El Hombre Del Madero

Posteado: 16/06/2009 |Comentarios: 2 | Vistas: 98 |

Ahora estás colgado del madero infame, injuriado y maltratado.  No puedo ver tus ojos,  porque levantas la cabeza hacia el cielo ¿Qué buscas ingenuamente?  Una nube pasa, una bandada de cuervos.  Alguien recoge el vuelo de su manto y regresa a la ciudad cansada. Tras de sí deja un rastro de polvo.  

La colina donde te han conducido es árida y gris.  Algunos hombres murmuran mientras tu cuerpo es clavado en la cruz.  Parecen estar tras un lienzo.  Los soldados sujetan afirman sus lanzas contra el suelo,  mientras el populacho echa raíces  en la explanada y ríe de ti, sí, de ti. 

Tu cara oscura desciende ahora sobre el pecho.  Un anillo de niebla ciñe tu frente agujereada por las espinas.  La sangre se coagula en tu barba y se desliza como una víbora por tu cuerpo. Una mosca zumba cerca de tus ojos. ¿Puedes verla?  ¿Qué pensamiento de arrepentimiento cruzará raudo e inasible por tu cabeza?  ¿Qué visión de infamia te sacude mientras hieres el aire con tu voz terrible?  ¿Qué invisible punta se hunde en tu carne temblorosa hasta encontrar tu corazón? 

Alucinas,  clamas por la presencia de los emisarios del fuego,  por las telúricas fuerzas de tu inexistente cielo.  Puedo escucharte llamar a los espantajos que entierran sus garfios de diamante en las rocas erizadas sobre el monte donde te desvaneces. ¿Crees que esa turba de allí abajo tiene misericordia por ti? ¿Acaso te imaginas que se levantarán contra el imperio para impedir tu muerte? 

No puedes moverte, los clavos perforan tu carne y te aferran al madero.  La sangre continúa emanando con lentitud y deja sobre tu piel un mapa de lirios nebulosos. Ya no manará cuando tu corazón, agotado, se detenga. 

En tu cabeza ungida hay finos espadines rasgando tu frente.  Tu pelo cae sobre las mejillas y sobre los hombros desnudos.  En tus manos abiertas  flores de sangre se expanden sobre la línea de la vida.  Sangre,  hircismo y humores,  se licuan y caen dentro de un cáliz invisible grabado por el viento.  

Una insignia imprecisa adorna el norte tormentoso,  desde donde  puedes ver a la muchedumbre expectante y feroz.  Ríen, ¿todavía no te convences de lo inútil de sacrificio? ¡Oh, pobre! ¡Has creído ver en ese destello lejano un indicio de la presencia de tu dios! ¡Iluso! 

No puedes distinguir ya a tu madre,  que se desvanece entre los espectadores. Los rugidos de la masa son de satisfacción, no de contrariedad.  No puedes ver a tu mejor amigo que es sólo una silueta gris haciéndose cenizas. ¿Acaso ha levantado una mano para impedir tu quijotada?

Levantas tu testa coronada y ves como se desgajan las lechuzas que arrancan pedazos de cielo con sus garras y los dejan caer sobre la tarde. 

Nada cambiará. Te has equivocado. Has seguido el camino incorrecto. A cambio de tus milagros te devuelven martirio, a cambio de tus palabras, te retornan crueles tormentos. ¿Sigues sin darte cuenta? Hoy nadie te extrañará cuando el sol se ponga. Mucha menos importancia tendrás con el paso del tiempo. Tu nombre será utilizado para la blasfemia y para el pillaje, para el asalto y para la injusticia. 

Casi no hay vida en tu cuerpo,  en vano intentas alcanzar el aire,  tus tendones se distienden como cuerdas de un violín que todavía no se inventa y el dolor es un ser vivo que te domina.  

Entonces,  ya no soportas,  tu corazón se convierte en escarcha y lanzas un último suspiro,  en cuyas alas flotan palabras desesperadas: “Eli,  Eli,  Lama Sabactani”.  Tal vez llamas a tu Dios.  

Quienes te han podido escuchar, creen que evocas su poder, imaginan que no tardará el milagro del templo destruido o del ejército de ángeles con sus miradas salvajes y sus armas de vacío. Piensan que evocas  su gloria pero lo que haces es maldecir,  imprecar contra la raza salvaje que te mata.

Hacer una pregunta

Pregunta
200 Caracteres que restan
Puntear artículo
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 0 voto(s)
    Comentar
    Imprimir
    Re-Publicar
    Fuente del Artículo: http://www.articuloz.com/ficcion-articulos/el-hombre-del-madero-975589.html

    Agregue un nuevo comentario

    Jorge R. Talbot

    Isaac se salvo de la muerte, no por sus obras, ni por las obras de su padre. Isaac se salvo de la muerte, no por su fe, ni por la fe de su padre. Isaac se salvo de la muerte porque Dios proveyó un cordero. Un cordero atrapado en los zarzales, cardos y espinos del monte Moriah. Y Abraham creyó y le fue contado por justicia (Génesis 15:6).

    por: Jorge R. Talbotl Espiritualidad> Cristianismol 18/08/2012 lVistas: 48
    Hugo W Arostegui

    Los detalles omitidos, sobre el calvario y muerte en la cruz, del Salvador del mundo,deja en evidencia, la intención no disimulada, de cubrir con un manto de lirismo absurdo, el acontecimiento mas importante en toda la historia de la humanidad

    por: Hugo W Arosteguil Espiritualidad> Religiónl 05/06/2009 lVistas: 636
    Jorge R. Talbot

    Tanto la ley como la gracia son creaciones divinas. De hecho, el dedo de Dios esculpió la ley sobre dos planchas de piedras, mientras que la mano de Dios pinto la gracia con la sangre vertida sobre la cruz del calvario. De manera que Dios es el autor de la letra de la ley y del espíritu de la gracia. Por otro lado, el ser humano es el creador del desastre ocurrido en el Edén cuando eligió alejarse de la gracia protectora de Dios, para colocarse bajo la condenación de la ley.

    por: Jorge R. Talbotl Espiritualidad> Cristianismol 13/10/2012 lVistas: 53
    Jorge R. Talbot

    Las paradojas y los paralelismos bíblicos forman parte de la inconmensurable sabiduría y de la maravillosa gracia divina hacia la humanidad. Por ejemplo, paradójicamente la salvación es gratuita, pero costosa, la verdadera riqueza, es la pobreza de espíritu, y todo siervo de Jesucristo, es verdaderamente libre. Así mismo, paralelamente hay dos árboles en el medio del huerto, hay dos serpientes y hay dos machos cabrios, uno para Jehova y el otro para Azzel.

    por: Jorge R. Talbotl Espiritualidad> Cristianismol 02/10/2011 lVistas: 275
    Jorge R. Talbot

    En el monte Moriah, se le reveló a Abraham, a Isaac, y a toda la humidad, que la redención no requiere de ningún tipo de sacrificios humanos (obras), sino que la salvación es provista por el cielo (gracia), mediante el sacrificio de un inocente Cordero trabado por los zarzales del pecado (Génesis 3:18, 22:2, 13).

    por: Jorge R. Talbotl Espiritualidad> Cristianismol 14/08/2012 lVistas: 66
    Jorge R. Talbot

    La cruz une, pero también la cruz divide. La cruz une a toda la creación separándola en dos grandes grupos: a la diestra los que aceptan, y a la siniestra los que rechazan el sacrificio expiatorio de Jesucristo. De hecho, Jesús dijo: ¿Creen ustedes que vine a traer paz a la tierra? ¡Les digo que no, sino división! (Lucas 12:51).

    por: Jorge R. Talbotl Espiritualidad> Cristianismol 11/12/2010 lVistas: 189
    Jorge R. Talbot

    Cuando el niño Jesús leyó el libro de los Salmos, observó con claridad meridiana muchos de los detalles de su misión como el cordero de Dios que quita el pecado del mundo, cuando clavado en la cruz del Calvario entregaría su preciosa vida como rescate de muchos, al cargar sobre sus espaldas el dolor y el pecado de toda la humanidad. De tal manera comprendió Jesús su misión escrita en la Palabra de Dios, que aseguró que de Él habían escrito el patriarca Moisés, los profetas y David en los Salmos

    por: Jorge R. Talbotl Espiritualidad> Cristianismol 03/09/2011 lVistas: 274
    Jorge R. Talbot

    La historia de la humanidad ha demostrado que muchas naciones y pueblos han desaparecido como víctimas de la ley del Talión. De hecho, repasando la historia del pueblo hebreo, el Señor Jesucristo dijo: Oísteis que fue dicho a los antiguos: ojo por ojo y diente por diente, y amarás a tu prójimo y aborrecerás a tu enemigo, pero yo os digo: amad a vuestros enemigos, como yo os he amado.

    por: Jorge R. Talbotl Espiritualidad> Cristianismol 05/11/2011 lVistas: 84
    Jorge R. Talbot

    El niño Jesús, al leer el libro del Deuteronomio, ratificó su misión como Salvador, Redentor, Libertador y Sustentador de una humanidad esclavizada por las cadenas del pecado y de la muerte. Jesús comprendió que Él era aquel Jehová que había descendido para vencer al rey del Egipto espiritual y a los gigantes que atemorizaban el corazón y la mente humana. Jesús comprendió que Él había descendido para liberarnos «con mano fuerte y brazo extendido» en la cruz del calvario (cf. Deuteronomio 5, 15).

    por: Jorge R. Talbotl Espiritualidad> Cristianismol 04/08/2012 lVistas: 89

    Crónicas de un Psicópata: La Historia de Ana. Habla de cómo un sujeto a partir de una pregunta sin sentido puede llevar a acabo un crimen atroz, sin remordimiento alguno. Estas historias son publicadas dos veces por semana en mi sitio web. Mas información al pie de éste articulo.

    por: lo mas profundo de tu mentel Literatura> Ficciónl 05/09/2014
    Ricardo Camilo

    El niño y la flor es un relato que se divide en siete partes mas un epílogo que cuenta la historia de una flor que se enamora en un trágico evento que cambiará su vida para siempre. Las partes completas se irán publicando en el blog http://cuentoviejo.wordpress.com/ visítalo y sorpréndete

    por: Ricardo Camilol Literatura> Ficciónl 12/07/2014
    María Gema Salvador Sánchez

    Un escritor manda un relato y recibe malas críticas, pero él sigue escribiendo.

    por: María Gema Salvador Sánchezl Literatura> Ficciónl 16/05/2014 lVistas: 15
    Javier Pujol de Lara

    Siguen las desventuras de Alonso. Esta vez, muy a su pesar, intentará tomar las riendas de una relación que puede acabar realmente mal si no pone remedio. ¿Conseguirá superar su naturaleza cobarde y lasciva y hacer lo correcto?

    por: Javier Pujol de Laral Literatura> Ficciónl 08/05/2014 lVistas: 12
    Javier Pujol de Lara

    Alonso, un viejo amigo, se puso en contacto conmigo hace unas semanas. Quería verme por un problema que le había surgido y sentía la necesidad de contármelo para ver si le podía ayudar. Su vida de calavera sinvergüenza y mujeriego ya auguraba que se trataba de un asunto relacionado con faldas o con la ausencia de ellas. Lo que jamás me hubiera imaginado es lo que iba a contarme.

    por: Javier Pujol de Laral Literatura> Ficciónl 30/04/2014
    Jose Bellido Montenegro

    Llegado un médico forense desde Trujillo, emitió su informe y pudo finalmente el Señor Juez condenar a Don Jerónimo Huamachumo Fajardo a pena de prisión por ejercicio ilegal de la profesión de médico sin serlo, y homicidio culposo, por su ignorancia en anatomía.

    por: Jose Bellido Montenegrol Literatura> Ficciónl 09/03/2014 lVistas: 18
    Pilar Bueno

    Claves de la obra cumbre de la literatura hispanoamericana, una de las novelas en lengua española más leída.

    por: Pilar Buenol Literatura> Ficciónl 19/11/2013 lVistas: 24
    Pilar Bueno

    La escritora Salomé Guadalupe Ingelmo analiza la figura del insigne autor valenciano

    por: Pilar Buenol Literatura> Ficciónl 14/11/2013 lVistas: 13
    Roderick Guzman

    Dos científicos descubren los traslados en el tiempo. Saben cómo ir al pasado y al futuro, pero existe una dimensión distinta sin peso, sin sustancia sin idea ni existencia donde todo es movimiento eterno, inercia infernal.

    por: Roderick Guzmanl Literatura> Ficciónl 19/11/2009 lVistas: 93
    Roderick Guzman

    Los seres originales del planeta fueron acorralados por la actividad humana, pero no pudieron ser eliminados. Ahora acomenten con mayor violencia para recuperar su reino.

    por: Roderick Guzmanl Literatura> Ficciónl 17/11/2009 lVistas: 103
    Roderick Guzman

    La imaginación es un elemento capaz de convertirnos en víctimas o en perseguidos. El miedo estimula algunas de sus creaciones más espeluznantes y paranoicas. Este trabajo está dispuesto a propósito en un solo bloque para crear ese ambiente de asfixia y angustia.

    por: Roderick Guzmanl Literatura> Ficciónl 27/10/2009 lVistas: 91
    Roderick Guzman

    El genio seduce e hipnotiza, su grandeza es imperecedera y es capaz de superar obstáculos imposibles.

    por: Roderick Guzmanl Literatura> Biografíasl 03/07/2009 lVistas: 24,344 lComentarios: 8
    Roderick Guzman

    ¿Qué tienen en común estos dos grupos de depredadores? Malvados, sangrientos y sin piedad. Los investigadores han descubierto algunas similitudes.

    por: Roderick Guzmanl Literatura> No Ficciónl 22/06/2009 lVistas: 443
    Roderick Guzman

    El mundo infantil en abierta conexión con el tiempo. Dimensión que se traspasa con la inocencia y la ingenuidad.

    por: Roderick Guzmanl Literatura> Ficciónl 18/06/2009 lVistas: 428
    Roderick Guzman

    Con este texto iniciamos la entrega sobre los más escalofriantes asesinos seriales de todos los tiempos. Es un tratado universal del mal.

    por: Roderick Guzmanl Literatura> Biografíasl 15/06/2009 lVistas: 6,428
    Roderick Guzman

    En ocasiones me ha parecido que Borges marcó algunos puntos con sutileza de lo que sería el futuro, hoy presente. Es posible que haya intuido la creación electrónica y virtual de la Biblioteca Infinita.

    por: Roderick Guzmanl Literatura> Ensayosl 12/06/2009 lVistas: 598

    Comments on this article

    0
    Roderick Guzmán 25/04/2011
    Arostegui, ¿por qué debe disimularse una intención? Usted, se muestra intolerante e irrespetuoso. Todos tenemos derecho a expresar nuestra opinión y posición como mejor nos parezca. Creo que para nada es ofensivo mi texto; el suyo si me parece que lo es. Si este hecho es el más importante de la historia humana, es su asunto. Respete a los que no opinan como usted. Saludos
    0
    Roderick Guzmán 18/02/2010

    Usted, señor Hugo W. Arostegui, se muestra intolerante en su defensa de Jesús. Si nos atuviéramos tan solo a lo establecido, a lo que otros han dicho y la imaginación quedara relegada a un rincón, no haríamos nunca literatura, ni poesía y el arte sería una interminable fila de copias de arcaicos modelos. Debo agregar que no he querido cubrir nada. Lo que dice el relato es precisamente lo que quise expresar. Si usted no lo comparte, sírvase ser un poco más respetuoso en sus apreciaciones.

    Box del Autor
    Categorías
    Quantcast