Historia:la Conquista Del Imperio Azteca: La Asombrosa Gesta De Hernán Cortés

Posteado: 08/07/2009 |Comentarios: 5 | Vistas: 15,218 |

La noticia del descubrimiento de América por Cristóbal Colón en 1492, asombró de forma indeleble al Viejo Continente. Cientos de aventureros, obsesos por el oro y la codicia, emigraron hacia las nuevas tierras en búsqueda de gloria militar y personal. Uno de ellos, Hernán Cortés Monroy (1485-1547), sería el protagonista de una verdadera proeza al conquistar, con no más de 1,000 españoles a su mando, un enorme imperio de millones de súbditos. En la historia, pocas campañas militares han tenido tal dosis de suerte, perspicacia, diplomacia y precisión. Cortés, he de allí la importancia de su recuerdo, hizo posible lo imposible: Construir los cimientos de la futura nación mexicana.

 

La conquista se inició tras la búsqueda de una efectiva solución al gran problema que España generó con su sangrienta expolición a tierras caribeñas, las primeras que descubrió. Las injusticias y variopintas exacciones motivaron la preocupación de las mismas autoridades de la Corona, que en respuesta decretaron las famosas Leyes de Burgos, con las cuales se pretendía limitar los abusos sobre la población indígena. Sin embargo, y a partir de la secularización del imperio, estas atenciones fueron omitidas, degenerando en un brutal sistema de trabajo que ocasionó la muerte masiva de la población aborigen, diezmada por las enfermedades traídas por los invasores y el demoledor peso del trabajo. La preocupante baja de la fuerza laboral esclava, impulsó a las autoridades españolas a buscar mano de obra nueva en las tierras circundantes.

 

En efecto, Diego Velázquez de Cuellar, gobernador de la isla de Cuba (en esos años Fernandina) organizó 3 expediciones al actual territorio de México. La primera, en 1517, estuvo a cargo de Francisco Hernández de Córdoba a quién se le conoce como el "descubridor de Yucatán". Esta primera expedición fue bastante accidentada, pues los habitantes atacaron a los expedicionarios tres veces, en Ekab, Chakán Putum y en la península de la Florida. Decepcionado por los resultados, Velázquez organizó y envió en 1518 a Juan de Grijalva como capitán de la segunda expedición, en la cual  el clérigo Juan Díaz participó como capellán y escribió la crónica Itinerario del viaje. La expedición, cuyo objetivo era establecer villas o guarniciones, no tuvo el éxito deseado. Velásquez, irritado por los continuos fracasos, organizó una tercera expedición en 1519, la de la conquista.

 

La tercera expedición

Velázquez designó a Hernán Cortés Monroy Pizarro Altamirano (nombre completo del conquistador) para este viaje en el cual ambos participaron de los gastos; no obstante, pronto tuvieron desavenencias y Velásquez, que prácticamente había perdió el control de la expedición, intentó detenerlo enviando sendas cartas de queja ante el rey de España, Carlos I de la Casa de Habsburgo. Pero Cortés, mucho más astuto, se granjeó el favor de sus subordinados y lejos de detener la expedición, pasó a reclutar voluntarios reuniendo un total de 550 españoles, 16 caballos, 14 cañones, 32 ballestas, 13 escopetas y 200 auxiliares (entre nativos de la isla y esclavos negros).

 

Mientras tanto en España, el rey Carlos I había firmado el 13 de noviembre de 1518, el documento que autorizaba a Velázquez a realizar la expedición. Parecía ser el final de Cortés; pero el Gobernador de Cuba, que obviamente no podía saber del dictamen a su favor, perdió el tiempo enviado diversas cartas, una de ellas muy amenazante dirigida al propio Cortés, y las otras a Juan Velázquez de León, Diego de Ordás, y al alcalde de la Trinidad, Francisco Verdugo, pidiéndoles entretener la salida de la expedición o en todo caso, la detención del caudillo. De nada valieron sus esfuerzos. Ansioso de riqueza, Cortés tuvo el talento suficiente como para recalar en el puerto de la Habana (actual Cuba) y abandonar sus costas el 10 de febrero de 1519. Nueve barcos zarparon por la banda sur y dos barcos por la banda norte. La conquista del imperio mexicano estaría por iniciar.

 

El imperio mexica (erróneamente llamado azteca), tenía controlado todo el centro actual de México y gobernaba sobre una  multitud de pueblos vasallos que anhelaban su caída. Cortés, perceptivo como nadie, quiso aprovechar esa debilidad en su favor. Sin embargo, él mismo no contaba con que atribuyeran su desembarco en tierras mexicanas como el cumplimiento de una fabulosa profecía: El regreso del dios Quetzalcóatl (dios principal dentro del panteón mexica). Los estupefactos vigías que los vieron llegar, hablaban de los hombres de Cortés como hombres barbados de piel blanca que provenían de “montañas que se movían sobre el agua”.

 

Moctezuma Xocoyotzin, el máximo líder mexica, ante aquellas inesperadas visitas, ordenó al calpixque de Cuextlan, llamado Pínotl, construir atalayas y montar guardias en la costa de Nautla, Toztlan y Mitlanquactla, para vigilar el posible regreso de las embarcaciones. En principio, no hubo nada que lamentar. Los primeros y breves encuentros terminaban en intercambios comerciales en el que los españoles privilegiaron, naturalmente, el oro. No fue hasta cuando llegaron a Centla, actual estado de Tabasco, cuando se enfrentaron por primera vez (Batalla de Centla, 14 de marzo de 1519) con los indios mayas. Los nativos sufrieron un gran susto al ver a los caballos, nuevos para ellos, y el estallido de las armas de fuego. Ya victoriosos, fueron agasajados con la entrega de varias mujeres, una de las cuales, Malintzin (Malinche) sería madre de una de las hijas de Cortés e interprete oficial de los llegados pues dominaba el maya y el nahuatl, las dos principales lenguas aborígenes.

 

Cortés, tras fundar la Villa Rica de la Veracruz (hoy Veracuz), se encontraría con las totonacas de Zempoala, de quienes recibió informaciones sobre el rey Moctezuma II. Éste, enterado de su presencia en la zona, le envió joyas, oro, plumajes y varios presentes, lo cual no hizo sino despertar más la codicia de los españoles. Moctezuma, hombre supersticioso en extremo, pensaba que la llegada del dios Quetzacoatl por fin se había producido, por lo que envió de nuevo hombres a Cortés con discos tallados en oro y plata. Ante tal muestra de riqueza, Cortés decidió ir hacia Tenochtitlán, capital del reino, no sin antes aliarse hábilmente con los enemigos de los mexicas, quienes le brindaron su apoyo.

 

Alianzas y emboscadas: El camino a Tenochtitlán

Al inicio, la trayectoria de los conquistadores no fue fácil. Cruzaron la Sierra de Puebla con abastecimiento muy limitado de agua; luego se dirigieron hacia el norte pasando por los poblados de Altotonga, Xalacingo y Teziutlán hasta llegar a Zautla, donde fueron recibidos por el gobernante local Olintetl. Cortés, que deseaba atraerse los favores de tan poderoso líder, intentó convencerlo inútilmente. Empero, Olintetl no les negó su hospitalidad. Días después, prosiguieron su marcha. La siguiente parada era el reino de Tlaxcala, también tributario de los mexicas, una confederación de ciudades-Estado conformada sobre la base de una triple alianza entre Texcoco, Tlacopan, y Tenochtitlan. Siendo éste último el que reinaba, no faltaron los descontentos en los demás señoríos, impedidos de alcanzar el poder.

 

En medio de esa rivalidad local, llegó Cortés. El “senado” de Tlaxcala, enterado de la llegada de los españoles, se reunió para deliberar la propuesta de Cortés pues como otros pueblos de la zona, estaba ampliamente extendido que los visitantes debían ser semi-dioses. Sin embargo, el veredicto fue contrario a Cortés. El 2 de septiembre de 1519 fueron atacados por los guerreros tlaxcaltecas; pese a la situación desesperada, el impacto de un armamento superior aunque escaso, dio sus frutos. Las tropas de Cortés y sus aliados resistieron incluso, un nuevo ataque, después del cual, y en vista que no podían derrotarlos, el senado de Tlaxcala ordenó a su máximo general, Xicohténcatl Axayacatzin, detener la guerra para negociar un acuerdo de paz. Éste se celebró el 18 de septiembre de 1519. En la reunión, se estableció la crucial alianza para hacer frente a los mexicas, que ya para entonces, estaban a sólo días de distancia.

 

Antes de dirigirse hacia Tenochtitlan, Cortés llegó a Cholula, ciudad tributaria y aliada de los mexicas, y que tenía una población de 30,000 habitantes. Durante 2 días el trato para los recién llegados fue hospitalario; poco después, las autoridades cholultecas comenzaron a evadir a Cortés y sus capitanes y el español se sorprendió. Pronto sabría la verdad: Los cholultecas, enemigos de los tlaxcaltecas, odiaban la unión forzada entre ellos y Cortés, de modo que siguiendo instrucciones secretas de Moctezuma, habían jurado asesinar a ambos tras una emboscada. El conquistador entendió que debía salvar la vida y se adelantó. Más de 5,000 hombres murieron en menos de 5 horas bajo el acero de las espadas españolas y la furia incontrolable de sus aliados tlaxcaltecas y totonacas. Tras la victoria, los españoles se apoderaron del oro y las joyas, mientras que los aliados indígenas tomaron la sal y algodón. Catorce días permanecieron en el lugar; luego partieron hacia Tenochtitlán.

 

La vista de los españole sen sus caballos, su vestimenta y la naturaleza de sus armas y artillería asombraron vivamente a los indígenas. Moctezuma, enterado de cuan cerca estaban los “semi-dioses”, intentó detenerlos enviando embajadores, entregándoles mujeres y ricos presentes pero no pudo convencer a Cortés. Cuando llegaron al valle de México, el ejército compuesto por 400 españoles, 4,000 tlaxcaltecas y 16 caballos, entró el 8 de noviembre de 1519 a la ciudad de México-Tenochtitlan, magnífica urbe construida en una isla del lago de Texcoco y unida a tierra por 3 calzadas principales.

 

La noche Triste y la muerte de Moctezuma

Moctezuma Xocoyotzin y un amplio séquito, sin más opción, hubieron de recibirlos. Tras una breve presentación, hubo un intercambio de regalos. Cortés entregó a Moctezuma un collar de cuentas de vidrio que se llamaban margaritas y el gobernante entregó al caudillo un collar con 8 camarones de oro. Posteriormente los españoles fueron alojados en el palacio de Axayácatl, cercano al recinto sagrado de la ciudad.  Resulta extraño ver como un imperio daba tantas licencias a los forasteros sin haberlos aniquilado de inmediato, lo cual solamente puede explicarse por el ánimo supersticioso de Moctezuma, quien pese a ser un guerrero experimentado, continuaba con la idea que posiblemente los extraños visitantes eran semidioses. Se entrevistó pues, de forma privada con Cortés y dio a entender, de acuerdo a diversas crónicas, su sumisión como vasallo del rey Carlos I de España.

 

El hecho sentó un precedente peligroso para Moctezuma, que desde entonces, tuvo que bregar muy duro para evitar levantamientos de sus súbditos, indignados por cómo la cruz había tomado el lugar de sus antiguos y habituales dioses. Los españoles, por su parte, descubriendo por casualidad las reservas de oro de la ciudad, no pudieron ocultar su gran ambición y Moctezuma, que ya sabía que era lo que buscaban, les dio cuanto pudo. Pero Cortés se mostraba insaciable. Y eso hizo fastidiar a los mexicas, que empezaron a dudar de Moctezuma. Pero ya era tarde para rebelarse. Moctezuma, sometido a constante vigilancia, estaba neutralizado. Entretanto, Cortés organizó expediciones para visitar las minas cercanas. Abandonar la ciudad significó para Cortés enfrentar el episodio conocido como la “Noche triste”.

 

Fuera de Tenochtitlán, Cortés tuvo noticia de la expedición de apresamiento enviada por Diego Velásquez y capitaneada por Pánfilo de Narváez. Sólo su astucia y su temple en momentos desesperados pudieron anularla y mientras estaba de regreso, supo que las fuerzas a cargo de Pedro Alvarado estaban siendo amenazadas. Alvarado, creyendo que los nativos maquinaban su muerte, cerró los accesos alrededor del templo durante una ceremonia en honor del dios Huitzilopochtli y mató a mansalva a los nativos. Los mexicas, desarmados, no pudieron hacer nada ante la insanía de un irresponsable. Altos dirigentes de la nobleza, veteranos de guerra, los calpixques, los intérpretes de códices, todos murieron. La dimensión del asesinato quebró las cadenas del respeto que sentía el pueblo hacia Moctezuma y se rebelaron, sitiando el palacio real durante más de 20 días. Los españoles, atrincherados, llevaron a Moctezuma y a otros jefes con ellos para quizás usarlos como rescate.

 

La noticia de lo ocurrido debió haber impactado a los españoles. En un intento por traer la paz, Cortés hizo que Moctezuma subiera a uno de los muros del palacio para que hablara con su gente y los tranquilizara; sin embargo, la multitud enardecida comenzó a arrojar piedras, una de las cuales hirió a Moctezuma de gravedad durante su discurso y moriría 3 días después. Cortés, alarmado, se reunió con sus hombres. Sin agua y alimentos, y con todo un pueblo iracundo afuera, lo mejor era abandonar la ciudad. ¿Pero cómo hacerlo si los puentes de salida y entrada habían sido destruidos? Cortés ordenó utilizar las vigas del Palacio a manera de puentes portátiles.

 

El 30 de junio de 1520, (la célebre Noche Triste) Cortés salió de Tenochtitlan. La lucha por la vida fue espantosa. Murieron unos 800 españoles y gran número de aliados, además de 40 caballos, cañones, arcabuces, espadas, arcos y saetas de hierro, así como la mayor parte del oro. El propio Cortés fue herido en una mano. Aquella noche, la peor que vivió desde que llegó a México, Cortés, los pocos que le quedaban y de la leal Malinche, sentían que lo habían perdido casi todo. No obstante, la voluntad del extremeño era inquebrantable. Meses después, preparó la contraofensiva, la cual no hubiese logrado sin la ayuda de los tlaxcaltecas, que vieron en él, ilusamente por cierto, la derrota de sus odiados opresores mexicas.

 

El regreso de Cortés y la toma de Tenochtitlán

Allí, durante meses mascó la venganza y trazó un plan de ataque. Asoló la comarca y puso sitio a Tenochtitlán. Pero la gran ciudad no era fácil de conquistar. Le faltaba material de asedio y los cañones que tenía eran escasos. Renovarlos, estando tan lejos de España, era imposible. Entonces diseñó una estratagema genial: Si la ciudad se encontraba en un lago, habría que rendirla con barcos. Los mandó construir. Con grandes esfuerzos, construyó una escuadra de bergantines y las botó en el lago. Los mexicas, resistiendo en la ciudad, asistieron con asombro al espectáculo de ver a un hombre sobre embarcaciones de tamañas dimensiones. Dos mil hombres tlaxcaltecas lo acompañaban.

 

La batalla por Tenochtitlán duró más de dos meses. Fue el único combate naval de la historia librado a 400 kilómetros de la costa y a 2,200 metros de altura. Los aztecas resistieron memorablemente… hasta que les faltó el agua. A principios de agosto, Cuatemoc, el último tatloani, salió de la ciudad en una canoa, huyendo de las tropas españolas que arrasaban Tenochtitlán. El capitán García Holguín detuvo a sus ocupantes. Llevado ante Cortés, el emperador dijo entre lágrimas: "Ya he hecho lo que estoy obligado en defensa de mi ciudad y no puedo más. Puesto que vengo por fuerza y preso ante tu persona y poder, toma este puñal que tienes en la cintura y mátame enseguida con él". Cortés, conmovido por tanta nobleza, le dejó con vida.

 

El 13 de agosto de 1521 el orgulloso Imperio Azteca escribía su última página en la historia: la de su rendición. Las cenizas de un imperio vendrían a abonar las raíces de otro. México se convirtió en la posesión más preciada de la Corona, tanto que recibió el nombre de Nueva España. Durante tres largos y laboriosos siglos, lo indígena y lo español se mezclaron, alumbrando el mestizo y fascinante México actual, que con sus 106 millones de habitantes es la nación con más hispanohablantes del planeta. Y todo, pese a las críticas a su figura, gracias a Cortés. Nada menos. 

Hacer una pregunta

Pregunta
200 Caracteres que restan
Puntear artículo
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 4 voto(s)
    Comentar
    Imprimir
    Re-Publicar
    Fuente del Artículo: http://www.articuloz.com/historia-articulos/historiala-conquista-del-imperio-azteca-la-asombrosa-gesta-de-hernan-cortes-1020667.html

    Agregue un nuevo comentario

    María Luz

    Las corridas de toros son espectáculos de herencia hispánica, cuya afición perdura hasta nuestros días.

    por: María Luzl Educación> Historial 19/12/2011 lVistas: 125

    Los grandes líderes de la historia realizaron sus grandes obras motivados y convencidos que las debían hacer, en el momento que debían hacerlas y como debían hacerlas. Nunca los movió la ambición del poder o el dinero. En contraste con los "líderes" actuales, éstos no convencen ni a sus hijos e invariablemente se caracteizan por un gris desempeño, pues carecen de todas las características de liderazgo que artificialmente les impone la mercadotecnia y la televisión.

    por: Luis Conde Lopezl Negocios> Liderazgol 03/03/2013 lVistas: 72

    Todos tenemos el potencial de hacer cosas similares, sólo que nos concentramos en lo que no tenemos, en la escasez (física, mental y espiritual). Por ejemplo, si quieres bajar de peso: no te concentras todo el tiempo en lo “gorda que estás, todo lo que comiste, todas las dietas en las que fallaste antes, todo lo que te gusta comer, lo imposible que es controlarte, etc, etc, etc.” Sin querer, le estás dando a tu mente el material con el que vives día a día.

    por: Sofia Contil Autoayudal 05/10/2009 lVistas: 190

    es necesario conocer nuestra historia.La división internacional del trabajo consiste en que unos países se especializan en ganar y otros en perder. Nuestra comarca del mundo, que hoy llamamos América Latina, fue precoz: se especializó en perder desde los remotos tiempos en que los europeos del Renacimiento se abalanzaron a través del mar y le hundieron los dientes en la garganta.

    por: jose orlando melo naranjol Educación> Escuelasl 21/07/2009 lVistas: 1,803 lComentarios: 1
    Mochilero Argentino

    Los estados centrales de México, esos que se alejan de las costas y las playas paradisíacas, tienen mucho para ofrecer a los viajeros y con cada uno de sus municipios sorprenden. México es uno de los países más turísticos de América y también del mundo, con millones de turistas que durante todo el año visitan los diferentes destinos.

    por: Mochilero Argentinol Viajes> Sugerenciasl 02/07/2012 lVistas: 64
    Leonor Taiano Campoverde

    En este artículo se analiza El Laberinto de la Soledad por medio de un estudio crítico, que toma en cuenta elementos míticos y psicoanalíticos de la sociedad mexicana. Nuestro artículo ha utilizado los arquetipos del imaginario colectivo como clave para establecer las bases que constituyen la intención del autor. Nuestro análisis ha considerado principalmente cuatro arquetipos del imaginario colectivo: La grande Madre, El grande Padre, el Minotauro y El Laberinto. Paradigmas que, según nuestro

    por: Leonor Taiano Campoverdel Literatural 19/08/2009 lVistas: 12,126
    José Luis Giménez

    Si buscamos en las enciclopedias de lexico mexicanas la palabra " Nagual ", encontraremos la siguiente definición : "nagual o nahual. (Del náhuatl nahualli.) m. 1. Animal (la leyenda más común dice que es un perro negro muy peludo) en que se convierte un brujo."

    por: José Luis Giménezl Espiritualidadl 02/06/2009 lVistas: 6,864 lComentarios: 5
    Justo R. Montibeller T.

    Esta vez les traigo un artículo basado en una excelente conferencia del Padre Mariano de Blas L.C. titulada “Elige vivir en vez de morir”, que habla esencialmente sobre el cumplimiento de las metas.

    por: Justo R. Montibeller T.l Autoayuda> Fijación De Objetivosl 30/01/2010 lVistas: 287
    Francisco Arias Solís

    El insigne historiógrafo gallego nos dejó una pequeña historia de su vida en su “Diario para Aurora”, escrito en el frente asturiano durante la guerra provocada por la rebelión militar del General Franco, y en el que ya nos confesaba sus graves problemas psíquicos que le llevarían a un trágico final.

    por: Francisco Arias Solísl Literatura> Biografíasl 12/02/2010 lVistas: 786
    Antonio Jesús Cañizares

    La Institución Libre de Enseñanza (ILE) es un modelo de enseñanza innovador fundado en 1876 por un grupo de catedráticos como Francisco Giner de los Ríos, Gumersindo de Azcárate o Nicolás Salmerón, los cuales defendían la libertad de cátedra con el objetivo de apartar temas religiosos, ideológicos o morales del aprendizaje. En este post hemos rescatado una reseña que no debemos olvidar y que supuso una revolución pedagógica de gran calibre en la España del siglo XX.

    por: Antonio Jesús Cañizaresl Educación> Historial 30/06/2014
    Marité Sarthe

    La historia de la teoría crítica. Sus principales exponentes, creadores y continuadores de la teoría de la emancipación. Las características de la pedagogía crítica.

    por: Marité Sarthel Educación> Historial 20/05/2014
    Pedro Sánchez Torrente

    Hacia el 309 a. de C. ya no queda en Grecia ningún descendiente directo de Alejandro. El sátrapa Casandro, que se hizo con el poder en Grecia, ordenó asesinar a Olimpia, madre de Alejandro, quien a su vez había acabado con Filipo Arrideo (supuesto rey nominal de Grecia, con la cabeza algo ida según algunos historiadores) y su esposa Eurídike. Más tarde se deshace también con Alejandro IV, un hermanastro de Alejandro Magno, su esposa Roxana y Heracles, un supuesto hijo ilegítimo de Alejandro

    por: Pedro Sánchez Torrentel Educación> Historial 20/03/2014 lVistas: 21

    nuevas ideas y conceptos para la definición certera de verdaderos lideres,con intenciones mas humanistas y acciones mas integras para beneficios de todos con lideres formadores de lideres dejando fuera el egoísmo y la soberbia dándole cabida a conductas fundadas en valores universales.

    por: juan pedrol Educación> Historial 02/03/2014

    en conmemoración a nuestro icono anime samuray x, una breve descripción del guerrero del cual se basa el anime.

    por: yeferson riveral Educación> Historial 19/02/2014

    La medicina en la Grecia antigua Fue en Grecia donde, a partir de la actividad de Hipocrates, la medicina comenzo la busqueda de una explicacion racional de las enfermedades, atendiendo a sus sintomas para formular un diagnostico y ofrecer el tratamiento mas adecuado

    por: tibert5000l Educación> Historial 20/01/2014 lVistas: 14

    La historia se refiere a las acciones del hombre en el pasado. En la historia se pueden reconocer dos campos opuestos que se enfrentan de manera no dialectica, estos campos opuestos son comprender y explicar

    por: tibert5000l Educación> Historial 13/01/2014 lVistas: 14

    Breve reseña de las caracteristicas que debe de cumplir un lider, los niveles en que se clasifican los tipos de liderazgo y como lograr esos niveles.

    por: felipe figueroa floresl Educación> Historial 09/10/2013 lVistas: 34
    Joaquín Toledo

    Culminadas dos de las tres guerras médicas entre el mundo heleno y Persia, un nuevo orden se había instaurado en el mundo occidental. Los griegos, victoriosos, entraban a su edad de Oro de la mano de Pericles. Sin embargo, el gran ascenso de Atenas motivaría el recelo del otro gran estado griego, Esparta, que le declararía la guerra.

    por: Joaquín Toledol Educación> Historial 28/08/2009 lVistas: 1,276
    Joaquín Toledo

    Tras el triunfo en el año 1071 de los turcos selyúcidas en Siria y Palestina y la toma de Jerusalén, el Islam se hallaba a casi un paso de ingresar a Europa. Alejo Comneno, emperador de Bizancio, pidió ayuda al papá Urbano II quien en el famoso Concilio de Clermont, organizó la Primera Cruzada (1096-1099) bajo el lema: Deus vult! (¡Dios lo quiere!).

    por: Joaquín Toledol Educación> Historial 15/08/2009 lVistas: 2,690
    Joaquín Toledo

    Escasos hechos en la historia tan decisivos para el futuro de la humanidad como los 3 episodios de las llamadas Guerras Médicas entre Grecia y Persia, representantes de formas contrarias de sentir el mundo. El curso final de estas batallas, de traslúcido resplandor helénico, permitiría a Oriente y Occidente desarrollarse en forma paralela prácticamente, hasta nuestros días.

    por: Joaquín Toledol Educación> Historial 03/08/2009 lVistas: 1,267
    Joaquín Toledo

    El tercer y último capítulo de esta guerra prolongada. La lucha militar y religiosa entre católicos y protestantes por la supremacía en Europa estaba llegando a su final. En 1632, el protestante Gustavo II Adolfo de Suecia y las fuerzas católicas de Albretch von Wallenstein, se encontraron en Lützen (Alemania) listas para decidir el curso final de la guerra. Sin embargo, la inesperada intervención francesa marcaría un último aliento a un conflicto que para ese entonces, ya tenía 14 años de durac

    por: Joaquín Toledol Educación> Historial 24/07/2009 lVistas: 1,054
    Joaquín Toledo

    Tras la derrota de los ejércitos protestantes en Sablat, Höchst, y Stadtlohn, Felipe II, nuevo emperador de Alemania, encontró despejado el camino para sus planes. En enero de 1621 se vengó del elector del Palatinado, Federico V, quitándole su condición real para transferirle sus derechos electorales a su aliado Maximiliano de Baviera. Este hecho motivó a Suecia y Dinamarca, países protestantes, a proseguir una guerra que hasta entonces, ya llevaba más de 10 años de iniciada.

    por: Joaquín Toledol Educación> Historial 24/07/2009 lVistas: 107
    Joaquín Toledo

    El poder artístico del Renacimiento, el avance de la Ciencia y las humanidades, la era de la conquista colonial y la decadencia del Escolasticismo, generaron en el hombre un nuevo sentimiento que lo inclinó al saber y al abrazo de los libros. De ese cúmulo de hechos, nació la llamada Reforma Protestante, cuyo impacto fue tan fuerte, que dividió a Europa durante 30 años entre dos facciones armadas: Católicos y Protestantes.

    por: Joaquín Toledol Educación> Historial 24/07/2009 lVistas: 583
    Joaquín Toledo

    Desde épocas antiguas, el consumo del opio fue considerado por distintas culturas occidentales como una panacea universal. Sin embargo, cuando el somnífero fue introducido por mercaderes ingleses en China, es cuando el hábito de consumirla se transformó en un decadente problema social que el emperador Daoguang decidió terminar. He ahí el génesis de las dos célebres guerras del Opio (entre 1839 -1860).

    por: Joaquín Toledol Educación> Historial 08/07/2009 lVistas: 5,471
    Joaquín Toledo

    Desde 1588, el rey español Felipe II de Habsburgo había estado madurando la idea de un ataque a la Inglaterra de la “Reina Virgen” Isabel I, de espinosa relación con el país. Para el efecto, mandaría crear una poderosa flota naval de 130 embarcaciones que avistadas en puertos ingleses, provocaría el pavor del Imperio. La Grande y Felicísima Armada Española estaba ya en aguas británicas, dispuestas a tomar el país. Había llegado la hora de defenderse.

    por: Joaquín Toledol Educación> Historial 08/07/2009 lVistas: 1,434

    Comments on this article

    0
    thebabygirl 08/11/2010
    hagan eso mas corto
    0
    Leprob Florentin AGUESSY-VOGNON 03/11/2010
    Las informaciones convienen muy bien a lo que estamos buscando.Les agradezco mucho.
    1
    cuahtemoc 03/05/2010
    no nada mas sabes tu sobre historia y lo que escribes lo haces en beneficio de los españoles que pena que no reconozcas que a pesar de todo fue un crimen lo que hicieron porque ni modo que no te acuerdes porque los españoles expulsaron a los arabes .todos los europeos son una bola de ambiciosos mata culturas.
    -2
    mariana 13/12/2009
    ponganlo resumido plis
    -2
    paula 11/08/2009
    me parece genial la historia
    Box del Autor
    Categorías
    Quantcast