Banquito

Posteado: 14/10/2009 |Comentarios: 0 | Vistas: 148 |

BANQUITO

 

“A los maqtillus de la comunidad de carapo,

que aún siguen corriendo con el sombrero

en la mano y el pelo rebelde agitado en

los campos comunales de Pastoqata. A los

comuneros de los dos barrios de Carapo,

a quienes los conllevo con ternura, fe y esperanza”.

 

¡Ay malaya vida! waychaw, tu canto madrugador es malagüero, pronuncia la desgracia. Ya, ya deja de cantar, no hagues  que  en mi corazón crezca la pena.

            El cielo amanecía negro, ya casi sin luz, nublado. En las praderas verdes, en el filo de los cerros lejanos amanecían las nubes, el Paqchapunku como un suave algodón se tendía por todas partes ocultando el frígido campo y los animales. Ya casi empezaba la mañana con aguacero, algunos maqtillus ya se dirigían al Pastoqata, doña María ya paseaba mirando sus vacas, espantando los yutus (perdices) madrugadores que desenterraban los maíces recién sembrados.

            El cielo negro no asustaba. Era alegre la mañana, las tuyas cantan alegres en los duraznales, los zorzalitos picoteando a la húmeda tierra con sus afilados picos atrapan lombrices. Por todo los caminos los comuneros de dirigen a sus quehaceres, desde lo alto del cerro, se ve el pueblo entero. Yo como un halcón desde la cumbre percibía el anchuroso campo abierto y desde luego oí el melódico silbido de un muchacho enamorador; era Arístides, tan apresurado se aproximaba a Qotawatiri, el también venía en busca de sus toros al Pastoqata, cerro común del pueblo. Arístides es el único: el lorito de la quebrada, bullicioso, amigo de los maqtillus, tiene el silbido distinto, es propio, fuerte, desde los cerros lejanos es claro.

            Desde Qala qala miré a todas las afueras de Carapo, de lado a lado, hasta donde alcance la vista. El pueblo es humilde y pobre. Es lastimero verlo desde la cumbre, estuve buen rato pensando, mirando el verdor del campo sembrado, de los maizales que empezaba a jugar con los vientos, el griterío de los toros, los ecos bulliciosos del Paqchapunku y aún a lo lejos Arístides siguió silbando. El huayno y el carnaval carapino, como si fuese en febrero, pero el acostumbra hacerlo, es variado, los comuneros, los niños lo saben, es todo un maestro y seguirá despertando a las blanconas carabinas con el silbido enamorador.

            Era en diciembre, cuando el sembrío de los maizales terminó. El campo era verde, algunas chacras recién arados y en los otros los maizales empezaban germinar. En este último mes del año, el sembrío es en las qochkas, en las tierras regadas por las lluvias, en los campos donde no alcanzan las aguas del Waqrayuy  y el Ñawin; se siembra la cebada y el trigo.

            En esa mañana, como los otros niños del pueblo estuve en Pasto qata, buscando desde el primer luz del día al Huayrunguito y Banquito nuestros toros que tenía que llevarlos para arar en Supón quruy.

            El campo estuvo húmedo, suave, resbaladizo hasta las tayas y los ichus se arrancaban de sus raíces, hasta las galgas brincan con el calentar del Qoni inti (tibio sol) por lo que en estos parajes el bastante el aguacero.

            Me sentía ágil, retozón. Llegué a todas partes donde los toros había para reconocerlos. Al Huayrunguito toro negro tan difícil de reconocerlos, a primera vista por que tantos toros había, era necesario verlo de cerca. Lo encontré en el Kano pata, ese pequeño peñasco, barranco grande, estaba solo, miraba a todas partes, parecía confundirme. Mirando me quedé, mirando a sus ojos al Huayrunguito, su mirada quemaba como el sol de medio día en junio, lagrimeaba sus ojos, alumbraba el cariño con odio, parecía decirme algo. Siguió mirándome, sus ojos negros chispearon de descontento, lo miraba como aún hermano grande. Con respeto. Levantó su mirada por todas partes y se fue caminado por entre las tayas.

            El cielo se hizo mas claro, las nubes se elababan con el calentar del tayta inti e iban poniéndose más blanco, empezaba calentar el mundo en lo alto del Kano y brillaban como espejitos. Las falderías, las quebradas se veían más claros. Seguía caminando, pensé por algún momento que banquito estaría cerca del Huayrunguito por que estuvieron siempre juntos desde que eran becerros y ahora que eran toros grandes siguieron siendo como hermanos, nunca se pelearon, defendieron a su manada de otros toros y el banquito era un toro peleador. No pude encontrarlo, hasta el sol estuvo en lo alto del cielo, calentaba más y se iba la mañana.  Corrí por todas partes, el Pasto qata estaba en silencio, por que los otros toros buscaban la sombra de los árboles para pasar el sofocante calor del día.

            ¡Banquito, banquchallay! Donde estarás, seguí corriendo con el sombrero en la mano y el pelo rebelde agitado.

            Banquito era un becerrito mañoso, había nacido en las alturas de Atancera, tres días antes de mi segundo cumpleaños, en febrero donde los comuneros de Carapo los pasan en sus estancias con sus vaquitas desde los fines de diciembre hasta abril, recién cuando las heladas caen y los pastos marchitos amarillentos escasean, los comuneros retornan al pueblo con sus ganados para hacer comer las chaladas en sus chacras.

            Esa mañana frígida, muy temprano su madre había venido, mugía desde la pata como si estuviera llamando o despertándolo, al oír el primer mugido el becerro empezó a berrear como si diría estoy aquí madre. Esa misma mañana me lo regalaron en mis cumpleaños al becerro recién nacido. Banquito yo lo llamé cuando aún no podía pronunciarlo blanquito, aunque sea una confesión poco curiosa, con ello lo llamamos, ahora me doy cuenta que sus animalitos para los comuneros es como un establecimiento de crédito (banco) llegado a sus cuatro o cinco años los venden sus toros para adquirir sus diferentes necesidades, para eso los cuidan, por que con  ello se come el pan, el arroz, se compra el kerosén, el fósforo, también sus ropas.

            Ahora el banquito era un toro grande, blanco con algunas manchas negras en el lomo, era la última vez que haya ido a buscarlo en el Pasto qata, era diciembre, la mayoría de los comuneros ya habían terminado sembrar en sus chacras, también a nosotros nos faltaba la última siembra en el Supun quruy, esa chacra donde se siembra en esos meses cuando la tierra haya sido regado por las lluvias. Toda la mañana no pude encontrarlo.

            Estaba rabioso, como nunca, mi cuerpo se había calentado y sudaba. Cuando de pronto en lo alto del Quñani empezaron volar algunos cóndores, volaban cada vez más cerca de mí, como si estuvieran rondándome.

            Volví a la cumbre de ese cerro grande Kano pata donde había encontrado al Huayrunguito como la tierra estaba suave noté algunos rastros, tenía miedo u sudaba más, era una quiebra profunda el terreno, un barranco, en esa parte había un atolladero de ichus, parecían arrancados, sobre las rocas habían quedado pelos blancos, atiné a quedarme parado, cabizbajo, triste, medroso, banquito habría caído al barranco alcanzando a los ichus. Me eché a correr, cuesta abajo, el banquito estaba echadito sobre los pedregales de ese huayco, me quedé mirando largo rato, frente afrente, en silencio.

            Wamani tu que eres dueño de tus animales te lo llevas a mi banquito, no tendremos plata, no compraremos nada: ni pan, ni arroz, ni fósforos, ni ropas, nos quedaremos mirando a los otros que toman chocolatada en 25 de diciembre. Tampoco sembraremos en Supunquruy. ¡Qanra karajo! Maqtillu que llora no sirve, tenía todos los hueso rotos, el lomo estaba despellejado, rasmillado, sangraba por su nariz, sin el cuerno derecho, se habría quedado en ese barranco entre los ichus.

            En el cielo de Carapo brillaba el sol, el cielo estaba casi despejado con algunas nubes extendidas sobre los cerros, se movían tranquilos, los zorzales y otros pajaritos de ese huayco gritoneaban sobre las chillcas, sobre las espinas, se perseguían aleteando saltando en las tastas, en las tayas de ese huayco y en lo alto del cielo poco despejado siguió volando una pareja de cóndores

¡Ay banquito, bancuchallay! No pude detenerme, me eché al cuello blanco del banquito y lloré como nunca en  mi vida, su cuerpo caliente, su olor a ichu fresco se acababa de poco a poco junto con mi alegría. Me abrace a su cuello, puse mi cara sobre su lomo ensangrentado y empecé a morirme a su lado creyendo que el frío que le entraba a su cuerpo iban llegar hasta mis venas, hasta la luz de mis ojos.

¡ay malaya vida! Waychaw tu que cantas, tu canto será malaguero por siempre.

 

 

 

 

Hacer una pregunta

200 Caracteres que restan
Pregunta
Puntear artículo
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 0 voto(s)
    Comentar
    Imprimir
    Re-Publicar
    Fuente del Artículo: http://www.articuloz.com/juvenil-articulos/banquito-1336130.html

    Agregue un nuevo comentario

    Mochilero Argentino

    Toda la información para elegir la mejor playa y disfrutar al máximo del agua y el sol

    por: Mochilero Argentinol Viajes> Sugerenciasl 31/01/2012 lVistas: 30

    ¿Te gustaría tener unos abdominales que sean la envidia de todos en el verano? ¿Quieres empezar ya mismo pero no tienes idea de cómo hacerlo? Aquí te traigo un práctico y sencillo ejercicio para mejorar la musculación de abdominales.

    por: Daniel Ortizl Salud & Ejercicio> Entrenamiento Muscularl 22/06/2011 lVistas: 199
    Lucy

    Un ejercicio súper completo para tonificar los glúteos y de paso quemar calorías rápidamente

    por: Lucyl Salud & Ejercicio> Entrenamiento Muscularl 14/09/2013 lVistas: 38
    jesustadeosila

    a veces, sobre todo cuando hay niños de por medio, la Justicia no necesita de Juicios para hacerse una realidad... que puede o no puede admitirse.

    por: jesustadeosilal Literatura> Ficciónl 26/10/2012 lVistas: 17

    Estoy seguro que todo lo que has leído te ha servido, en tu carrera como músico, bien seas, músico aficionado o seas un músico de carrera profesional, si eres un profesor preocupado por sus estudiantes toda esta información te va a guiar, para que logres el éxito que deseas, ya verás que al terminar de leer esta serie de artículos habrá cambiado tu percepción de los factores que una vez creíste que te detenían, ahora son el motor que te impulsa a obtener los resultados que quieres.

    por: Fernando Ramos Leall Autoayuda> Coachingl 21/02/2012 lVistas: 285
    Mochilero Argentino

    A quienes les gusta viajar a un destino en el que se pueda disfrutar a pleno de la estadía, Rosario es un lugar que les va a resultar atractivo. Porque esta ciudad ofrece diferentes actividades turísticas para las más variadas personalidades e intereses.

    por: Mochilero Argentinol Viajes> Sugerenciasl 30/01/2012 lVistas: 59
    Mochilero Argentino

    Dicen que viajar abre mentes y corazones, descubriendo nuevos mundos y nuevas personas. Entonces si el destino del viaje es Rosario, seguramente todos los efectos se multiplican. Porque Rosario es una ciudad que tiene una amplia variedad de propuestas turísticas que le permitirán al visitante disfrutar de diferentes sensaciones.

    por: Mochilero Argentinol Viajes> Sugerenciasl 30/01/2012 lVistas: 73
    Juan Carlos Montillo

    Los oráculos constituyen medios para entender los procesos metafísicos en la vida de una persona. Los mensajes que los oráculos nos transmiten nos ayudan a ver más allá, poniendo nuestra vida en cierta perspectiva, desde donde podemos guiarnos en nuestro accionar para el futuro.

    por: Juan Carlos Montillol Espiritualidad> Astrologíal 20/10/2010 lVistas: 80

    Articulo que nos muestra diversos angulos del caso de la procesada por Chuponeo en Peru, que origino el Caso de los Petroaudios.

    por: Pedro Alejandro Reyes Ramosl Noticias & Sociedad> Polítical 20/04/2010 lVistas: 245

    Cada ser humano tiene derecho a su historia. El sufrimiento es imborrable en el espacio y el tiempo. A mis 50 años he visto y sufrido de muchos avatares como casi todos los seres humanos. Recuerdo a mis 4 años sentado frente a una televisión de lamparas y uno o dos canales, ver los reportajes diarios de la guerra del Vietnam, Las Malvinas, Oriente Medio, el absurdo y continuo conflicto judio... Trato de narrarlo desde mis ojos, mi entendimiento, mi sensibilidad. Es mi historia, tú historia.

    por: juanl Literatura> Juvenill 24/05/2014
    Juan E. Yupanqui Villalobos

    ¿Quién sabe contarían a sus congéneres del drama humano que contenía tan enigmática construcción?

    por: Juan E. Yupanqui Villalobosl Literatura> Juvenill 23/09/2013 lVistas: 22

    ADÉNTRATE EN UN MUNDO MÁGICO Y LLENO DE FANTASÍA, DONDE DESCUBRIRÁS VALIENTES AVENTUREROS, MALVADOS NIGROMANTES, PRÍNCIPES HEREDEROS DE REINOS MÁGICOS Y ENANOS LADRONES DE BUEN CORAZÓN...

    por: javier harol Literatura> Juvenill 22/09/2012 lVistas: 14
    German Muller

    esta es una conversacion con una amiga hacerca de la pelicula harry potter su relacion con la vida real y la politica es mas graciosa que otra cosa de todos modos seria muy interesante que dejen vuestros comentarios gracias.

    por: German Mullerl Literatura> Juvenill 25/08/2012 lVistas: 17

    "Mortadelo y Filemón" es, además un tebeo muy aclamado dentro de nuestra historieta, una serie que revisa hasta cierto punto el viaje histórico y social de de los últimos años de historia.

    por: Jose Lopezl Literatura> Juvenill 17/10/2011 lVistas: 129

    Este artículo constituye un análisis de la novela juvenil "Uten puls" del escritor noruego Heine T. Bakkeid, texto que por medio de su protagonista trata de los problemas familiares y sociales que pueden producir la pérdida emocional de los adolescentes.

    por: Leonor Campoverde - Quirino Taianol Literatura> Juvenill 27/07/2011 lVistas: 78

    Este artículo pretende analizar la novela juvenil escrita por la escritora noruega Ingunn Aamodt. La obra tiene como tema principal la religión como causa de discordia en la sociedad. El libro, siendo destinado a lectores jóvenes, trata de demostrar de manera simplificada como el fanatismo religioso puede constituir un freno social y una barrera a las relaciones afectivas, incluso al matrimonio.

    por: Leonor Campoverde - Quirino Taianol Literatura> Juvenill 21/07/2011 lVistas: 64
    narmeralekos

    Bienveido a mi mundo, no es tan retorcido despues de tantos años de guerra. Pubico la saga "la rebelión de los espejos" Relatos, cuentos, poesias, ensayos.

    por: narmeralekosl Literatura> Juvenill 16/06/2011 lVistas: 65

    En este artículo considero como idea central que las poblaciones indígenas durante el proceso de la dominación española supieron también desafiar y actuar para conseguir sus diferentes intereses, tal como lo desarrollaron los lukana-andamarkas, una etnía del peru prehispanico.

    por: david quichua chaicol Monografíasl 14/10/2009 lVistas: 1,111
    Box del Autor
    Categorías
    Quantcast