Geopolitica De Los Desastres Naturales

Posteado: 02/05/2008 |Comentarios: 0 | Vistas: 8,250 |

POLÍTICAS DE PLANEACIÓN URBANA FRENTE A LOS RIESGOS SÍSMICOS EN BOGOTÁ, DISTRITO CAPITAL.

José Luis Cadena Montenegro Ph.D

NOTA PREVIA

A finales de agosto de 2007 un loco, desocupado, o terrorista telefónico, causó pánico en Bogotá al predecir que a las cuatro de la tarde del día 30 sucedería un terremoto de grandes proporciones. La falta de conocimientos en este aspecto y la cultura del chisme, paralizaron varias entidades públicas y privadas y algunas personas alcanzaron a encomendarse al todo poderoso. En pleno siglo XXI hay ilusos que creen que los movimientos sísmicos pueden predecirse, lo cual es absolutamente falso. Lo que si puede minimizarse o anularse, son los efectos de un evento natural. Por esta razón, después de su publicación en una revista científica en el año 2000, el autor decidió publicar de nuevo este artículo que explica de manera real y sencilla, la situación de Bogotá frente a los riesgos sísmicos. Es posible que después de siete años de presentada esta investigación, las cosas hayan cambiado, mejorado o empeorado en Bogotá; de eso deben dar razón las autoridades responsables del tema.

RESUMEN

Para obtener su grado de Magíster en Planeación Socioeconómica de la Facultad de Sociología en la Universidad Santo Tomás de Bogotá, el autor presentó a finales del año 1999 esta investigación con el título Políticas de Planeación Urbana frente a los Riesgos Sísmicos en Santafé de Bogotá D.C. El presente artículo es una síntesis de dicho trabajo en el cual se expone y sistematiza una serie de datos relacionados con los riesgos sísmicos a los que se halla expuesta la ciudad. Después de estudiar el planeamiento urbano existente, de zonificar las zonas de riesgo y de evaluar las medidas de seguridad existentes y los planes en materia de prevención y atención de desastres, sondea las políticas existentes y las actividades y estrategias aplicables en el caso de un eventual sismo en la ciudad. El autor proponer una serie de estrategias posibles a fin de delinear y establecer una planeación efectiva para la prevención y reducción al mínimo de los desastres que este tipo de fenómenos suele desencadenar.

1. INTRODUCCIÓN

El incremento y densificación de la población en Bogotá, Distrito Capital, el desarrollo de tecnologías peligrosas y el descuido en este tema de vital importancia ante la amenaza de los sismos, puede afectar a un número elevado de habitantes, sus bienes y la infraestructura de la ciudad, causando enormes pérdidas que, seguramente, afectarían también el desarrollo económico y social de la ciudad motivo del presente trabajo, que posteriormente tardaría muchos años en recuperarse.

Como consecuencia de esta situación, con el fin de promover la mitigación de los riesgos mediante una adecuada política de desarrollo urbano, el autor se comprometió a realizar esta investigación a la luz de la teorías, experiencias, estudios y técnicas disponibles para proporcionar los elementos lógicos de prevención, aplicando la planeación socioeconómica.

El proceso de investigación en el presente caso tiene criterios puramente científicos y cuenta con el apoyo de estudios existentes, evitando especulaciones y empleando además, como herramientas básicas, los conocimientos empíricos y experiencias de los organismos que históricamente han manejado este tema, así como los últimos conocimientos basados en nuevas tecnologías. Ha sido necesario recurrir a conocedores de la materia para recoger y sistematizar los datos de manera tal que el resultado de la investigación sea real, serio, profundo y sirva como aporte al desarrollo socioeconómico de Bogotá, D.C.

El manejo técnico del tema sísmico y sus implicaciones en la planeación, aún no presenta un desarrollo consistente frente al conocimiento de los avances que el mismo amerita. La Administración de la ciudad ha contratado en el pasado estudios y diseños de normas constructivas que deben ser retomadas y actualizadas. Así mismo, la zonificación por riesgo de la ciudad debe contemplar sistemáticamente esta variable ante el conocimiento de las condiciones diferenciales de la amenaza en el espacio de la ciudad (Plan Integral de prevención y atención de Desastres).

Es conveniente recordar que los costos sociales de los sismos, además de los costos por pérdidas materiales en una ciudad que no ha desarrollado medidas preventivas, acarrean consecuencias políticas y sociales que afectan a la población y agudizan su problemática. Según estudios vigentes (año 2000), la capital de Colombia se encuentra ubicada en una zona de amenaza sísmica intermedia, lo cual constituye motivo de preocupación permanente frente a un evento inesperado de gran magnitud.

Las particularidades de la amenaza sísmica a la cual está expuesta la ciudad capital de Colombia se han tratado a nivel de especialistas desde finales de la década del 80 del siglo XX. El terremoto que azotó a Ciudad de México en 1985, cuyos daños se concentraron en una zona construida sobre depósitos de suelos blandos, de geometría y estratigrafía particular fue un campanazo de alerta ya que Bogotá posee características similares.

Las autoridades distritales responsables del planeamiento físico de la ciudad han tratado este tema desde finales de 1991 en el contexto de la elaboración de la reglamentación del Estatuto para el Ordenamiento Físico del Distrito Especial de Bogotá (Acuerdo 6 de 1990) y específicamente el proceso de formulación del Plan de gestión Ambiental.

La planeación es demasiado importante para evitar o reducir situaciones de emergencia y para ello se requiere la comprensión de la misma y el trabajo interdisciplinario. Es un proceso continuo y por lo tanto, no debe ser considerado como una acción con un fin determinado porque precisamente, contempla medidas preventivas para el futuro.

La planeación reduce las incógnitas frente a las situaciones de desastre porque intenta prever los problemas que puedan surgir y adoptar soluciones alternativas posibles; además, coadyuva una rápida respuesta a los problemas siempre y cuando se adecue y adapte a la situación particular, a los recursos disponibles y respete la cultura local.

Con el presente trabajo de tesis se pretende contribuir desde la academia al desarrollo de una cultura que permita a las autoridades y a la ciudadanía en general, entender los riesgos naturales para planificar el desarrollo de la ciudad, minimizando la exposición de sus habitantes a desastres que puedan afectar sus vidas y su patrimonio.

La problemática de los desastres ha dejado de ser una preocupación ocasional de los pueblos y los gobiernos y se ha convertido en un elemento vital en la lista de cuestiones que competen a toda la humanidad, ya sea por su impacto en el desarrollo global o porque su solución sólo se obtiene con esfuerzos sistemáticos prolongados.

En los últimos veinte años (escribo en el 2000) los eventos catastróficos han causado la muerte de más de dos millones, ochocientos mil seres humanos y afectaciones graves en la vida de otros ochocientos veinte millones de personas (GÓMEZ: 1994). Estas cifras dramáticas son suficientes para indicar la profunda trascendencia que tiene la prevención de los desastres en el marco del desarrollo mundial, de todos los esfuerzos dirigidos a la protección de la vida humana, del mejoramiento de la calidad de vida y la prosperidad de las naciones.

Cualquier catástrofe, independiente del nivel de progreso económico del país afectado, muestra claramente los serios traumas ocasionados a los procesos de desarrollo de cada nación y el largo camino que aún hay que recorrer para optimizar los sistemas de prevención en sus dimensiones internacional, nacional y local. Además de la estela de dolor y de las consecuencias ambientales y sociales de los desastres, es evidente que las pérdidas millonarias en las obras de infraestructura básica y en los sistemas de producción y abastecimiento repercuten a corto, mediano y largo plazos en las metas del desarrollo. Y si bien los desastres no distinguen fronteras, también es claro que su impacto social y económico resulta más severo en los países en desarrollo.

En naciones como Colombia, que aún están construyendo su infraestructura física y social básica, que deben hacer grandes esfuerzos para construir vías de penetración, redes de servicios y extender el cubrimiento en salud y educación, representa una carga muy pesada asumir las pérdidas resultantes de los desastres y el costo de la reconstrucción que esto demanda. En tal virtud, la prevención debe ser el eje de todos los esfuerzos dirigidos a la reducción de los desastres, ya sean naturales o generados por la mano del hombre, y de los efectos generados por estos.

1.1 Los sismos y la planeación urbana

Bogotá, D.C., se encuentra ubicada ene. Centro del País entre las coordenadas 4,6º latitud norte y 74º longitud oeste, sobre una extensa sabana (otros dirían valle) en plena cordillera oriental aledaña a una gran falla geológica ubicada a pocos kilómetros del casco urbano, vecindad que implica un alto riesgo en caso de ocurrir un sismo de alta intensidad. Ha sido política del estado a todo nivel, no despertar el interés general de la población respecto del tema para evitar el pánico en caso de movimientos sísmicos eventuales.

En esta gran urbe habitan siete millones de personas (año 2000) y es centro industrial, comercial y estudiantil en razón al gran número de escuelas, colegios y universidades existentes. Las amenazas y riesgos en la capital de la República por factores relacionados con posibles sismos deben tenerse en cuenta durante la planeación urbana con el fin de definir y activar verdaderas políticas. Por esa razón fue importante investigar la normatividad existente y la responsabilidad que atañe a los organismos encargados de la planeación en este aspecto.

Además de los organismos de planeación, deben conocer y ejercer control aquellas entidades cuya misión es el cuidado del medio ambiente, la atención y prevención de desastres, los servicios públicos y afines. Catástrofes como las de Armero, Popayán, la Región del Páez en el cauca y Armenia, para no citar más que cuatro, dejaron serias secuelas que de manera definitiva han incidido en el desarrollo socioeconómico regional y nacional. Las conclusiones de la evaluación después de estos sucesos apuntan a la falta de PLANEACIÓN en materia de prevención y atención de desastres.

Estas experiencias nos obligan a reflexionar seriamente sobre lo que puede representar para los habitantes de Bogotá un sorpresivo sismo y sus consecuencias si no se tienen en cuenta las medidas apropiadas respecto a la planeación urbana frente al riesgo de sismos de mayor intensidad. Frente a ese riesgo de sismos, por ejemplo, la vulnerabilidad física se traduce, primero, en la localización de la comunidad en cercanías a fallas geológicas activas, y segundo, en la ausencia de estructura sismo-resistente en las edificaciones (WILCHES: 1989).

De las siete maravillas del mundo antiguo, dos de ellas, el Coloso de Rodas en el año 225 después de Cristo y el faro de Alejandría hacia el año 800, fueron destruidas por violentos terremotos (RAMÍREZ:1957). Dos de los sismos más fuertes de los que se tiene noticias sucedieron en los últimos ochenta años con una magnitud de 8.9 el primero en la frontera de Colombia con Ecuador, cerca de Tumaco el 31 de enero de 1906 y el segundo en Sanriku, Japón el 2 de marzo de 1993.

El por qué y el para qué de esta investigación responden a necesidades reales, actuales y futuras dentro del área socioeconómica. La planeación socioeconómica entre sus múltiples aplicaciones debe servir para concretar las posibilidades de prevenir tragedias que pudieran derivarse de los movimientos sísmicos. En virtud de lo anterior, fue conveniente el planteamiento de los siguientes interrogantes en relación con el problema de investigación: ¿qué sucederá en Bogotá en caso de presentarse un sismo de grandes proporciones?; ¿qué medidas de seguridad se aplican actualmente para prevenir una catástrofe en el Distrito Capital?; ¿cómo podrían responder ante una emergencia mayor las entidades de socorro del distrito Capital?; ¿cuáles son los planes en materia de prevención y atención de desastres para Bogotá?; ¿cuáles son las políticas del Distrito Capital sen relación con las normas de sismo-resistencia para la construcción?; ¿cómo pueden prevenirse y atenderse los desastres causados por movimientos sísmicos en Bogotá?.

A lo largo de esta investigación fue posible evaluar las políticas existentes respecto a la planeación urbana frente e los riesgos sísmicos en el Distrito Capital, así como las actividades planeadas para reducir los riesgos ante una catástrofe de gran magnitud causada por fenómenos naturales de tipo sísmico y plantear alternativas y estrategias de solución aplicables en nuestro medio.

1.2 La planeación y la Constitución de 1991

Uno de los aspectos centrales de la Constitución Nacional de 1991 es la incorporación de la planeación como instrumento clave para la consecución de los fines esenciales del Estado, esto es, servir a la comunidad, promover la prosperidad general y garantizar la efectividad de los principios, deberes y derechos consagrados en la Constitución; facilitar la participación de todos en las decisiones que los afectan y en la vida económica, política, administrativa y cultural de la nación; mantener la integridad territorial y asegurar la convivencia pacífica y la vigencia de un orden justo (C.N. de Colombia).

Esa función de la planeación se despliega en una doble dimensión: de un lado como instrumento de racionalización de la acción gubernamental y del gasto público mediante la definición de principios, objetivos, estrategias e instrumentos de la gestión pública en un período determinado; de otro , como mecanismo para propiciar una nueva relación entre el Estado y la sociedad civil, redefinida en términos democráticos , en la cual el diálogo y la concertación se conviertan en herramientas privilegiadas en la búsqueda conjunta del desarrollo y del bienestar colectivo.


En otras palabras, no interesa solamente obtener un producto, el plan; se busca igualmente, desatar un proceso, el de planeación que movilice la opinión ciudadana y que haga que el país entero en su diversidad étnica, territorial, ambiental, de género, organizativa y social, sin exclusiones, juegue un papel más activo en la construcción de un nuevo ciudadano y una sociedad de bienestar.

Los problemas urbanos, por el principio de la complejidad se expresan en cada uno de los atributos de la ciudad: la tierra, la vivienda, el transporte, los servicios públicos, el equipamiento y el espacio público. La economía es esencial para la democracia, pues la libertad se basa en la propiedad, entendida en sus expresiones privadas y públicas, las cuales se conjugan en la ciudad. Si en la polis griega nació la filosofía, la democracia y la política, las producciones intelectuales más antiguas y más presentes, y si la polis significó el conjunto de vida comunitaria, política, moral, cultural, e incluso económica, podemos pensar que la ciudad contemporánea debe significar algo más de lo que ella actualmente es: al menos algo de lo que fue la Atenas de Pericles, quien en su oración fúnebre llegó a mostrar cómo la polis era ante todo un estilo de vida. Ciudades construidas a la medida del hombre con espacios en los que se podía promover el conocimiento mutuo, educando la mente y el carácter de los ciudadanos. Pero también, algo distinto a lo que hoy muestran las ciudades frente a la globalización de la economía. Ciudades con tamaños y densidades desproporcionadas, por fuera de toda escala humana, atravesadas íntegramente por esos inesperados mutantes de nuestra época: televisores, computadoras y demás artefactos que nos hacen creer que interactuamos comunicativamente en el mundo globalizado como si fuera una aldea. Ciudades, en fin, en las que se empieza a perder el más maravilloso bien con el que están dotados los seres humanos: la comunicación. El problema de la ciudad no es sólo un problema político, es un problema cultural y filosófico ya que concierne al sentido de la vida humana.

Ese es el reto, pensar la construcción de la ciudad contemporánea como un mecanismo para la construcción del nuevo ciudadano, del mismo ser que entiende que la democracia económica es el componente de la democracia política; en pocas palabras, una ciudad que busque la finalidad de la polis magistralmente resumida por Sófocles: la ciudad es la gente.

Los movimientos sísmicos y sus secuelas han constituido a través del tiempo, hechos de gravedad que afectan a la población desde el punto de vista socioeconómico. Aunque por tratarse de fenómenos naturales, es imposible evitarlos, el conocimiento de los factores físicos que los producen coadyuvan a prevenir los riesgos y a su mejor atención, minimizando la pérdida de vidas y de recursos económicos. “La vulnerabilidad física se refiere especialmente a la localización de los asentamientos humanos en zonas de riesgo y a las diferencias de sus estructuras para asimilar los efectos de esos riesgos” (WILCHES: 1989: 21).

Esta tesis tiene relación y directa con otras áreas del conocimiento y su incidencia se prevé en asuntos pedagógicos, científicos, teóricos, prácticos, políticos, sociales y económicos. La experiencia en casos de sismos en grandes ciudad, indica que la catástrofe es directamente proporcional al grado de alistamiento para enfrentarla y que la función de prevención empieza con el cumplimiento de una serie de requisitos de orden técnico que pueden y deben mejorarse al evaluar lo conocido y aprovechar los recursos disponibles para desarrollar esos conocimientos desde el punto de vista de la investigación científica.

Conocedores en la materia aseguran con fundad razón que de producirse un fuerte sismo en la capital de Colombia, los hechos repercutirían definitivamente en el desarrollo por socioeconómico, no solamente de la región afectada son del País entero por tratarse del centro político y económico nacional. Los mapas de alto riesgo y el crecimiento urbano desordenado, especialmente, en áreas en las que se asientan grupos humanos de los estratos más bajos, muestran factores de riesgo elevados con secuelas impredecibles de enorme repercusión en el campo político y social (LOS TEMBLORES DE AGOSTO).

1-3 El impacto social

El impacto social pasa ahora a ser una de las preocupaciones de científicos de las áreas básicas o físicas, así como de los científicos sociales. Conseguir ese impacto surge como una ansiada meta en todos los proyectos de investigación o acción. Debe tenerse en cuenta que el esfuerzo por alcanzar esta meta puede llevar a las instituciones a la adopción de medidas precipitadas o de soluciones cosméticas. Urge la concertación de ideas, la a de estudios integrales y multidisciplinarios que mediante una visión globalizante, integrada desde el principio, permitan el desarrollo de estudios, investigaciones y soluciones apropiadas (LAS SACUDIDAS SUBTERRÁNEAS: 1897).

Debe evitarse la realización de estudios de reducción de desastres naturales que motivados por un ansia de conocimiento sobre uno de los factores es específicos, se desarrollen aisladamente y con metodologías que lleven a resultados fragmentados, cuya aplicación o éxito pueda tomarse como efectiva o adecuada para una disciplina pero no para una meta de reducción de desastres. El impacto social conseguido por los proyectos de reducción de las secuelas de desastres y el abordaje del tema que se da en sus metodologías, es uno de los factores de mayor discusión en la actualidad. Durante un largo lapso, el punto de vista físico ha sido el determinante para marcar el sendero de las acciones de prevención y preparación para desastres, a las cuales se les ha impreso una característica fuertemente determinista: se ha creado un ámbito de investigación y estudio en el que las ciencias sociales parecieran haber llegado tarde; dice Lavell (1993): “desde la perspectiva de las ciencias sociales (economía agrícola, sociología, geografía, antropología, ecología social, administración, ciencia política, derecho, etc.) no existe ninguna institución con programas de investigación consolidados y continuos, mientras un muy limitado número de investigadores autóctonos, individuales, han incursionado en este tema” (DURÁN: 1994).

Todos los proyectos de estudio deben justificarse sobre la base de una población vulnerable a la que se ha llamado “el antecedente social”. Se busca d esta manera incorporar los componentes sociales desde el inicio de los proyectos e identificar los nodos y conexiones previamente, de manera que no se llegue tan sólo a engrosar el tamaño de las bibliotecas.

1.3 Los bienes públicos

Para efectos de este trabajo y con el fin de entender mejor la responsabilidad del Estado en materia de prevención y atención de desastres, a continuación me referiré a uno de los conceptos más elementales y apropiados. “Existen algunos bienes que, o no son suministrados por el mercado o. si lo son, la cantidad suministrad es insuficiente”. Un ejemplo a gran escala es la defensa nacional y otro a pequeña escala, las ayudas a la navegación (como las boyas luminosas). Estos son los llamados bienes públicos puros, que tienen dos propiedades. En primer lugar, no cuesta nada que otra persona más disfrute de sus ventajas. Formalmente, el hecho que un individuo adicional disfrute del bien, tiene un coste marginal o nulo. No cuesta más defender a un país de un millón y una persona que defender a uno de un millón. Los costes de una boya luminosa no dependen del número de barcos que pasen por sus cercanías. En segundo lugar, en general es difícil o imposible que no se disfrute del bien público. Si colocamos una boya luminosa en una zona rocosa para que nuestros barcos puedan navegar sin peligro, es difícil o imposible impedir que otros naveguen por esa zona. Si las políticas estatales en materia de prevención de desastres y de planeación urbana consiguen minimizar los riesgos frente a los movimientos sísmicos, todos nos beneficiamos; no es posible excluir a ninguna persona de estos beneficios (CADENA: 1999).

La seguridad del ciudadano y de sus bienes se constituye en un bien público. Es el Estado el responsable de proporcionar la seguridad ciudadana mediante la elaboración y exigencia del cumplimiento por parte de sus asociados, de las políticas encaminadas a proteger su vida y sus bienes. Sería interminable enumerar la cantidad de actividades tangibles e intangibles que en un país se afectan por ineficacia en la prevención de desastres y en tal virtud es conveniente reafirmar que, definitivamente, la seguridad física frente a los riesgos sísmicos, se constituye en uno de los más preciados y necesarios bienes públicos.

2-PROCESO DE LA INVESTIGACIÓN

En el desarrollo metodológico de la investigación se consideraron dos hipótesis , teniendo en cuenta que el desarrollo urbano desordenado representa para los habitantes de Bogotá, graves riesgos ante eventos sísmicos en especial, aquellos de los estratos más bajos quienes viven en condiciones de inseguridad por la mala calidad de sus construcciones; así mismo, se planteó el supuesto de que las autoridades de planeación urbana y las entidades de socorro, pueden anticiparse a las secuelas por catástrofes de origen sísmico, minimizando o anulando los factores de riesgo en proporción a su interés social y al grado de exigencia en la aplicación de medidas sismo-resistentes.

Es conveniente advertir que esta investigación de carácter evaluativo presenta características, atributos, dimensiones y propiedades muy particulares en razón de la importancia que tiene frente a las políticas existentes en materia de planeación socioeconómica. Fue necesario recurrir a fuentes históricas, científicas y prácticas, así como a trabajos especializados y a conocimientos empíricos que del tema tiene el autor. La consulta permanente con profesionales especializados en sismología, geología, geografía, historia, ingeniería y otras especialidades fue determinante para encontrar los elementos técnicos que se utilizaron directamente en el desarrollo de la investigación. Así fue como resultaron las siguientes variables:

 Pérdida de vidas humanas
 Usos del suelos
 Normas de planeación urbana
 Crecimiento demográfico
 Compromiso de la sociedad científica
 Compromiso de la sociedad civil
 Calidad de las construcciones habitacionales
 Preparación de los organismos de socorro
 Incidencia en el desarrollo socioeconómico del Distrito Capita
 Conocimiento de riesgos por parte de la población de Bogotá
 Costos de la prevención frente a las secuelas por imprevisión

Fue necesario recurrir a datos estadísticos para realizar los análisis cualitativos y cuantitativos relacionados con el problema de investigación y en tal virtud, se trabajaron los siguientes indicadores:

 Pérdida de vidas en alto número y en forma sorpresiva
 Heridos y mutilados con secuelas permanentes
 Destrucción de obras de ingeniería civil
 Destrucción y pérdida de viviendas
 Pobreza absoluta en grandes masas de población por pérdida de todos sus bienes
 Retrazo en los planes de desarrollo
 Incremento del desempleo por cierre de industrias y sectores comerciales
 Incumplimiento en las políticas del Estado por atención inmediata de emergencias
 Compromisos contractuales internacionales no planeados
 Aparición de nuevos cinturones de miseria
 Generación de violencia por ineficacia del Estado para atender este tipo de emergencias.
 Incremento de la indigencia

Existen en la actualidad algunos estudios sobre los riesgos por sismos de mayor intensidad, sin embargo, no existe clara conciencia en la sociedad civil acerca de la gravedad en caso de presentarse un suceso para el que no está preparada. Entre las principales características de esta investigación se pueden citar las siguientes:

 Los sismos son de origen natural
 No pueden predecirse pero sí minimizar sus efectos dañinos
 Los efectos de un sismo recaen sobre la población más pobre en mayor proporción.
 Se conocen claramente los factores de riesgo frente a los sismos
 La capital de Colombia se encuentra en riesgo sismológico intermedio
 Las entidades de socorro son insuficientes para atender emergencias de gran magnitud.

El tema investigado se resumió en cinco capítulos cuyos títulos son los siguientes:

1- Los desastres y sus implicaciones
2- La planeación y la teoría de los desastres
3- Vulnerabilidad sísmica urbana en Bogotá
4- Medio ambiente y cultura de la prevención
5- Conclusiones y recomendaciones

3- RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

Con el fin de dar cumplimiento a los objetivos propuestos en la presente investigación, a continuación se relacionan las conclusiones más relevantes después de un análisis reflexivo y crítico sobre una situación grave en materia de planeación socioeconómica que involucra a un alto número de ciudadanos colombianos, habitantes de una de las ciudades más importantes en el concierto continental.

No es sorprendente que mientras el número de vidas perdidas debido al fenómeno de los sismos ha sido reducido sustancialmente en el mundo entero, al mismo tiempo se registra un extraordinario aumento en la cantidad de pérdidas económicas, incluyendo daños a la propiedad, pérdida de ingresos, infraestructura e instalaciones y líneas vitales. De hecho, Colombia ha iniciado a practicar procedimientos enfocados a reducir amenazas a la vida humana y daños personales, por ejemplo, a través de sistemas de alerta significativamente mejorados, pero no ha alcanzado beneficios similares en términos de pérdidas económicas.

La acción preventiva es lo más importante en cualquier desastre porque contempla lo que se debe hacer antes que los hechos sucedan, sin embargo, ni las autoridades distritales ni la sociedad civil están conscientes de esta gran responsabilidad y sólo cuando ocurren catástrofes naturales o antrópicas se toman medidas, casi siempre sin planeamiento. En los últimos desastres naturales ocurridos en Colombia, por ejemplo, los de Armero, Popayán y el Eje Cafetero para no mencionar sino tres, se ha podido evidenciar un verdadero caos respecto a lo que se debió hacer, y se cometieron errores repetitivos que a pesar de conocerse no se corrigieron. El Estado fue ineficiente, tanto en el tema de la prevención como en el de la atención.

Lo más elemental e importante para enfrentar un desastre después de un sismo es tener una guía de instrucciones y normas de lo que debe hacerse. No tener una guía es dar palo de ciegos e improvisar en asuntos tan graves como la viada y la muerte. La guía para atender un desastre debe contemplar lo relacionado con personal, abastecimientos, apoyos técnicos, apoyos administrativos y todos los asuntos de gobierno. Para poder efectuar los cálculos de necesidades y obtener los mejores resultados en la atención de un desastre, es conveniente realizar con anticipación las evaluaciones de riesgos y las implicaciones socioeconómicas de las secuelas que deja un sismo. Así se concluye de experiencias nacionales e internacionales.

Los niños y las personas de edad avanzada son las más afectadas generalmente en un desastre, pues son quienes tienen menor capacidad de defensa. Durante la repartición de donaciones, raciones, carpas y vituallas en general, se les dificulta hacer largas filas en razón de sus condiciones físicas y por lo tanto, es importante hacer llegar los pertrechos hasta los sitios habilitados como albergues o vivienda temporal. Después de un desastre, si al las personas damnificadas no se les ayuda a conseguir un trabajo o a reactivar sus negocios, se acostumbran a que se los mantenga, convirtiéndose a largo plazo en mendigos. La actividad económica de la región o del sitio afectado debe reactivarse para que vuelva a su estado normal y se inserten en la economía nacional.

Los sismos destructores de Bogotá durante los últimos quinientos años ocurrieron en la Cordillera Oriental, tomando como límites el Río Magdalena y el Piedemonte Llanero. Hacia el sur y hasta distancias de 350 kilómetros, se han producido los sismos causantes de mayores daños. Bogotá ha sido parcialmente destruida o averiada no sólo por sismos de origen lejano sino también por movimientos originados en las cercanías (ANDRE: 1884).

En relación con las actividades inherentes a la prevención de desastres y la gestión ambiental, es inevitable concluir que en Bogotá no han existido organizaciones interinstitucionales coherentes para llevar a cabo dichas actividades. Por el contrario, se presenta una dispersión de entidades que desde diversos sectores y a diferentes niveles han venido ejerciendo una o varias funciones de administración o de control de factores de riesgo y de deterioro ambiental. El modelo geológico-geofísico del perímetro urbano de Bogotá y sus alrededores está conformado por dos subcuencas: 1) La occidental, ubicada hacia el nor-occidente, 2) la oriental, ubicada dentro del perímetro urbano y ramificada en su parte norte por los cerros de Suba, dando lugar a dos subcuencas secundarias, una el la parte occidental de los cerros de Suba y otra entre estos y los cerros orientales (BERMUDEZ: 1942).

Científicamente en Bogotá están claramente definidas tres fuentes sismogénicas principales:

1-. Corresponde a la zona de subducción del Pacífico colombiano, la cual es significativa únicamente por las características de respuesta de algunas partes del subsuelo de la ciudad.
2. Corresponde a la fuente frontal de la Cordillera Oriental, la cual resulta dominante en el caso de la ciudad.
3. Corresponde a las fuentes locales

Aún cuando la amenaza sísmica para Bogotá no corresponde a valores extremos en el País, el riesgo sí lo es en razón del alto grado de vulnerabilidad de sus edificaciones, las cuales hasta hace pocos años fueron construidas sin tener en cuenta los criterios de sismo-resistencia. Las edificaciones diseñadas y construidas antes de 1984 son altamente vulnerables; así ha quedado demostrado durante la ocurrencia de sismos de baja intensidad registrados en otras regiones del País (BALTA: 1926). La razón principal es que con anterioridad a la puesta en práctica del Código Colombiano de Sismo-resistencia, no existían requerimientos claros sobre técnicas, diseño y materiales sismo-resistentes.

La incorporación de los conceptos de desarrollo y planificación socioeconómica y física, así como la participación activa de las comunidades, todavía es débil en la mayoría de los organismos distritales encargados de la prevención de desastres. En información pública se puede concluir que el objetivo principal de llegar con mensajes preventivos a grupos amplios de la población utilizando diferentes medios de comunicación impresos y audiovisuales, ni se ha propuesto ni se ha cumplido por parte de las autoridades del Distrito Capital.

En Bogotá los habitantes de los estratos socioeconómicos más bajos constituyen el grupo más expuesto a los riesgos sísmicos por cuanto sus viviendas no reúnen las condiciones de seguridad convenientes y porque además, se encuentran ubicadas en sectores no recomendables para el desarrollo urbano. Adquiere validez la primera hipótesis plantead en esta tesis. La exigencia de las autoridades encargadas de ejercer el control en la aplicación de las normas de sismo-resistencia, el interés social que el gobierno distrital adopte en sus planes de desarrollo urbano y el fortalecimiento de las entidades de socorro, son factores que pueden y deben minimizar los riesgos sísmicos. Adquiere valor la segunda hipótesis planteada en esta tesis.

Las entidades de socorro De Bogotá son insuficientes en número de efectivos y no poseen los recursos económicos ni tecnológicos para atender un desastre causado por movimientos sísmicos de mayor intensidad.

4- ESTRATEGIAS PROPUESTAS

En consideración a los resultados cualitativos y cuantitativos de la investigación realizada, el autor plantea estrategias elementales, lógicas y posibles de realizar con el fin de minimizar los riesgos de las secuelas que puede dejar un sismo de alta intensidad en la capital de Colombia.

Para efectos de conocer claramente el comportamiento global de los suelos en Bogotá es necesario contar con instrumentos en profundidad, en especial para conocer la señal de las rocas bases y así obtener simultáneamente los registros en superficie; este aspecto requiere de especialistas en microzonificación sísmica y de la asignación de recursos por parte de las autoridades distritales.

Mediante un acto administrativo del gobierno distrital se deben adoptar políticas relacionadas con la reglamentación urbana y la normatividad sismo-resistente a aplicarse en cada una de las zonas definidas en consideración al grado de riesgo, comprometiendo tanto a los diseñadores, como a los constructores de las edificaciones.

Es conveniente que se formulen medidas de mitigación del riesgo sísmico en la ciudad, particularmente interviniendo la vulnerabilidad de las edificaciones esenciales, como hospitales, universidades, centros administrativos, escenarios deportivos, cuarteles, centros comerciales, centrales telefónicas y otras similares, y las redes vitales, para lo cual será necesario realizar estudios específicos de vulnerabilidad sísmica y rehabilitación que mejoren el comportamiento de los sistemas de líneas vitales, así como las estructuras de las principales edificaciones de la ciudad en caso de in sismo moderado o intenso.

Preocupación permanente del Gobierno Distrital debe ser la realización de un programa de información pública y educativa a través de organismos escolares y universitarios y de los medios de comunicación, mediante la capacitación a nivel comunitario. Que, sin alarmar, socialice la información y las formas de actuar en caso de terremoto. Este programa debe ser continuo y sostenible para garantizar su efectividad.

En razón a las estimaciones de daños, pérdidas y en general de las consecuencias de un sismo moderado o fuerte en la ciudad, es urgente la elaboración de planes de emergencia y contingencia específicos para la atención de la población. Así mismo debe preverse la atención a los requerimientos de los servicios públicos interrumpidos y especialmente, la forma de rehabilitarlos y recuperarlos.

La autoridades y organismos responsables de la prevención y atención de desastres en Bogotá, deben elaborar y difundir planes específicos de rutas de escape, refugios temporales, centros de atención médica de emergencia, organización de campamentos para damnificados, centros de recolección y distribución de ayudas, cementerios improvisados, centros de información pública y todos los asuntos que se consideran importantes para atender un desastre originado por movimientos de la tierra.

El Gobierno Distrital por intermedio de la Secretaría de Educación y de los organismos de socorro, deben propender porque las normas de prevención de desastres se inserten en los programas académicos en las diferentes escuelas, colegios y universidades del distrito capital.

En el área de educación no formal, las acciones deben orientarse a promover la realización de eventos de integración e intercambio entre grupos de interés sobre los riesgos sísmicos en Bogotá. Es importante la realización de seminarios y talleres a nivel de comunas y barrios, dirigidos sobre todo a la comunidad que, previa evaluación, se considere más expuesta, así como a periodistas y estudiantes de carreras afines.

Incluir programas y acciones específicas para mitigación de riesgos en los planes de desarrollo debe ser una meta de las autoridades distritales, con el apoyo de las autoridades locales (comunas y barrios) y con el concurso de la ciudadanía como un todo, en la búsqueda del desarrollo humano sostenible.

Loa planes de emergencia y de contingencia que se elaboren por parte de cualquier organismo oficial o privado deben como el más importante aspecto, la realización de simulacros. La práctica repetitiva de lo que se debe hacer para enfrentar un desastre se convierte en el fundamento de la cultura preventiva y de atención a la que debemos acostumbrarnos los habitantes de Bogotá por las características expuestas en esta tesis.

Los organismos de socorro de Bogotá deben contar con los apoyos necesarios por parte del gobierno local, independientes de los apoyos del nivel nacional, con el fin de mantenerse al día en cuanto a recursos humanos, económicos y tecnológicos.

Se considera de vital importancia el desarrollo de la Ley 99/93 y en especial de su artículo 102 con el fin de suplir la necesidad de especialistas de la Defensa Civil Colombiana, capacitados para prevención y atención de desastres. De darse este paso, el Distrito Capital, y por ende, el País entero, podrá contar con el número suficiente de personas preparadas para proteger sus recursos naturales y para actuar apropiadamente en caso de catástrofe.

Se considera de vital importancia que por primea vez en su larga vida, Bogotá, la ciudad entera participe de un simulacro general bajo la dirección de sus autoridades y de los organismos de socorro. Esta actividad implica desarrollar con anterioridad programas de educación formal y no formal, evaluaciones de riesgos, inventarios de necesidades y sobre todo, crear conciencia de la cultura ciudadana para la protección de su vida y de sus bienes, minimizando los riesgos sísmicos.

A nivel de la academia es conveniente incrementar la investigación en asuntos afines a la actividad sísmica y muy especialmente a la mitigación de los riesgos en toda la estructura social, teniendo en cuenta la importancia del tema y su influencia socioeconómica de cara al desarrollo. Bogotá es una de las ciudades más importantes del mundo y sin embargo se encuentra claramente rezagada desde el punto de vista tecnológico en prevención y atención de desastres, especialmente de origen sísmico.

BIBLIOGRAFÍA

ANDRE, Eduardo. Viaje a la América Equinoccial. (América Pintoresca) Barcelona. Montañer y Simón. 1884.

BALTA, José. Conversaciones sobre la periodicidad de los terremotos. Anales de Ingeniería. Bogotá. Nº 402. 1926

BERMUDEZ, José Alejandro. Los terremotos en Santafé. Lecturas.En: Bogotá I Nº 7. 1942.

CADENA MONTENEGRO, José Luis. Propuesta de evaluación de la eficiencia y eficacia del Ejército de Colombia. Tesis de grado para optar al título de Magíster en Ciencia Política. Universidad de Los Andes. 1999.

Constitución Nacional, República de Colombia. Artículo2. 1991.

DURÁN VARGAS, Luis Rolando. “Una experiencia Regional”. En: Conferencia Interamericana para la Reducción de los Desastres Naturales. Cartagena de Indias. Marzo 21 al 24 de 1994.

GÓMEZ FERNANDINI, Emilia. Representante residente adjunta del PNUD-Colombia. “El PNUD y la Mitigación d Desastres en los Programas de Desarrollo”, En Conferencia Interamericana sobre Reducción de los Desastres Naturales-Experiencias Nacionales. Memoria, Tomo 1. Cartagena de Indias, Colombia, 1994.

Las sacudidas subterráneas de Los Andes. (Extracto de un manuscrito sobre terremotos en las cordilleras andinas). En: Revista de Instrucción Pública de Colombia. Tomo 7. 1897.

Los Temblores de agosto y septiembre. En Anales de Ingeniería. Bogotá. Nº. 295-298.

Plan integral de Prevención y Atención de Desastres- Santafé de Bogotá, D.C. Alcaldía Mayor, 1993.

RAMÍREZ, Jesús E. SJ. Historia de los Terremotos en Colombia. Segunda edición. Instituto Geográfico Agustín Codazzi, Subdirección de investigaciones y Divulgación Geográfica. 1975.

WILCHES, CHAUX, Gustavo. Desastres, Ecologismo y Formación Profesional. Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA. Popayán, 1989.

Hacer una pregunta

Pregunta
200 Caracteres que restan
Puntear artículo
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 5 voto(s)
    Comentar
    Imprimir
    Re-Publicar
    Fuente del Artículo: http://www.articuloz.com/medio-ambiente-articulos/geopolitica-de-los-desastres-naturales-401736.html

    Agregue un nuevo comentario

    Carlos

    Se comena, que las Organizaciones deben programar y aplicar políticas de reducción de energía eléctrica, consumo de agua y utilización de productos biodegradables que minimicen el impacto negativo al ambiente

    por: Carlosl Negociosl 02/02/2012 lVistas: 63

    Las consecuencias actuales de los desastres incluyen trastornos económicos, colapso de las estructuras políticas, violencia, conflictos sociales, hambruna, enfermedades y desplazamientos masivos de poblaciones. Gran parte de los daños causados por los desastres naturales y antrópicos podría evitarse con la puesta en marcha de básicas medidas de prevención y preparación

    por: Claudia Gomez Prietol Educaciónl 26/01/2010 lVistas: 909
    Ilse Klapp González

    El incremento poblacional desde 1925, que en esa fecha era de sólo 2 mil millones de habitantes, ha subido a más de 6 mil millones en el presente. Para los demógrafos, este crecimiento debería continuar en los próximos años llegando a cerca de 9 mil millones para en el año 2050. Esta explosión no sería preocupante si los recursos no se consumieran más rápidamente de lo que se forman. Cerca del 20% de la humanidad utiliza el 85% de los recursos y a este consumo excesivo por parte de los países de

    por: Ilse Klapp Gonzálezl Noticias & Sociedad> Medio Ambientel 09/10/2011 lVistas: 198
    Centro de Colaboraciones Solidarias

    Todos tenemos parte en el cambio climático con el uso excesivo del automóvil, o del aire acondicionado y las calefacciones, por ejemplo

    por: Centro de Colaboraciones Solidariasl Noticias & Sociedad> Medio Ambientel 22/06/2008 lVistas: 821
    Centro de Colaboraciones Solidarias

    Las emisiones de gases de efecto invernadero deberían reducirse en un 50% para el año 2050 respecto al nivel de 1990, advierte Naciones Unidas.

    por: Centro de Colaboraciones Solidariasl Noticias & Sociedad> Polítical 13/04/2008 lVistas: 93

    El marketing hostil se manifiesta en forma en forma de usuarios que dedican a destruir comunidades y crear mal ambiente, blog spamming, ataques mediáticos, influenciar a periodistas o campañas de publicidad agresivas en contra de la competencia.

    por: Jessical Marketingl 15/01/2012 lVistas: 101

    Reflexión que intenta dejar un mensaje de concientización y accion global inmediata

    por: Gonzalol Noticias & Sociedad> Medio Ambientel 10/07/2009 lVistas: 16,569 lComentarios: 11
    Carlos

    El crecimiento desmedido y sin planificación ambiental alguna del consumo de bienes y servicios, viene requiriendo cada día de la utilización de más y mas recursos naturales. Y no los estamos utilizando de una forma ambientalmente sustentable

    por: Carlosl Noticias & Sociedad> Medio Ambientel 14/02/2010 lVistas: 152

    En el año 2000 crearía un segundo proyecto, de máxima importancia, que denominaría " P.E.A.L." ( Plan Estratégico Arcón para Latinoamérica ) con objeto de centrarse estratégica y prioritariamente en dotar con tan eficaz Metodología de formación e intervención a los países integrantes de una de las zonas de mayor riesgo sísmico del planeta, el Cinturón Circumpacífico ( Ecuador, Chile, Colombia y Centroamérica )

    por: emeteriol Noticias & Sociedadl 19/07/2013 lVistas: 25
    Kmilo

    El Ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier solicito al Director General de Aguas a través de un oficio, se resguarden las reservas de agua de las cuencas de los Ríos Baker y Pascua, de los que pretende nutrirse el proyecto HidroAysen.

    por: Kmilol Noticias & Sociedad> Medio Ambientel 25/08/2014

    Las empresas que utilizan recursos de la naturaleza, deberían de alguna compensar lo que han "gastado" y esto mostrara calidad frente al usuario y la sociedad.

    por: felipeseol Noticias & Sociedad> Medio Ambientel 18/08/2014

    El reciclaje implica el procesamiento de material usado, para su re manufactura en productos útiles. Desplácese hacia abajo para conocer los efectos positivos y negativos de reciclaje en el medio ambiente.

    por: Luis Fernandezl Noticias & Sociedad> Medio Ambientel 20/06/2014 lVistas: 57

    La contaminación del agua y el suelo son dos de las cinco categorías básicas de contaminación ambiental.

    por: Luis Fernandezl Noticias & Sociedad> Medio Ambientel 20/06/2014 lVistas: 24

    En los Estados Unidos, el transporte representa un tercio de las emisiones relacionadas con la energía, de acuerdo con la Agencia de Protección del Medio Ambiente.

    por: Luis Fernandezl Noticias & Sociedad> Medio Ambientel 20/06/2014

    Las últimas décadas han estado marcadas por los grandes avances tecnológicos experimentados por la humanidad. Sin embargo, esta revolución ha supuesto también un buen número de efectos indeseados sobre el planeta, que van desde la des-forestación de selvas vírgenes al cambio climático, pasando por la extinción de miles de especies.

    por: Danayl Noticias & Sociedad> Medio Ambientel 15/05/2014
    Yoselin Marquez

    Descubre una gran variedad de trampas de luz para combatir los distintos tipos de insecotos voladores

    por: Yoselin Marquezl Noticias & Sociedad> Medio Ambientel 06/05/2014

    Crecimiento y demografía, perspectiva de crecimiento a futuro, posibilidad de instaurar proyectos de eugenesia estatal.

    por: samir chadidl Noticias & Sociedad> Medio Ambientel 27/02/2014 lVistas: 14

    Pocas obras en la historia de la humanidad han sido motivo de polémica permanente y traducidas a tantos idiomas por su impacto en la vida diaria del hombre.

    por: José Luis Cadena Montenegrol Noticias & Sociedad> Polítical 02/05/2008 lVistas: 134,688

    Las fronteras de Colombia permanentemente han estado en situación de tensión desde su misma independencia y en tiempos modernos la situación no ha cambiado.

    por: José Luis Cadena Montenegrol Noticias & Sociedad> Polítical 02/05/2008 lVistas: 55,625 lComentarios: 3
    Box del Autor
    Categorías
    Quantcast