Mitos Y Realidad Sobre Los Ovni

Posteado: 01/10/2011 | Vistas: 191 |

Muchas personas, desconocedoras de toda esta temática, suelen decir: "yo no creo en los OVNI..., eso no existe...", ya que la ignorancia y el temor inconsciente que tienen sobre este tipo de sucesos las lleva a asociar indefectiblemente dicho fenómeno con la idea de una "invasión extraterrestre" por parte de seres de otras latitudes del universo, tal como si fuera una película de ciencia ficción o algo por el estilo.

Más allá de las creencias de cada uno, lo cual puede ser algo muy subjetivo, lo cierto es que diariamente se manifiestan infinidad de objetos voladores que surcan el cielo y todavía no sabemos a ciencia cierta qué tipo de objetos son, y menos aún conocemos su procedencia.

Por eso, debemos dejar expresamente aclarado que el término OVNI se refiere específicamente a un objeto que vuela, que resulta visible al ojo humano, pero que aún no se ha podido identificar. Por ende, negar dicha realidad, sin poder brindar una explicación lógica y razonable, es una actitud propia de los necios.

Debemos remontarnos a 1947 para situarnos en el momento en que se empezó a hablar del fenómeno O.V.N.I. (OBJETOS VOLADORES NO IDENTIFICADOS) en la prensa diaria; a partir de ese entonces ha aparecido este tema repetidamente, en numerosas ocasiones y en distintas partes del mundo. 

El primer relato publicado se insertó en el periódico "Los Ángeles Times" el 26 de Junio de 1947. Kenneth Arnold, piloto aficionado, refería que había observado sobre la parte occidental de Washington objetos brillantes que volaban a una velocidad de 1.500 Km. por hora aproximadamente, y a una altura de unos 3.000 metros. Dijo que los objetos mencionados eran parecidos a un platillo. De esta observación procede la denominación de "platillos voladores" que se aplica, un poco burlonamente, a estos desconocidos objetos. 

Despertó gran expectación e inquietud la noticia de que el día 7 de Enero de 1948, el capitán de aviación norteamericano Thomas Mantell había perecido al caer el avión con el que intentaba seguir a uno de estos objetos volantes. El piloto habló, por la radio de abordo, de "un objeto metálico de grandes dimensiones" que se disponía a seguir; comunicó más tarde que no había podido acercársele más, a pesar de haber ascendido hasta 2.000 pies de altura; a partir de ese momento ya no se recibieron más noticias de él y la causa de la caída del avión nunca fue esclarecida. La máquina parecía haber explotado en el aire. 

El aterrizaje de un objeto luminoso durante varios días en las montañas de México ha sido uno de los casos más claros de cuantos se recuerdan en la historia; el suceso, que pudo ser fotografiado infinidad de veces, tuvo una resonancia mundial y llegó a ser comentado en el organismo internacional de mayor prestigio: la ONU. 

Pero las dudas permanecen, ya que siempre se ha ocultado y jamás se ha registrado esa manifestación fuera de duda y ese contacto que disiparía cualquier objeción; de ahí que no podamos pretender resolver problemas, sino, simplemente recoger las últimas corrientes, las más serias y científicas que se han extendido sobre el fenómeno O.V.N.I. o U.F.O.. 

Pero ¿qué hay de realidad, qué de ficción y qué de simple fenómeno atmosférico?. Ahí esta la clave de la duda para el incrédulo y una evidencia más para quien de por sí ya cree. 

Hoy, por fortuna, y como ya hemos dicho, existe una terminología concreta para definir estos fenómenos. Incluso se dan clasificaciones como "fusiformes", "platiformes", etc.; en definitiva, existe una estructuración racional y, hasta cierto punto, científica al respecto. 

Por otra parte, son muchas las alusiones sobre avistamientos de objetos extraños en el cielo que se hacen en los libros sagrados de todas las religiones. Siempre se han interpretado tales alusiones como prodigios sobrenaturales, sin que se pensase, por la carencia de datos científicos como los que ahora contamos, que tales apariciones pudiesen ser los hoy tan populares Ovnis. Existen multitud de expresiones en la Biblia, por partir de uno de los libros más universales conocidos, en los que, con una ligera interpretación, se descubren alusiones a objetos voladores. Las referencias masconocidas del Antiguo Testamento son: "bolas de fuego"."arcas voladoras","barcas que vuelan","torbellinos de fuego", etc., etc.. 

Quizás el texto más representativo al respecto lo encontraremos en los primeros capítulos del libro del profeta Ezequiel: "...Y miré y vi que venía del norte un torbellino de viento y una gran nube y un globo de fuego que se revolvía dentro de la nube, y en su centro una especie de metal brillante...". 

Existen multitud de pasajes celebres al respecto en la Biblia, como la destrucción de Sodoma y Gomorra, que bien pudo ser producida por una explosión nuclear. Al respecto, el profesor ruso MichailAgrest afirmó que, en los tiempos bíblicos, se registró una explosión nuclear en el Oriente Medio. 

Otro texto clásico es la salida de Elías de este mundo en un carro de fuego. Pero textos similares también existen en los libros sagrados de otras religiones, algunos incluso más antiguos que la Biblia. En el "Mahabarata" nos encontramos con la siguiente descripción: "...Obedeciendo la voz del espíritu, Narayana convoca a Davana, el disco destructor. Así que la voz del espíritu la hubo convocado,Davana surgió del cielo, despidiendo relámpagos espantosos, capaces de destruir ciudades enteras...". 

El "Ramayana" es todavía mas explícito: "...Las vimanas (máquinas voladoras) tenían forma de una esfera y navegaban por los aires gracias al mercurio que levantaba un fuerte viento impulsor. Hombres, a bordo de las vimanas, podían cubrir grandes distancias en un espacio sorprendentemente corto. El piloto conducía las vimanas a su voluntad, volando de abajo a arriba, de arriba a abajo, adelante o hacia atrás, según disposición del motor y de su inclinación...". No puede pedirse más claridad e incluso una terminología más idónea para este relato. 

Muchos serían los textos que se podrían citar, pero su relación sería interminable. Creemos que los mencionados son suficientemente claros como para saber que el fenómeno de los Ovnis ya fue captado en la antigüedad, aunque, en aquellas épocas, se le diera una explicación mas "divina" o "sobrenatural" que material y científica. 

De épocas más tardías, las aportaciones son también más numerosas y más conocidas. De todas formas, no nos resistimos a mencionar una cita de la "Historia de los Franceses", de Gregorio de Tours: "...Durante dos noches seguidas, vimos en el cielo una nube luminosa que tenía forma de capuchón. En el mes de Septiembre, varias personas vieron rayos o cúpulas que parecían correr velozmente por el cielo...". 

La única laguna histórica en la que faltan datos concretos sobre la presencia en la Tierra de naves voladoras, nos la encontramos en la Edad Media. Pero, en esa época, la cultura, reducida a los conventos, jugó un papel decisivo. Los monjes, propensos siempre a ver la "intervención divina" en cualquier signo, se abstuvieron de mencionarlo en sus códices y los hombres de la calle nunca pudieron plasmar sus experiencias; porque si por una parte no sabían escribir, por la otra la influencia de la religión fue decisiva a la hora de dar sentido a esas visiones, de las que también se aprovechaba para obtener ciertos beneficios, anunciando a los interesados venturas o desgracias, atemorizándoles con descubrir pecados ocultos, o añadiendo que Dios se servía de esas apariciones para anunciar que su castigo estaba cercano.

Comisiones investigadoras


A medida que la aviación iba cobrando auge, el tema de los Ovnis fue estudiado cada vez más minuciosamente, hasta que los gobiernos vieron la imperiosa necesidad de crear organismos dedicados exclusivamente al estudio de estos fenómenos. El primero de estos organismos fue creado por el Alto Estado Mayor en Alemania, en 1944. 

Ante los continuos informes de los pilotos en vuelo, que aseguraban ver extraños objetos luminosos que les seguían, surgió el "Sonder Buró 13", y a todo el montaje se le denominó "Operación Urano". En realidad, no se pretendió nunca investigar sobre platillos volantes, sino que los dirigentes de la aviación alemana creían que se encontraban ante algún arma secreta de las fuerzas aliadas. Lo mismo sucedía por la parte aliada, que pensaba en algún arma secreta de Hitler cuando sus pilotos informaban de tales objetos voladores no identificados. 

A raíz de un nuevo incidente en los Estados unidos en 1947, el Servicio de Información del Aire, "ATIC", comenzó a recopilar datos. La conclusión fue terminante: "los platillos voladores existen". 

El 30 de Diciembre de ese mismo año, el secretario de estado de defensa, James D. Forrestal, desaparecido en circunstancias todavía hoy sin aclarar, firmó el decreto por el cual se creaba la "Comisión de objetos voladores no identificados", en el seno de la "ATIC", con el nombre de "Progect Sing", más conocido como "Project Saucer". Con los informes elaborados por los componentes de esta comisión, se inició un estudio que no terminaría hasta 1.956, en el que se afirmaba que los platillos voladores no eran de origen soviético, sino extraterrestre. 

Los años cercanos a 1950 fueron auténticamente angustiosos en el terreno de los Ovnis. Las autoridades militares norteamericanas no llegaron a estar conformes con los resultados que publicaba el "Project Sing", afirmativos casi siempre, y lo reemplazaron por el "Project Grudge". Sus miembros se dedicaron, por encima de todo, a ocultar el fenómeno, tratando de buscar explicaciones naturales a todos los fenómenos que se les presentaban, e incluso a desacreditar a los visionarios, dentro de la línea oficial de que los Ovnis no existían. De esta manera, los Estados Unidos capitalizaban prácticamente toda la información sobre estos fenómenos; pero como en muchas partes se desconfiaba de los resultados que facilitaban, en 1.951 se creó entre Francia y Gran Bretaña la "Comisión Internacional de Encuestas Científicas Urano", que pretendía poner en claro todo lo existente sobre este complicado asunto. También en los Estados Unidos se creaba otra comisión, la "Civilian SaucersInvestigations". 

Un último paso se dio en 1952, cuando el "Project Grudge" fue reemplazado por el "Proyecto Libro Azul". A partir de este momento, comenzó la decadencia de los organismos creados de manera oficial, para transformarse en comisiones secretas. 

El comportamiento habitual de los Gobiernos en general ha sido siempre el de ocultar el fenómeno y desprestigiar hasta el ridículo a las personas que han visto con sus propios ojos algún objeto volador. Debemos hacer una excepción con el Gobierno Francés, que es el único que ha dejado siempre una puerta abierta a la posibilidad de la existencia real del fenómeno. 

En nuestro país, Argentina, como así también en otros países como España, no han sido nunca perseguidos, como en muchos otros lugares, los visionarios de los Ovnis; aunque tampoco ha existido jamás una comisión especial dedicada a la investigación de estos fenómenos. Prácticamente en todo el país y en todo momento han existido avistamientos; no obstante, el principal lugar donde se suceden casi diariamente es el Cerro Uritorco, en la localidad de Capilla del Monte, provincia de Córdoba. Quienes hemos vivido la experiencia de visitar dicho lugar, escalar el cerro, pasar una noche allá arriba y ver la enorme cantidad de "luces zigzagueantes" que surcan ese espectacular cielo estrellado, hemos quedado maravillosamente sorprendidos, atónitos, anonadados y embelesados ante semejante espectáculo de singular belleza. 

En España, entre los informes más conocidos y más dignos de crédito, están los facilitados por el comandante de un avión de transporte que hacía la línea regular Palma-Barajas, y por dos pilotos de combate de la base de Manises. Si en el primero de los casos no hubo conclusiones oficiales, en el segundo, el comandante que actuó de juez pretendió explicar el fenómeno con las ideas más peregrinas. Estaba claro, con su postura, que los organismos oficiales españoles pretendían, sí no negar, si al menos ignorar u ocultar tales fenómenos. 

Hay que reconocer que el temor y el miedo, en todos los terrenos, ha podido siempre más que el ansia de saber, y que la postura oficial ha tomado siempre el camino más corto y más conveniente para sus propios intereses: el del ocultamiento o la ignorancia; quizá por que así se sigue afirmando, más rotundamente, que la Tierra es el centro del Universo y el hombre el único ser inteligente del mismo, condición que se quiere conservar por encima de todo y a costa de lo que sea.

¿Seremos los únicos seres inteligentes en el Universo?


"NO debemos caer en la soberbia de creer que somos los únicos en el Universo", manifestó hace tiempo Herbert Williamson, presidente del comité organizador del Congreso Mundial sobre Ovnis, celebrado en Madrid en 1970. Como es lógico, las imágenes son de lo más variadas y sirven para apoyar todas las teorías; pero hay hechos que no pueden olvidarse nunca. El 16 de Mayo de 1963, moría en Atlanta (USA) Fred Reagan. Durante el año anterior había ocupado las primeras páginas de la prensa, al afirmar que había sido invitado por unos extraterrestres a visitar el interior de su vehículo espacial. Se determinó que la causa de su muerte había sido una degeneración de su tejido cervical, debido a una fuerte radiación atómica, aunque las autoridades fueron siempre incapaces de dar una explicación seria, científica y convincente. 

A otras personas que también fueron "invitadas" a visitar el interior de esas naves espaciales, no les ha sucedido nada que haya trascendido, al menos hasta ahora, como al italiano Antonio de Rosa, que incluso pudo fotografiar a un alienígena frente al cuadro de mandos de su nave y que fue aceptada como tarjeta de presentación de la "Hermandad Cósmica", sociedad fundada por EugeniSiragusa, mundialmente famoso por sus contactos periódicos con seres de otros planetas. 

Antes de adentrarnos en casos más o menos conocidos y concretos, conviene dejar sentado un principio fundamental: los verdaderos científicos, los que realmente pretenden llegar a la verdad, jamás se muestran tan recatados como las autoridades políticas o eclesiásticas a la hora de dar su versión sobre el tema, e incluso de reconocer la existencia real de tales objetos voladores. 

En un número de la revista francesa "Document", se revela, fuera de toda duda, que los mayores astrónomos de la URSS., Estados Unidos y Francia se han puesto a la escucha de posibles mensajes procedentes del cosmos, y que todos han llegado a la conclusión de que los extraterrestres existen y nos hablan. Hemos citado anteriormente que Francia había reconocido oficialmente la existencia de los Ovnis y que los sabios rusos son los que menos prudencia han tenido a la hora de afirmar la existencia de tales objetos, al mismo tiempo que de reconocer su origen extraterrestre. 

Actualmente, la documentación que se tiene respecto de personas que han visto e incluso hablado con seres extraterrestres, es enorme. 

La conclusión a que se llega después de analizar a cuantas personas han visto Ovnis y seres de otros planetas, es que la inmensa mayoría de ellas son personas normales y que, desgraciadamente, en varios casos se han visto afectadas de tal forma que han tenido que recurrir a tratamientos psiquiátricos; incapaces de superar, por sí solas, el trauma que les produjo el contacto. 

Según los datos facilitados por las personas de mayor crédito, hay que destacar que los extraterrestres observados son de forma humanoide, de estructura variable, que va del enano de un metro al gigante de casi tres metros de altura. 

A la hora de recopilar declaraciones, nos encontramos forzosamente con las personas particulares que han presenciado estos fenómenos. Casi todas prefieren olvidar lo ocurrido un cierto día cualquiera de sus vidas y todas confiesan que, por una u otra causa, las cosas no han continuado igual desde aquel momento.

Pluralidad de mundos habitados


A mucha gente le resulta difícil aceptar que no somos el único planeta habitado del Universo (especialmente a los que se rigen por ciertos lineamientos generales impuestos por determinadas religiones), y que seguramente nuestras vidas se encuentran regidas por una programación controlada (llámese Karma, Darma, Cielo, etc.) por un sistema que posee, incluso, reglas manifestadas a través de seres o entidades que aunque están en otra dimensión o estado de materia, no dejan de demostrar su influencia en todo momento y lugar. 

Se han recibido noticias sobre personas que han tenido contactos con extraterrestres y según diferentes informes parecen coincidir en que éstos presentan un aspecto humanoide, su nivel intelectivo es superior al nuestro, han desarrollado al máximo el inconsciente y han suprimido (por decirlo en un lenguaje corriente) las emociones. La actitud de estos seres hacia los humanos no puede ser más positiva; es en todos los casos una actitud fraternal, de amistad, de cariño, de comprensión, de tolerancia y por sobre todas las cosas de amor supremo. 

La mayoría de las personas que han establecido contactos, sin darse cuenta han cambiado su forma de vida y su manera de pensar, a partir de ese momento ya no ven las cosas de la misma manera; la existencia, la vida, la comprensión del Universo y de la Religión toman un sentido nuevo y en la mayoría de los casos adquieren un interés muy positivo, fraternal y solidario para con sus semejantes. 

El hombre actual ya no discute las probabilidades de la existencia y pluralidad de mundos habitados, concepción que ayer era considerada absurda por la mayoría de los gobiernos y determinadas Religiones; casi se puede afirmar que hoy sabe, o presupone, que tales mundos existen y que el Universo está lleno de distintos "mundos habitados". 

Es más, lo que parece inadmisible en nuestros días, es creer que sólo la Tierra (minúsculo átomo que ocupa un insignificante lugar en la inmensidad del espacio sideral) pueda ser el único y exclusivo representante de manifestación de vida inteligente. El nuestro es, sencillamente, uno más de los incontables mundos que pueblan el Universo; aunque sea el más importante sólo para nosotros. Y el alcance y grado intelectivo que demuestra tener el hombre no puede ser otra cosa que una de las tantas manifestaciones de vida, diseminadas con infinita profusión por el área inconmensurable del "Gran Todo". 

Somos, simplemente, parte integrante de un TODO, cuyas infinitas posibilidades jamás será capaz de comprender ni precisar la mente humana. 

No sería lógico, en consecuencia, que por vanidad, ignorancia u ocultamiento, continuáramos creyendo ser los únicos depositarios del más preciado de los dones existentes, como lo es la posesión de facultades tan excelsas como la vida y la inteligencia; muy por el contrario, la verdad más absoluta es que existen infinidad de mundos habitados diseminados por todo el Cosmos inconmensurable.

Hacer una pregunta

Pregunta
200 Caracteres que restan
Puntear artículo
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 0 voto(s)
    Comentar
    Imprimir
    Re-Publicar
    Fuente del Artículo: http://www.articuloz.com/monografias-articulos/mitos-y-realidad-sobre-los-ovni-5269942.html

    Agregue un nuevo comentario

    Jorge Benítez R.

    Una exposición argumentativa acerca de la posible interrelación lógica de los conceptos "inicio del universo", "tiempo" y "espacio" como variables intervinientes en mismo proceso generativo, caracteriado como la fase primigenia del universo. Se apoya el análisis en los aportes de filósofos notables como Inmanuel Kant, Xavier Zubiri y Maurice Merleau-Ponty, así como de reconocidos físicos cosmólogos como Roger Penrose y Brian Green.

    por: Jorge Benítez R.l Monografíasl 01/07/2014 lVistas: 12
    Jorge Benítez R.

    Una análisis crítico de las principales declaraciones y afirmaciones cruciales que conforman la obra "El Gran Diseño", de Stephen Hawking y Leonard Mlodinow, efectuado a partir de los aportes y comentarios de algunos físicos especislistas en cosmología tales como George Ellis, Roger Penrose y Allan Sandage.

    por: Jorge Benítez R.l Monografíasl 01/07/2014 lVistas: 18
    Jorge Benítez R.

    Mediante la utilización de aforismos, se recorre un camino argumentativo y de dilucidación elemental, desde la noción más simple del existir, guiado por la noción de contexto y la relatividad de todas las cosas reales, para llegar a plantear la noción de absoluto como síntesis explicativa de toda posibilidad real de contextualización de la realidad.

    por: Jorge Benítez R.l Monografíasl 19/05/2014
    Jorge Benítez R.

    Se sigue una vía argumentativa para dilucidar el concepto de trascendencia, y su oposición con la tesis de la pura inmanencia, mostrando cómo lo trascendente es parte de la vida diaria y cómo puede impactar, desde su inmaterialidad, a la realidad, a partir de un análisis basado en aportes de Xavier Zubiri y su teoría analítico-filosófica de la realidad, y citas de otro filósofo: Luc Ferry.

    por: Jorge Benítez R.l Monografíasl 19/05/2014 lVistas: 16
    Jorge Benítez R.

    A partir de los aportes de Ernst Casireer, se recorre un camino metodológico de dilucidación para llegar a argumentar la esencia simbólica del pensamiento y de la misma realidad, y su expresión en el lenguaje, con el fin de esclarecer la esencia de lo simbólico como un mecanismo interpretativo de la realidad por parte del sujeto observador de la misma. Se enriquece el texto con citas pertinentes de filósofos como Xavier Zubiri, Ferrater Mora, Paul Ricoeur, Gilles Deleuze, y Ludwig Wittgenstein

    por: Jorge Benítez R.l Monografíasl 19/05/2014 lVistas: 14
    Jorge Benítez R.

    Una análisis argumentativo de la relación vital entre el pensamiento y la realidad, como contexto en el que se desenvuelve el pensar, y los efectos del pensar sobre la realidad, apoyado en interpretaciones acerca de aportes de filósofos como Xavier Zubiri y José Ferrater Mora, donde destaca el la función simbólica del pensamiento.

    por: Jorge Benítez R.l Monografíasl 19/05/2014 lVistas: 14
    Jorge Benítez R.

    Un análisis interpretativo de los aportes de Blaise Pascal acerca del drama de la vida humana por su ubicación ante dos extremos insondables: el infinito y la nada. Se enfatiza su aplicación para comprender las decisiones del ser humano ante los dilemas éticos.

    por: Jorge Benítez R.l Monografíasl 15/05/2014
    Jorge Benítez R.

    Un análisis interpretativo acerca de la función simbólica del pensamiento humano y su expresión en el lenguaje, contextualizada en la relación entre sujeto y realidad. Se utiliza como punto de partida y apoyo citas y aportes de filósofos como Ernst Casireer, Xavier Zubiri, Paul Ricoeur, José Ferrater Mora y Gilles Deleuze

    por: Jorge Benítez R.l Monografíasl 15/05/2014 lVistas: 21
    Box del Autor
    Categorías
    Quantcast