psicología> Psicoanalisisl 04/09/2013 lVistas: 63

    Las relaciones tóxicas son aquellas que están en relación directa con la destructividad de la pareja, de la familia o de cualquier relación ya sea amorosa, en el trabajo, en la sociedad. Las personas tóxicas son depredadoras de la afectividad y no están orientadas a solucionar conflcitos, por el contrario, arman todo el tiempo conflictos por situaciones por momentos sin importancia.

    por: Ana Giorganal Psicología> Psicoterapial 20/05/2012 lVistas: 540
    Box del Autor
    Categorías
    Quantcast