El Movimiento Guerrillero Y El Bandolerismo En Los Municipios De Chaparral Y Rioblanco, Durante Los Gobiernos De Laureano Gomez Y Rojas Pinilla (1950-

Posteado: 09/07/2009 |Comentarios: 0 | Vistas: 4,763 |

1 EL MOVIMIENTO GUERRILLERO Y EL BANDOLERISMO EN LOS MUNICIPIOS DE CHAPARRAL Y RIOBLANCO, DURANTE LOS GOBIERNOS DE LAUREANO GOMEZ Y ROJAS PINILLA (1950-1957) WILMER DUVAN TAFUR PINTO UNIVERSIDAD DEL TOLIMA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA EDUCACION PROGRAMA CIENCIAS SOCIALES IBAGUE 2007 2 EL MOVIMIENTO GUERRILLERO Y EL BANDOLERISMO EN LOS MUNICIPIOS DE CHAPARRAL Y RIOBLANCO, DURANTE LOS GOBIERNOS DE LAUREANO GOMEZ Y ROJAS PINILLA (1950-1957) WILMER DUVAN TAFUR PINTO Trabajo de grado como requisito parcial para optar al título de Profesional en Ciencias Sociales Director del trabajo de Grado Profesor JOSÉ DEL CARMEN BUITRAGO PARRA Magíster en Historia UNIVERSIDAD DEL TOLIMA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA EDUCACION PROGRAMA CIENCIAS SOCIALES IBAGUE 2007 3 ADVERTENCIA " La Facultad de Ciencias de la Educación, el jurado calificador, no serán responsables de las ideas emitidas en este trabajo. " (Articulo 11- Acuerdo 018 de 1984 - Consejo Directivo de la Universidad del Tolima, reglamento de trabajos dirigidos de grado) 4 “El autor WILMER DUVAN TAFUR PINTO autoriza a la Universidad del Tolima la reproducción total o parcial de este documento, con la debida cita de reconocimiento de la autoría y cede a la misma Universidad los derechos patrimoniales, con fines de investigación, docencia e institucionales, consagrado en el artículo 72 de la ley 23 de 1982 y las normas que lo instituyan o modifiquen.” (Acuerdo 066 de 2003 del Consejo Académico) Autor Director del Trabajo 5 AGRADECIMIENTOS Agradecimientos especiales a María Evelia Campos y Gloria Rivera, profesionales universitarios que estuvieron encargadas del Archivo Histórico del Tolima, durante el tiempo en que se desarrollo esta investigación; por su tiempo y generosidad, por haber facilitado el acceso a los expedientes judiciales y demás textos históricos utilizados como fuentes en este trabajo. También, al profesor José del Carmen Buitrago, director del trabajo quien después de haber leído una y otra vez el trabajo hizo sugerencias lúcidas e imprescindibles para el desarrollo del presente documento. A mis padres y a mis hermanos quienes siempre me acompañaron y estuvieron pendientes del desarrollo del trabajo. A mis amigos Germán, Gustavo, Diego, Manuel, Marelby, Rubby, entre otros, quienes me alentaron cuando se presentaron los inconvenientes. Igualmente especial agradecimiento, a los compañeros venezolanos del CONAC (Consejo Nacional de la Cultura); y a los conocidos ecuatorianos; quienes me cedieron textos difíciles de conseguir en nuestro país. A todos y cada uno de ellos gracias por su invaluable colaboración. 6 CONTENIDO Pág. RESUMEN 10 ABSTRACT 11 INTRODUCCION 12 1. CARACTERIZACIÓN GEOGRÁFICA Y RESEÑA HISTÓRICA DE CHAPARRAL Y RIOBLANCO 14 1.1 CHAPARRAL 15 1.2 RIOBLANCO 17 2. ANTECEDENTES DE LA VIOLENCIA EN EL SUR DEL TOLIMA 21 2.1 ANTECEDENTES DE LA VIOLENCIA EN CHAPARRAL 26 3. LA VIOLENCIA EN LOS MUNICIPIOS DE CHAPARRAL Y RIOBLANCO 31 4. ESTADO Y RELACIONES DE PODER EN CHAPARRAL Y RIOBLANCO 42 5. MOVIMIENTO GUERRILLERO 47 5.1 CARACTERIZACIÓN DE LA GUERRILLA LIBERAL 50 5.1.1 Reclutamiento 65 5.1.2 Armamento 67 5.1.3 Modus Operandi 69 6. LA GUERRILLA COMUNISTA 78 6.1 CARACTERIZACION DE LA GUERRILLA COMUNISTA 90 6.1.1 Reclutamiento 96 7 Pág. 6.1.2 Modus Operandi 97 7. CARACTERIZACIÓN DEL BANDOLERISMO EN CHAPARRAL Y RIOBLANCO 101 7.1 BANDOLERISMO COMÚN PROBLEMAS DE CASO 103 7.1.1 Problema de Caso: Carlos Julio Rodríguez (Alias El Chulo) 104 7.1.2 Problema de caso: Jesús Antonio Otavo (Alias Mariposo) 106 7.2 Modus Operandi del Bandolerismo común 107 8. CONCLUSIONES 110 BIBLIOGRAFÍA 113 ANEXOS 119 8 LISTA DE FIGURAS Pág. Figura 1. Ubicación geográfica del municipio de Chaparral 19 Figura 2. Mapa del Sur del Tolima Según la Investigación 20 Figura 3. Departamento del Tolima áreas de Violencia 58 9 ANEXOS Pág. Anexo A. Croquis en donde se ilustra la manera como se ubicaban los grupos bandoleros para atacar a la fuerza pública 120 Anexo B. Croquis de la Región de San José de las Hermosas 121 Anexo C. Fotografía del Casco Urbano de Chaparral 122 Anexo D. Croquis del sur del Tolima afectado por los grupos guerrilleros que operaban en la región de Rioblanco y Municipios Aledaños 123 Anexo E. Carta escrita por Gilberto Vieira, Secretario General del Partido Comunista 124 Anexo F. Carta de Martín Camargo, dirigida al Partido Comunista De Colombia 125 Anexo G. Informe Militar en el cual se explica el accionar de los Bandoleros 131 Anexo H. Listado de los expedientes Judiciales Consultados 133 10 RESUMEN El presente trabajo sobre el movimiento guerrillero y el bandolerismo se desarrolla en un periodo histórico en el cual se vivía en medio de un estado de sitio permanente, toque de queda y “chulavitas”. Se tiene como escenario el sur del departamento del Tolima y especialmente los municipios de Chaparral y Rioblanco, los cuales eran considerados durante el periodo de Violencia de los años cincuenta, como poblaciones en las cuales tuvieron asiento pasiones, que desataron un vendaval de fuerzas destructoras, a raíz de la etapa de odios políticos. En dichas regiones imperaba la venganza como un medio de hacer justicia, dado que por aquellos tiempos de Violencia la lucha, había asumido caracteres inquietantes, en donde la eliminación del adversario político se convirtió en una costumbre permitida. De lado y lado caían las víctimas y no dentro de las alternativas de un encuentro convencional sino en emboscadas o represiones sangrientas. Los miembros de la Policía y de la Seguridad eran las víctimas escogidas del lado de los “guerrilleros” y del lado de la Fuerza Pública lo eran los campesinos e indígenas. Por aquella época, la Violencia se recrudecía, dado que los odios entre liberales, conservadores y comunistas se acentuaban en toda la región y bandas organizadas y armadas, cometían numerosos hechos ilícitos, tales como robos, violaciones y homicidios; Igualmente las organizaciones guerrilleras, llamadas “la chusma” hacían su agosto en las vidas y bienes de algunos de los moradores de la zona. Además, de la gravísima tensión política por la que atravesaban los municipios de Chaparral y Rioblanco, por los años 50, 51,52, el permanente estado de guerrillas en que se vivía, el nerviosismo y la psicosis bélica contagiaba a todos los habitantes, lo que a cada paso les hacia ver un peligro real o aparente. Palabras Clave: Guerrilleros, Campesinos, Indígenas, Violencia, Política, Chaparral, Rioblanco. 11 ABSTRACT The present work about the guerrilla fighters and the bandits to develop in a time historic in the which to live up to a state to besiege permanent, touch of stay and “chulavitas”. Have as stage the south of department of Tolima in particular the municipality of Chaparral and Rioblanco, during the period of Violence of the years fifty they considerate themselves. As towns in which there were presence passions, that united a strong wind of forces destructives, to root of the stage of hatreds politics. In these regions ruled the revenge as a middle of want to be justicie, in the felt of that by these times of Violence the fight, there was assumed characteristics of restlessness, in where the elimination of adversary was convert in a custom permit. Of side and side fallen the victims and no in middle of the alternatives of encounter conventional but in ambush or repression's bleedings. The members of the police and of the Security were the victims choose of side of the "guerrilla fighters" and of side of the Force Public were the countryman's and indians. By that epoch, the Violence was recurred, by the hatreds between Liberals, Conservatives and Communits was accentuated in all the region and gangs organizes and arms, committed numerous facts illicit, such as robbery's, violates and homicides. Equally the organizations skirmish's, calls the "chusma" to make while the sun shines in the life's and property's of someone's of the resides of the zone. Moreover, the heavy tensions politic because crossed the municipalities of Chaparral and Rioblanco, by the years of 50, 51, 52, the permanent state to skirmish's in that was lived, the nervousness and the psychosis warlike infected to all's the residents, that which to each pass them done see a danger real o apparent. Key Words: Guerrilla Fighters, Countryman's, Indians, Violence, Political, Chaparral, Rioblanco. 12 INTRODUCCIÓN Esta investigación se suscita por el ánimo de estudiar las formas de organización violenta del campesinado; dado que cada una de estas formas de organización, entiéndase movimiento guerrillero y bandolerismo, si bien tienen sus similitudes también tienen particularidades que las diferencian. De este tipo de cosas se deriva la complejidad que caracteriza el análisis del periodo de la Violencia. Así mismo el trabajo surge del interés académico de investigar en el ámbito local, la dinámica que se vivió en los municipios de Chaparral y Rioblanco durante los años cincuenta. Esta perspectiva es importante en la medida en que sólo una aproximación regional al estudio sobre la Violencia nos permitirá explicar las particularidades históricas de la Violencia, sus causas sus actores y las motivaciones de ésta en el orden regional. Igualmente la motivación por este tema nace de la necesidad de comprender las consecuencias de la expulsión del campesinado y la concentración de la propiedad rural, que se expresan en la conformación de movimientos armados de autodefensa y revolucionarios o grupos armados auspiciados por propietarios. Así como entender también los orígenes de la manifestación subversiva que subsiste aún en nuestro país. Dado que los estudios generales de La Violencia en Colombia; si bien permiten establecer la complejidad de este periodo histórico (1950-1957) en el ámbito nacional y regional, en lo concerniente a los municipios objeto de estudio de este trabajo han quedado vacíos, que se pueden agrupar en particularidades tales como, los problemas agrarios, los procesos migratorios y los actores sociales y políticos que se integran en las formas de organización guerrillera y bandolera en los municipios de Chaparral y Rioblanco. En lo referente a este tema de investigación existen estudios esclarecedores tales como el trabajo de Eduardo Pizarro León Gómez, titulado, "Las FARC. (1949-1966). De la Autodefensa a la combinación de todas las formas de lucha"; en el cual se explica el origen y el contexto en el que se desarrolla la guerrilla comunista en el sur del Tolima. Así mismo Medófilo Medina, con su trabajo " La resistencia Campesina en el sur del Tolima" es significativo en la medida en que apunta los diversos factores que dieron lugar a la conformación de las guerrillas en el municipio de Chaparral. Cabe destacar también el trabajo de Darío Fajardo, titulado "Violencia y Desarrollo" del cual se tomó el aporte que hace con el esquema Migración-Colonización-Conflicto-Migración-Colonización-Conflicto; a partir del cual giró la dinámica de lucha existente entre los latifundistas y campesinos en el sur del Tolima. 13 En lo que concierne a la indagación del Bandolerismo, es válida para la presente investigación la tipología del bandolerismo, establecida por Hobsbawn completada por Gonzalo Sánchez y Donny Meertens en su trabajo, “Bandoleros, Gamonales y Campesinos.”, destacando aquí la noción de bandolerismo común. Metodológicamente el trabajo parte del planteamiento de que el sur del Tolima ha sido y es una región, escenario de múltiples conflictos sociales y políticos en la historia de Colombia. Tales como la violencia ejercida contra los indígenas aquí localizados, la lucha por la posesión de la tierra generada por la expansión de las grandes haciendas y el asentamiento del movimiento guerrillero, lo que configura un panorama propicio para estudiar el fenómeno de la Violencia en el ámbito regional. En tal sentido el presente trabajo se elabora desde la perspectiva de la historia social, la cual lejos de rendirle culto a la historia convencional e idealizada, se empeña en sacar a la luz la realidad social, económica y cultural de los hechos e instituciones que determinaron y dieron forma a la Colombia contemporánea. En este orden de ideas, se confrontaron los idearios de los partidos políticos y la prensa con las prácticas y las vivencias de los individuos del común que vivían en las aglomeraciones y en las veredas de la región de estudio. Superando de esta manera la frecuente posición de definir las manifestaciones armadas campesinas por lo que dicen los dirigentes políticos. Se llega de esta manera a un punto propicio para evaluar como la historia ha determinado los conflictos contemporáneos. Lo anterior teniendo en cuenta, los tropiezos que surgieron, tales como la escasez de recursos económicos, con la que se contaba a la hora de iniciar la investigación, ya que a pesar de que se tocaron varias puertas nadie quiso comprometerse con la financiación. De ahí que este trabajo, se haya elaborado prácticamente como se dice coloquialmente " con las uñas." Otros tropiezos que se apreciaron como obstáculos casi insalvables, fueron, que de una parte, los documentos resultaron más escasos de lo previsto; debido que a la hora de analizar la documentación encontrada, se hacia necesario desechar la mayoría, dado que se debía distinguir lo verdadero de lo falso, por cuanto, los intereses de los involucrados contaminaban las informaciones o tergiversaban los hechos, o era necesario descubrir la parte oculta de cada discurso; de la otra, los habitantes de las poblaciones estudiadas se mostraron esquivos, en el sentido de que los más viejos prefirieron no hablar con profundidad del tema, mientras que a los más jóvenes no les interesaba. De todas maneras esta investigación constituyó un buen reto, que se enfrentó con las informaciones y los documentos a los cuales se tuvo acceso. 14 1. CARACTERIZACIÓN GEOGRÁFICA Y RESEÑA HISTÓRICA DE CHAPARRAL Y RIOBLANCO La implantación y posterior desarrollo de las guerrillas y del bandolerismo, en los municipios de Chaparral y Rioblanco tuvo a su favor las características geográficas de la región del sur del Tolima, ubicada sobre la cordillera central; en donde existe una exuberante vegetación tropical que es precisa para el combate guerrillero. De esta manera la cordillera que atraviesa longitudinalmente el departamento era funcional a la logística insurgente, dado que gran parte de la cordillera, se halla fuertemente fracturada en un sistema de fallas y un relieve escarpado, que le permitió a las guerrillas establecer zonas de repliegue y corredores vitales en los desplazamientos hacia los departamentos del Valle, Cauca y Huila. (Ver figura No 1) Frente al particular Alejandro Reyes afirma: El sur del Tolima comunica geográficamente con el norte del Cauca y con el oriente del Huila en el Nevado del Huila, donde confluyen las regiones del sur del Saldaña y de Marquetalia y Gaitania, por el Tolima, con las de Corinto, Toribío y Jambaló, por el Cauca. Históricamente existe un corredor de comunicación de conflictos sociales mediante el paso de guerrillas, campesinos e indígenas refugiados, tropas oficiales y emigraciones de población en busca del trabajo que circulan del Cauca al Tolima y de este al Huila y al Caquetá, bordeando los desfiladeros del Nevado del Huila …1 Es en este escenario donde el campesino al soportar la violencia oficial, se organiza para defender su familia y hacer respetar sus derechos como trabajador agrícola, mostrando de esta manera la expresión aguda de las luchas sociales en el campo. En donde el enfrentamiento con los latifundistas apoyados por el aparato estatal se desarrollaba en medio de un momento histórico mundial caracterizado por un combate crucial entre el capitalismo y el socialismo, lo que le daba un ingrediente especial a esta contienda. 1 REYES, Alejandro. La Violencia y el Problema Agrario en Colombia. En: CONGRESO DE HISTORIA DE COLOMBIA (3 :1992 : Ibagué). Memorias del VI Congreso de Historia de Colombia. Ibagué : Universidad del Tolima, 1992. p.599. 15 1.1 CHAPARRAL Chaparral, bañada por los ríos Saldaña, Amoyá, Aico, Mendarco, Negro, Tuluní, Tetuán, Ambeima, Irco y el Davis2; es considerada como una de las más famosas poblaciones del sur occidente tolimense; dado que es la patria chica de figuras tan importantes como los expresidentes Manuel Murillo Toro, José María Melo y Darío Echandía; así como por la importancia de su producción cafetera para la época en que se desarrolló la Violencia bipartidista. Se dice que los conquistadores españoles llegaron a la meseta de Chaparral, donde los indios Pijaos tenían su centro de habitación, y aquí se libró la guerra contra los indígenas por parte de los españoles. En la pagina web www.chaparralvirtual.com, se reseña el proceso de fundación de Chaparral de la siguiente manera: … Chaparral es una población que vivió ocho fundaciones: 1. La primera fundación de que se tiene noticia es la que hizo el descubridor, capitán Francisco Trejo, de una casa fortaleza o fuerte, en el año de 1556. 2. La segunda fundación fue hecha, en el año de 1586, por el general Diego Bocanegra, con título de ciudad y con el nombre de Ciudad Real Medina de las Torres de los Pijaos del Chaparral de los Reyes. 3. Tercera fundación fue la que efectuó, hacia el año de 1592, el gobernador Bernardino de Mojica y Guevara, también con título de ciudad, bajo el nombre de San Miguel de Pedraza Chaparral. 4. La cuarta fundación fue la del Fuerte de San Lorenzo, en el año de 1606, posiblemente el 10 de agosto de ese año. 5. La quinta fundación también fue de fuerte de San Juan de Gandía, hacia el año de1608, aunque parece que este es el mismo de San Lorenzo y que el cambio de nombre sólo tuvo ocurrencia en el papel, en las cartas que el presidente Borja envió al Rey de España dando cuenta de su guerra contra los heroicos pijaos. 6. La sexta fundación sobre la meseta de Chaparral fue la de la Viceparroquia, dependiente de la parroquia de Coyaima en el año de 1772. 7. La séptima no es propiamente fundación sino conversión de la Viceparroquia en Parroquia: Tuvo lugar hacia el año de 1773. Aquella 2 TOLIMA. CONTRALORIA GENERAL. Anuario Estadístico-Histórico-Geográfico de los municipios del Tolima- 1958. Ibagué : La Contraloría, 1960. p. 266. 16 Viceparroquia, convertida en Parroquia de San Juan Bautista de Chaparral, y esta, corresponde a la población que existía desde varios años antes en el sitio que ahora se llama “El Triunfo”, ya cerca del extremo oriental de la meseta. 8. La octava fundación sobre la meseta del Chaparral, de que se tiene noticia, es la reconstrucción de la población, a partir del año de 1828, sobre el “llano del limoncillo”, es decir, en donde está el Chaparral actual, luego del terremoto de 1827, que destruyo el Chaparral de “El Triunfo”.3 Después de estas ocho fundaciones, el 6 de enero de 1586 es considerada como la fecha oficial en la que Chaparral se constituyó legalmente, de acuerdo a una decisión tomada por el Concejo Municipal. Otra fuente señala lo siguiente sobre la creación del municipio de Chaparral: ... el descubridor de la meseta de Chaparral fue Francisco de Trejos, primer español en pisar su suelo, año 1556 y en levantar una edificio que llevaba su nombre, “El Fuerte Trejos”. La fundación de la población fue el 6 de enero de 1586 por don Diego de Bocanegra, con el hermoso nombre de “Ciudad Real de Medina de las Torres de los Pijaos del Chaparral de los Reyes.” Entre los años 1772- 1773 pasa de Viceparroquia a Parroquia de Chaparral. El 6 de noviembre de 1827 fue destruida por un violento terremoto. En 1837 tuvo rango político de Villa y fue erigido municipio a través de la Ley expedida por la Asamblea Constituyente del Estado Soberano del Tolima, el 21 de febrero de 1863.4 Sobre la situación geográfica de Chaparral el periódico El Derecho afirma: ..esta situado en una meseta que se extiende al pie de las montañas del Quindío, en la cordillera Central. Su altura sobre el nivel del mar es de 837 m. sobre el nivel del mar, pero dentro del área del municipio existen elevaciones hasta de 3.600 metros, encontrándose, por lo tanto, una gran diversidad de climas y tierras propicias para todos los cultivos.5 3 MENDEZ, Leonardo. Chaparral y sus ocho fundaciones. [en línea]. Ibagué Colombia [Citado 19 de diciembre de 2006, 11:19:26 a.m.] Idioma Español, Formato HTML, 30,6 KB 30.924 bytes. Disponible en Internet: www.chaparralvirtual.com. 4 TOLIMA SIETE Días. Así es mi Tolima. Ibagué : casa Editorial El Tiempo, 2001.p. 78. 5 CHAPARRAL, SU historia sus hombres y su progreso. En : El Derecho, Ibagué. (28, oct., 1950); p. 4-5, c.1-6. 17 El municipio de Chaparral se encuentra a una distancia de 153 Kilómetros de Ibagué la capital del departamento, con un área de 2.230 Kilómetros cuadrados limita al norte con los municipios de Roncesvalles, San Antonio y Ortega, al oriente con Coyaima y Ataco, al occidente con el Departamento del Valle del Cauca y al sur con Rioblanco y Ataco.6 (Ver Figura No 2) Su número de habitantes hacia 1950 era de 30.000 habitantes, su presupuesto en este año ascendía a 298.757.05 pesos, la única vía que conectaba a Chaparral con el resto del país en este tiempo era la carretera Chaparral-Castilla.7 Chaparral, durante los años cincuenta estaba conformado por un terreno escarpado en su mayor parte, poco accesible por amplias vías de comunicación, cubierto en algunas zonas de selva intrincada. Escenario propicio para la operación de diversos grupos armados, los cuales prosperaron debido a que hasta allí no llegaba con éxito la acción de las fuerzas regulares del ejército y policía, formadas por contingentes bisoños en el conocimiento de la topografía de estos lugares. 1.2 RIOBLANCO Geográficamente Rioblanco limita por el Norte, con los municipios de Chaparral, San Antonio y Ortega; por el Sur, con Ataco y el departamento del Huila; por el Oriente, con Ataco y Coyaima; por el Occidente, con el departamento del Valle. (Ver Figura No 2) Rioblanco hacia la década de 1950 contaba con 7.420 habitantes, según el censo de 1951.8 En el informe de la Contraloría la conformación de Rioblanco como corregimiento es reseñada de la siguiente manera: … Los hermanos Cárdenas, Tobías, Martín y Narciso, vecinos del municipio de Chaparral, se establecieron en el año 1900 a las orillas del Rioblanco, donde se dedicaron a diversos cultivos, …Poco tiempo después llegó Juan de la Cruz Vidales, quien, fuera de construir una casa al lado de la de los hermanos Cárdenas, montó una gran hacienda llamada “Las Brisas”, lo que determinó el nacimiento de un pequeño caserío, al que, por el afán creador de sus habitantes y la fertilidad de sus tierras, el Gobierno departamental elevó a la categoría de corregimiento, con el nombre de Rioblanco, bajo la jurisdicción de Chaparral.9 6 TOLIMA SIETE Días. Op. cit., p. 79. 7 CHAPARRAL, SU historia sus hombres y su progreso. Op. cit.., p.4, c.2. 8 TOLIMA. CONTRALORIA GENERAL Op. cit., p. 266. 9 Ibíd, p. 265-266. 18 Sin embargo, los habitantes de esta población tenían el anhelo de convertir a este corregimiento, en municipio, lo cual se evidencia en los esfuerzos que realizaron algunos individuos de esta región por este propósito. Lo anterior aparece referenciado en el siguiente artículo periodístico: A principios de la presente semana llegó a esta ciudad capital una comisión del próspero corregimiento de Rioblanco, integrada por los distinguidos caballeros de esa región señores Antonio J. Marín, Carlos Suárez, Cesáreo Emilio Grajales y Marco Fidel Suárez, con el ánimo de conversar con los diputados a la asamblea y el gobierno seccional acerca del anhelo de las gentes de la comarca que representan, por que sea erigido en municipio el corregimiento de Rioblanco. Los comisionados han sido motivo de especial atención tanto del gobierno departamental como de los diputados. Todos ellos han prometido estudiar el caso a fin de que este proyecto sea una realidad.10 Es así como mediante la Ordenanza número 11 del 21 de diciembre de 1948, se erige Rioblanco como municipio. El territorio del municipio de Rioblanco en su mayor extensión montañoso, durante los años de la Violencia fue un territorio en donde actuaron grupos armados, dado que la topografía era propicia para la actividad de las guerrillas y grupos bandoleros. Sus integrantes, absolutos conocedores de la región donde operaban, (escenario de su tranquila vida agraria) podían desplazarse con rapidez y habilidad sorprendentes, gracias al limitado número de sus efectivos; en tanto que la tropa oficial apenas sí podía mover con lentitud sus batallones por parajes para ellos desconocidos. Es en este escenario que surge el primer grupo con visos de organización, y estuvo dirigido por un viejo tolimense, llamado Gerardo Loaiza; sus hijos y hermanos formaron el núcleo de la guerrilla liberal; a ellos se unieron campesinos desarrapados con armas primitivas- a veces sin ellas- que se agrupaban, por el deseo de no morir asesinados a manos de los chulavitas.11 Dichos grupos como veremos en esta investigación fueron adquiriendo experiencia en combates y huidas, en avances, escaramuzas, derrotas y victorias. 10 LA CREACIÓN del municipio de Rioblanco. En : Tribuna Liberal, Ibagué (20, nov., 1948); p.1, c.2. 11 PIZARRO, Eduardo. Las FARC. (1949-1966). De la Autodefensa a la Combinación de todas las Formas de Lucha. Bogotá : Tercer Mundo y Universidad Nacional, 1991. p. 57. 19 Figura 1. Ubicación geográfica del municipio de Chaparral FUENTE: IGAC 20 Figura 2. Mapa del Sur del Tolima Según la Investigación FUENTE: Gobernación del Tolima. Departamento administrativo de Planeación 21 2. ANTECEDENTES DE LA VIOLENCIA EN EL SUR DEL TOLIMA Para ubicar los antecedentes de la Violencia bipartidista en el sur de nuestro departamento, se deben tener en cuenta los elementos estructurales que hicieron posible que tal fenómeno se desarrollara en el Tolima; tales elementos serían los odios heredados, las pasiones partidistas, el despojo de la tierra y la persecución religiosa.12 En tal sentido para el tema específico de esta investigación son importantes los acontecimientos que empezaron a presentarse a partir de la década de 1930, época en la cual las luchas agrarias adquieren gran intensidad; así mismo se siente el impacto de la gran depresión mundial de 1929; que obligó a los campesinos a volver al campo a exigir tierras, dado que en las ciudades el desempleo empezó a imperar.13 En tal sentido, para el análisis en el sur del Tolima se debe establecer la relación del periodo histórico de la Violencia, con los procesos de colonización y los conflictos agrarios en los años 20 y 30; en los cuales tanto colonos como indígenas, apoyados por influencias de planteamientos socialistas y comunistas, se adhirieron a la consigna de eliminar el latifundio. Lo anterior se corrobora, en la nota editorial de un periódico de corte liberal que hacia la década de los treinta, sobre los latifundios afirmaba lo siguiente: Tiene el país que evolucionar hacia la granja y la pequeña parcela, acabando con el dilatado latifundio. El régimen jurídico de la propiedad necesita una transformación de tonos revolucionarios... … No es posible la explotación del colono y del bracero agrícola por más tiempo. No pueden ellos continuar alimentando la holgazana urbana del propietario que vive de sus fatigas y consume el producto de sus sudores. 12 ALAPE, Arturo. La paz, la Violencia : Testigos de excepción. Bogotá : Planeta, 1985. p. 23. 13 HENDERSON, James. Cuando Colombia se desangró : Un estudio de la Violencia en Metrópoli y en Provincia. Bogotá : El Ancora Editores, 1984. p. 103. 22 El terrateniente que se sienta incapaz de incorporarse al trabajo de su feudo, fragmentado hasta donde lo exijan las necesidades de vida de los núcleos humanos, debe desaparecer como dueño de tierras para ceder ese puesto- que es de labor y no de pereza- a sus arrendatarios y peones. No debe el estado continuar extorsionando con la presencia del alguacil y del gendarme al servicio de un despotismo de casta, a la masa del proletariado rural…Bajo el boscaje que insinúa verdes tonos de redención y de esperanza para el labriego, marcha apresuradamente un ideal de justicia que la nación debe concretar en leyes antes de que la violencia lo cristalice en hechos. El hombre que ha mezclado el desgaste de sus músculos, el calor de su esfuerzo y la efectividad de sus fatigas al cultivo del agro, tiene un derecho primordial al usufructo de las cosechas, ante el propietario y contra el propietario. Para ello necesita el campesino acometer sin descanso ni demora la reforma agraria. Con ese fin, debe llevar al parlamento, al ejecutivo y a los cabildos, gentes de su clase y de su oficio. Pero auténticos. No explotadores que se fingen campesinos a la hora de la pesca eleccionaria.14 Estas influencias ideológicas y políticas, que surgieron a partir del nacimiento de los movimientos obreros, el Partido Comunista y la aparición de un movimiento disidente del liberalismo, la Unión Nacional Izquierdista Revolucionaria, UNIR, la cual bajo la dirección de Jorge Eliécer Gaitán sería tal vez la de mayor respaldo popular; dado que se trataba de un movimiento respaldado por campesinos, obreros, artesanos, estudiantes, profesionales, todos guiados por una ideología nacionalista, antiimperialista, que anhelaba cambios en la economía y la sociedad. Desde esta organización Jorge Eliécer Gaitán se atreve a plantear un cuestionamiento profundo a las estructuras del país en los siguientes términos: Hoy por hoy, en Colombia, los órganos del Estado, Legislativo, Ejecutivo, Judicial, actúan únicamente de acuerdo con las necesidades, el querer y los designios de la minoría privilegiada. En el problema de la tierra, la banca, la industria, todo está polarizado. Pues bien –prosigue- el criterio de actuación del Estado debe ser contrario si quiere cumplirse a cabalidad el principio democrático, que es función de mayorías. Y como La mayoría económica es la de los desposeídos, en su beneficio, en su defensa y en su cuidado debe actuar también el poder.15 14 EDITORIAL. LOS Latifundios. En : El Liberal. Ibagué (20, sep., 1931); p. 3, c.1. 15 GAITAN JARAMILLO, Gloria. Bolívar tuvo un caballo blanco, mi papá un Buick. Bogotá : Talleres Litográficos Graficsa, 1998. p. 355-357. 23 Es así como desde los primeros años del siglo XX, se consolida en el sur del Tolima una lucha activa contra el latifundio y su extensión, especialmente en la región de las grandes haciendas cafetaleras. Lo que originó constantes pugnas entre latifundistas y campesinos por la tierra constituyendo de esta manera a estos territorios, en lugares claves para la lucha rural armada. * Esta lucha entre campesinos sin tierra, que llegaban a la región a colonizar y los latifundistas, se presentaba cuando los latifundistas una vez valorizados sus terrenos, gracias al trabajo campesino, despojaban de su carácter de colonos a los campesinos, a través de diversos mecanismos, tales como las amenazas o las acciones violentas. En esta dinámica de despojo, el fin perseguido por los terratenientes además de apropiarse más tierras, era el de hacerse a mano de obra cautiva.16 En este orden de ideas la Violencia alcanzaría gran intensidad en el sur, destacándose aquí las poblaciones indígenas que se habían empeñado, a partir de la acción de Quintin Lame a protegerse contra los asaltos de las diferentes olas de colonos y los acaparadores de tierras.17 En este contexto se organizan las Ligas Campesinas, para obtener y mantener tierras, proceso este en el cual el enfrentamiento ya no era sólo con el terrateniente sino con los organismos del Estado que expedían ordenes judiciales de despojo; evidenciando de esta manera la complicidad entre los funcionarios estatales y los terratenientes.18 Por consiguiente, esta lucha agraria se caracterizó por el reto del campesinado al ocupar tierras de uso exclusivo de los latifundistas. ** Este movimiento campesino en contra del latifundio, desarrollado en el sur del Tolima, tuvo como punto partida desde el punto de vista legal, una ley de 1926 que especificaba una reglamentación para diferenciar la propiedad privada de la del Estado, y suministraba a los miembros de los resguardos y a los colonos * El departamento de Tolima tiene una amplia tradición en la lucha campesina que se remonta a la década de los 30 y 40, tiempo en que se fundaron las primeras “ligas y sindicatos”, véase Zuleta, Estanislao, “Violencia y derechos humanos en Colombia” en: Revista Universidad de Antioquia, Enero-Marzo de 1990, Volumen LIX, Número 219, Medellín, p. 11. También véase Hobsbawn, Eric, Fals Borda, Once ensayos sobre la violencia, Fondo Editorial Cerec-Centro Gaitán, Bogotá, 1985, p. 202. 16 SANCHEZ, Gonzalo. Ensayos de Historia Social y Política del siglo XX. Bogotá : El Ancora Editores, 1984. p. 124. 17 GUZMÁN CAMPO Germán; Fals Borda, Orlando y Umaña Luna, Eduardo. La Violencia en Colombia. Estudio de un proceso Social. Bogotá : Taurus, 2005 t. 1 p. 63 (Serie Historia). 18 SANCHEZ. Op. cit., p.181. ** Ver GILHODES, Pierre, en su obra Las Luchas Agrarias en Colombia, Bogotá, Editorial La Carreta, 1972 especialmente en las páginas número 27, 43, 58, 59 y 70 en las cuales se ilustran los diversos tipos de conflictos agrarios presentados en la zona del Sur del Tolima. 24 instalados en las tierras desaforadamente acaparadas durante décadas por los terratenientes, los argumentos para no permitir que fueran desposeídos o reducidos a la condición de arrendatarios.19 Teniendo en cuenta lo anterior, los campesinos del sur del Tolima a partir del accionar de las Ligas Campesinas; proceden a establecerse en las tierras que hacían parte de las grandes haciendas por medio de invasiones, las cuales llevan a cabo de manera violenta por medio de la incineración de ranchos y de cosechas.20 Los terratenientes por su parte crean entonces, las cuadrillas de filiación política conservadora, para defender su vida y sus bienes. Estas luchas agrarias tenían lugar bajo un contexto político excluyente, en el sentido de que sí bien, Olaya Herrera, López Pumarejo y demás gobernantes de la llamada "República Liberal", argumentaban ser demócratas y que no intentaban imponer una dictadura de partido, en la práctica existía una forma muy particular del ejercicio de gobierno, ya que cada uno de los partidos cuando tenía el poder efectuaba podas burocráticas para excluir de los cargos públicos a los individuos del partido contrario, situación esta que alimentaba el rencor y, por consiguiente, la contraofensiva del partido opuesto al gobierno.21 Esta situación se evidencia en el siguiente editorial de un periódico conservador bajo los años de la república liberal: … En algunas partes –muy contadas- se respetan los derechos naturales y algunos civiles, pero existe la intención manifiesta de negar a los conservadores sus derechos políticos. Para el liberalismo los conservadores no son ciudadanos, no pueden ejercitar los derechos de ciudadanía. Practica una nueva modalidad de la doctrina de Monroe: el gobierno liberal, para los liberales. Prueba innegable de esto es la conducta observada por sus dirigentes en los concejos. Sistemáticamente se hostilizó a los miembros conservadores, se les hostigó hasta obligarles a retirarse, porque nunca creyeron las mayorías liberales de los cabildos que los conservadores tuvieran derecho a intervenir en la administración pública.22 19 LEGRAND Katherine, De las tierras públicas a las propiedades privadas : acaparamiento de tierras y conflictos agrarios en Colombia. 1870-1930. En : Lecturas de Economía. No.13 (ene.-abr.1974); p.13-50. 20 GUZMÁN. Op.cit., p. 64. 21 HENDERSON. Op.cit., p. 108-109. 22 EDITORIAL. EL ACTUAL Momento Político. En : El Derecho, Ibagué (27, feb., 1937); p. 3, c. 1. 25 En este escenario político los colonos y los jornaleros; apoyados por la Ley de Tierras, aprobada por el gobierno de Alfonso López Pumarejo, lograron una importante conquista; dado que se garantizaba la propiedad de la tierra, para los individuos que la explotaban, este precedente incentivó aún más las luchas agrarias por la tierra. Con esta ley se definían los primeros intentos de Reforma Agraria que no podían ser desaprovechados por los núcleos de población campesina e indígena, sobre las tierras que habían poseído por tradición o bajo la figura de los resguardos. Se buscó entonces la titulación de terrenos baldíos a campesinos que en calidad de arrendatarios estuvieran haciendo uso de ellas.23 Los ataques contra la política agraria del gobierno aumentaron hacia 1936 cuando el Senado entró a discutir el proyecto de ley de tierras. “El mismo presidente López se vio precisado a denunciar la abierta oposición del partido conservador a sus proyectos reformistas, especialmente al de la tierra. “...El conservatismo se vuelve reaccionario ante las transformaciones que comienza a hacer el partido liberal.”24 Igualmente en el campo los terratenientes, aterrorizados por la movilización campesina, comenzaron a hostigar a los colonos, incendiar sus cultivos, pagar bandas de matones para asustarlos y sacarlos de las tierras. Obligando, además, al gobierno a limitar los alcances más progresivos de la Ley de Tierras; por medio de la Ley 100 de 1944. Este sería, por tanto, el punto de partida que justificó la expulsión de pequeñas familias arrendatarias y campesinos liberales sin tierra que pretendían la titulación de las antiguas zonas de colonización.25 Así se sentaron los antecedentes de lo que posteriormente fue el periodo que ha pasado a la historia como la “Violencia”. Después de los acontecimientos acaecidos el 9 de abril en 1948, en el campo se produjo una simbiosis entre la resistencia política al régimen conservador y la lucha feroz, incentivada por las colectividades políticas de diversa ideología, (liberales, socialistas, conservadores y comunistas) y por la lucha existente entre terratenientes y campesinos por la tierra; estos dos fenómenos son los que explican la cruenta Violencia que atravesó los campos de Colombia. En términos generales, los movimientos alzados en armas que germinaron en el sur del Tolima, surgieron gracias a que esta era una zona dominada por la Violencia, donde, además, para los años cincuenta estaba latente el movimiento agrario de la década de los años treinta. Lo cual nos muestra como la apropiación 23 SUHNER, Stephan. Resistiendo al Olvido. Tendencias recientes del Movimiento Social y de las Organizaciones Campesinas en Colombia. Buenos Aires : Taurus, 2002. p. 15-20. 24 Mensaje Presidencial al Congreso, citado por TOVAR PINZÓN, Hermes. El Movimiento Campesino en Colombia durante los siglos XIX y XX. (1975); p. 55. 25 SUHNER. Op. cit., p. 15-20. 26 de tierras se encuentra en el trasfondo de la génesis de las guerrillas. Esta apreciación es descrita por un dirigente guerrillero, quien califica la lucha guerrillera como la prolongación de la " enconada lucha por la tierra en el sur del Tolima, especialmente en Chaparral y parte de Rioblanco, en la que habían estado en la cabeza los comunistas desde la década de 1930."26 2.1 ANTECEDENTES DE LA VIOLENCIA EN CHAPARRAL Para hablar de los antecedentes de la Violencia en Chaparral, inicialmente debemos destacar la importancia del conflicto agrario que se llevó a cabo en esta región en las primeras décadas del siglo XX. Por consiguiente, es importante, ilustrar el proceso de colonización de Chaparral iniciado en 1769, para tal fin debemos remontarnos a la segunda mitad del siglo XIX, periodo en el cual se vivió un gran movimiento de apropiación territorial a través de la colonización, tanto de pequeños productores, como de hacendados y acaparadores de tierras.27 Los latifundistas se lanzaron en busca de baldíos y se interesaron principalmente en los baldíos que rodeaban a Chaparral ricos en Quinas. Entre 1850 y 1889, especialmente después de 1870, se adjudicaron en el Tolima 233.000 hectáreas, la desigualdad en su distribución fue abrumadora. Por ejemplo, doce adjudicatarios que recibieron baldíos entre 1864 y 1893, obtuvieron el 52% de la tierra adjudicada, con un promedio de 6.500 hectáreas; mientras los pequeños recibieron en promedio 47 hectáreas. La zona de Chaparral fue entonces, uno de los principales focos de apropiación entre 1870 y comienzos del siglo XX.28 Con estos antecedentes, en el sur del Tolima y en el Valle central del Magdalena, se constituyeron extensas haciendas, principalmente ganaderas, a expensas del desplazamiento de los campesinos e indígenas poseedores de tierra pero sin título de propiedad.29 Ante esta situación después de 1875 los colonos empiezan a organizarse, y a defenderse de las expropiaciones; iniciándose de esta manera la contienda entre campesinos y terratenientes por la propiedad de la tierra y el valor del jornal en la hacienda cafetera. 30 26 MARULANDA VÉLEZ, Manuel. Cuadernos de campaña. Bogotá : Ediciones Abejón Mono, 1973. p. 55. 27 TOVAR PINZON, Hermes. Que nos tengan en cuenta. Colonos, empresarios y aldeas. Colombia 1800-1900. Bogotá : Instituto Colombiano de Cultura Histórica, 1995. p. 140-150. 28 Ibíd, p. 144-147. 29 Ibíd, p. 140-145. 30 TOVAR PINZON, Hermes. Op. cit., p. 140-150. 27 En este contexto hay que resaltar que en cada lugar o hacienda, hubo una serie de factores que unidos al de la tierra se convirtieron en el objeto fundamental de la lucha. Tal es el caso de los campesinos de Chaparral hacia 1930, en donde la huelga de los trabajadores giró en torno a tres problemas: acabar con el trabajo obligatorio en las haciendas, cambiar las medidas por la romana legal y aumentar el pago de la arroba de café.31 En este proceso de luchas representaron un papel trascendental algunos líderes campesinos, tales como Isauro Yosa (para el caso de Chaparral), conocido en las épocas de la resistencia campesina como el Comandante Lister (en homenaje a Enrique Lister, general proletario de la guerra civil española), quien estará por siempre inscrito en las páginas de la historia de la lucha por la tierra. El semanario VOZ, describe la importante labor de Isauro Yosa de la siguiente forma: Correspondió a este luchador agrario en los años 30 enfrentar el poder latifundista. Por ese entonces circulaba el periódico Tierra, órgano del Partido Comunista Colombiano. En sus páginas orientaba la organización campesina, denunciaba los atropellos, reseñaba las luchas agrarias nacionalmente y explicaba que muchas de las tierras de las que decían ser dueños terratenientes adinerados, no tenían títulos y que por lo tanto eran del Estado. Que los campesinos a través de la acción organizada, podrían disponer de ellas, si actuaban planificadamente. Eran tiempos en que los peones eran tratados como esclavos, pero también en los que éstos comenzaban a sublevarse contra sus patrones. En Chaparral, donde Yosa inscribió parte de sus luchas, más concretamente en la Hacienda «La Providencia», una de las más grandes del sur del Tolima, los peones agrícolas eran golpeados, recibían una pésima alimentación, dormían hacinados en galpones y recibían pagos misérrimos. En «La Providencia» al igual que ocurría en muchos latifundios en el país, existía un sistema particular de gobierno, circulaba una moneda propia, suministraban mercancías y alimentos a los obreros a precios elevados, que en muchos casos cubrían su salario y en otros simplemente no alcanzaban para pagar. La jornada era de 12 horas. Una de las primeras acciones tuvo que ver con el peso del café recolectado por los obreros, con el cual los terratenientes los estaban estafando, pues afirmaban que las cajas donde era depositado pesaban una arroba. A escondidas de los capataces, los trabajadores pesaron la 31 LA LUCHA de los proletarios del Campo. En : Estudios Marxistas. No 3 (abr. 1969). p. 3-6. 28 caja y encontraron que ésta realmente pesaba 40 libras, por lo cual estaban robándole a los obreros 15 libras. La acción se repitió en varias haciendas de Chaparral comenzándose a denunciar la estafa a los peones dando origen a una huelga de recolectores de café en la cual participó Isauro Yosa y en la que se plantearon dos puntos fundamentales: Pesa legal en la recolección de café y mejores salarios. Después de muchas dificultades, la huelga resultó victoriosa. La victoria de los trabajadores del campo de Chaparral despertó las ansias de tierra y comenzaron a organizarse las tomas de haciendas en Viotá, Villarrica, Icononzo, Cunday, Fusagasugá, Soacha, Pasca, La Mesa, Agua de Dios, para hablar sólo de Cundinamarca y Tolima. Fue en estas jornadas campesinas al advenimiento del gobierno conservador de Ospina Pérez que se originó la resistencia contra los atropellos y asesinatos, principalmente después del magnicidio del caudillo liberal Jorge Eliécer Gaitán el nueve de abril de 1.948.32 Después del asesinato del líder Jorge Eliécer Gaitán, cuando se recrudece la violencia y comienza a ponerse en práctica la persecución de líderes y miembros de las ligas; se genera una dinámica de grupo que se traduce en la organización de frentes armados. Esta iniciativa es descrita por Isauro Yosa de la siguiente manera: “...Esa legalidad nos duró hasta el año 49, cuando volvimos al monte a enguerrillerarnos por la revancha que implantaron los señores del latifundio, cobrando las invasiones de tierras que les hacíamos desde 1936”, narró Yosa, quien hacia el año 50 se convirtió en comandante militar de las guerrillas comunistas del sur del Tolima, que actuaron en consonancia con otras luchas armadas y reivindicativas de los campesinos en muchas regiones del país.33 En tal sentido a partir de la experiencia de las luchas campesinas, es que surge un sector de la guerrilla, la comunista, además, se organizan las ligas campesinas. Estas tienen la influencia del líder indígena Quintín Lame, al igual que de las ideas del partido comunista y del Unirismo. El origen de estas ligas se ubica bajo los procesos de violencia, expresados en la expulsión del campesinado y la concentración de la propiedad rural.34 A su vez el hambre de tierras del campesinado se manifiesta por medio de movimientos dirigidos a la invasión de 32 ANGARITA, Álvaro. Forjado en la Resistencia Campesina : En memoria del legendario dirigente Agrario Isauro Yosa. En : Voz, Bogotá. (15-18, ago., 1998). p. 8-9. 33 ISAURO YOSA, una vida de lucha y Dignidad. Semanario Voz. [en línea]. [Citado 19 de feb. de 2005, 11:19:26 a.m.]. Idioma Español, Formato HTML, 10,6 KB 10.924 bytes. Disponible en Internet: www.geocities.com/vozxcol/bogota.htm. 34 ALAPE. Op. cit., p. 171. 29 haciendas y la creación de frentes de colonización, los cuales llegan a concretarse a través de la relación con movimientos armados revolucionarios. Lo anterior se evidencia con la presencia de agitadores comunistas en la población de Chaparral desde los años de 1930, tales como Jaime Antonio Perdomo, quien en la guerra contra el Perú aconsejaba a las gentes para que se volvieran en armas contra el Gobierno; igualmente incitaba al desconocimiento de la propiedad privada y de las autoridades, lo que lo caracterizaba como un elemento subversivo,35 esta apreciación aparece explícita en la declaración juramentada del señor Marco Tulio Alvira, consignada en la Sentencia Definitiva contra Jaime Antonio Perdomo, en donde se expresa: Es cierto que conocí o vi por primera vez en la hacienda de Yaguará a Jaime Antonio Perdomo, quien se presentó convocando a junta a los habitantes de la región, en la que les decía, en sus peroratas o conferencias que picaran las cercas, les metieran candela a los cafetales, porque haciendo esto los ricos abandonaban los terrenos; también les dijo que podían comerse el ganado para pagarse en esta forma de los pastajes por las tierras que eran libres (sic), …a la semana siguiente de estas prédicas aparecieron las cercas de mi hacienda del Sinaí hechas pedazos, …También con el asunto del ganado estuvieron robándose hasta dos reses diarias, …36 Así mismo, también en los años 30 en el municipio de Chaparral, existían consignas de destrucción entre integrantes de uno y otro partido político en la lucha que ensangrentó el territorio tolimense. Cuestión esta que denotaba un fuerte sectarismo político en la región. Lo anterior se explica dada la presencia de individuos cuyo único propósito era el de provocar al contendor político y atentar contra la paz y el orden público de este lugar, azuzando a las masas, para la agresión, el motín y la matanza. Esta apreciación se corrobora en la declaración de Uldarico Tello en el Juzgado municipal de Ataco, en la cual se expresa que individuos se dieron a la tarea de aconsejar a una turba liberal, de unos trescientos hombres, para desatar la ofensa, la agresión y la matanza de todo elemento conservador: … El día diez y siete de Diciembre del año mil novecientos treinta, … por causa de orden político se presentaron a esta población varios individuos de las veredas de los municipios del Chaparral y Aipe, … todos estos individuos se presentaron a recorrer las calles en actitud amenazante, armados de revólveres, machetes, provocando a los 35 IRIARTE, Santiago. Sentencia Definitiva contra Jaime Antonio Perdomo. En : Boletín Mensual del Tolima. (1939); p. 19. 36 Ibíd, p. 22-23. 30 conservadores. Como a eso de las ocho de la noche del citado día, se revieron (sic) esos mismos individuos…lanzando vivas al partido liberal. Como de parte de algún conservador saliera también un viva a su partido, dichos individuos, se dirigieron a atacar a los músicos de la banda de viento que se encontraba en la plaza pública…el ataque a los músicos…fue como resultado de una conferencia incendiaria que dictaba momentos antes el señor Carlos Emilio Campos, en la cual incitaba a las masas al motín, el ataque, la asonada y la violencia contra todos los conservadores del lugar, porque de ahí en adelante siguieron las masas desenfrenadas cometiendo toda clase de atropellos recorriendo las calles en actitud amenazante y haciendo disparos con revólver para sembrar el pánico.37 Como se puede apreciar la Violencia hizo de Chaparral un municipio, en el cual se generó la matanza, la agresión, la violación y el pillaje, dejando atrás de sí toda una problemática social; como consecuencia de las agresiones partidistas y de las cruentas persecuciones de familias enteras que desencadenaron el resentimiento y la posterior represalia de aquellos que sobrevivieron. 37 ARCHIVO JUDICIAL DEL TOLIMA, TRIBUNAL SUPERIOR DE IBAGUE, (en adelante se citaran los expedientes judiciales de la siguiente manera: A.J.T., T.S.I.) Sumario # 2242. Fol. 25-27. 31 3. LA VIOLENCIA EN LOS MUNICIPIOS DE CHAPARRAL Y RIOBLANCO En las primeras décadas del siglo XX las diferencias ideológicas entre liberales y conservadores, estaban en su punto de ebullición en toda la región del sur del Tolima, especialmente en los municipios de Chaparral y Rioblanco, en donde se desataban oleadas de violencia y enfrentamiento entre los liberales y las facciones conservadoras; dicho enfrentamiento no obedecía a factores explícitamente ideológicos sino que según, Medófilo Medina respondía "a algunas premisas de orden económico social y político que se dieron en la región y que maduraron en el periodo inmediatamente anterior a la Violencia."38 tales premisas eran el alto valor de la producción cafetera, motivo éste por el cual se presentó el despojo de la producción en épocas de cosecha lo que llevó a la apropiación de parcelas por cuadrillas armadas, encubiertas bajo la lucha entre liberales y conservadores; 39 así mismo, las luchas protagonizadas por campesinos, indígenas y otros actores populares que son parte de las contrariedades, que se presentan en las zonas de autoridad terrateniente, en donde se desarrollo la llamada “revancha terrateniente”* ante el reto del campesinado que ocupó tierras de uso exclusivo de los latifundistas; y la conformación de ligas y sindicatos campesinos e indígenas con influencia comunista o socialista.40 38 MEDINA, Medófilo. La resistencia Campesina en el Sur del Tolima. En Gonzalo Sánchez y Ricardo Peñaranda (Comp.), Pasado y Presente de la Violencia en Colombia, Bogotá: Fondo Editorial CEREC, 1986, (Serie Historia Contemporánea).p. 234. 39 BERGQUIST, Charles. Los trabajadores en la historia Latinoamericana : estudios comparativos de Chile, Argentina, Venezuela y Colombia. Bogotá : Siglo XXI editores, 1988. p. 419-430. * La noción de Revancha Terrateniente, fue inicialmente propuesta por Pierre Gilhodes, en su obra Las Luchas Agrarias en Colombia, Medellín, Editorial El tigre de papel, 1972; para caracterizar el proceso de expulsión masiva del campesinado durante La Violencia. 40 SANCHEZ, Op. Cit., p.151-178. 32 En este sentido en las décadas de 1930 y 1940, la influencia del partido comunista era evidente en la región, tal como lo registran los periódicos de la época: …El domingo 10 de los corrientes dictó en la plaza principal una conferencia de carácter político-comunista el camarada Vieira, quien desde Bogotá, acompañado de sus secuaces de inferior moldura vinieron con ese único objetivo. Primero tomaron la palabra los dos últimos, luego una muchacha de unos veinte años, y a continuación el camarada. Se refirió a diversos matices del socialismo…a las actuaciones del alcalde respecto de la aplicación de la legislación sobre régimen de aguas, bosques, y policía de bosques, calificando de inconveniente tal legislación por haber sido proyectada por criterios extranjeros. Por último exhortó al campesino para que en lo sucesivo obrara dentro de un ambiente de legalidad, obedeciendo las órdenes de la autoridad… Concluyó reiterando su adhesión al Gobierno, con varios bien entonados vivas al doctor Alfonso López y al doctor Darío Echandía. El auditorio fue crecido y observó el más completo orden, confirmándose con esto una vez más la recia cultura de los moradores de este sin par terruño.41 Con este escenario la Violencia que había estado presente gracias a las luchas agrarias en las poblaciones de Chaparral y Rioblanco, se intensifica a partir del nuevo gobierno que se instauró en el año de 1946, tal como lo afirma un abogado en algunos apartes de un expediente judicial, en donde expresa: ...El cambio de gobierno de 1946 sacudió las pasiones políticas que parecían adormecidas los conservadores con el triunfo del Doctor Mariano Ospina Pérez, lógicamente ambicionaban a reclamar el dominio del estado, y los poderes Legislativos, Judiciales y Ejecutivo y los vencidos esperaban de cualquier manera aferrarse a las Elecciones ya ganadas para evitar un colapso total de esta manera la pasión fue prendiendo momento a momento, la prensa se encendió las radiodifusoras llamaban prácticamente al combate y en los campos ya desapareció la tranquilidad…y vino la violencia más desastrosa que cualquiera de nuestras Guerras civiles…porque en otros tiempos…otros fueron los grandes conductores de las colectividades políticas que confiaron a la Lid Generosa y no al asalto de cuadrilla de malhechores la defensa de los ideales...42 41 EL COMUNISTA. Señor Vieira, dicta una conferencia y replica las actuaciones del alcalde. En: La Opinión, Ibagué (24, oct., 1942); p. 3-6, c. 2-4. 42 A.J.T., T.S.I. Sumario # 3366. Fol. 224. 33 En este ambiente a finales de la década de 1940, el disidente Liberal Jorge Eliécer Gaitán, quien proponía alternativas a los problemas que se presentaban en las zonas rurales, se convirtió en el principal candidato presidencial. Pero, el viernes 9 de abril de 1948, las balas asesinas de un señor Roa Sierra dejaban tendida y herida de muerte en la carrera séptima de Bogotá la esperanza y el sueño del campesinado, materializados en la figura de Jorge Eliécer Gaitán. La muerte del caudillo, inauguró la más dolorosa etapa de violencia, sangre, muerte, crimen, injusticia y exclusión sociales que vivió nuestro país. Gaitán pertenecía a un tipo de líder incómodo para los jefes de los partidos políticos de Colombia; Gaitán convocó con su verbo a las masas populares de los dos partidos tradicionales, escindiendo la hegemonía liberal-conservadora. Gaitán fustigó con su oratoria a la clase política y a los sectores poderosos de Colombia culpándolos de la miseria del país; Gaitán bebió en las fuentes ideológicas del socialismo como lo demostró en su Tesis de Grado en Derecho; Gaitán fue tratado peyorativamente por su porte popular y su rostro oscuro y fuerte, al ser llamado “El indio” y a veces “El negro”. Gaitán iba sin duda a ser elegido presidente de Colombia cuando fue asesinado por aquellos sectores que veían amenazados sus intereses y privilegios.43 La noticia de la muerte de Jorge Eliécer Gaitán en el municipio de Chaparral, dio lugar a la reacción de las masas que actuaron violentamente en contra de los individuos de filiación conservadora. Tal como se expresa en el siguiente aparte de un expediente judicial: …El día nueve de abril último, a eso de las dos de la tarde, encontrándome yo desempeñando mis funciones como oficial mayor del juzgado municipal supe la noticia de que el Dr. Gaitán había sido asesinado en Bogotá, por esta noticia gran cantidad de gente de esta ciudad exaltaron sus ánimos y en forma tumultuaria recorrían las calles en actitud amenazante, porque la noticia trascendió a todo Chaparral y así que el número de personas revoltosas se hacía numeroso. Por ahí poco más o menos a las cuatro de la tarde, si mal no recuerdo, hallándome yo en la casa municipal del lugar…supe, que una numerosa muchedumbre se dirigía a las Cárceles del circuito con el fin de apresar al director de la cárcel por ser de filiación conservadora,…una vez situado frente a las cárceles pude constatar verdaderamente que allí existían numerosas personas, las cuales, -unas armadas de peinilla y garrote- daban plan y garrotazos a la puerta principal que da entrada a 43 BERNAL PINILLA, Luis. Gaitán y Chávez Blancos de un mismo disparo. En : A Plena Voz. No 16 (sep. 2005); p. 6-7. c. 3-4. ISSN 1690-6659 34 dicho establecimiento, … Al mismo tiempo azotaban la puerta, gritaban que “saliera el hijo de puta de Pedro Garay, godo hijo de puta”…44 A finales del año 48, se presentó el sectarismo y la persecución en contra de los liberales como revancha a los actos cometidos el 9 de abril; los chulavitas especializados en el crimen hicieron su agosto en los domicilios y en las personas liberales. “Todo esto bajo el consentimiento de la policía que inició a ser paulatinamente reemplazada, por ser liberales...,Esta circunstancia dejó a muchas personas deambulando por los campos del Tolima denigrando de la Unión Nacional…”45 Como consecuencia de estos acontecimientos los habitantes de estos municipios, exigieron al gobierno central protección para el campesinado ante el ambiente hostil que se había presentado. Esta exigencia la plasmó el diario El Derecho bajo los siguientes términos: …Darle garantías en su trabajo, precio estable para sus productos, crédito sin papeleo, educación auténticamente campesina, higienización, caminos, etc. Pero es necesario empezar por lo que tantos perjuicios causa a los hombres del agro. Nos referimos a la inseguridad que reina en muchas comarcas rurales. Las veredas, las parcelas campesinas, las haciendas se encuentran sin ninguna protección. Eso trae como consecuencia que el trabajador campesino pierda ánimos para laborar porque el fruto de su esfuerzo se pierde en una noche por acción de los malhechores. La creación de una guardia rural bien organizada sería eficaz colaboración en este sentido. Con reservistas conocedores de los problemas de los campos. Nuestras regiones rurales contarían con un máximo de protección que iría en beneficio del aumento de producción.46 Esta intranquilidad que se vivía en el sur del Tolima se manifestó, el día 4 de noviembre de 1949, cuando los liberales residentes en Chaparral, intentaron asaltar el pueblo de San Antonio y fueron derrotados. Estos acontecimientos son descritos en el testimonio del campesino Eutimio García, quien afirma: ...Para el 4 de Noviembre de 1949 tenían los liberales más o menos unos dos mil quinientos hombres...amanecieron las casas de los 44 A.J.T., T.S.I. sumario # 6522. Fol. 490. 45 LUCENA, Ernesto. Éxodo Liberal. En : Izquierdas, Ibagué. (02, oct., 1948); p. 6, c.1-3. 46 GARANTÍAS PARA EL CAMPESINO en medio de la Violencia. En : El Derecho, Ibagué (02, abr., 1949); p. 1, c. 3. 35 liberales todas absolutamente solas y luego se supo que a eso de las dos o tres de la tarde disque(sic) Alberto Campos se encontraba en loma larga con quinientos hombres y también disque(sic) se encontraba como jefe de otro grupo el señor Vicente Lozano. Enseguida el señor alcalde del pueblo nombró Policía Cívica para custodiar el pueblo pues con la ida de los liberales se temía que sucediera alguna cosa. Conviniendo luego entre los liberales el alcalde de la Población y también interbino(sic) el Párroco para que se retirara las gentes de parte y parte, procediendo entonces a retirar la Policía Cívica y también a retirarse los liberales. Pero el señor Elíseo Campos con su gente dijo que no se retiraba porque temía que fuera una trampa; así fue que a las nueve de la noche fue en ese cuatro de Noviembre cuando los señores Liberales perdieron en San Antonio fecha que es muy memorable alla...47 El municipio de Chaparral en esta época era una región peligrosa, en la medida en que las fuerzas del liberalismo, provocaban a su opositor político de los municipios vecinos, además de estar listos a repeler cualquier ataque; lo anterior teniendo en cuenta el caso de Vicente Lozano, quien según el fallo de un expediente judicial era un individuo de pasiones sectarias que se había presentado varias veces acompañado por una multitud de hombres a fomentar escándalos y atentar contra la vida de los habitantes conservadores del vecino municipio de San Antonio. * Es que la situación de seguridad en el municipio de San Antonio, aledaño a Chaparral para los individuos de filiación conservadora no fue fácil, después de los hechos acaecidos el 9 de abril de 1948, este escenario nos lo ilustra el periódico Conservador El Derecho de la siguiente manera: Continúa el éxodo de familias conservadoras que van en busca de tranquilidad a otras partes porque aquí el liberalismo se ha propuesto hacer invisible la población negando las garantías y hasta el derecho a la vida al conservatismo. Muchos males dejó a este municipio la revolución abrileña, no siendo menor el desprestigio y la mala fama en que ha quedado este lugar por motivo de la cruel persecución que inició y fomentó el liberalismo, en asocio del comunismo, contra las personas de bien. El sectarismo político de los liberales ha llegado aquí hasta extremos increíbles, extendiéndose no solamente a los hombres sino también a las mujeres y a los niños de familias conservadoras a quienes se hostiliza en toda forma. 47 A.J.T., T.S.I. Sumario # 3366. Fol. 221-222. * Ver Sumario # 3366 36 Debido a esta inseguridad, y a la constante amenaza, numerosas familias tanto de la población como de los campos han resuelto abandonar esta tierra…De estas gentes quedaron muchos organizando cuadrillas de rateros. En días pasados la casa del señor José Cruz, honrado agricultor, fue víctima de un asalto en altas horas de la noche. Los rateros se llevaron todo el Café que encontraron y encontraron e intentaron dar muerte al dueño de la finca. Estos apaches que nos dejo la revolución no se contentan con llevarse las cosas de valor sino que hacen recogida de cuanto encuentran en los campos, hasta de los aperos, asientos y trastos de cocina.48 La cadena de violencia, se extendía también al vecino municipio de Rioblanco, en donde existían cuadrillas que asesinaban, incendiaban y saqueaban las propiedades de los campesinos. Estas acciones de las cuadrillas las denunciaba, el periódico El Derecho: …No menos de cuarenta personas han sido víctimas de las cuadrillas de bandoleros,…entre quienes se cuentan… 20 en la vereda Anamichú arriba, en los puntos del Oso, Yarumal y La Legia, de apellidos Hernández y Gómez, Nepomuceno Hinestrosa, Abelardo Bermúdez y dos hermanos de éste, y otros, cuyos cadáveres se encuentran en la montaña, unos, los demás trancados en las palizadas y charcos del citado río Anamichú; en la fracción de Cambrín, …49 A pesar de que la solicitud de seguridad por parte del campesinado fue acatada, por medio de la creación de un cuerpo de pol

Hacer una pregunta

Pregunta
200 Caracteres que restan
Puntear artículo
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 1 voto(s)
    Comentar
    Imprimir
    Re-Publicar
    Fuente del Artículo: http://www.articuloz.com/historia-articulos/el-movimiento-guerrillero-y-el-bandolerismo-en-los-municipios-de-chaparral-y-rioblanco-durante-los-gobiernos-de-laureano-gomez-y-rojas-pinilla-1950-1026017.html

    Agregue un nuevo comentario

    Centro de Colaboraciones Solidarias

    La Comisión Colombiana de Juristas ha denunciado que la abogada Lina Malagón Díaz ha recibido amenazas de muerte y sido declarada “objetivo militar” por los paramilitares Águilas Negras, que la insultan llamándola “puta guerrillera que defiende a sindicalistas”.

    por: Centro de Colaboraciones Solidariasl Noticias & Sociedad> Polítical 24/05/2009 lVistas: 632

    Proyecto De Integración cultural colombiana. orlando Magno; colombia tierra preciosa.

    por: jose orlando melo naranjol Educación> Escuelasl 07/07/2009 lVistas: 2,788

    Las fronteras de Colombia permanentemente han estado en situación de tensión desde su misma independencia y en tiempos modernos la situación no ha cambiado.

    por: José Luis Cadena Montenegrol Noticias & Sociedad> Polítical 02/05/2008 lVistas: 55,612 lComentarios: 3

    es necesario conocer nuestra historia.La división internacional del trabajo consiste en que unos países se especializan en ganar y otros en perder. Nuestra comarca del mundo, que hoy llamamos América Latina, fue precoz: se especializó en perder desde los remotos tiempos en que los europeos del Renacimiento se abalanzaron a través del mar y le hundieron los dientes en la garganta.

    por: jose orlando melo naranjol Educación> Escuelasl 21/07/2009 lVistas: 1,804 lComentarios: 1
    José Brechner

    Con su ilimitado poder económico, incita a la violencia, bloquea caminos, fomenta paros y protestas, y financia todo acto de provocación al gobierno, destruyendo la tranquilidad interior.

    por: José Brechnerl Noticias & Sociedad> Polítical 08/05/2010 lVistas: 88
    José Brechner

    Holanda es miembro de la OTAN que agrupa a 28 naciones. Si contamos a todos aquellos con los que el Demente Coronel quiere enfrentarse, tenemos casi a una cuarta parte del planeta.

    por: José Brechnerl Noticias & Sociedad> Polítical 31/12/2009 lVistas: 60
    José Brechner

    No hay que olvidar que la holgada trayectoria política del dictador campesino --además de fruto del apoyo económico y estratégico de Hugo Chávez-- es resultado de su vínculo con la coca y la cocaína.

    por: José Brechnerl Noticias & Sociedad> Polítical 11/10/2008 lVistas: 135

    LA VIDA DE UN HOMBRE QUE DEDICO SU VIDA Y SU ESFUERZO PARA SERVIR A SU PAIS.

    por: JULIO CESAR MARTINEZ TREJOl Educación> Historial 07/09/2014

    En la búsqueda de conocer más sobre la historia de México, trato de dar un contexto balanceado de la gestión del gran Porfirio Díaz y dejar a un lado al Villano que la historia actual ha tratado inculcar.

    por: andresl Educación> Historial 07/09/2014

    A lo largo de la historia han aparecido muchos lideres, que han podido ejercer ese liderazgo debido a cualidades unicas que poseen.

    por: jejosel Educación> Historial 07/09/2014

    ESTE ARTICULO HABLA DEL LIDERAZGO DE GRANDES PERSONALIDADES A TRAVÉS DE LA HISTORIA

    por: karenyl Educación> Historial 06/09/2014
    Daicy Reyes Martínez

    Tanto en la historia de México como la del mundo entero hay una huella imborrable que nos han dejado los grandes líderes con sus obras. Estos líderes hicieron de su nacionalismo una forma de vida, lucharon por sus ideales y muchas veces entregaron la vida por darnos la libertad, por dar a su nación mejores oportunidades de vida, por erradicar la pobreza y la esclavitud, así como brindar las herramientas para el desarrollo económico, cultural, social , tecnológico, industrial, etc. de su país.

    por: Daicy Reyes Martínezl Educación> Historial 04/09/2014 lVistas: 20

    El Nacionalismo busca una causa para el progreso del país; Francisco I. Madero, buscó libertad de ideas, democracia y prosperidad del país, revelándose al gobierno de más de 30 años de Porfirio Díaz. Lázaro cárdenas, nacionalizó la industria Petrolera, creó la Reforma Agraria y con esto los ejidos, aportó a la educación y dio asilo político a los españoles durante la guerra civil, se comportaba con humildad e igualdad con el pueblo.

    por: Alejandro Delgadol Educación> Historial 04/09/2014

    Grandes personajes de la historia de México, ejemplos de liderazgo, acciones, decisiones que lograron a través del tiempo; imprimiéndole parte de su personalidad, valores y cualidades personales, y pues aunque se hable de liderazgo, no siempre se toman las mejores decisiones ni se llevan a cabo las mejores acciones, aunque en este caso me enfocaré a los aspectos positivos del liderazgo. Es lo que trataré de explicar de manera general.

    por: GUSTAVO HERNANDEZ URIBEl Educación> Historial 31/08/2014

    capacidades intelectuales y emocionales como apoyo para la formación de un conjunto de ramas y herramientas apoyadas también en los acontecimientos que nos a mostrado la historia y la vida y desarrollo de grandes lideres en el paso de los tiempos hasta nuestros días todo esto para tomarse como reflexión de aprendizaje para una mejor formación en nuestra persona

    por: juan pedrol Educación> Historial 29/08/2014 lVistas: 14
    Box del Autor
    Categorías
    Quantcast