Gobernabilidad Y Sociedad

Posteado: 17/02/2012 |Comentarios: 0 | Vistas: 261 |

GOBERNABILIDAD, LEGITIMIDAD Y SOCIEDAD

Fernando Alberto Bravo Bonilla*

En la intención de analizar algunos aspectos que afectan la democracia colombiana, queremos  manifestar en un ensayo las inquietudes investigativas del docente articulándolas al curso específico de Administración Pública. Hemos optado por proponer la exploración de dos aspectos relacionados entre si y que influyen notoriamente en  las condiciones económicas y sociales de la población pero que suelen tomarse como exclusividad de campos ajenos al de la administración o de la misma economía tradicional, desconociendo la necesidad actual de una ciencia integrada e integradora como fuente de soluciones a los múltiples problemas de la humanidad. Ellos son gobernabilidad y legitimidad. Creemos que profundizar en dicha temática brinda un gran espacio de investigación y exposición de soluciones posibles a conflictos y disfunciones que afectan la población colombiana y a la de una gran parte del mundo.

En primer lugar, no es posible desconocer que Colombia, como la mayoría de antiguos componentes coloniales, enfrenta un primer periodo de independencia en donde los mayores esfuerzos se concentran, por muchos años en la estructuración de un sistema político que satisfaga a muchos sectores interesados, relegando la búsqueda del bienestar social y el crecimiento económicos a un segundo plano. Es muy diciente que todavía en 1973 más del 70% de los hogares colombianos viviesen en condiciones de pobreza y en 2005 todavía el 20% padecieran de tal circunstancia (Cárdenas, 2007:400). [1]

Este esfuerzo en la consolidación de un poder político ha dejado la solución de los problemas económicos a un sector privado que solamente muestra niveles de tamaño y actividad interesantes hasta mediados del siglo XX. Hoy, el problema de gobernabilidad y estabilidad política sigue estando presente y se deben seguir buscando fórmulas de solución, pues los conflictos políticos obstaculizan la posibilidad del crecimiento económico.

Por gobernabilidad entendemos la conducción de la sociedad más allá de procesos rutinarios y esquemas preestablecidos implicando además de la racionalidad técnica, la legalidad institucional y la armonía jurídica, todo con el fin de lograr un sistema social que disfrute en paz de un continuo proceso de bienestar.

En el plano de la realidad objetiva, la gobernabilidad es un proceso complejo orientado a la construcción de instituciones y al fortalecimiento de las mismas para estimular la producción de los satisfactores económicos, la estabilización de los conflictos, la formalización de expectativas y la aplicación de políticas públicas que tienden a la disminución de la desigualdad social y; a garantizar las condiciones para que las instituciones privadas y públicas alcancen un desarrollo sostenible.

La gobernabilidad, sobre todo la democrática, se fortalece en tanto el Estado y la sociedad se comprometan en el trabajo de lograr condiciones y procesos orientados a construir los acuerdos institucionales que coadyuven a desarrollar las fuerzas productivas y  el adecuado funcionamiento de las estructuras políticas.

Entendemos que gran parte de la gobernabilidad descansa en unas políticas de desarrollo entendidas más allá de un proceso cronológico, constituyendo, en cambio, un conjunto de etapas que reflejan el impacto y el alcance de nuevas condiciones de vida que relacionan la cultura emprendedora, el crecimiento productivo y el mejoramiento cualitativo de las personas, los grupos y las organizaciones activas de la comunidad civil y política. Sin el desarrollo efectivo de las políticas, se trunca la gobernabilidad democrática hasta fermentar los problemas que reproducen la desigualdad  social, económica y política que limitan la consistencia de las instituciones públicas y privadas e impiden que la sociedad y el Estado puedan tener relaciones efectivas de productividad, desarrollo y estabilidad.

Apartándonos un tanto de la estricta legitimidad jurídica, por ser un tema que requiere unas competencias bastante específicas y examinando la legitimidad desde la perspectiva política, ligada al ejercicio del poder, encontramos que según el concepto de algunos pensadores a lo largo de la historia (Hobbes, locke, Rosseau y Maquiavelo básicamente), dicha legitimidad no necesariamente se inscribe en los llamados sistemas democráticos y tampoco implican alta afinidad entre las partes involucradas. Así mismo, el examen de dicha legitimidad puede hacerse o bien, desde la perspectiva de quien obedece pero que aspira a que un gobierno cumpla sus demandas o, desde la que posee quien manda y que se muestra eficiente y cumplidor de aquello que le es solicitado. El logro de la legitimidad se evidenciará cuando llegue la justificación al status quo en donde el mandatario es claro en sus deseos y medios y ello es aceptado por los ciudadanos. Dicha legitimidad no es permanente pues cualquier cuestionamiento argumentado al sistema, en cierta forma merma la legitimidad del mismo.

La legitimidad política implica un compromiso entre partes, permanentemente  examina los mecanismos de mando y obediencia  y expresa correspondencia entre los valores planteados y la forma en que se conduce la sociedad. De esta forma crece y se desarrolla. Si, por el contrario se produce un divorcio entre la idea que la sociedad reconoce como la deseable para su sistema de poder, y el sistema vigente, la legitimidad inicia su deterioro hacia el ámbito de lo ilegítimo.

Tratando de aterrizar las anteriores ideas en un contexto específico, es casi inevitable el preguntarse en qué medida un gobierno como el colombiano se enfrenta a las variables analizadas. En este caso, tomando el término gobierno en el sentido más amplio posible, es preciso que funcione en el ámbito  de una gobernabilidad entendida como la de un estado social armónico y desarrollista en donde sociedad civil y estructuras gubernamentales convivan sistémicamente, ayudándose y retroalimentándose para generar un poder legal suficiente que valide y legitime sin asomo de dudas las estructuras gubernamentales. Esto lleva, a que en el ejercicio del poder dichas estructuras plasmen su acción en normas y acciones que sean absolutamente legítimas para el total de un conglomerado ciudadano que sienta la acción de gobernar como cercana a sus intereses y necesidades de bienestar.

Una de las inquietudes, casi primigenias de la humanidad ha sido el soñar, pronosticar o aventurar sobre el devenir de su especie. Entre muchas posturas recientes, encontramos algunas bastante divergentes. Para citar solamente dos casos, Graham Molitor (2000) es bastante objetivo en cuanto a mirar la especie humana y la civilización de manera global, casi neutralmente  sin detenerse en aspectos o problemas individuales de raza, estrato, nacionalidad o religión y pronosticando un desarrollo humano fundamentado en un enorme avance científico en un ejercicio histórico-futurista que inicia su recorrido en los albores de la civilización y en la comprensión humana de producir para sobrevivir y termina en lo que el llama la era espacial (año 3000), aunque no es taxativo en afirmar que para aquella época la necesidad de producir haya cesado así como tampoco aventura el pronosticar que sistema político económico será el necesario o  imperante. Habla de posibles circunstancias científico-sociales pero no específicamente de cuál será su manejo o bajo que institución funcionarán. Por otro lado, Riccardo Pretella (2002) si se ocupa más de aspectos singulares que podrían signar el futuro de la especie humana, de las otras especies y del planeta que habitan. Se puede advertir en sus palabras una preocupación por el hecho de que avances en el conocimiento humano  y la posibilidad de su aprovechamiento por algunos de sus segmentos, no garantizan el disfrute universal de los avances y, por el contrario, lo que sucede es un agrandamiento de las brechas en todas las variables hasta hoy utilizadas para medir el bienestar social.

Aclarando que es muy posible una errada interpretación, parecería que en el entender del profesor Molitor la información, la ciencia y la educación seguirán siendo los motores del desarrollo humano pero que serán comunitarios y no exclusivos de élites, países o individuos que los utilicen como medio de acumulación de riqueza.

A nuestro entender, los cambios tecnológicos, las posibilidades científicas y la globalización en todas las áreas son viables pero no creemos que ellas, por sí mismas, vayan a solucionar los problemas sociales. Miremos específicamente el proceso de la globalización de la economía de capitalista de mercado y observemos que no ha coincidido con la disminución de las desigualdades socioeconómicas y políticas entre países e internamente en cada sociedad. Todo lo contrario, durante los últimos veinte años,  cuando ha sido mayor la aceleración del proceso de globalización, las desigualdades han aumentado de manera considerable.

Ahora bien, en palabras del mismo Molitor, en menos de 25 años  la población mundial estará compuesta por ocho mil millones de personas y los problemas no serán garantizar la integración y adaptación competitiva de las economías locales exitosas en el mercado mundial, sino  saber por cuáles medios, estas ocho mil millones de personas podrán ser individuos y ciudadanos, dignos de llamarse seres humanos. En otras palabras, el problema real es sobre qué bases y con cuáles instrumentos se puede construir la vida en común de ocho mil millones distribuyendo la riqueza comunitaria del mundo empezando desde  hoy con una legítima y acertada organización social liderada por un gobierno eficiente.

Bogotá D.C. Actualizado Abril de 2011


BIBLIOGRAFÍA

Bobbio, Norberto. Legitimidad. Diccionario de política.

Bravo, Fernando A.  2007.  "Poder, legitimidad, autoridad, gobernabilidad y gobierno" Documento de trabajo. Universidad Santo Tomás. Bogotá.

Cárdenas S. Mauricio. 2007.  "Introducción a la Economía Colombiana". Alfaomega. Bogotá.

Molitor, Graham. 2000. "Los "cinco grandes" motores del crecimiento económico"[1] Conferencia dictada en el Seminario Internacional "Los nuevos desafíos y prácticas de la gerencia para el tercer milenio", Bogotá,  Centro de Desarrollo Empresarial de Compensar,"

Pretella, Ricardo. 2002. "A favor de otra globalización". Documento de trabajo. Universidad De La Salle. Bogotá.

Uvalle, B. Ricardo. 2003. "El fortalecimiento de la gobernabilidad democrática". Conferencia en VIII congreso sobre reforma del Estado. Panamá.

http://franja.ucr.org.ar/images/archivos/legitimidad.pdf#search="legitimidad"

[1] Se debe aclarar que hacia 1995 "la quinta parte de la población que vivía en   los países más ricos  representa el 86% del producto interno bruto mundial, mientras la quinta parte más pobre posee apenas el 1%. Asimismo los países más ricos participan con el 86% del consumo mundial, en tanto que la quinta parte más pobre accede apenas al 1.4%". (Molitor, graham. 2000)

Puntear artículo
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 0 voto(s)
    Comentar
    Imprimir
    Re-Publicar
    Fuente del Artículo: http://www.articuloz.com/politica-articulos/gobernabilidad-y-sociedad-5670778.html

    Agregue un nuevo comentario

    Proceso de Paz histórico, justicia transicional para Liliana Hernandez Montes: donde están el medico Alvaro Ordóñez y su conductor Oswaldo Redondo?

    por: oscarl Noticias & Sociedad> Polítical 22/05/2016

    El Proyecto Iniciativa México es sin duda un gran esfuerzo por cambiar este país, yo sólo le pediría a los medios, que difundieran el actuar de los políticos, que como en nuestro caso, limitaron la consecución de un objetivo loable y en beneficio de la población. Ojala Iniciativa México, sirviera para evidenciar y apoyar proyectos como lo hacen y para presionar a los Gobiernos para que apoyen a los proyectos que no lograron participar.

    por: Juan Michelena ventas blipparl Noticias & Sociedad> Polítical 07/03/2016

    La seguridad en nuestro país cada día es más endeble, y las razones por las cuales nuestro México se ha convertido en uno de los países más peligrosos del mundo son muchas, sin embargo, considero que habría que identificarlas para poder ir estableciendo soluciones. Como dije, para resolver un problema, lo primero que hay que hacer, es reconocer su existencia, identificar su origen, y entonces mediante una "lluvia de ideas", buscar las mejores opciones para trabajar en la solución.

    por: Juan Michelena ventas blipparl Noticias & Sociedad> Polítical 07/03/2016
    NotiExpressColor

    Se han convertido en la voz de su padre, amordazado por un régimen, el venezolano, que lo teme e intenta por la vía judicial neutralizarle políticamente. Antonietta y Oriette Ledezma estuvieron en Madrid para recibir el premio Libertad Cortes de Cádiz. Por la mañana se habían reunido con Manuela Carmena, encuentro tras el que las entrevistó ABC.

    por: NotiExpressColorl Noticias & Sociedad> Polítical 28/02/2016
    john gutierrez peñaloza

    EL ARTICULO HABLA SOBRE LAS POSIBILIDADES REALES DEL CANDITATO REPUBLICANO DE GANAR LAS ELECCIONES INTERNAS DEL PARTIDO REPUBLICANO Y SI ESTO PASARA TAMBIEN HABLA DE LAS POSIBILIDADES QUE TENDRIA DE GANAR LA PRESIDENCIA DE LOS ESTADOS UNIDOS.

    por: john gutierrez peñalozal Noticias & Sociedad> Polítical 20/02/2016
    john gutierrez peñaloza

    EL articulo habla sobre como es el modelo de autonomía actualmente en Bolivia, mencionando una clara falla al proceso autonómico, partiendo de la constitucion politica del estado, mostrando que el gobierno introdujo a la mente de los bolivianos un modelo equivocado de autonomías.

    por: john gutierrez peñalozal Noticias & Sociedad> Polítical 19/02/2016
    Nelson Gallardo Ferrada

    NINGUN ESTADO ESTARA DISPUESTO A SENTARSE EN UNA MESA NEGOCIADORA CON OTRO O MAS ESTADOS, A SABIENDAS QUE EN LA CORTE DE LA HAYA Y/O OTROS ORGANISMOS, LOS ESTADOS PODRAN ARGUMENTAR QUE EL SOLO HECHO DE HABER EXISTIDO LA INTENCION DE UN ESTADO DE SENTARSE A NEGOCIAR ALGO CON OTRO ESTADO, ES BASE SUFICIENTE PARA JUDICIALIZAR EL TEMA Y LLEVARLO ANTE UNA CORTE, LA CUAL LO OBLIGARA A NEGOCIAR

    por: Nelson Gallardo Ferradal Noticias & Sociedad> Polítical 08/05/2015 lVistas: 27
    Andres Leiva Mansilla

    En la política guatemalteca existe excesiva corrupción e impunidad, pocos controles, poca o nula aplicación de la ley ante estas figuras. En este articulo me centro en una agrupación política en especifico para realizar un análisis sobre el futuro que puede esperarle a Guatemala si llegasen a gobernar el país.

    por: Andres Leiva Mansillal Noticias & Sociedad> Polítical 06/05/2015 lVistas: 58
    Box del Autor
    Categorías
    Quantcast