Algo Sobre La Cultura Guarani

Posteado: 31/05/2009 |Comentarios: 2 | Vistas: 2,476 |

ALGO SOBRE LA CULTURA GUARANI (*)

A continuación transcribimos dos materiales que refieren a la Cultura Guarani. Entre ambos existen casi 100 años de diferencia. El primero es una transcripción de datos registrados por el sabio Dr. Moisés Bertoni, en su monumental obra La Civilización Guarani, alrededor del año 1900, en la zona del Alto Parana. El segundo material es una transcripción de datos registrados por un grupo de estudiantes de la Regional Gral. Resquín del ATENEO DE LENGUA Y CULTURA GUARANI, que visitaron una comunidad Guarani, en el año 2001, en una zona próxima a Kuruguaty.

LA CIVILIZACIÓN GUARANI - GUARANI RETÂNGATU

En el año 1927, el sabio Moisés Bertoni, publicaba su monumental obra La Civilización Guarani, en el actual Puerto Bertoni, Alto Parana. La obra sintetiza sus experiencias con los Mbya Guarani, acerca de quienes afirmaba que ningún pueblo en el mundo ha sabido resolver como el Guarani las cuestiones referentes a la higiene, y con un resultado tan brillante. Tampoco hubo, ni existe actualmente pueblo cuya higiene práctica y popular esté en todo tan de acuerdo con los más recientes progresos de la ciencia, como los pueblos genuinamente Guarani. Y hay aun más: Los Guarani pretendieron o intentaron resolver ciertos problemas que la ciencia no abordó todavía por su gravedad o por las dificultades que se oponen (Tomo III, pág. 17).

La extraordinaria longevidad de los Guarani, es seguramente la circunstancia que más claramente pone de manifiesto la excelencia de su higiene. La sobriedad es condición necesaria para una prolongada longevidad. Los Guarani puros fueron dueños de una notable salud mental, mantuvieron el ánimo sereno y tranquilo y conocieron la alegría de vivir. La vida feliz que todavía llevaban hace poco, es la prueba. Ahora bien, hablando de verdaderos Guarani, ellos nunca cometen excesos, ni en el comer ni en el beber. Thevet escribía "nunca comen fruta alterada, ni que no esté bien madura, ni comida que no esté bien cocida". Su sobriedad no se limitaba al comer poco o comedidamente. Se esmeraban también en combatir el vicio de la gula.

Ayunaban obligatoriamente en muchas ocasiones, según Bertoni. Tal costumbre siempre fue general, desde las Antillas y Guayanas hasta el Sur. Aunque los motivos pudieran variar, el ayuno Guarani representaba una verdadera institución. Se ayunaba y aun se ayuna por diversas causas: ayunos místicos, ayunos medicinales, ayunos de educación de la voluntad, y otros eventuales. Lo consideran como un ejercicio necesario de tiempo en tiempo, y sacan motivo de orgullo en no ser esclavos del comer. Los ayunos místicos siempre fueron frecuentes. Así ayuna el avare, o karaiva, o paje, antes de intentar una de sus evocaciones y aun para la preparación de ciertas sustancias o medicamentos. Por el nacimiento de un hijo, el padre también tiene que ayunar, firme y contento a la vez.

Aseo esmerado había en las comidas y todo lo referente a la preparación de los alimentos. Rochefort escribió que salvo los días de comida en común (fiestas o reuniones públicas), cada persona tenía su pequeña mesa aparte. Sobre la mesa ponía el más aseado de los manteles, que era una verde hoja de banana. Siempre antes de comer lavan las manos con mucho cuidado. Contraste muy notable con el descuido de que daban triste ejemplo muchos indígenas de otra raza (Tomo III, pág. 41).

La alimentación. Todos los pueblos Guarani eran más o menos vegetarianos, y algunos lo eran en absoluto. Aún donde comían pescado, la alimentación carnívora les enfermaba, y muchos no soportaban la alimentación europea. No tenían los Guarani tradición alguna de haber sido pueblo cazador. Sus antepasados vivían de hojas y yuyos, mandioca y batata. Lo absoluto que era el antiguo vegetalismo Guarani está claramente indicado por otra tradición que Rochefort nos ha transmitido, tradición muy antigua entre ellos, según la cual sus antepasados no se alimentaban sino de yerbas o yuyos y de frutos naturales de la tierra. Los Guarani nunca comieron huevos de ninguna clase. Dos motivos tenían, uno es higiénico (el huevo de los animales superiores prácticamente es carne, y carne de las más putrescibles) y místico el otro (es un lujo de destrucción, teniendo en cuanta el número de seres que se destruyen en embrión al alimentarse la persona con huevos). La alimentación base se daba a través de la mandioca, maíz, batata, frutas y miel. Entre las frutas la banana, el anana, aratiku, arasa, jakarati'a, pakuri, andai, kurapepê, mbokaja, etc. (T. III, pág. 115).

En cuanto al aseo del cuerpo, hombres, mujeres y niños, al levantarse van a lavarse y nadar a los arroyos, por más frío que haga. Entran al "agua, mojan la cabeza, luego se lavan todo el cuerpo y zambullen...y algunos días hay, en que lo hacen más de doce veces". Esta era una de las razones del porque rechazaban el vestir como los Europeos, lo que muy bien se comprende, y estaba puesto en razón. Ciertas partes del cuerpo requieren un cuidado especial. Así los Chiriguano se limpian la cabeza mediante las semillas machacadas de Ñandyra, cuidan también mucho de sus uñas, y no menos de las de los pies. El lavarse la cabeza con el jabón natural que ciertos vegetales contienen, era uso muy general y ha persistido en todas partes donde haya población de cruza Guarani inclusive. Se indica otro punto especial, cual es el horror que ciertas impurezas despiertan entre los Guarani, al punto que las mujeres ocultan con gran cuidado su menstruación.

La urukuización. Cada mañana, después del primer baño, y previo secarse perfectamente, todo varón se hacía frotar todo el cuerpo con un ungüento hecho de uruku (árbol neotrópico común), materia colorante que se forma en torno a las semillas. Esta operación la hacía la mujer u otra persona de la casa, por medio de una esponja. Resultaba que todo el cuerpo, inclusive el rostro, presentase un tinte colorado pálido especial, bastante lustroso, extraño, pero no desagradable a la vista. Cada mañana temprano el hombre se lavaba vigorosamente todo el cuerpo, hasta que el residuo del uruku del día anterior desapareciese completamente o casi.

El sueño. Llegado el sueño, el indio va a la hamaca. No conoce eso de resistirse al sueño, ni el tomar mate o algo parecido para perder el sueño. Cuando le da, se acuesta y duerme, no haciendo caso de los demás. En viaje, en los campamentos donde no pueden hacerse de una cama, o cuando llegan de visita en casas de cristianos, los que nunca se la ofrecen, el indio duerme sobre el suelo, cubriéndose el tronco y la cabeza, y con los pies desnudos cerca del fuego, que mantiene prendido toda la noche. La hamaca es una de las características de los Guarani.

Moisés Bertoni niko ohaíkuri mbohapy aranduka ijojaha’ÿva, hérava “La civilización Guarani” omboguapyhaguépe opa mba’e ha’e ohechakuaáva Guaranikuéra rekópe. Ha’e ohecharamo ha omomba’eguasu mba’eichaitepevépa ipotî ha hesâi hikuái. Avei ohechakuaa mba’éichapa hekove puku, ha he’i upe mba’e ojehuha hesâigui hikuái hetepýpe ha iñapytu’ûme, hekorory ha ipy’aguapykuaáre. Oñangarekokuaa hikuái ijehe, ndaha’éi ku ikaruhetáva térâ ikaruvaíva. Ndo’úiva yva itujúva térâ hi’aju’ÿva, térâ tembi’u ndojyporâiva.

Oikuaa avei karu’ÿ, ha’ekuéra ojapóva oipotágui ha oipota jave, térâ oaguyjeme’êvo Tupâme; ÿramo omopotîvo ipy’a ha hetepy hamba’e. Avare, karaiva térâ paje ojapo hikuái upe karu’ÿ oñepyrû mboyve iñemongeta Tupâ ndive; upéicha avei, okaru’ÿ umi túva ita’ýra heñoiramóva, oñanduka ha ohechaukávo ipy’arory Tupâme. Ipotî asy ndaje ojapokuévo hembi’urâ ha okarúta jave katu oipyso pakova rogue mesa ári ha upe mba’e ári omboguapy hembi’u ha upépe ae okaru. Katuete ojepohéi porâ ojapo hagua hembi’urâ ha okaru mboyvemi.

Ndo’uguasúiva so’o, oîvoi ndo’uietéva. Pira añoite ho’u. Mymba ro’o ombohasykatu chupekuéra, ha upevakuére heta ndojepokuaajepéi Européo rembi’úre. Ndaha’éi omymbajukaitereíva. Ijypykuemavoi oipururaka’e hembi’urâ opaichagua ka’avo ha ñana rogue ha heseve mandi’o, jety ha yva. Ndo’úiva hikuái guyra rupi’a. Ko’âva hína umi mba’e oipuruvéva hembi’úpe: mandi’o, avati, jety, yvakuéra ha eirete. Yva apytépe katu ho’u pakova, anana, aratiku, arasa, jakarati’a, pakuri, andai, kurapepê ha mbokaja.

Kuimba’e, kuña ha mitâ opu’âre ohóma ojahu ha oñakâky’o ysyrýpe. Oîjeko ára ojahuhápe pakôi jey. Chiriguanokuéra oipuru ñandyra ra’ÿi josopyréva oñakâky’o hagua. Oñangarekokuaa avei ipyapê ha ipysâpêre. Oñakâky’óvo oipuru hikuái peteî havô ha’ekuéra ojapóva ka’avokuéragui.

Ko’êmbávo, ojeitýma ysyrýpe ha ojahupa rire ha oñemokâ porâ mboyve, omonambaite hikuái hetére mba’eñandýva (ungüento, pomada), ojapóva hikuái urukúgui. Upehaguére hete ha hóva jepe ipytângy asy opytávo. Upehague ko’ême ojahu onohêmba peve uruku rembyre hetégui, uperiremínte omonajey hagua ijehe.

Hopehýi jave ha’ekuéra oñemohendáma ikyhápe. Péicha jave ndaha’éi ku oñeha’âva hikuái omboyke topehýi. Ha’ekuéra okese jave oñeno ha orambi ñepyrûma. Oguata puku jave ñu térâ ka’aguýre ha ohupytývo chupekuéra topehýi, oñeno ha oke yvýpe ha upeichahápe, pyhare javérô, omohenda ipy pyte tataypy gotyo, ombyakúvo hete ha ani hagua iro’y. Tata ndogueiva’erâ araka’eve.

LOS MBYA GUARANI DE KA’AGUY PORÂ - GUARANI MBYA KA’AGUY PORÂYGUA

En el año 2001, en una investigación de campo, los Estudiantes: Hilda Figueredo, Liz Barrios, Daniel Fretes, María Dávalos, María Montiel y César Rolón, pertenecientes al Curso de Profesorado de Lengua Guarani de la Regional Gral. Resquín (Departamento de San Pedro) del ATENEO DE LENGUA Y CULTURA GUARANI, mantuvieron contacto y registraron las características culturales de los nativos Mbya Guarani, asentados en una reserva forestal, ubicada a 100 kilómetros de General Resquín, y a 40 kilómetros de Villa Ygatimi (Departamento de Kanindeju).

Los mismos están distribuidos en seite comunidades, cada cual con sus respectivas autoridades y familias bien definidas. A su vez, cada comunidad cuenta con 30 familias aproximadamente con su cacique. Allí ellos llevan una vida armónica, respetuosa entre sus miembros y manteniendo la cultura, y “adaptados” a los cambios de la naturaleza. Los estudiantes, llegaron concretamente al Tekoha Ka’aguy Porâ (Narandy), liderada por el Mburuvicha Cástulo Garcete, donde apreciaron cuanto sigue:

La educación es tradicional, de carácter informal. No cuentan con asistencia educativa formal (escuelas o colegios), siendo el grado de analfabetismo casi absoluto. Exigua es la posibilidad de acceder a la educación formal, salvo que alguno abandone la comunidad y emigre a poblaciones próximas como Ara Vera, Villa Ygatimi, Estrellita, Ype Hû u otras comunidades; convirtiéndose, en caso de retornar, en analfabeto funcional.

Creen en un Dios superior denominado Ñande Ru Papa, padre de varios dioses encargados de la vida y la subsistencia de la naturaleza. Ñande Sy Guasu es madre de los seres humanos, Ñamandu es el Dios de la impartición de males y justicia sobre la tierra. Vera y Kuaray son los encargados de la luz, Jakaira es el padre de los animales, y Tupâ el lazo común de unión de los hombre con Ñande Ru Papa.

Cuentan con un sacerdote elegido por el propio Dios, de Él recibe elocuencia y sabiduría para un mejor relacionamiento. Las ceremonias religiosas las realizan en el opy (templo), lugar sagrado donde una vez ingresado no se debe molestar o cuchichear; al contrario, se debe demostrar respeto y fé en Dios. Allí piden favores (ñemomburu), hacen sus plegarias, piden paz, abundancia; y que no les aflija enfermedad alguna. Tienen miedo del Aña Yvaguyregua, quien representa todos los males que existen sobre la tierra. Todas las noches danzan orando a Ñande Ru Papa. Danzan en forma separada los varones de las mujeres, haciendo una trayectoria circular, portando los primeros las sonajas (mbaraka), y ellas un pedazo de caña de más de un metro (takua), que verticalmente dispuesto, golpean contra el suelo. Ambos lanzan sus plegarias, cada noche, antes de dormir.

Utilizan como “brújula” diaria al sol, las estrellas y los animales. Cultivan la tierra aunque no en grandes cantidades, pues son más cazadores. Tienen plantaciones de mandioca, que es la más consumida por todas las comunidades. Además cultivan maíz, zapallos, sandías, calabazas, banano, yerba y algodón. Dichas plantaciones las hacen en derredores de sus casitas. Son cultivos pobres, ya que no saben tratar las semillas y carecen de conocimientos sobre mejoramiento de la producción.

Asimismo para obtener su alimentación cazan y pescan. Estos alimentos los preparan a fuego lento, sin ingredientes, en fuego de leñas. Usan las hojas de banano para proteger sus alimentos. Tratan la yerba y toman terere. Traen agua de los manantiales (y’akâ), ya que no cuentan con herramientas para cavar pozos. En sus cacerías cuentan con la ayuda de sus perros. Se alimentan sentados en el suelo y sin cubiertos, salvo aquellos que los obtuvieron de los madereros a cambio de rollos. Atrapan sus presas mediante trampas (ñuhâ). Usan el arco (yvyrapâ) y la flecha (hu’y). El arco se elabora de guajayvi. A la flecha le colocan plumas de aves.

Respetan la autoridad de un jefe al que llaman cacique, elegido entre los varones más respetados de la comunidad, sabio, con liderazgo y autoridad moral dentro de la comunidad. Antiguamente el cacique debía ser soltero; es decir, no tener esposa a quien estar protegiendo y cobijando. Se dedicaba de lleno a la comunidad. Actualmente, la primera condición para ser cacique es ser casado. Es elegido democráticamente en asamblea de los varones de la comunidad. Es el responsable de la vida armónica y respetuosa dentro de la comunidad, es el representante legal de cada comunidad y el que la organiza.

Las autoridades están compuestas de la siguiente manera: Cacique, autoridad máxima; Sacerdote, representante de Dios; Comisario, jefe de seguridad de la comunidad; y Soldados, súbditos del cacique y del comisario, responsables de hacer cumplir y hacer cumplir las reglas de la comunidad y las órdenes de los superiores. En caso que alguno llegase a desobedecer las reglas o causase problemas; el cacique imparte justicia imponiendo sanciones como: latigazos, permanencia en calabozo; y en casos extremos, incluso la condena a muerte.

Usan una vincha (akângua) en la cabeza, adornado por plumillas de aves. Fuman en pipa (petÿgua), hechas de barro (ñai’û) con chupadores de caña (takua). La fumata la hacen antes de bailar y lo hacen para espantar los malos espíritus. Usan collares (mbo’y) hechos de semillas traídas de la selva. Pintan sus muñecas, rodillas, pómulos, tobillos y codos con el ysy, es a los efectos de prevenir dolores de los huesos. Usan el tameo que hacen de hilos de algodón y lo utilizan como chiripa. En cuanto a la vestimenta se puede mencionar que ya cuentan con ropas occidentales usadas, productos del trueque por rollos de madera. Inescrupulosos madereros explotan sus necesidades e ignorancia, y los aprovechan para la destrucción de su propio habitat.

Aprenden a respetar la autoridad del padre, jefe de cada hogar, que cuenta con la colaboración cercana de la madre. Sus viviendas son pequeñas, con techo de paja, paredes de tallos de árboles, sujetos por lianas. Duermen en camas hechas de caña (takuára), cubiertas con pajas o grandes hojas de banano.

Ary 2001, temimbo’ekuéra oñemoarandúva avañe’ême ATENEO DE LENGUA Y CULTURA GUARANÍme, Gral. Resquín, San Pedro-pe; oguahê hikuái Mbya Guarani rendápe, oikóva hikuái peteî tekoha guasúpe oîva Gral. Resquín (San Pedro) ha Villa Ygatimi (Kanindeju) pa’ûme. Upépe ha’ekuéra ohecha, ohendu ha omono’ô hikuái umi Mbya -upépe oikóva- rembikuaa.

Upe tekohápe Mbyakuéra ombohasa hekove oñopehêháicha, imburuvicha reheve. Oiko jekupytýpe ha maymávante oñomomba’e guasu. Upépe avei ha’ekuéra omoañete hembikuaa ha hembiapo tee. Oñeha’â avei ojepokuaa tekoha ñemoambuére. Tekoha oguahêhague umi temimbo’ekuéra ha’ehína Ka’aguy Porâ (Narandy), omotenondéva mburuvicha Cástulo Garcete. Upépe umi temimbo’ekuéra ohechakuaa ko’â mba’e:

Iñarandu ka’aty hikuái. Ndaipóri ijapytekuéra mbo’ehao (mitâ térâ mitârusúpe guarâ). Nomoñe’êkuaái ha ndohaikuaái hikuái. Sapy’apy’a, oiméramo oî peteî osê ha ohejareíva hekoha, ha ohóva oiko táva ijerereguáre: Ara Vera, Villa Ygatimi, Estrellíta, Ype Hû térâ ambuéva rupi, peicharôñoite, ojehekombo’ekuaa mbo’ehaópe; ha katu, ojevysapy’árô hekohápe, pya’e hesaraipajey mba’e’etaita ome’êva’ekuégui.

Ojeroviakatu hikuái Ñande Ru Papáre, heta iñemoñaréva. Ñande Sy Guasu jeko maymaitéva sy, Ñamandu katu ojesareko tekomarâ ha tekokatúre yvy ape ári. Vera ha Kuaray ndaje oñangareko tesakâre, Jakaira jeko ha’ehína mymbakuéra rerekua; ha ipahápe, Tupâ ha’ehína ñanembojoajúva Ñande Ru Papa ndive.

Oime ijapytépe peteî avapaje Ñande Ru Papa remimoînguéva, iñe’êngatu ha iñarandúva ha umi mba’ekatu oipurúva ojekupyty hagua hapichakuéra ndive. Iñembo’ejeroky ojapo hikuái opýpe, tenda ohechaukahápe hikuái ijeroviakatu Ñande Ru Papáre, ha ojerurehápe ichupe py’aguapy ha tekoha resâire; ha avei, ani hagua hasykatu hikuái. Okyhyje añete Aña Yvaguyreguágui, ha’evahína opaite mba’evai apoha yvy apére. Tapiaite oñembo’ejeroky, pyhare vove, Ñande Ru Papápe. Ojeroky hikuái kuimba’éva oñondive ha kuñáva kuña ndive. Ojopógui ojeroky apu’a. Kuimba’éva mbaraka ipópe ha kuñáva katu itakua reheve ombota yvy. Mokôive oñembo’e tapiaite, pyhare jave, oke mboyve.

Kuarahy, mbyja ha mymba oisâmbyhy chupekuéra taha’e ha’eha rupi. Sa’i oñemitÿ omymbajukavégui hikuái. Mandi’o upe ho’uvéva. Upéicha avei oñemitÿ avati, kurapepê, sandia, andai, pakova, ka’a ha mandyju. Itapÿi ypy rupi oñemitÿ. Heta jey ikogaty ijaipa chuguikuéra ndoikuaaporâigui temitÿ ñeñangareko ha purukuaa.

Hembi’urâ omymbajuka ha opirakutu hikuái. Umi mba’e ohesy tatápe. Pakova roguépe omo’â hembi’ukuéra. Oipurukatu hikuái ka’a ha ho’u terere. Y ogueru y’akâgui. Omymbajuka jave omoirû chupekuéra hymba jaguakuéra. Oguapy hikuái yvýpe okaru hagua, ipópente, tembipuru’ÿre. Oipurukuaa avei ñuhâ oity hagua mymba. Avei oipuru yvyrapâ ha hu’y. Yvyrapâ ojapo guajayvígui. Hu’y apýre omoî hikuái guyra raguemimi.

Omomba’eguasu hikuái hapicha mburuvichápe, ha’ekueravoi oiporavóva ava iñaranduvéva apytégui, hekopy jehecharamóva ha ojehayhúva hekohápe. Ymave, mburuvicharâ ojeporavómi peteî omenda’ÿvape, ndoikóiva’erâ oñangareko hembirekóre, ha upehaguére omoirûvétava hekohayguápe. Ko’ága katu, mburuvicharâ hembirekova’erâ katuete. Tekojojápe ojeporavo ichupe mayma kuimba’éva apytégui. Ipoguýpe oî tekoha. Ha’ehína tekoha’ýva opaite hendápe ha opavave renondépe.

Tekoha sâmbyhyhára oñemohenda kóicha: Mburuvicha, tekoha motenondehára; Avapaje, Ñande Ru Papa remimoîngue; Komi, tekoha oñangarekohára; ha Pysyrôhára, ha’evahína mburuvicha ha komi rembijokuaái, omoañetéva tekoha rembipota ha sâmbyhyhára mba’ejerure. Oîsapy’árô hekomarâ térâ oporomyangekôiva; mburuvicha ojeitykuaáma hi’ári, ikatukuaa oinupâuka tejuruguáipe, ÿrô omoînge yvyrakuaópe; ha amo hapópe, ikatuvoi ojukauka upe tapichápe.

Iñakâre oipuru akângua, oñembojeguáva guyra raguemimíme. Opita hikuái petÿguápe, ñay’ûgui ojejapóva ha ipyteha katu ojejapóva takuaramimígui. Opita ojeroky mboyve, omondýi ha omombyry hagua ângue iñañávape. Oipuru avei mbo’y ojapóva ka’aguy ra’ÿigui. Ombosa’y hikuái ipyapy, henypy’â, hovayke, ipyñuâ ha ijyvanga mba’e ysýpe ani hagua ikanguerasy. Oipuru avei tameo ojapóva mandyju inimbógui ha oipurúva hikuái chiripa ramo. Ko’ága oîma ijapytepekuéra oñemondéva ñandéicha: ikasô ha ikamisáva. Umíchagua ao ome’ê chupekuéra, yvyráre, pytagua (ha’ekuéra’ÿva, Paraguay térâ Brasil-ygua). Heta oî tapicha hesegua’ÿva oñembojáva hesekuéra yvyra rehehápe; ha oipurúva chupekuéra hekoha ñembyaípe.

Avei omomba’eguasu túvape, ogapy sâmbyhára. Tembireko katu oipytyvô ichupe mitâ jehesape’ápe. Itapÿimimi ndaha’éi ku ikakuaaitereíva, ojaho’i hikuái kapi’ípe ha ijykékatu omopu’â takuáragui, ojejokuapáva ysypópe. Oke hikuái tupápe, ojapóva avei takuáragui ha omamáva kapi’i térâ pakova roguépe.

(*) Información extraída del Libro Antropología – Avakuaaty,

de David Galeano Olivera

Hacer una pregunta

Pregunta
200 Caracteres que restan
Puntear artículo
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 1 voto(s)
    Comentar
    Imprimir
    Re-Publicar
    Fuente del Artículo: http://www.articuloz.com/educacion-articulos/algo-sobre-la-cultura-guarani-946675.html

    Agregue un nuevo comentario

    David Galeano Olivera

    26 nuevos doctores

    por: David Galeano Oliveral Educaciónl 28/12/2009 lVistas: 143
    David Galeano Olivera

    Muy interesante trabajo de investigación acerca del Guarani realizado en la Universidad de Sâo Paulo, Brasil

    por: David Galeano Oliveral Educaciónl 25/07/2009 lVistas: 754
    David Galeano Olivera

    Fue fundado el 23 de setiembre de 1985

    por: David Galeano Oliveral Educaciónl 24/09/2009 lVistas: 126
    David Galeano Olivera

    Jornadas en Arroyos y Esteros, Kapiata y en la Sede Central del ATENEO DE LENGUA Y CULTURA GUARANI

    por: David Galeano Oliveral Educaciónl 06/07/2009 lVistas: 143
    David Galeano Olivera

    Fue fundada el 19 de mayo de 1978

    por: David Galeano Oliveral Educación> Idiomasl 20/05/2010 lVistas: 174
    David Galeano Olivera

    "Meu primeiro amor" no es otra que la traducción de "Lejanía" del Maestro Herminio Giménez

    por: David Galeano Oliveral Educaciónl 01/12/2009 lVistas: 207
    David Galeano Olivera

    El plan fue aprobado por el Comité Ejecutivo del ATENEO

    por: David Galeano Oliveral Educaciónl 04/01/2010 lVistas: 304
    David Galeano Olivera

    El ATENEO DE LENGUA Y CULTURA GUARANI reclamó más especios para la promoción del Guarani. La propuesta fue presentada íntegramente en Guarani.

    por: David Galeano Oliveral Educaciónl 18/08/2009 lVistas: 233
    David Galeano Olivera

    lingüísta noruego interesado en la lengua Guarani

    por: David Galeano Oliveral Educaciónl 24/07/2009 lVistas: 219

    En la sociedad actual el papel de la educación es primordial por tal motivo el Gobierno ha realizado una serie de reformas que permitan lograr una educación con calidad y por tal motivo la labor del docente es de gran relevancia en la transición que tiene nuestro país en materia de educación.

    por: Cecilia Lópezl Educaciónl 19/10/2014 lVistas: 12

    En el siguiente articulo se habla de algunas alternativas que se pueden utilizar para elaborar un programa interno de protección civil, que es indispensable para roda organización publica, privada o social. cabe mencionar que este programa ayuda a que la organización tenga prevención para algún desastre natural o algún desastre ocasionado por el ser humano.

    por: berenicel Educaciónl 20/09/2014 lVistas: 12

    Prepararse es un requisito que cada vez más empresas exigen a sus futuros empleados, para ser competitivas y reconocidas en el mercado en el que se desenvuelven, global y localmente

    por: Educaedul Educaciónl 03/09/2014

    El presente articulo nos define a grandes rasgos lo que es el Hombre Light y el Hombre Moderno, que basicamente apuntan a una vida superficial, una vida vacia sin conocimiento.

    por: felipe figueroa floresl Educaciónl 04/07/2014 lVistas: 24

    Si estudias una carrera profesional en Medellín y estás próximo a terminar, deberás cumplir con uno de los requisitos para obtener tu título profesional, una prueba que evalúa tus competencias. Este examen se llama Saber Pro y a continuación te contamos en qué consiste y por qué sus resultados son importantes para ti.

    por: Jose Rizalinol Educaciónl 23/04/2014 lVistas: 27

    Es increíble como los maravillosos libros pueden crear por medio de sus páginas imaginarios mundos de fantasía, estremecer, mantener en constante expectación e incluso educar a los lectores. Desde hace cientos de años han sido un elemento fundamental en el mundo, creando conciencia, formando opiniones e intercambiando conocimientos entre los seres humanos.

    por: Andra Marial Educaciónl 12/02/2014

    El esfuerzo humano y su aprovechamiento de acuerdo a cada categoria del recurso humano, resulta vital para el funcionamiento de cualquier organización; si el elemento humano esta dispuesto a proporcionar su esfuerzo, a reconocersele, motivarsele, la organización marchará; en caso contrario, se detendrá. De aquí a que toda organización debe prestar primordial atención a su personal

    por: carlosl Educaciónl 18/01/2014 lVistas: 30

    La primera infancia es la etapa más importante de la vida de un ser humano. Múltiples investigaciones han demostrado que hasta los seis años es cuando hay un mayor desarrollo del cerebro y se establecen las principales conexiones neuronales

    por: tibert5000l Educaciónl 17/01/2014 lVistas: 29
    David Galeano Olivera

    Artículo publicado por el periodista Eduardo Quintana en VeinteMundos.cpm Magazine, de Suiza; destacando la positiva imagen actual del Guarani en el Paraguay

    por: David Galeano Oliveral Educación> Idiomasl 13/07/2011 lVistas: 219
    David Galeano Olivera

    El Marqués de Caxías, comandante en jefe de las tropas aliadas durante la Guerra de la Triple Alianza; en 1867 describió y alabó al paraguayo; y luego, renunció

    por: David Galeano Oliveral Educación> Historial 22/06/2011 lVistas: 122
    David Galeano Olivera

    Breve biografía y las 23 preguntas de Teresa de Calcuta, en Idioma Guarani y castellano

    por: David Galeano Oliveral Educación> Historial 29/05/2011 lVistas: 116
    David Galeano Olivera

    En verdad, de qué sirve celebrar el bicentenario del Paraguay, si el MEC excluyó al Guarani de la Educación Media?, acaso no tendría que ser lo contrario; es decir, fortalecer al Guarani en igualdad de condiciones con el castellano?

    por: David Galeano Oliveral Noticias & Sociedad> Cultural 01/01/2011 lVistas: 153
    David Galeano Olivera

    En la fecha, 9 de diciembre de 2010, la Cámara de Diputados de la República del Paraguay sancionó la Ley de Lenguas que pasa al Poder Ejecutivo para su promulgación

    por: David Galeano Oliveral Noticias & Sociedad> Cultural 09/12/2010 lVistas: 38
    David Galeano Olivera

    Esta es la leyenda Guarani que relata el origen del ceibo, basada en la historia de la Indiecita Guarani: Anai. El ceibo es la flor nacional de la República Argentina.

    por: David Galeano Oliveral Educación> Historial 26/11/2010 lVistas: 713
    David Galeano Olivera

    Este artículo se refiere a una de las manifestaciones culturales más tradicionales del Paraguay: el terere; bebida refrescante que está presente practicamente todos los días del año en los hogares paraguayos

    por: David Galeano Oliveral Noticias & Sociedad> Cultural 05/11/2010 lVistas: 202
    David Galeano Olivera

    Pocos lo saben, pero existe un premio tipo "Nobel" de Ecología. Este año lo ha ganado Jesús León Santos, de 42 años, un campesino indígena mexicano que ha estado realizando, en los últimos 25 años, un excepcional trabajo de reforestación en su región de Oaxaca, México

    por: David Galeano Oliveral Noticias & Sociedad> Cultural 03/11/2010 lVistas: 38

    Comments on this article

    0
    Pedro Martín 15/03/2011
    Eso va a ser una culturta tiene que ir primero la ubicación
    -1
    frado 23/06/2010
    muy buena la informacion que adquiere este texto
    Box del Autor
    Categorías
    Quantcast