Fracaso Y Exito De La Amistad (Disertación Poetica)

Posteado: 20/12/2009 |Comentarios: 0 | Vistas: 568 |

 Fue tan real el ideal de esta realidad que vino a ser la razón de su vida y de su muerte y también la del triunfo de su gloria. No hay mayor amor que el de quien da la vida por sus amigos. Mayormente como acontece o lo que ha hecho acontecer, siendo afirmado y reiterado,  mostrando como un hecho grandioso el no morir para siempre, incorruptible y glorioso al resurgir en tres días de la más injusta  y nefasta de las muertes en la historia, a la gloriosa vida de la eternidad.

La proyección más increíble del amor divino y humano acontece en el único Cristianismo real y profundamente autentico. Dios es el mejor amigo del hombre y su plan es el que el hombre corresponda siendo para El también su mejor amigo. Este tópico lo enfatiza  Jesús, presentando lo esencial del Reino parangonando constantemente el amor divino y  el humano en líneas paralelamente inseparables. Esto lo explica y aparece más obvio en el contexto de la paróbola del Buen samaritano y claro en forma grandiosa y concretamente pragmática en la oración esencialmente cristiana del Padre nuestro.

Como una temática poética de esta realidad estrictamente espiritual, propongo dar una dimensión estética, presentando a más de los poemas de sonetos  una serie también de reflexiones alusivas a cada poesía.

 

 

 

Un Haiku de éxito a la Amistad

 

Raíz de Dios

Profundidad en mí,

¡Tu corazón!

 

 

Lo estético del arte y en nuestro caso ahora del arte poético, puede ser o no incidentalmente religioso pero si debe ser necesariamente espiritual. El verdadero arte será siempre reflejo y expresión del espíritu del hombre en todas sus dimensiones. El alma del arte es el espíritu de la materia expresando los diversos géneros de la belleza, desde lo que es más sublime hasta lo más grotesco.

Después de presentar los lineamientos esenciales de la amistad me parece conveniente hacer lo mismo con los de la poesía. ¿Que es un poeta y que cosa esencialmente es poesía? Se me ocurre relacionar dentro de mis conceptos básicos de música la proyección de los mismos aplicados al ámbito poético paralelamente, enfocando  la belleza musical al sonido y al contenido bello en la palabra. Sería entonces el arte de bien combinar los sonidos y el tiempo, y especificaría, expresando la belleza que produce el placer estético a través de la palabra y en ella el sentir de las entrañas mismas del alma humana dentro de todos los géneros literariamente poéticos en la cultura y en la historia. Lógicamente lo que es el músico para la música lo es el poeta para la poesía. Aparentemente lo que parece ser pura tautología en su dimensión existencial tiene una riqueza de sentido imponderable. Sin poetas no existe poesía.

 

 

Misión del Poeta

Cada día  inventar un año nuevo

 

Soneto

 

A estrellas elevamos polvo y  lodos

Palabras inventando en cada verso,

El poema de paz del universo,

Todos en uno, uno para todos.

 

Hacemos palpitar en sus recodos

La voz del viento, el huracán o el cierzo,

El respirar profundo suena terso

Bellamente inspirando nuestros modos.

 

Belleza se nos cruza en el camino

Y al garete la fuerza del destino,

¡Creación o destrucción del Paraíso!

 

Si el momento fugaz lo eterno quiso

Preguntamos a Dios, ¿porqué nos hizo?

Creemos o inventamos lo divino….

 

 

 

Somos amigos de nuestro entorno o luchamos por la amistad  con nuestro medio. En nuestra vida realizamos la rutina diaria de nuestra existencia o nos confrontamos con ella. El arte de la poesía y la inspiración que le antecede se encuentra donde quiera. Las cosas que experimentamos los poetas se convierten en experiencias vivenciales y estéticas que proyectan la creación  de un poema con sonidos de palabras en sintonía con la originalidad y la modalidad e idiosincrasia de nuestra identidad personal. Esa identidad debe ser auténtica, expresando el secreto de lo que somos vibrando estéticamente en forma original y peculiar con nuestro propio estilo, leales a esa realización que se convierte en la verdad según la cual el estilo es el hombre, masculino o femenino pero siempre descubriendo y expresando el poeta único que somos en nuestra poesía. Los símbolos de nuestro lenguaje se convierten en  imágenes de nuestra fantasía armonizadas con el esplendor de la naturaleza, del cosmos grandioso o sutilmente pequeño. Tal vez nacemos de nosotros mismos con nuestro mundo interno de las experiencias anímicas  caracterizadas por nuestra introspección  personal o interpersonal, tal vez nos sorprendemos creadoramente extrovertidos.

En el caso de este soneto inicial he elegido algo que me fascina, pensando que la misión poética es singularmente la de relacionarnos encaminándonos a la experiencia de lo sublime a través del símbolo tan conocido y clásico de las estrellas,  insinuando nuestra grandiosidad. De nuestros polvos y nuestros lodos y quizás a través de ellos sentimos ser elevados  invitando a todos los seres a ese vuelo del universo,  al cual hacemos consciente en nosotros de nuestra mutua grandeza. Seguidamente propongo la paz como lazo de unión que hace del ser humano convertirse en espejo viviente, reflejando  en la poesía que somos el poema que es el universo. En el primer terceto la idea primordial del Paraíso es típica como dilema de nuestro destino como disyuntiva de lograrlo o de perderlo, y oportunidad de crearlo o de destruirlo. Finalmente el segundo terceto introduce la pregunta a Dios piadosamente desafiante por la mayor de las inquietudes del alma humana. Antecede el contraste de nuestro ser efímero que en un momento dado, ese momento nos basta para presentir la posibilidad y el deseo infinito de lo eterno. Sabemos por la fe lo eterno de nuestro destino ser algo y alguien que llamamos Dios divino, y el poema sugiere que en quienes no tienen el don de la fe, la ansiedad del alma por su aspiración eterna se inventa lo divino, pareciendo no conformarse con el sentido efímero de su condición humana.

 

 

La doncella de Dios

Soneto

 

Perdonar es amar, divino verso

Que cultiva de Dios su sentimiento,

El rencor que es el odio del perverso

Cizaña crece de resentimiento.

 

La armonía de todo el universo

Es el hilo que borda el pensamiento,

Piensa el mal, yo lo enredo y lo retuerzo

Pero amor no permite tal intento.

 

El poema de Dios, nuestra epopeya

Las galaxias, se admiran y suspiran

Por la historia infinita que hay en ella.

 

Triunfa Dios eligiendo su doncella,

Los infiernos, fracasan y conspiran,

¡Eternos ojos y el amor se admiran!

 

 

Si el universo es un poema para el hombre, el universo y el hombre son el poema de Dios, inspirado en el correr del tiempo,  que al final de su destino en su toque final viene a ser la expresión impecable, cumbre de la más bella poesía. La amistad de Dios hacia el hombre es condición absoluta para cristalizar en realidad el ideal del plan del ser divino. Por eso el Cristianismo cuya piedra de toque es Cristo enfatiza su misión de redimir y purificar para embellecer y renovar los cielos y la tierra glorificando en El mismo la humanidad inmortalmente bella. Cristo, es el esposo amante cuya doncella es la Virgen de Israel, su esposa escogida purificada y embellecida con la pureza misma de Dios. Y cada ser está llamado a ser piedra viviente de ese templo indestructible de la casa de Dios cuya cabeza impecablemente perfecta es el hijo de Dios y los creyentes miembros de ese cuerpo espiritualizado hasta lo divino, se incorporan a El conocido y reconocidos como miembros del cuerpo místico de Cristo. El perdón de Dios donde el amor es más grande que la vida se desborda en la verdadera amistad del corazón de Dios cuyo sentimiento es generosamente incomparable. Toda esta bella realidad finalmente eterna e inmarcesible se desarrolla en el tiempo como lucha sin tregua entre el bien y el mal, la inocencia y la malicia, la verdad y la mentira y el triunfo y la derrota final. El final del tiempo es el principio de la eternidad feliz para quienes triunfan, y la desdicha  para los eternamente derrotados. Solo Dios sabe quiénes son sus amigos o enemigos para siempre.

 

 

El amor y la paz

 

Soneto

 

Amor de Dios, divino en ti encendido

Mirando el mundo lleno de pecado,

Solito, Niño Dios abandonado

Ves odio sin amor,  ennegrecido.

 

Pretendiendo quedarte allí dormido,

Los brazos de la Virgen te han dejado

En pañales y paja recostado,

Esta noche de paz, ¡ha enfurecido!

 

La Virgen te pregunta, ¿tienes frío?

Tu Carita al ver llena de rocío

Va diciendo a José, prende más fuego.

 

Alegre eternidad te corre un río

El corazón, palpita Dios y luego,

¡Tu ser se llena todo de sosiego!

 

El nacimiento de Jesús de Nazaret en Belén de Judá marca el inicio de la plenitud de los tiempos. Es el encuentro de lo divino con lo humano, de lo temporal con lo eterno, del mundo de las tinieblas confrontando y siendo confrontado con la luz de quien dice y prueba ser la luz del mundo. El Niño Dios de nuestras Navidades espirituales a pesar de enfatizar las conveniencias comerciales, nos recuerda y lo comprendemos, el porqué de su inocente llanto, tal vez más bello allí en su pesebre que su sonrisa divina.

 

 

El  árbol de la Vida

 

Soneto

 

Frondosa luz de otoño celestial

Crece el  árbol de la sabiduría,

Un poema de amor y  poesía

Dios en El y en el alma espiritual.

 

Sí existe el Paraíso terrenal

Verdad de la verdad, su alegoría,

En realidad no es sólo fantasía

El árbol de la vida es inmortal.

.

El árbol de la Vida es infinito

Esperando mi nombre quede escrito,

En el nombre de Dios si así lo quiere.

 

Es un árbol divino y lo que muere

No se muere en verdad si resucito,

 ¡Su cielo en mi raíz, lo llevo inscrito!

 

 

La luz de Dios que es su rostro y la verdad divina en la eternidad, es actualmente la plenitud frondosamente luminosa del otoño en el mundo en este árbol de la vida humana y divina que es el árbol de un nuevo Paraíso sabiduría sempiterna del mismo Dios crecido y maduro en el jardín que ha vuelto a florecer  en beneficio del hombre que siendo Dios ha participado de la naturaleza humana para dar gloria perenne e inquebrantable a la honra de su Padre a quien pertenece lo que Jesús ha llamado y declarado no pertenecer a este mundo sino a Él y a su Padre en el reino de los cielos. Esto no quiere decir que nos excluye sino todo lo contrario todos y cada uno de nosotros seres humanos con alma inmortal somos objeto de su posible elección siendo llamados al Reino donde el mayor y verdadero orgullo es el de que nuestro nombre florezca en las hojas escrito en el Libro de la Vida.

 

 

La gran espera

Soneto

 

Espíritu y materia en mi conciencia

Estructura del yo mi ser consciente,

De mi vida y el mundo en mi existencia

Al tiempo y al espacio estoy presente.

 

Yo y mi vida en el mundo persistente

Los instantes de ser, yo y ml presencia,

Vivir lo encuentro en mí y me miro ausente,

Morir, comprendo allí la diferencia.

 

Mi conciencia es el punto de partida,

Los instantes viviendo de la vida

Pronostican sin duda que me muero.

 

Es amor a la vida lo que quiero

Teniendo que morir. Se lo que espero,

¡La promesa de Cristo y su venida!

 

 

El nuevo orden de la naturaleza divina incorporada a la epopeya y a la historia del hombre no excluye sino presupone el orden de la naturaleza humana para establecer un intercambio reciproco que entrelaza lo humano que ha sido creado y lo divino increado que se derrama de la abundancia de su plenitud en el hijo de Dios hecho hombre y la vida divina viene a nosotros haciéndonos participantes en nuestra vida de ambas suyas la divina y la humana. Después de creer y esperar la promesa y desear amando a su manera su venida es la respuesta que Cristo exige y la disposición que necesita de nosotros para identificarnos como suyos y reconocernos ante su Padre eternamente como nosotros debemos reconocerlo consientes de actuar  todos los días de nuestra vida en este mundo de acuerdo a su placer conforme a su ejemplo dado que exige ser imitado y compartido sintiendo internamente su presencia mística hasta el regreso suyo anunciado prometido y esperado. Es la gran esperanza.

 

 

 

 

Todo un grito inmortal

 

Soneto

 

Tanto quiero mi vida y la regalo

De raíz con su fruto y todo el agro

Y el jardín, que florece tu milagro,

Libertad sin igual, libre del malo.

 

El paso de morir contigo escalo

Raudo vuelo en azul o el cielo magro,

Con todo cuanto soy a ti consagro

Sin fondo el corazón,  profundo calo.

 

Vivo y muero a la vez y me destruyes

Arrancando y plantando, ¡reconstruyes,

Mi esperanza y mi fe es un grito ciego!

 

Me desnudo ante ti, todo ego luego

Soy el alma inmortal que no  rehúyes,

Si de Cristo me visto, ¡jamás huyes!

 

 

 

El grito más profundo es el de la conciencia de nuestro yo como persona consciente de la vida ante la muerte. Jesús el mejor amigo de los hombres se sometió a esta experiencia humana por complacer

los designios de su Padre y el interés de la humanidad. Explícitamente enfatizó su libertad para tomar la vida como para entregarla por el motivo más noble y la generosidad sin límites. La conciencia de ese yo que los teólogos llaman unión hipostática en cuanto su persona divina lo es para ambas naturalezas la divina y la humana, esa conciencia de vida estrictamente dada por su Padre que lo engendra haciendo de la misma vida divina un don divino, esa vida y esa persona hacen entrega y donación amorosa desde las entrañas del ser cuya raíz es eterna y temporal para convertirse en holocausto perfecto y digno de Dios y de la redención. El Padre se merece a Cristo en oblación para el bien de los hombres en el sentido absoluto del bien por excelencia que es la vida eterna. El yo como persona no es el yo del egoísmo sino todo lo contrario, es entrega y donación total. Nadie como Cristo ha hecho nada semejante, como Dios y como hombre. EL es el mejor amigo de Dios y de los hombres. Lo que yo he hecho nos ha ordenado hacerlo también nosotros compartiendo con El, amor, vida, muerte y resurrección. Identificándonos como El, eso nos pide y su Padre es capaz de amarnos como a su propio hijo viéndole en nosotros revestidos de su presencia en el fondo de nuestra persona y de nuestra alma.

 

 

Dios y la introspección del ser

 

Soneto

 

Las cosas no son Dios aunque está en ellas

Con su ser en el ser del universo,

Presente con su ausencia al mal perverso

Nada tiene que ver con sus querellas.

 

Dios eterno camina y deja huellas

A ritmo de huracán o viento terso,

De acuerdo a la medida de su verso

Mide tiempo y  espacio y las estrellas.

 

Realidad del ideal y en su eminencia

De raíz afianzado a su presencia

Perfección de su máximo optimismo.

 

Y en la cumbre del ser de su existencia

Dios es más en su ser, ¡divino abismo

Adentrándose en si donde es El mismo!

 

 

Hipercósmica luz

 

Soneto

 

Es la fuerza de Dios inteligente

Y el cosmos y la noche en sinfonía,

Que al filo de la luz rebana el día

Espada de dos filos en la mente.

 

Al filo de la luz del alma mía

Su universo profundo internamente

Necesario, trasciende el contingente,

Hipercósmico en odas de alegría.

 

Divina eternidad brota en su mano

Hipercósmico Cristo sobrehumano,

Túnel de muerte para hallar la  luz.

 

Divino al filo dobla su testuz

Renaciendo aunque muere en esa cruz,

¡Eterno amigo Cristo soberano!

 

 

El hilo del destino

 

Soneto

 

Es la fe que ilumina el corazón,

Espíritu y materia que disputen

El bien de la verdad mientras discuten

Buscando la evidencia en la razón.

 

Sorprendiendo a la vista y al oído

Aunque es ciencia del arte material

La belleza es del alma espiritual,

Y le gusta a su gusto lo sentido.

 

En busca del destino tras su nombre

Cada instante pendiendo bajo el filo,

Espíritu y materia eso es el hombre.

 

Y su vida se corta como un hilo

Tal es la realidad, que al mundo asombre,

¡La eternidad, por Dios le ofrezca asilo!

 

 

Poema El siendo yo

 

Soneto

 

El se impone a la mar y a la tormenta,

Las cuerdas de su voz son su instrumento

Laúd del alma palpitando al viento,

Toda el agua en su voz se transparenta.

 

 

Desentraña su luz mi pensamiento,

Palabra musical, divina inventa

El poema de amor que sabe y cuenta,

Mi ser se aclara en El, es lo que siento.

 

Lo escucho en mí como la mar serena

Olvidando las olas su coraje,

Paisaje cielo y mar en su celaje.

 

Me siento el universo en su ropaje

Vistiendo ropa elegante y buena,

¡Amor de Dios, su Cristo me enajena!

 

 

El mejor amigo

 

Soneto

 

Nadie puede querer como este amigo

Es el hombre y es Dios que me acompaña,

Sus ojos limpios limpian mi pestaña,

Miro claro el camino, El va conmigo.

 

Veo que pise primero y yo le sigo

Siendo eterna verdad nunca me engaña

Siendo débil soy fuerte tras su hazaña,

Y tengo que aprender, ver, ser mendigo.

 

No me olvido jamás que voy contigo

Sabiendo no tener mejor testigo,

Respiro el cielo puro y no hace daño.

 

Agua limpia y divina al mar me baño,

Me encantan cielo y mar por su tamaño,

¡Oh perfecta amistad, a Dios bendigo!

 

 

 

El fenómeno de la introspección en el ser humano exige poner en acción las facultades humanas que le hacen capaz de discernir sobre sí mismo en los parámetros de su yo íntimo en juego con todas o algunas de sus experiencias conscientes o subconscientes asomándose a la pantalla del pensamiento, la conciencia y el sentimiento personal con la imagen allí, y entonces de sí como lo es uno mismo y en Dios con mayor razón,  El mismo. Tratándose de la conciencia de Dios en la del hombre podemos usar la acción de esas mismas facultades proyectando lo que de Él sabemos e imaginamos, conscientes de que sobre todo lo más noble que hay en nosotros existe en El en grado eminente y de forma y modo no contingente sino absoluto y necesario. Y tratándose de identificarnos con Dios a nosotros mismos en su presencia soberana en lugar de enfatizar su imagen análoga de alguna manera por estar hechos a su imagen y semejanza, superando abstracciones y entrelazando disciplinas sicológicas, filosóficas teológicas, etc., mejor imitamos a Cristo que nos enseña a orar conscientes de estar en su presencia con un sentido interno de su soberana grandeza de alguien puro santo y digno y adorable, pero siempre con el sentido de que es nuestro hacedor, creador y Padre que nos conoce hasta lo más secreto y recóndito de nuestro ser, pero que al fin de cuentas le agrada ser tratado como El nos trata amigable y personalmente con inmensa bondad y generosidad hacia sus creaturas y sus hijos que ama entrañablemente.

 

********

 

Segunda parte  de esta disertación poético estética sobre el fracaso y el éxito de la amistad

 

¿En dónde está el lugar en donde nacen los sueños, realidad o fantasía, los  humanos como los divinos, en qué momento ellos acontecen?

¿En donde y cuando triunfan cuando crecen y llegan a la cumbre en su existencia?

A partir de este punto  los siguientes poemas sin más reflexiones o comentarios de parte mía, serán objeto de ser interpretados por quien los reflexione, los interprete y los lea que es uno de los más bellos encantos de la poesía.

 

Se me ocurre sugerir que estos  sonetos finales  en nuestra disertación poética prescindan de mis reflexiones y mis comentarios y  estén a merced del lector, establecida la segunda parte de este trabajo  estético poético acerca de la amistad como fracaso o como éxito en busca de la amistad ideal y del mejor amigo. Con el inmenso deseo para todos de lograr llegar a la cumbre soberana de una eterna amistad divina y humanamente inolvidable.

 

Un haiku de la amistad

 

Benevolencia

Y Amor sin interés,

¡Divino amigo!

 

 

 

Divina compañía

 

Soneto

 

Los ángeles de Dios como luceros

Divina majestad ve deslumbrando

Su universo ante el trono, los primeros,

Mira mi alma al espejo, reflejando.

 

¡Oh estrella de poder que El va alumbrando

Al Cordero de Dios con sus corderos!

¡Quita espejo! El alma contemplando

Los cristianos segundos y postreros.

 

La vida amor de Dios, Cristo se inmola,

Divina majestad eterna y sola

No se encuentra jamás consigo a solas.

 

Su intimidad es plena, rompeolas

Del mar secreto de su eterna ola,

Tres personas en Dios, ¡divinas olas!

 

 

 

El amor y la paz

 

Soneto

 

Amor de Dios, divino en ti encendido

Mirando el mundo lleno de pecado,

Solito, Niño Dios abandonado

Ves odio sin amor,  ennegrecido.

 

Pretendiendo quedarte allí dormido,

Los brazos de la Virgen te han dejado

En pañales y paja recostado,

Esta noche de paz, ¡ha enfurecido!

 

La Virgen te pregunta, ¿tienes frío?

Tu Carita al ver llena de rocío

Va diciendo a José, prende más fuego.

 

Alegre eternidad te corre un río

El corazón, palpita Dios y luego,

¡Tu ser se llena todo de sosiego!

 

 

 

 

Dios promesa de paz

 

Soneto

 

Silencio de la noche, Dios ha hablado

Cayendo en el pesebre las estrellas,

La Virgen y Jesús con todas ellas

Esta noche de paz y amor callado.

 

Y encuentra al mundo estar desesperado…

Pertinaz y empeñado en sus querellas

Amenaza entre rayos y centellas,

Falsa paz no es verdad, siempre obstinado.

 

Dios visible es la paz del invisible

Y  palabra en silencio que entendemos,

Si elegidos al reino nos sabemos.

 

Cuando nace en Belén es increíble,

Infantil, su misión es imposible,

¡Todo puede el amor como veremos!

 

 

 

Divino Edén

 

Soneto

 

Es el Niño Jesús que ahora pienso

Escondido, callado y pequeñito,

No lo puede abarcar ni el infinito

Su corazón de Dios es tan inmenso.

 

Creciendo el árbol por doquier, extenso,

Sin pecado, lo humano sin delito,

El Príncipe de paz sueña bonito

Milagro del Edén su amor intenso.

 

El se pone a llorar y está durmiendo

Las lágrimas de Dios, le van saliendo,

Se entristece y alegra de su llanto.

 

Despierta de su sueño y va sonriendo

Y a la Virgen la mira con encanto,

¡Noche buena amanece el Sol que canto!

 

 

 

 

Amistad transparente

 

Soneto

 

Conjuga  amar, que acabarás amando,

No miente la verdad, te estás creyendo

La mentira que falsa estás sintiendo.

Error de percepción termina errando.

 

No existe deslealtad que estás pensando

Ni hay la burla enemiga que está hiriendo,

Te inventas el fantasma que estás viendo

Ni hay la herida y la estás imaginando.

 

Conjuga amar amando el mar y el río

Que es la vida corriendo hacia la muerte,

Ya lo dijo Manrrique de los ríos.

 

Dar al mar es camino y buena suerte

La fuente maternal y amiga fuerte,

¡Transparente amistad, no anda esos líos!

 

 

Increiblemente imperdonable

 

Soneto

 

El amor de amistad que se hace nudo

Es pozo que se seca y que nos pesa,

La verdad así pesa y la franqueza,

Silencio malicioso, queda mudo.

 

No pretende burlarse o jugar rudo,

Quien quiere serle fiel a su entereza

No ignora la verdad que le interesa

Y es un golpe fatal saber no pudo.

 

Se endurece en la piedra el alma amiga

De avaricia, no tiene ni una miga,

Generosa se vuelve avariciosa.

 

La rosa se convierte en una ortiga

Creciendo cada espina, sí enemiga,

Sus pétalos  espinan, sin la rosa.

 

Creíble y perdonable

 

Soneto

 

Si secamos el pozo y si nos pesa

Su silencio jamás se queda mudo,

El amor de amistad no se hace nudo

Dios nos habla sincero con franqueza.

 

El jamás se dirá que ya no pudo

Ignorando en verdad nuestra flaqueza,

Olvidando la ofensa a su entereza,

Con su limpia amistad, franca al desnudo.

 

Derrochando un banquete cada miga

Largueza que carece de  avaricia,

La divina amistad, es sin malicia.

 

No convierte la rosa en una ortiga

Y aun su espina, florece como espiga,

Y hay pétalos de siempre en su caricia.

 

En conclusión

Haiku

 

Sin fracaso

 

Dios mi raíz

No me deja secar,

¡Divino amigo!

 

El éxito

Soneto

 

Con el beso de amor a Dios eterno

Si es beso de verdad amor tendremos,

Su divina amistad conservaremos,

Es triunfante amistad, éxito entero.

 

El beso que es  traición es peor que cero

Traicionando al besarle,  nos perdemos,

No podemos negar que no sabemos

Que cielo sin amor es el infierno.

 

Corazón que perdona crece sano,

Dios amigo se esconde en el mendigo

Si extendemos la mano a cada hermano.

 

No debemos soltarnos de su mano,

No enemigo, Dios siempre es buen amigo,

¡Nunca quiere soltarnos, lo es de plano!

 

 

 

 

 

Hacer una pregunta

Pregunta
200 Caracteres que restan
Puntear artículo
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 0 voto(s)
    Comentar
    Imprimir
    Re-Publicar
    Fuente del Artículo: http://www.articuloz.com/poesia-articulos/fracaso-y-exito-de-la-amistad-disertacion-poetica-1605437.html

    Agregue un nuevo comentario

    José Oxe Sorente

    Muchos hombres y mujeres se pierden en el laborinto de las relaciones interpersonales. La gran mayoría sólo llegan a establecer una relación de conocidos; otros alcanzan el nivel de amigos. Sólo unos pocos consiguen obtener las relaciones sexuales y amorosas. Pero... ¿cómo evitar perderse y llegar a las relaciones amorosas? Amigos de amor.

    por: José Oxe Sorentel Relaciones Humanas> Citas & Seducciónl 18/10/2010 lVistas: 1,232

    Amistad!!! es uno de los verdaderos sentimientos que una persona le ofrece a su igual, por el cual estas dispuesto hacer cualquier cosa por ayudarlo, apoyarlo... Ten en cuenta que siempre es necesario tener un amigo en quien confiar...

    por: aaron_azul8l Relaciones Humanas> Amistadl 23/08/2010 lVistas: 305 lComentarios: 1

    Igual que el desamor llega pisando con fuerza en determinados momentos de la vida, en ciertas situaciones, la amistad también tiene un punto y final entre dos personas. La palabra final creo que invita a reflexionar sobre la incapacidad que a veces mostramos las personas para establecer compromisos para toda la vida.

    por: M Nicuesal Relaciones Humanas> Amistadl 26/09/2010 lVistas: 326
    Maria Tirone

    En toda relación interpersonal existe un intercambio de caricias, positivas o negativas, o ambas, es importante tratar de que la MAYORIA de esos intercambios que se generan entre las partes involucradas sean de carácter constructivo, positivo y edificante, con la finalidad de crear un soporte o colchón lo suficientemente amplio como para aguantar las embestidas de los momentos difíciles de la vida.

    por: Maria Tironel Autoayuda> Coachingl 08/07/2011 lVistas: 222
    Carlos

    Se dice, que «La amistad moderna se distingue por el elevado grado de autonomía que se atribuye a una persona, en la medida que tiene en sus manos la relación tanto para iniciarla como para romperla».

    por: Carlosl Espiritualidadl 15/02/2010 lVistas: 473
    Carlos

    Establecer una relación amorosa con un compañero de trabajo que no esté comprometido, puede en principio, parecer un gran problema; además, mantener relaciones en el trabajo resulta muy cómodo, porque es alguien a quien ves y con quien convives a diario, alguien a quien conoces sin prisa, con quien vas estableciendo en que son afines, las metas comunes que tienen e identificando sus gustos similares

    por: Carlosl Negociosl 25/05/2012 lVistas: 61
    Iraima V. Martínez M.

    Actualmente existe una forma de comunicación producto de la unión del lenguaje y la psicología: la Metacomunicación, la cual sugiere que en la palabra, hay algo más que la palabra en sí. Hace énfasis más en la forma de la palabra, qula comunicación conductual como el aspecto pragmático de la teoría comunicación humana. Las diversas unidades de comunicación, las denominan conducta y el mensaje será cualquier unidad comunicacional.

    por: Iraima V. Martínez M.l Psicologíal 07/06/2009 lVistas: 2,890

    Esta semana comienza en nuestro país una serie muy esperada para aquellos nostálgicos que quieren volver a deleitarse con todo un clásico de la ficción, pero en este caso, la ficción que en su origen es americana llega a nuestras pantallas en versión española. Concha Velasco, Lola Herrera y Carmen Maura se convierten en las nuevas Chicas de Oro. Un grupo de amigas que muestran cómo se vive la amistad verdadera en la madurez.

    por: M Nicuesal Relaciones Humanas> Amistadl 26/09/2010 lVistas: 76

    En una relación de pareja, muchas personas permanecen enganchadas en las dudas y en los celos constantes. Los celos brotan del miedo a la pérdida y de la inseguridad que procede de una baja autoestima. Cuando una persona no descubre su propio valor siente que su pareja puede encontrar una persona mejor en cualquier momento. De esta forma, se crea un círculo vicioso porque esta actitud termina agobiando al otro que no termina de comprender los motivos de un conflicto inconsciente.

    por: M Nicuesal Autoayuda> Coachingl 28/08/2010 lVistas: 744

    Un pequeño poema que escribí hace un tiempo, cuando la tristeza de ver a la mujer que amo dejarme morir me carcomía, logro que me ahogara en ríos, lagunas, mares de tristeza...

    por: Tenshil Literatura> Poesíal 05/06/2014 lVistas: 16

    No es habitual que un autor explique e interprete por sí mismo su obra. En la poesía hay un campo creativo, donde el lector es un actor que recrea, disfruta, analiza, interpreta o sencillamente percibe un goce estético, que depende de su sensibilidad, y conocimientos de este campo del arte. Aquí se muestra un escrito con elementos neo-surrealistas, que aborda en el campo de la abstracción poética, un aspecto del sueño como actividad onírica creadora, y es a su vez un estímulo a la fantasía.

    por: Joel Fortunato Reyes Pérezl Literatura> Poesíal 31/05/2014 lVistas: 14

    Si bien cualquier poesia tiene múltiples aspectos, varían en contenido, amplitud, temática, y sus niveles de complejidad difieren ampliamente. No es común que el autor explique su obra y restringa la libertad del lector que tenga a bien brindarle su atención. Este es un escrito con elementos neosurrealistas y simbólicos dentro de la poética. Se pretende brindar una obra de reflexión que a la vez permita tener algún goce estético.

    por: Joel Fortunato Reyes Pérezl Literatura> Poesíal 31/05/2014
    Merxe

    Poesía actual. Nuevo poemario de Alfonso Aguado Ortuño. Título: CONSTELACIONES En estos tiempos, el caldo de cultivo de la poesía apenas tiene poso en el que inspirarse pero con autores como Alfonso Aguado no llegará a perecer, pues no sólo consigue elevarla al firmamento sino que además se ha convertido en la base principal de su obra. Autor polifacético y enigmático nos sorprende de nuevo con esta recopilación de poemas, donde sentimiento y creación se unen para crear versos únicos.

    por: Merxel Literatura> Poesíal 15/05/2014 lVistas: 46
    Gildardo Gutiérrez Isaza

    Después de vivir con intensidad, después de dejar un barco de soledades y tristezas, de vivir la vida a un ritmo tan acelerado, muchas veces, al final del camino solo nos queda vacíos y un legado de dolor. Este poema es una remembranza de esa juventud sin fronteras, de esa vida desorganizada que hemos dejado atrás marcando huellas sobre la arena, huella de sangre y sufrimiento.

    por: Gildardo Gutiérrez Isazal Literatura> Poesíal 26/02/2014 lVistas: 19
    Juan E. Yupanqui Villalobos

    ¿Cómo caminaremos? Al partir sin tu presencia sin tu mirada que mira sin tus palabras que escuchan sin tu sentir que siente sin tu perfume que huele al jazmín de las flores o al mar de las mañanas que perfuma en un atardecer.

    por: Juan E. Yupanqui Villalobosl Literatura> Poesíal 09/02/2014 lVistas: 18
    Diana Annabell Espinal Meza.

    Tres son los puntos suspensivos, uno va por la infancia, otro por la sinceridad y el último por la amistad. Y si bien es cierto que en la mayoría de los casos evoca algo que se quedó en suspenso, hoy denota reencuentro. El título de este artículo sin lugar a dudas, te lo debo a ti –Rolo- y a tu afán de perseguirme. Un pensamiento anónimo dice: "Él había puesto tres puntos suspensivos a la historia, ella borró dos." Feliz día de la amistad.

    por: Diana Annabell Espinal Meza.l Literatura> Poesíal 08/02/2014 lVistas: 19
    Gildardo Gutiérrez Isaza

    Tengo mis manos cubiertas de alambre, tengo mis ojos teñidos de dolor, mis pies anudados con el fango; la nieve que no cesa. Incertidumbre, desazón, soledad. El horror de la guerra, vista desde cualquier ángulo, es más cruel abominación del hombre. Nada, absolutamente nada, puede justificar la muerte de un ser humano: ni ideologías, ni colores, ni razas, ni sexo, ni religión o tradiciones culturales. Hoy recordamos con dolor la muerte de tantos judíos…al igual que de tantos palestinos. Cruel bal

    por: Gildardo Gutiérrez Isazal Literatura> Poesíal 30/01/2014 lVistas: 12
    Octavio Esquivel

    Filosofía y poesía mística de la realidad de Cristo hace posible el medio divino de la vida íntima de Dios en el hombre, compartiendo en unidad personal tanto la naturaleza divina como humana.

    por: Octavio Esquivell Espiritualidad> Cristianismol 19/12/2012 lVistas: 30
    Octavio Esquivel

    . La experiencia de conocer a Dios, supera la misma fe en cuanto se convierte en un proceso de verdadero amor divino, relacionado con un testimonio de la presencia amorosa de Dios en la interioridad del hombre, cuando es fiel a su revelación de fe y al querer de su palabra.

    por: Octavio Esquivell Espiritualidad> Cristianismol 25/09/2012 lVistas: 56
    Octavio Esquivel

    El conocimiento de Dios lejos de ser una teoría deslumbrante de los grandes pensadores y filósofos de las que han sido grandes culturas de la historia en el pasado, o en el presente y el posible futuro, vino a ser y será la más maravillosa experiencia de los llamados por Cristo a quien le preguntaron inicialmente como discípulos llamados, maestro donde es que moras y él contestó, venid y lo veréis

    por: Octavio Esquivell Espiritualidad> Cristianismol 28/07/2012 lVistas: 44
    Octavio Esquivel

    El amor de Cristo trasciende no solo todo egoísmo sino el amor carnal que termina con la muerte, un amor que es amor cristiano de caridad y amistad divina que nos introduce a la vida íntima de Dios. Este amor hizo que la sangre de los mártires se convirtiese en semilla de fe que convirtió todo un imperio al cristianismo. Es el cumplimiento de lo que dijo Cristo de que cuando fuese levantado en alto todo lo atraería hacia él.

    por: Octavio Esquivell Espiritualidad> Cristianismol 23/06/2012 lVistas: 60
    Octavio Esquivel

    Todas las disciplinas del conocimiento humano en la historia hasta la actualidad, no son exhaustivas para explicar en su totalidad el universo y su sentido, de manera que satisfagan las inquietudes del espíritu y del alma humana.

    por: Octavio Esquivell Espiritualidad> Cristianismol 06/05/2012 lVistas: 54
    Octavio Esquivel

    La dimensión espiritual de cada persona es la realidad más importante entre los valores de una axiología autentica en medio de todo el universo. Sobre todo en el contexto de la revelación divina, actualmente en la conciencia de la humanidad toda, de oriente a occidente conciente de Cristo y su resurrección

    por: Octavio Esquivell Espiritualidad> Cristianismol 03/04/2012 lVistas: 74
    Octavio Esquivel

    El aspecto del espíritu sacerdotal ratifica el testimonio del amor como una realidad divina y humana más poderosa que la vida y que la muerte capaz de servirse de ella para lograr el triunfo del amor que es la fuerza omnipotente y gloriosa del amor más puro que purifica todo como expectativa digna de Dios al lograr la resurrección y con ella la eterna gloria. Verdadero mana es Cristo alimento de rocío celestial antes del eterno amanecer El es el pan vivo que baja del cielo que nutre la vida divi

    por: Octavio Esquivell Espiritualidad> Cristianismol 23/02/2012 lVistas: 73
    Octavio Esquivel

    Existe una octava maravilla del mundo en cada hombre cuya autenticidad se realiza como primordial espectáculo delante de Dios y del mundo que hace historia. La historia que se escribe en el libro de la vida. Ese gran día acontece la evidencia total y el inevitable presente compareciendo ante el Creador el ser humano como creatura responsable de su sino y su destino ante la realidad del ser divino.

    por: Octavio Esquivell Espiritualidad> Cristianismol 01/01/2012 lVistas: 138
    Box del Autor
    Categorías
    Quantcast