Poemas De Amor, Dolor Y Esperanza

Posteado: 14/07/2011 |Comentarios: 0 | Vistas: 138 |

VESTIDA DE LLUVIA

Savia de nuestras estaciones

tierra magra, abierta y lacerada.

Deforestación, anegamiento de tus candiles tristes,

derrumbe y hecatombe de tu epicentro.

Como una lapida marcamos la memoria, pastoreando la voluntad del olvido.

Te hemos talado, rompiendo la virginidad de tus bosques.

Como fiera herida ruges, extiendes tu grito de angustia

dejando tras de ti un vestigio de arboles caídos,

ramas y animales muertos.

 

Tierra, bella, salvaje en el fuero de tus selvas.

Dispersados dentro del sueño futuro hilando la amargura.

Indómita y voraz, te hemos afrentado

con las huellas de la sierra; como depredadores,

como bárbaros salvajes violentamos el territorio del silencio

y desviamos tus cauces de años ancestrales forjados

en tu sabia decisión para la conservación y vida de todas tus especies.

Señales en el cielo, en la noche del mismo sueño;

Sagaces, creyéndonos más sabios irrumpimos

transgrediendo territorios indígenas,

cuna de la sabiduría eterna.

 

Vestida de lluvia todo tu cuerpo refleja la crudeza del invierno

Burladores del pasado y del presente marcamos el futuro del cataclismo

en los rostros de nuestros hijos.

Lianas y hojas, profunda, estallidos y garras exaltada en el horizonte versátil

que destruye tu belleza cuando el hombre irrumpe.

Somos la perpetuidad del ocaso, la bifurcación del desprecio,

la constelación de la muerte que gravita en cada rincón del universo.

Basura, destrucción...

Usurpación del liquen y de la oruga, del delfín rosado, de la débil mariposa.

Erigidos como dioses catapultamos la primavera,

encadenamos el verano.

 

Matorral ardiente, todo en ti misma es equilibrio,

es un renacer glorioso en la estrella que asalta la mañana

y se teje de luna en el tesoro de tus entrañas.

Eres la vigía eterna de un renacer que se derrumba

como una flama de muerte sobre tu piel explotada

sobre la vertiente de la huella que el hombre ha delimitado

con su crueldad y desprecio.

MUERTE

 

Hilo invisible, delgado y fugaz,

Donde crepita como leña herida la vida.

Un abismal sendero nos separa, nos aleja

De aquella vágatela de sueños y utopías

Cuando ese delgado hilo se rompe y en segundos

La muerte acecha.

 

Limite insondable, profundo y eterno,

No presentido siquiera…

Augurio que nadie teje,

Madeja de luz tendida en el horizonte de la tierra,

Despertar, soñar y morir.

Cerca del mundo, de la nada, de la oscuridad total.

 

Firmamento de la conciencia que anuda

dejando tras de si una larga red de dolor.

Recodos, laberintos, paradigmas y misterios

que como telarañas rondan en sus lentos

y densos jardines de locura y desvarío.

 

La muerte ronda con su tic-tac imparable

Lento y constante, péndulo sin fin que pende

sobre nuestras vidas haciendo endeble el carruaje del destino.

Hilo delgado, invisible y efímero que se rompe

ante los ojos incrédulos en un sordo estertor

que arrebata los mas encumbrados o sencillos sueños.

 

Silencio impaciente, horas dilatadas,

embriaguez de los sentidos, amargura del amanecer.

Entrecortado por los susurros el feretro se dibuja siniestro

sobre la alfombra roja.

Vista velada, crepusculo sin presagio

caminos que se vifurcan para nunca mas volver.

Hilo que cruje cuando al final se desdibuja la noche

UNA LEYENDA VIAJA POR MI PIEL

 

Incapaz de compartir mí silencio,

multiplicando y exhalando mis angustias,

devorando palmo a palmo la realidad que me circunda;

buscando el ultimo testigo, la ultima quimera,

solo de soledad me encuentro...

Solo ante la eternidad,

nada que ampare mi escritura

que me hable del tiempo venidero.

 

Montaña y valle de miserias invisibles,

como el desamparo propio de la tierra,

como la vergüenza del viajero,

como la inundación del océano

o la muerte final...

Una leyenda viaja por mi piel

haciendo estragos.

Pensando, dilucidando

y sin poder contener la hecatombe,

la circunnavegación del pensamiento.

me sumerjo en el río de la noche,

contemplo las estrellas y sueño.

 

Como una ola, quizás como un cometa

mis manos se deslizan paulatinamente

a través del tiempo.

Devoro la eternidad del viento y escucho uno a uno

los sonidos del silencio;

los deseo compartir, hablarle al hombre de la guerra,

de la barbarie, de su crueldad.

Mutismo, esa es la realidad que no logro comprender;

muros altos, elevados, gigantes se erigen ante mi.

¿Otro idioma?

Es la barbarie, la crueldad que se ampara en el silencio.

Del cielo descienden los morteros, las bombas;

el grito de muerte acecha, se expande.

Mutilación quimérica que nos invade cuando en la calle

se escucha el ultimo lamento.

 

EXPECTANTE

 

Basta un solo grito del ayer que nunca miente,

en la roca del viento, testimonio mío.

Inefable, traslucida es la esencia,

la melodía de tu voz, tu sonrisa.

Entre todas las cosas, el girasol, la estepa

tendida sobre tus labios

haciendo eco en la memoria.

Tormenta y rayo, ventana de fuego,

coalición profunda.

 

Elegía de mi resguardo, de tu voz débil;

huracán que se acrecienta subterráneo,

humanidad que chasquea sobre el verano de tu piel.

Te amo, es un eco sordo,

una estampida de besos,

es lanzar dardos al viento,

dejar que la vegetación de tus poros me invada;

ramillete que se pierde

cansado y herido en la altivez de tus senos.

 

Ángel contenido, corazón de hielo,

iceberg que navega solitario en el ancho mar...

desnuda te vez incitante, desnuda te ves indefensa;

quiero ser lobo, reptar sobre tus poros,

marcar una senda con mis dedos,

para encontrarte, para saberte mía.

 

Turbión que regresa en la entrega solitaria del deseo…

El imperio del grito acecha cuando tus labios se abren

y con mis besos te lleno.

Aturdido, expectante se ensancha en viento

anclado como un viejo velero sobre tu cuerpo.

 

Quiero romper el grito, desatar el turbión,

dejar que el hilo del agua, el eco palpitante,

todo se expanda, ahora como ayer,

ahora como nunca,

tu y yo ante el ayer que nunca miente.

 

PUNTO DE QUIEBRA

 

Todo llega al final, punto de quiebra,

voraz aullido de expiración, letanía que se ahoga,

se distiende, se expande, propaga, arremete y apunta....

como una lanza volatiza el pensamiento,

derrumba sueños y termina en la agonía de un futuro incierto.

 

Alas rotas, incienso quemado,

cofradía de secretos que añaden aislamiento y hastió.

En la cúspide de la noche la voz se ahoga,

Llegan las preguntas, las dilaciones, aquel dolor

Que oprime el pecho, que asfixia,

Que hace inexistente la vida y el amor.

Caminos cruzados, polvorín de un desierto

Que dilata el pensamiento,

Que supura como un estigma de fuego y cielo.

 

Todo llega al final...recuerdos, quimeras,

Paisaje que se difumina en la horrenda soledad

Que arremete, que ataca, que sumerge

Fuego de greda, altar de luz,

paisaje de luna que me ilumina.

Tus ojos son el reflejo de la noche,

oscuridad que se acrecienta.

 

Basta un solo grito del ayer que nunca miente,

en la roca del viento, testimonio mío.

Inefable, traslucida es la esencia,

la melodía de tu voz, tu sonrisa.

Entre todas las cosas, el girasol, la estepa

tendida sobre tus labios

haciendo eco en la memoria.

 

Tormenta y rayo, ventana de fuego,

unión profunda.

Elegía de mi resguardo, de tu voz débil;

huracán que se acrecienta subterráneo,

humanidad que crepita sobre el verano de tu piel.

Te amo, es un solo eco sordo,

una estampida de besos,

es lanzar dardos al viento,

dejar la vegetación de tus poros me invada;

ramillete que se pierde

cansado y herido en la altivez de tus senos.

 

Ángel contenido, corazón de hielo,

iceberg que navega solitario en el ancho mar...

desnuda te vez incitante, desnuda te ves indefensa;

quiero ser lobo, reptar sobre tus poros,

marcar una senda con mis dedos,

para encontrarte, para saberte mía.

 

Turbión que regresa en la entrega solitario del deseo..

E imperio del grito acecha cuando tus labios se abren

y con mis besos te lleno.

Aturdido, expectante se ensancha en viento,

anclado como un viejo velero sobre tu cuerpo.

Quiero romper el grito, desatar el turbión,

dejar que el hilo del agua, el eco palpitante,

todo se expanda, ahora como ayer,

ahora como nunca,

tu y yo ante el ayer que nunca miente

encontrando la calma total, el éxtasis...

 

en aquel eterno olvido que seremos:

El recuerdo.

DESCANSO ETERNO

 

La sangre revierte la esencia de la vida,

vuelve a nacer en un grito de soledad,

se desborda y desmorona como una corona de espinas;

agitando el turbión de la desdicha la sangre hierve,

hace estela de fuego en tu piel.

 

Como una estampida de búfalos cabalgas tras un sueño,

libertad que se anuda en tu garganta

y muere en el festival sangriento llamado vida,

El sendero se bifurca, se abre, se ensanche, se cierra,

como un torbellino se cierne la noche sobre ti y sin un norte fijo

vas a la deriva marcado huellas de soledad y olvido.

 

Vituperio o verdad: Estas condenada a morir en el exilio

de una tierra que se anega de desprecio

ante la mano oscura de la muerte que carcome las ultimas esperanzas,

los últimos vestigios de un ayer que nunca fue tuyo

y de un presente del cual solo conoces la palabra "incierto".

 

La sangre vierte la esencia, desborda y rompe el equilibrio,

una esencia sin sentido, ya que condenadas estuviste desde

el vientre de aquella que maldijo tu nacimiento;

un augurio de desprecio que hoy cruje en tu piel frente a la mazmorra de la vida.

La sangre vierte, revierta, crucifica, ancla, desborda

y muere frente al cadalso de la noche que con su manto

extiende sus alas y te cubre de miseria.

 

La muerte acecha, quizás es la salida, la opción,

el punto de quiebra donde se deslinda

tu presente del pasado y sin saber abres las puertas de una nueva opción:

para reír, para llorar o para morir...

la sangre vuelve a dejar su estela mientras que tu solitaria,

como un desierto de alelíes buscas con ansias el descanso eterno.

 

HOY VI A MARIA

 

Hoy vi a María, vi la María de los ojos tristes,

de la limosnera, la que camina con la frente baja,

los ojos desiertos y un mundo sin fronteras,

un mundo que no le pertenece, del cual ha sido borrada,

como una maldición, como un estigma...

 

Vi a María con sus pasos cortos, como contando sus tristezas,

devanando la hermosura del ayer, la melancolía...

la vi tenderse en el piso, morir lentamente bajo un leve suspiro.

La vi mirando el cielo, dejando arrastrar una lágrima,

Sobre su cuerpo vi la miseria, el dolor, la desesperanza,

la soledad, el destierro...

 

Vi la mirada de María que es la mirada mía, quizás la tuya,

la mirada de un pueblo que gime y clama ante el engaño,

la mentira..Un pueblo condenado al cadalso.

Un pueblo que muere día a día.

Vi al obrero, al zapatero, al campesino,

al desplazado, al huérfano al desamparado.

 

Hoy vi a María, mi María la que me parió,

la madre del silencio, la de la congoja,

la que va al mercado,

la que hurga en la caneca en busca de alimento,

la María del barrio, la de la esquina,

la que duerme en la acera.

 

La María que recoge cartón, la de la verdura,

la María que aguanta, que sufre, que lava ropa,

que aplancha..La María violada, la vituperada, la maltratada,

la María del olvido.

 

TE LLAMAN

Horda sangrienta,
Vastedad de plenilunio.
Escritura suicida, arcano de media noche,
Soldado eterno del silencio,
Un vestigio, un solo recuerdo, un solo propósito:
Te llaman muerte.


Una flor desgastada por el tiempo,
Derruida entre tus brazos de espiga.
Sobre tu tumba se hablan historias,
Se teje todo un manto cristalino de misterios.
Un tiempo sin esferas, sin prórrogas, sin tormentos:
Te llaman esperanza.


Como las voces de las rocas,
Como las aves noctámbulas de tus pasos,
Místicas, profundas, llenas de paz y de sosiego
Son tus palabras, son el sustento de los hombres,
Pentagrama bordado en el silencio:
Te llaman fe.


Piel que acaricia el viento
Que se nutre de sabia, del sustento, de la tierra,
Fecunda, fértil, mina de carbón sobre tu piel,
Extensión renovada de tus ojos cansados;
Gruta deshabita de estigmas,
De sordos lamentos.
Tu secreto es el tiempo donde dibujas con la luz
Inescrutable del pasado una llama,
Una antorcha que vigila la senda eterna:
Te llaman paz.

Eres la alegoría de la noche,
Melodía ungida de la urdimbre,
Flama del precipicio, sin eco, sin voz,
Te precipitas de los cielos como una avalancha,
Ahogado estertor de engaños y prórrogas;
Dialecto sin fonemas, explosión de arena;
Tu historia es la hulla que sangra en el desierto:
Te llaman tragedia.

TU VOZ ES VERBO

Montaña que sonríe, ópalo sumergido, cielo esmaltado,
transparencia de tus ojos,
voz que es la voz de mi voz, el sentir de un pueblo.
La palabra abriga la tierra, sucumbe al eco, renace y se hace verbo

inalcanzable esfera donde el tiempo se destiñe,
donde los ángeles como alambiques decantan tu hermosura.
Pactos de olvido, un olvido que enraizado atiza la bandera de tus sueños.
La palabra vuela sobre la tierra, levanta sus alas, llega hasta el cielo,
Desciende en átomos de viento, se enraíza en tu cuerpo, se hace verbo.

Más allá del dolor, el amor; mas allá de la elegía, la alegría.
Eres tierra de nadie, tierra de todos.
Una tierra que es continente;
tus ojos abiertos como glaucos sobre tu piel
cuando navegas sobre el vasto horizonte de mi América.

Huella sagrada de los ancestros, un sentir, un clamor, una vivencia:
Tu poetisa de mi América que en versos de luz nos das la vida.
Tu voz es el alabastro de la noche, el perfume embriagante,
Tu voz llega a la mina, al socavón, convertida en piedra
Te haces turbulencia, erupción de versos, almíbar de los mares,
tu voz es verbo

Si llego a morir antes del ocaso, del nirvana incorrupto de tus versos,
deja tu boca abierta, quiero en la eternidad beber,
Saciar el desierto del conocimiento;
Abrigarme con la luz de tus versos.
Tu tierra es mi tierra América, tus pasos bella poeta son los míos,
Volcán, fragante estampida de luceros;
Tu voz es la voz y el sentir de mi pueblo
Que en letras se hizo verbo

PEREGRINA

Ángel de la luna que vuela
con suaves sonetos a mis labios
y me llena de rocío, escarcha de paz.
Lluvia del pacifico que me transporta por los aires
en bandadas de fuego y alegría.

Bella princesa de la Isla,
bella niña de tierra Americana,
tu sangre es labriego, tu sangre es viento,
brisa de la noche convertida en caña.

Tú arrancándole
a la soledad una lagrima
hoy nos dejas un legado de sabiduría.
Peregrina del Norte y del Sur,
latitud en tu piel que vibra al compás del pueblo;
sonrisa complaciente a la mirada esquiva del niño,
a sus voces de libélulas viajeras que anidan en tu alma.

Voz de una guitarra que vela por la luz de la humanidad:
luz de conocimiento, luz que es letra, que es vocal,
pauta de tus sueños
Si vas a partir no dejes en tus labios un adiós,
Portón macilento que suspira y clama por tu regreso.

Arado que has surcado en mi piel...
Te has vestido de estrella y de quimera
Y en mi casa encontraras un refugio de ternura,
Mis labios abiertos a los tuyos,
Mi voz como un cofre a tus penas
Y mi ser como un piélago de amor a tus caricias.

Dejare la puerta abiertas
Concha de nácar que resuena por el desierto de mis dedos,
Desde la tierra del Fuego, pasando por Venezuela, hasta tu bella Cuba,
te llamo te evoco y se que en mi ser siempre tu estrella brillara:
Luz de la tormenta, luz del arrecife,
Luz del acantilado,
Luz que será siempre tu voz Peregrina

Hacer una pregunta

Pregunta
200 Caracteres que restan
Puntear artículo
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 0 voto(s)
    Comentar
    Imprimir
    Re-Publicar
    Fuente del Artículo: http://www.articuloz.com/poesia-articulos/poemas-de-amor-dolor-y-esperanza-5025996.html

    Agregue un nuevo comentario

    La evaluación de la calidad de la educación es un proceso en el que se involucran los alumnos, los docentes, la familia y la sociedad. Decir que se posee un alto índice de calidad en la educación y que se poseen las habilidades y destrezas requiere de la aplicación de instrumentos que lo demuestren. Los maestros, como un eslabón importante en esta cadena, necesitan conocer los presupuestos teóricos que sustentan dicha evaluación; en tal sentido el trabajo refiere aportes

    por: Luis Manuel Leyva Leyval Educación> E-learningl 22/08/2008 lVistas: 2,452

    A veces es mejor prevenir que curar, o, el menos, eso dice un viejo refrán español. Las clases de apoyo en matemáticas no suelen estar orientadas a resolver un problema puntual, sino a fortalecer la base de conocimientos matemáticos del alumno.

    por: Digital Visionl Educación> Escuela En Casal 09/03/2012 lVistas: 98
    marcelo cristobal perez plata

    Estos códigos los difundo a través de este medio pues considero que hay muchas personas comunes que no saben nada de copiadoras y que por lo menos cuando contraten a un técnico especialista ya tengan una idea de que falla presenta su equipo de copiado.

    por: marcelo cristobal perez platal Tecnología> Tecnologíal 13/12/2014

    En este artículo os mostraremos unos consejos a seguir para poder realizar unas copias profesionales con una fotocopiadora.

    por: oscarl Tecnología> Tecnologíal 31/07/2013 lVistas: 38
    Oscar J. Camero

    Revisión algo detallada sobre el asunto de los estudiantes (fenómeno "manos blancas") y su programa derrocador en Venezuela

    por: Oscar J. Camerol Noticias & Sociedad> Polítical 01/04/2011 lVistas: 108

    Es la historia de un fotografo que empieza a hacer un simple trabajo, pero...

    por: Lan Sebastián García Colll Noticias & Sociedadl 01/06/2009 lVistas: 694

    Muchas veces en tu vida sentirás la tentación de posponer tus objetivos por la simple razón de no ponerte en acción. Es un hábito que puede tener efectos peligrosos en tu ser aunque no estés consciente de ello. En este artículo comparto contigo los principales errores que generan en ti el mal hábito de la postergación para que puedas identificarlos y evitarlos.

    por: Ing. Ana Cecilia Veral Autoayuda> Coachingl 14/02/2011 lVistas: 356
    Jose Miguel Garcia Loos

    A qué nos debemos enfrentar como Líderes? A un nuevo contexto en la empresa A nuevas tecnologías A nuevos mercados A nuevos trabajos A nuevas marcas A nuevo valor A nuevas personas A un nuevo mandato Prepararnos para los nuevos paradigmas …

    por: Jose Miguel Garcia Loosl Autoayudal 02/02/2009 lVistas: 734
    Fotografía Edurne Iza

    La Foto del día, es un sistema de descarga de imágenes gratuitas acompañadas de un texto literario descriptivo.

    por: Fotografía Edurne Izal Arte&Entretenimiento> Fotografíal 29/06/2011 lVistas: 28

    La herramienta T de la Ley de la Atracción es probablemente la más poderosa para obtener la claridad necesaria para lograr los objetivos. Si tuviera que ofrecerle una única herramienta, un solo ejercicio para ayudarle a usted a atraer incluso más de lo que desea, esta sería sin duda la Herramienta T (T-ToolTM).

    por: Javier Dusseldorfl Autoayudal 30/06/2010 lVistas: 344

    Un pequeño poema que escribí hace un tiempo, cuando la tristeza de ver a la mujer que amo dejarme morir me carcomía, logro que me ahogara en ríos, lagunas, mares de tristeza...

    por: Tenshil Literatura> Poesíal 05/06/2014 lVistas: 21

    No es habitual que un autor explique e interprete por sí mismo su obra. En la poesía hay un campo creativo, donde el lector es un actor que recrea, disfruta, analiza, interpreta o sencillamente percibe un goce estético, que depende de su sensibilidad, y conocimientos de este campo del arte. Aquí se muestra un escrito con elementos neo-surrealistas, que aborda en el campo de la abstracción poética, un aspecto del sueño como actividad onírica creadora, y es a su vez un estímulo a la fantasía.

    por: Joel Fortunato Reyes Pérezl Literatura> Poesíal 31/05/2014 lVistas: 17

    Si bien cualquier poesia tiene múltiples aspectos, varían en contenido, amplitud, temática, y sus niveles de complejidad difieren ampliamente. No es común que el autor explique su obra y restringa la libertad del lector que tenga a bien brindarle su atención. Este es un escrito con elementos neosurrealistas y simbólicos dentro de la poética. Se pretende brindar una obra de reflexión que a la vez permita tener algún goce estético.

    por: Joel Fortunato Reyes Pérezl Literatura> Poesíal 31/05/2014 lVistas: 13
    Merxe

    Poesía actual. Nuevo poemario de Alfonso Aguado Ortuño. Título: CONSTELACIONES En estos tiempos, el caldo de cultivo de la poesía apenas tiene poso en el que inspirarse pero con autores como Alfonso Aguado no llegará a perecer, pues no sólo consigue elevarla al firmamento sino que además se ha convertido en la base principal de su obra. Autor polifacético y enigmático nos sorprende de nuevo con esta recopilación de poemas, donde sentimiento y creación se unen para crear versos únicos.

    por: Merxel Literatura> Poesíal 15/05/2014 lVistas: 53
    Gildardo Gutiérrez Isaza

    Después de vivir con intensidad, después de dejar un barco de soledades y tristezas, de vivir la vida a un ritmo tan acelerado, muchas veces, al final del camino solo nos queda vacíos y un legado de dolor. Este poema es una remembranza de esa juventud sin fronteras, de esa vida desorganizada que hemos dejado atrás marcando huellas sobre la arena, huella de sangre y sufrimiento.

    por: Gildardo Gutiérrez Isazal Literatura> Poesíal 26/02/2014 lVistas: 22
    Juan E. Yupanqui Villalobos

    ¿Cómo caminaremos? Al partir sin tu presencia sin tu mirada que mira sin tus palabras que escuchan sin tu sentir que siente sin tu perfume que huele al jazmín de las flores o al mar de las mañanas que perfuma en un atardecer.

    por: Juan E. Yupanqui Villalobosl Literatura> Poesíal 09/02/2014 lVistas: 23
    Diana Annabell Espinal Meza.

    Tres son los puntos suspensivos, uno va por la infancia, otro por la sinceridad y el último por la amistad. Y si bien es cierto que en la mayoría de los casos evoca algo que se quedó en suspenso, hoy denota reencuentro. El título de este artículo sin lugar a dudas, te lo debo a ti –Rolo- y a tu afán de perseguirme. Un pensamiento anónimo dice: "Él había puesto tres puntos suspensivos a la historia, ella borró dos." Feliz día de la amistad.

    por: Diana Annabell Espinal Meza.l Literatura> Poesíal 08/02/2014 lVistas: 25
    Gildardo Gutiérrez Isaza

    Tengo mis manos cubiertas de alambre, tengo mis ojos teñidos de dolor, mis pies anudados con el fango; la nieve que no cesa. Incertidumbre, desazón, soledad. El horror de la guerra, vista desde cualquier ángulo, es más cruel abominación del hombre. Nada, absolutamente nada, puede justificar la muerte de un ser humano: ni ideologías, ni colores, ni razas, ni sexo, ni religión o tradiciones culturales. Hoy recordamos con dolor la muerte de tantos judíos…al igual que de tantos palestinos. Cruel bal

    por: Gildardo Gutiérrez Isazal Literatura> Poesíal 30/01/2014 lVistas: 15
    Gildardo Gutiérrez Isaza

    Después de vivir con intensidad, después de dejar un barco de soledades y tristezas, de vivir la vida a un ritmo tan acelerado, muchas veces, al final del camino solo nos queda vacíos y un legado de dolor. Este poema es una remembranza de esa juventud sin fronteras, de esa vida desorganizada que hemos dejado atrás marcando huellas sobre la arena, huella de sangre y sufrimiento.

    por: Gildardo Gutiérrez Isazal Literatura> Poesíal 26/02/2014 lVistas: 22
    Gildardo Gutiérrez Isaza

    Tengo mis manos cubiertas de alambre, tengo mis ojos teñidos de dolor, mis pies anudados con el fango; la nieve que no cesa. Incertidumbre, desazón, soledad. El horror de la guerra, vista desde cualquier ángulo, es más cruel abominación del hombre. Nada, absolutamente nada, puede justificar la muerte de un ser humano: ni ideologías, ni colores, ni razas, ni sexo, ni religión o tradiciones culturales. Hoy recordamos con dolor la muerte de tantos judíos…al igual que de tantos palestinos. Cruel bal

    por: Gildardo Gutiérrez Isazal Literatura> Poesíal 30/01/2014 lVistas: 15
    Gildardo Gutiérrez Isaza

    Este poema habla de las tragedias de la guerra y a la vez es una invitación para que todos los pueblos del mundo se unan en una sola cruzada para combatir este monstruo...Debemos igual los poetas esgrimir la palabra como nuestra mejor arma para combatir este flagelo

    por: Gildardo Gutiérrez Isazal Literatura> Poesíal 19/01/2012 lVistas: 62
    Gildardo Gutiérrez Isaza

    Este poema es una dedicatoria a todos los poetas del mundo, a mis hermanos que han emprendido la dificil tarea de dejar plasmadas sus vivencias, sus sueños, sus miedos, sus pasiones etc, en versos, en poemas. A aquellos que dia a día van en busca de la verdad hecha poema

    por: Gildardo Gutiérrez Isazal Literatura> Poesíal 19/01/2012 lVistas: 62
    Gildardo Gutiérrez Isaza

    Esta es una recopilación de algunos poemas para quienes disfrutan de ellos...para los amantes de la poesía

    por: Gildardo Gutiérrez Isazal Literatura> Poesíal 02/12/2011 lVistas: 74
    Gildardo Gutiérrez Isaza

    Estos dos poemas hablan del drama, de la tragedia de aquellos hombres que han sido sometidos a la "barbarie" de un grupo que dice defender los intereses del pueblo pero que en la practica acude como las horfas fascitas al secuestro y al encadenamiento entre rejas de alambre de pua de sus prisioneros.

    por: Gildardo Gutiérrez Isazal Literatura> Poesíal 01/12/2011 lVistas: 53
    Gildardo Gutiérrez Isaza

    EL INFIERNO SE VISTE DE SELVA Estaba feliz, no cabía en la ropa de la alegría y la emoción. Pensé: "por la inclinación de mi pie izquierdo a la derecha no me van a aceptar". Cuando nos hicieron desnudar sude, temblé, pero trate al máximo de controlar mis nervios; en mi mente estaba el deseo de ser aceptado, de poder ingresar a las filas del Ejercito. Mire a mis compañeros, unos permanecían impávidos, otros algo nerviosos y yo muerto de susto porque sabía que me podían negar mi ingreso. El medi

    por: Gildardo Gutiérrez Isazal Literatural 29/08/2009 lVistas: 5,827 lComentarios: 3
    Gildardo Gutiérrez Isaza

    Mis poemas son la prolongacion del amor, del dolor, de la tragedia...mis poemas surgen del grito desgarrador, del quejido mustio del secuestrado; son el abismo peregrino del amor, la esencia mustia del beso que muere en la tarde enredando sueños y esperanzas. Mi poesia es realidad, tragedia de un pueblo que muere en el día a día.

    por: Gildardo Gutiérrez Isazal Literatura> Poesíal 05/08/2009 lVistas: 274
    Box del Autor
    Categorías
    Quantcast