Psicología De La Emergencia

Posteado: 11/08/2011 |Comentarios: 0 | Vistas: 409 |

https://sites.google.com/site/soporteprevencion

Definición:

Definimos a la psicología de la emergencia como "aquella rama de la psicología general que estudia los distintos  cambios y fenómenos personales, presentes en una situación de peligro, sea esta natural o provocada por el hombre en forma casual o intencional" (Araya 2004).La psicología de la emergencia es una parte de la psicoprevención y sus principios fundamentales son los siguientes:

  •  Muchas desgracias ocurren por la reacción psicológica de las personas, que por el evento que inicialmente produjo dicha emergencia.
  • Pretendemos lograr buenos resultados y sin embargo, tenemos una actitud de indiferencia frente al peligro, hecho que facilita la ocurrencia de accidentes.
  • Se ha demostrado que casi la totalidad de accidentes se producen por fallas humanas.

 Frente a esta situación, la psicología aún tiene mucho que decir y mucho por hacer. Tal vez, lo primero consta en desarrollar lo constructivo del hombre y disminuir lo destructivo de éste. Desde un accidente casero hasta la guerra, pasando por el accidente laboral; éstos en su mayoría son producto de los núcleos destructivos inherentes al hombre. Es así como los psicólogos, prevencionistas y educadores tienen mucho que aportar.

 Objetivos generales de la psicología de la emergencia:

  • Describir y explicar fenómenos psicológicos presentes en una emergencia.
  • Identificar los cambios personales que facilitan el medio, la angustia y el temor.
  • Aplicar técnicas psicológicas en situaciones de emergencia.
  • Seleccionar personal para integrar grupos de rescate y trabajos de riesgo.
  • Capacitar psicológicamente a la comunidad para afrontar accidentes y así evitar consecuencias una vez producida la emergencia.

 Ha habido una variedad de factores que han contribuido a que desde la Psicología se hayan orientado esfuerzos a las situaciones de emergencia, desastre y catástrofes:

  • Interés por las reacciones individuales y sociales provocadas por situaciones con alto potencial traumatizante como han sido las guerras del siglo XX, los desastres naturales y tecnológicos, o más recientemente la acción terrorista.
  • La constatación de la necesidad de intervenir desde una perspectiva psicosocial en este tipo de sucesos y el comprobar que esas intervenciones producen una reducción de la duración de las secuelas psicológicas, de su severidad y de su posible cronificación, en las víctimas tanto directas como en los miembros de los equipos de emergencia y que la ayuda psicológica es valorada positivamente por las víctimas

 La gestión de emergencias requiere una adecuada evaluación y gestión de los riesgos, con la consiguiente planificación en emergencias. Aunque muchas veces se asigna baja prioridad a algunos peligros potenciales, y hay amenazas que permanecen silenciosas y sin que nadie se ocupe de ellas.

 En lo que se refiere a la actuación en emergencias, el comportamiento humano adquiere un papel crítico y fundamental que no podemos desdeñar. Las manifestaciones son totalmente heterogéneas, porque los contextos en los que tienen lugar son muy variados, desde el punto de vista físico (características del entorno fundamentalmente) y social.

            En este sentido se definen los siguientes eventos:

  • Accidente: Supone poco estrés colectivo; se produce una ruptura muy localizada sobre un grupo específico de víctimas y sus personas significativas; pero no influye sobre la infraestructura social. Por ejemplo un accidente de coche, caída de un rayo en el campo.
  • Urgencia: Implica una situación que debe resolverse con prontitud, pero admite cierta demora en su resolución (la emergencia no admite una posposición de su afrontamiento).
  • Emergencia: Supone un cambio, una ruptura de carácter localizado (por ejemplo, un choque de trenes, un incendio en un lugar público). Interfiere en las actividades de determinadas personas implicadas (las víctimas directas) y provoca cierta ruptura sobre otras personas significativas para las víctimas primarias, porque forma parte del trabajo de esas personas, o por casualidad (porque estaban allí en aquel momento).

En función de la gravedad de la emergencia, se pueden establecer varios niveles:

  • Conato de emergencia: Situación que puede ser controlada y solucionada de forma rápida y sencilla, por el personal y las medidas de protección del local, dependencia o sector.
  • Emergencia parcial: Situación que para ser dominada requiere la actuación de equipos especiales del sector. No es previsible que afecte a sectores colindantes.
  • Emergencia general: Situación para cuyo control se precisa de todos los equipos y medios de protección propios, y la ayuda de medios de socorro y salvamento externos. Puede comportar evacuaciones totales o parciales.

Según la emergencia se requerirá la intervención de diversas personas y medios, para garantizar, entre otras cosas, la recepción de información a los servicios de ayuda exteriores o entre las propias personas implicadas. Es así que de acuerdo a los medios de combate implicados se definen las siguientes situaciones:

  • Catástrofe: Es aquella situación en que un fenómeno imprevisto y con consecuencias negativas afecta a una colectividad de forma global, incluidos los sistemas de respuestas institucionales. Por ejemplo, un terremoto de 7 en la escala Ritcher. Los afectados no contarán con ayuda institucional en los primeros momentos y tendrán que hacer frente a las consecuencias del fenómeno con sus propios medios.
  • Desastre: Se encontraría en el extremo e mayor estrés colectivo; implicaría una amplia y casi completa ruptura de todos los procesos sociales, estructura social e interacciones entre los miembros de la comunidad. Implica además una amplia destrucción de la infraestructura funcional (edificios, redes de comunicación y de apoyo social) y afectan a los sistemas de supervivencia biológica, orden, significado y motivación, en definitiva, a la capacidad de gestión de la crisis por la comunidad.
  • Crisis:Se refiere a toda situación en que se produce un cambio rápido, que hace peligrar la estabilidad natural; puede sobrevenir en sentido favorable o adverso, que amenaza con alterar el equilibrio personal o de una entidad. Se identifican con acontecimientos anormales que afectan al funcionamiento cotidiano de la entidad. La esencia de las crisis es la imprevisibilidad; el cambio puede repercutir en toda la estructura. Requiere poner en marcha todas las estrategias de afrontamiento de la situación. Se puede hablar de crisis de dos tipos:
    • Evitables: presentan un periodo de activación o alerta amplio, que permite poner en marcha acciones tendentes a evitar la eclosión.
    • Inevitables: Nos referimos a emergencias y catástrofes, que suelen presentarse por sorpresa, sin alerta previa o con un tiempo muy reducido, que impide desarrollar acciones de prevención. El objetivo es salir de la crisis lo antes posible y que el impacto sea mínimo. Por lo que la intervención se basará en crear dispositivos de reacción rápida y programas de información a los públicos.

 Así los desastres y las situaciones de emergencia, como periodos de crisis social, generan un nivel significativo de estrés colectivo. Las condiciones de incertidumbre, tensión, urgencia, que se generan por las situaciones de desastre, favorecen el desarrollo o emergencia de nuevas normas y relaciones sociales. De acuerdo a esto encontramos a los siguientes involucrados:

 Víctima: Toda persona afectada por un siniestro, de forma directa o indirecta, lesionada o damnificada. Hay varios tipos que tienen un efecto circular unos sobre otros:

    • Víctimas primarias. Son todas aquellas personas que han sufrido de forma directa el incidente.
    • Víctimas secundarias. Son los familiares y allegados de las víctimas primarias.
    • Víctimas terciarias. Son los intervinientes en la situación de emergencia: sanitarios, bomberos, policías, voluntarios, que pueden estar afectados por su participación en la emergencia.
    • Víctimas de 4º orden. Corresponde a las personas de la comunidad donde se ha producido la emergencia.
    • Víctimas de 5º orden. Son las personas que se han enterado del suceso y están afectadas. Ej.: ver el suceso por televisión.
  • Afectado/a. Víctima de un desastre que requiere apoyo limitado para recuperarse de los daños; tiene un mayor número de necesidades básicas satisfechas (respecto al damnificado)
  • Damnificado/a. Víctima que no sufre ninguna lesión en el cuerpo, pero que ha perdido la estructura de soporte de sus necesidades básicas (vivienda, medio de subsistencia).

 Intervenciones en psicología de la emergencia

 A pesar que comúnmente se piensa que la intervención Psicológica en personas es posterior a la ocurrencia de un evento, éstas consideran todos los elementos que acompañan a la emergencia inclusive previa a la ocurrencia de ellos.

 Antes de la emergencia:

  • Psicoprevención:

Técnica orientada hacia la modificación de patrones de comportamiento con el fin de reducir accidentes. Es posible encontrar diversos modelos los cuales deben ser integrados para conformar un programa psicopreventivo integral.

  • Planificación de la emergencia:

 Sabiendo que una emergencia no se puede planificar y asi mismo una no es igual a otra, existen procedimientos a incluir en un plan de acción, es decir una planificación de que se debería hacer cuando se esta frente a una emergencia y de la preparación psicológica para responder a este plan.

  • Selección de personal / complementalidad psicológica:

Pretende definir cuáles son las características más deseables para el personal que integre una brigada de emergencia, desarrolla alguna labor  específica dentro de las emergencias, o conforme un equipo de 1º intervención en una emergencia.

  • Entrenamiento psicológico:

Se orienta a preparar al sujeto para responder, controlar o modular adecuadamente los procesos psicológicos cognitivos emocionales y psicológicos, con el fin de lograr un mayor control sobre la conducta consciente ante una situación de emergencia.

  • Reducción de vulnerabilidad psicológica:

Uno de los temas más relevantes en este ámbito es el desarrollo de la resiliencia entendido como la capacidad para superar las situaciones adversas o así como salir fortalecida de ella.

  • Publicación de alerta:

La alerta es un mensaje que se genera con el fin de proveer a un colectivo de una situación que pudiese ocurrir. Como hacerlo, cuando hacerlo, la conveniencia de hacerlo entre otras, son algunas de las temáticas a resolver en esta dimensión de la intervención.

 Durante la emergencia

  • Técnicas de intervención en crisis / resolución de conflictos:

Respecto al manejo que se debe realizar ante la presencia de una situación en la cual los organismos de intervención deben velar por la resolución de un conflicto asociado a una o más vidas.

  • Liderar equipos y manejo de involucrados:

Evitar que los involucrados en una emergencia sufran consecuencia que vallan más allá de las del evento.

  • Segunda agresión :

Otro aspecto a considerar al intervenir en una emergencia es el simple hecho de colaborar sumando y no restando a la resolución de la situación, es decir el objetivo que después de la intervención de la emergencia se haya dado un paso en la resolución y no en su problematización.

  • Notificación de muerte / malas noticias:

Es una de las situaciones más sensibles de realizar y tiene algunas consideraciones antes de llevarlas a cabo.

  • Comunicación de alarma:

Es el mensaje que se genera con el fin de comunicar a un colectivo la ocurrencia de un evento.

 

Después de la emergencia

Habiendo ya controlado el riesgo e indemnidad física de los involucrados en la emergencia, la psicología clínica dentro del marco de la psicología de la emergencia es la que ilustra respecto al como intervenir

El Miedo

            El miedo es una reacción permanente del individuo frente al peligro que frecuentemente da lugar a actos emocionales repentinos que pueden parecer heroicos,  el cual en muchas ocasiones se puede expresar con torpezas, incluso en tareas rutinarias. En la medida en que la persona comprenda los cambios que en ella se producen, ésta será capaz de controlar su propia reacción y por lo tanto su desempeño será óptimo.

Estados del miedo

            Se distinguen 6 estados del miedo (Araya, 2004), los cuales se detallan a continuación:

  1. El miedo como prudencia: la persona está consciente del peligro y cualquier acción que emprenda estará siendo controlada psicológicamente por el sujeto. 
  2. El miedo como precaución: la persona toma todas las precauciones del caso para enfrentar el peligro. Mantiene una actitud serena y su conducta es apropiada a la situación.
  3. El miedo como prevención o alarma: la persona está nerviosa y vacilante. Este estado del miedo presenta inconvenientes para la labor de rescate.
  4. El miedo como angustia aguda: la persona pierde el control de si mismo y genera una nueva emergencia. En este caso, se le debe atender inmediatamente y se le debe sacar del lugar, ya que su conducta puede ser el punto de partida para el pánico.
  5. El miedo como espanto: la persona es dominada por los actos reflejos, la cual es prácticamente incapaz de emprender alguna acción adecuada frente a la situación.
  6. El miedo como terror: la persona se paraliza por el miedo, es incapaz de darse cuenta de lo que sucede, experimentando, por lo general, relajación de esfínteres.

 

El miedo es contagioso y se transmite en forma automática, para lo cual no se necesitan palabras, ya que solo basta un leve gesto o una mirada para que esta ruda emoción se transmita a los demás. La razón y la lógica en el miedo o en el pánico, al igual que en el temor y la angustia se subordinan a las leyes de la emoción, es decir, la consciencia transforma la relación con el mundo y el mundo cambia las cualidades con la consciencia. Al enfrentar una situación de peligro, lo primero que se produce es la percepción de la situación, pero al mismo tiempo una evaluación de ella.

 

Los efectos del miedo y de la angustia son acumulativos y se pueden presentar como miedo activo o pasivo.

 

En el miedo activo el sujeto puede, a veces, redoblar sus energías y realizar acciones que jamás pensó. Se entiende por energía redoblada al "conjunto de capacidades psicológicas conscientes e inconscientes que surge y confluyen en un instante de riesgo personal y que provoca que el individuo actúe sobredimensionadamente, obteniendo resultados jamás previstos" (Araya, 2004).        Por su parte el miedo pasivo, junto a los cambios orgánicos, se viven con una sensación increíble, provocando perplejidad ante la situación y paralizando al individuo afectado.

 

            El temor es otro fenómeno en situaciones de emergencia, y se define como la representación imaginaria amenazante de un objeto vivido que a través del tiempo ha adquirido connotaciones negativas, por lo cual constituye un punto importante a tomar en cuenta.

 CONCLUSIONES

 La actuación en emergencias es mucho más eficaz cuando previamente se ha hecho una labor preventiva eficaz, de formación, de actuación coordinada (simulacros). A veces ocurre lo contrario: se presta mucha atención a la planificación y prevención en cuanto a organización formal y la dotación de medios técnicos, pero se olvida el funcionamiento de las personas en situaciones de emergencia. Ambos aspectos técnico y humano deben estar presentes para que una situación se resuelva con eficacia y/o éxito.

 

Una emergencia o accidente con repercusión externa o interna, un fallo en la elaboración de un producto, una catástrofe natural o incidentes por causas sociales (externas e internas), puede producirse en cualquier tiempo o lugar. Las circunstancias objetivas de algunos desastres pueden ser inevitables.

 

Solo la capacitación permite aproximarse a una respuesta adecuada frente al peligro. El control de la conducta humana frente a una emergencia evita desgracias y consecuencias lamentables, para lo cual el conocimiento y dominio de si mismo es esencial.

 

            Importante es destacar que una respuesta efectiva ante una emergencia es posible siempre que las personas encargadas de su control sean aptas para dicha función, lo cual debe determinarse al momento de seleccionar al personal requerido.

 

https://sites.google.com/site/soporteprevencion

Hacer una pregunta

Pregunta
200 Caracteres que restan
Puntear artículo
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 0 voto(s)
    Comentar
    Imprimir
    Re-Publicar
    Fuente del Artículo: http://www.articuloz.com/monografias-articulos/psicologia-de-la-emergencia-5119322.html

    Agregue un nuevo comentario

    Franklin Magallanes

    El acoso psicológico en el trabajo se caracteriza por ser una práctica que se apoya en el silencio o la complicidad de los compañeros de la víctima. No cuesta imaginar cuáles pueden ser los motivos que les inducen a estas conductas pasivas: no ser ellos también objeto de agresión, no poner en peligro su puesto de trabajo, envidia o resentimiento hacia su compañero, etc.

    por: Franklin Magallanesl Psicología> Psicología Laborall 05/07/2007 lVistas: 2,645

    Los desastres son eventos imprevistos, súbitos, de gran magnitud, que generan daños a los bienes y medios de vida de una comunidad, producen gran cantidad de damnificados que requieren atención médica afectando la movilización de recursos extraordinarios.

    por: Claudia Gomez Prietol Psicologíal 25/01/2010 lVistas: 1,814
    Jorge Benítez R.

    Una exposición argumentativa acerca de la posible interrelación lógica de los conceptos "inicio del universo", "tiempo" y "espacio" como variables intervinientes en mismo proceso generativo, caracteriado como la fase primigenia del universo. Se apoya el análisis en los aportes de filósofos notables como Inmanuel Kant, Xavier Zubiri y Maurice Merleau-Ponty, así como de reconocidos físicos cosmólogos como Roger Penrose y Brian Green.

    por: Jorge Benítez R.l Monografíasl 01/07/2014 lVistas: 12
    Jorge Benítez R.

    Una análisis crítico de las principales declaraciones y afirmaciones cruciales que conforman la obra "El Gran Diseño", de Stephen Hawking y Leonard Mlodinow, efectuado a partir de los aportes y comentarios de algunos físicos especislistas en cosmología tales como George Ellis, Roger Penrose y Allan Sandage.

    por: Jorge Benítez R.l Monografíasl 01/07/2014 lVistas: 18
    Jorge Benítez R.

    Mediante la utilización de aforismos, se recorre un camino argumentativo y de dilucidación elemental, desde la noción más simple del existir, guiado por la noción de contexto y la relatividad de todas las cosas reales, para llegar a plantear la noción de absoluto como síntesis explicativa de toda posibilidad real de contextualización de la realidad.

    por: Jorge Benítez R.l Monografíasl 19/05/2014
    Jorge Benítez R.

    Se sigue una vía argumentativa para dilucidar el concepto de trascendencia, y su oposición con la tesis de la pura inmanencia, mostrando cómo lo trascendente es parte de la vida diaria y cómo puede impactar, desde su inmaterialidad, a la realidad, a partir de un análisis basado en aportes de Xavier Zubiri y su teoría analítico-filosófica de la realidad, y citas de otro filósofo: Luc Ferry.

    por: Jorge Benítez R.l Monografíasl 19/05/2014 lVistas: 16
    Jorge Benítez R.

    A partir de los aportes de Ernst Casireer, se recorre un camino metodológico de dilucidación para llegar a argumentar la esencia simbólica del pensamiento y de la misma realidad, y su expresión en el lenguaje, con el fin de esclarecer la esencia de lo simbólico como un mecanismo interpretativo de la realidad por parte del sujeto observador de la misma. Se enriquece el texto con citas pertinentes de filósofos como Xavier Zubiri, Ferrater Mora, Paul Ricoeur, Gilles Deleuze, y Ludwig Wittgenstein

    por: Jorge Benítez R.l Monografíasl 19/05/2014 lVistas: 14
    Jorge Benítez R.

    Una análisis argumentativo de la relación vital entre el pensamiento y la realidad, como contexto en el que se desenvuelve el pensar, y los efectos del pensar sobre la realidad, apoyado en interpretaciones acerca de aportes de filósofos como Xavier Zubiri y José Ferrater Mora, donde destaca el la función simbólica del pensamiento.

    por: Jorge Benítez R.l Monografíasl 19/05/2014 lVistas: 14
    Jorge Benítez R.

    Un análisis interpretativo de los aportes de Blaise Pascal acerca del drama de la vida humana por su ubicación ante dos extremos insondables: el infinito y la nada. Se enfatiza su aplicación para comprender las decisiones del ser humano ante los dilemas éticos.

    por: Jorge Benítez R.l Monografíasl 15/05/2014
    Jorge Benítez R.

    Un análisis interpretativo acerca de la función simbólica del pensamiento humano y su expresión en el lenguaje, contextualizada en la relación entre sujeto y realidad. Se utiliza como punto de partida y apoyo citas y aportes de filósofos como Ernst Casireer, Xavier Zubiri, Paul Ricoeur, José Ferrater Mora y Gilles Deleuze

    por: Jorge Benítez R.l Monografíasl 15/05/2014 lVistas: 21
    Box del Autor
    Categorías
    Quantcast