La Sencillez Perdida De Las Buenas Nuevas

Posteado: 08/01/2011 |Comentarios: 0 | Vistas: 118 |

La historia que voy a narrarles, no obstante referirse a hechos ampliamente divulgados, y por ende, supuestamente ser de dominio público, pertenece a esa clase de relatos genéticamente manipulados en su concepción,  cual si fuera mezclada en una especie de probeta, la realidad de los acontecimientos descriptos, con los aderezos que los volvieran apetecibles  al consumo de las grandes masas, aceptando el resultado de este nuevo sabor como si fuese el genuino y en consecuencia, el único socialmente digerible.

Cuando se nos habla del nacimiento del Salvador, las referencias a las cuales podemos recurrir provienen de una única fuente, los Evangelios de Mateo y el de Lucas, allí en forma muy breve y escueta se nos describen, algunos, muy pocos, de los hechos que dan motivo a este artículo.

Ambos Evangelios fueron escritos originalmente en griego, el de Mateo, su autor, pertenece al discípulo, recaudador de impuestos, que atendiendo al  llamado de su Maestro, le sigue y se convierte en uno de sus apóstoles, el otro, el de Lucas, es el escrito que personalmente más me conmueve, porque es realizado, por un hombre joven, poseedor de una amplia cultura, médico de profesión, de origen no israelita, que no era testigo contemporáneo de Jesús.

Sus escritos sobre la vida y obra de Jesucristo, son fruto de una exhaustiva  investigación de los hechos descriptos, que han llegado a nosotros gracias a que decidió registrarlos en forma escrita para enviárselos a su amigo, Teófilo, como testimonio, para que él, Teófilo, tuviese conocimiento de los hechos tal cual habían sucedido.

Existen, se dicen que existen, otros documentos, los llamados apócrifos, que no son aceptados como válidos, por los recopiladores que han compendiado lo que hoy conocemos como: El Nuevo Testamento , la segunda parte de la Biblia, lo que hace que estos dos libros mencionados, sean los únicos referentes autorizados a los cuales podremos recurrir.

Así las cosas, entiendo que la recreación de los acontecimientos que han sacudido, cual un terremoto, todas nuestras concepciones de lo trascendente, de ese hilo conductor, ese cordón umbilical, que une y nutre a la vez,  a ese , para algunos incomprensible, eterno vínculo, entre nosotros, considerados insignificantes mortales, y El Dios que nos ha creado a su imagen y semejanza, bien puede ser abordado una vez más, por cualquiera de nosotros, sin importar las credenciales que nos exijan los eruditos versados en el tema, pues entiendo que es un derecho natural que cualquiera de nosotros , sus hijos, podemos alegar que poseemos ¿no?

Cuando estas cosas ocurrieron no contábamos, como muchos piensan que sí teníamos, el enorme bagaje de información que hoy disponemos, el acceso al conocimiento era algo sumamente restringido, sólo los muy doctos podían leer escritos celosamente custodiados, con el agregado de que aún ellos, los doctos e informados, jamás se interesarían por lo que pudiese ocurrir en la vida de los personajes que participan en nuestra historia, recordemos que los acontecimientos narrados, han llegado al alcance de lo que hoy podríamos llamar "opinión Pública" muchos siglos después , luego de soportar innúmeras traducciones de los antiguos  textos originales.

Narraremos nuestra versión de los hechos prescindiendo de efectuar citas a los textos bíblicos que ya hemos mencionado, aunque obviamente invitamos a nuestros lectores a que puedan corroborar su contenido con aquellos pasajes de las escrituras que consideren conveniente recurrir.

Nuestra historia comienza de esta manera:

Situación Política

Desde hacía más de medio siglo, Palestina estaba bajo el dominio del imperio romano, luego de haber sido dominada por la influencia helénica,  cultura que desde hacía unos tres siglos fue ejerciendo cambios  sustanciales en el comportamiento y preferencias sobre todo de las clases acomodadas, vinculadas al ejercicio del poder a través de su vasallaje incondicional a la autoridad dominante.

Los líderes religiosos de la época sumamente preocupados en la defensa de sus preceptos, lograron mediante su tenacidad y por la demostración del grado de influencia que ejercían sobre el pueblo, que el imperio romano decretase ciertos privilegios a la nación judía, a los efectos de alcanzar por este medio, mantener la cada vez más problemática convivencia entre ambas culturas.

Es entonces que la  palestina queda en manos del Sanedrín, el cual oficia de Consejo en todos los asuntos relacionados con el cumplimiento de sus leyes internas, tal como lo explicitaba la llamada Ley de Moisés en toda su extensión, bajo la tutela y aprobación del representante de la autoridad romana en Jerusalén.

Roma les permitía regirse por estas normas, podrían guardar el día sabático, aplicar la justicia en  asuntos civiles y religiosos, procesar sus alimentos de acuerdo a su particular sentido de la pureza y limpieza de los mismos y sus hombres estaban exentos del servicio militar.

En contra partida, se les tenía prohibido el ejercicio de la política, las actividades de defensa eran de uso exclusivo del imperio y sus legiones, y debían pagar tributo por sus propiedades, su producción, así como sobre el intercambio de bienes y servicios.

En el interior del Templo de Jerusalén, ejercían su influencia los poderosos saduceos, los cuales pertenecían a la alta aristocracia y administraban los recursos provenientes de las ofrendas.

Mencionamos también, a los escribas y a los fariseos, los meticulosos defensores de "la letra de la ley" a quienes Jesús compararía con los sepulcros, cuando les dijo que aunque estuviesen blanqueados por fuera, por dentro estaban llenos de podredumbre.

Según el  orden establecido por Moisés, el sacerdocio era ejercido por la tribu de Levi, éstos, en su mayoría, residían más bien en el área rural, vivían de sus diversos oficios y representaban los sectores más bajos  de la sociedad, la enseñanza de la ley se efectuaba en las sinagogas, era allí, entre sus paredes, que cultivaban los principios religiosos, donde subyacía, latente, como un volcán adormecido, el anhelo de la liberación prometida por Jehová, la llegada de un libertador, Un  Mesías, que hiciera prevalecer el Convenio que el Gran Jehová de los Ejércitos, había suscrito con ellos, el único (según ellos) pueblo escogido entre todas las naciones de la tierra.

Este era entonces el clima socio-político - religioso, en una palestina ocupada por el imperio romano y bajo la autoridad de un monarca idumeo, cruel y ambicioso de nombre: Herodes el Grande.

En la Corte Celestial

Nadie puede creerse que un acontecimiento como el que intentamos describir, donde nada menos, se están ultimado los detalles de la inminente venida del Hijo Unigénito de Dios el Padre, pueda estar librado a la improvisación, es evidente que se habían tomado todos los recaudos, para que un hecho inédito, que supera la capacidad de entendimiento de cualquier mortal,  pueda cristalizarse en absoluta armonía con lo dispuesto en los cielos desde el principio de los tiempos, mucho antes incluso, de que este mundo al cual habitamos, se hubiese creado.

Entonces, como no podía ser de otra manera, Dios el Padre, convocó a su presencia al Arcángel Gabriel, jefe de la campaña que enfrentó a Lucifer, en  la gran batalla de los cielos, para que junto a l Unigénito, ultimasen todos los detalles referentes  a los acontecimientos previos a su nacimiento en la carne, así como compartir con María y con José, las instrucciones que éstos ya habían recibido con motivo  de su preordenación en los cielos, preordenación ésta, que el manto de olvido que cubre nuestras experiencias previas al nacimiento, les ha mpedido recordar.

Una vez acordados  los tiempos y las formas, Gabriel y sus asistentes comienzan a cumplir con sus asignaciones.

La visita a Zacarías

Zacarías era un levita muy devoto que estaba casado con Elizabeth, mujer de unos 35 años        - edad  considerada avanzada en aquella época – la cual era estéril , tanto ella como su marido anhelaban un hijo y durante muchos años, elevaban sus oraciones pidiendo se les concediera la gracia de ser padres.

Estaba en esta oportunidad, Zacarías, prestando servicios en el templo, ocasión que se le brindaba de tanto en tanto, debido a la cantidad de sacerdotes de su clase que potencialmente podrían ser asignados,  era para él, entonces, una ocasión muy especial, y como tal, su fervor religioso le hacía sentir el gozo de estar prestando servicio en la casa de Jehová.

La tarea encomendada consistía en ofrecer el incienso, por lo que debía ingresar al santuario del Señor, mientras la multitud, le esperaba, ansiosa, para oír sus palabras de prédica, fue entonces, en el lugar Santísimo, que el ángel Gabriel se le apersono para informarle que el Señor había prestado oído a sus plegarias por lo que su esposa, Elizabeth, concebiría un niño varón, al que deberían llamarle, Juan.

Zacarías, una vez recobrado de la fuerte impresión que le había causado la presencia de Gabriel, le contesta dubitativo, que tal cosa, la que Elizabeth, concibiera en su vejez, era algo imposible de realizar, el ángel entonces, le reprende, afirmando que nada es imposible para Dios, que Elizabeth, concebiría en su vientre un varón, que debería llamarle Juan, y que por causa de su incredulidad no volvería a pronunciar palabra alguna hasta que se cumpliera con  lo que el Señor Jehová, le había asignado comunicarle, dicho esto, Gabriel se retira de su presencia, Zacarías, perdió el habla, y debió dirigirse a la congregación que le esperaba, haciendo gestos, su estado se había transfigurado, de tal forma, que todos comprendieron que algo muy importante había sucedido en el santuario.

José y María

El evangelista Mateo, comienza su  relato, dando una descripción muy precisa, de la genealogía de Jesús, partiendo del patriarca, Abraham, y culminando con José y María, esto colocaba, sin sombra de dudas, al pequeño Jesús, en la línea de sucesión al trono de David, por lo que queda evidenciado el estatus de sus progenitores, José y María eran de la tribu de Judá,  y por línea patriarcal, José era un príncipe, candidato potencial al trono de Israel.

Cuando se le menciona, José, no es presentado, como un "humilde carpintero" dejándonos la sensación de ser  un hombre  de condición social baja, pero nada más alejado de la realidad, José, no era el "empleado de una modesta carpintería"  José era un Carpintero, así, con mayúscula, poseía un oficio muy importante para la época, algo similar a los ingenieros actuales, la madera era un artículo esencial no solamente en la construcción de puentes y viviendas, el mobiliario y la gran mayoría de los enseres, tanto domésticos, como de uso industrial o agrícola, incluida la industria bélica, dependían del uso adecuado de este material, entonces, cuando hablamos de un carpintero, no nos estamos refiriendo a un oficio cualquiera.

Lo mismo nos sucede con María, el personaje cobra importancia, por su condición de "madre de Jesús" por lo que "iba a llegar a ser" , eternizada en su " virginidad" y en concepción " sin pecado concebida" nada más, o muy poco ,se nos dice de esta joven mujer, nada sabemos de sus  habilidades y expectativas de futuro, nos la presentan más bien, como si fuese la ganadora de un concurso, agraciada entre miles, con el premio de ser " la madre del Hijo de Dios" sin darnos ninguna referencia a los "por que"  de su elección.

En realidad, María, como dijimos, reunía en si misma muchas cualidades que la calificaban para ser seleccionada,  además de ser joven y hermosa, como hemos comentado, provenía de la nobleza,  lo que equivale a decir, que ella era una princesa de la casa de David, además de probadas condiciones tanto morales como intelectuales, basta que citemos el diálogo que mantuvo con el ángel Gabriel -Evangelio de Lucas- para darnos cuenta de su naturaleza humilde y sagaz a la vez.

Cuando Gabriel la entrevista, le explica las razones de su visita, le menciona las promesas del Señor para con la Casa de Israel, y que tal como se le había mencionado antes de ser enviada a este mundo, ella era la preordinada para ser la madre del Mesías prometido, también se le aclararon todas sus inquietudes , la trascendencia de su misión requeriría de toda su probada obediencia y abnegación, su respuesta al Ángel del Señor nos exime de cualquier otro comentario al respecto: " He aquí la sierva del Señor: hágase conmigo conforme a su palabra"

Lo que ocurrió posteriormente, bien que puede ser considerado como el primer caso en la historia de la humanidad, en que el Padre de todas las ciencias, recurre a la inseminación artificial para fertilizar el vientre fecundo de una aún asombrada y virgen, María.

Cuando llegó el tiempo de la confirmación de lo anunciado por Gabriel, María, conocedora de las estrictas normas morales de la llamada Ley de Moisés, se dio cuenta de que corría serios riesgos de ser lapidada hasta la muerte, en el caso de ser acusada de adulterio, que debía hablar con José, con quién estaba desposada, y ponerle al tanto de lo que estaba sucediendo con ella, éste, en un primer momento, superado por  la situación descripta por María, pensó en salir discretamente de la vida de ella, terminar esa incipiente relación que le unía con una joven a la que sin duda amaba intensamente.

Estando José, como seguramente lo estaría cualquiera de nosotros en una situación similar, sumamente traumatizado por los acontecimientos, se nos dice que habiendo contraído un sueño profundo, tal vez algunas copas de vino hayan contribuido a ello, me pregunto: ¿quién en tales condiciones no hubiese hecho lo mismo? Lo cierto es que según el relato de Mateo, un Ángel del Señor le visitó en sueños y descorriendo el velo que le impedía, a un atribulado y aún confuso José, recordar las promesas dadas por Jehová a su pueblo, y éste, una vez que estuvo debidamente informado, acepto  asumir la  responsabilidad que le había sido  encomendada.

Mateo se extiende algo más en su, de por sí, muy escueto relato de estos hechos al añadir: "Y despertando José del sueño, hizo como el ángel del Señor le había mandado, y recibió a su mujer." Aclarando además, algo extremadamente importante y aún tozudamente ignorado por la gran mayoría de las autoridades cristianas de hoy día,  cuando nos dice: "Pero no la conoció hasta que dio a luz a su hijo primogénito: y le puso por nombre Jesús."

Mateo 1: 24 – 25

El matrimonio de José y María se consumó, con la salvedad, de que el compromiso que José contrajo con el ángel, de no conocerla hasta después del nacimiento del niño, seguramente lo debe de haber cumplido, pienso que eso es parte de la intimidad de la pareja, de cualquier forma ambos debieron haber acordado mantener las apariencias, recuérdese, que para aquella época en particular, como en cualquier otra época, todos partimos del supuesto ,de que sería sumamente extraño el celibato entre dos jóvenes recién casados.

En cuanto a la normalidad de las relaciones futuras, existe suficiente evidencia al alcance de cualquiera que se interese en el asunto, de que José y María fueron padres de varios hijos, por lo menos de cuatro varones y dos mujeres, hermanos menores de Jesús.

Es interesante, la obstinación de muchos, en negar este hecho, resulta incomprensible que se haya pretendido castrar por el resto de su vida a José, como también negarle a María el derecho de vivir su sexualidad y traer a este mundo a otros niños, niños que conformarían una familia feliz, téngase en cuenta que tanto José, como María, eran muy devotos, cumplidores estrictos de la Ley de Moisés, sería lamentable, que pensáramos que  ellos, nada menos que ellos, recurrirían a prácticas reñidas con la moral y las buenas costumbres, o que tengamos que llegar a la conclusión, de que lo que hoy se predica ,en contra del uso de cualquier método que altere el derecho a la vida y a la concepción, se les haya permitido, exclusivamente  a este matrimonio.

La imagen que se nos ha impuesto, de una sagrada familia, compuesta por una madre y un padre, híbridos, asexuados, con un niño, que es hijo único y que solamente responde a la voluntad divina, sin la participación en su formación de quienes asumieron la responsabilidad de brindarle la seguridad de un hogar, un entorno familiar, atención adecuada, y sobre todo amor y educación, no es de recibo.

José y María vivieron para la vida real, como cualquier pareja, no fueron creados para figurar en los altares, ni en los libros sagrados, nadie les reverenció, ni oró a sus pies pidiéndole gracia alguna, ellos eran parte de un entorno y en él supieron granjearse el reconocimiento de sus amigos y vecinos, que les aceptaron tal como eran, como lo puede ser usted, amigo lector, con aquellas personas con las cuales se relaciona, los honores y las reverencias les llegaron muchos siglos más tarde, a través de los relatos que han llegado a nuestras manos, luego de pasar por una grosera, y por qué no, maliciosa manipulación.

Al comienzo de la primavera de lo que llamaremos el año uno de nuestra era, un edicto del emperador Augusto César,  decretaba que debía realizarse un censo de población, cada uno debía empadronarse en los lugares de origen de sus respectivas familias, siendo José y María de la tribu de Judá, debían trasladarse, desde su residencia en Nazaret, hasta Belén, la cual quedaba distante unos 140 kilómetros, para María, este sería un viaje muy sacrificado, por el avanzado estado de su  gravidez, la distancia , y los peligros potenciales propios de los caminos, especialmente bandidos y salteadores.

Estas travesías no se hacían en forma improvisada, se organizaban grupos de viajeros para darles mayores garantías de seguridad y protección, recuérdese, que el edicto imperial exigía la comparecencia de todos los integrantes de la familia, hombres, mujeres, ancianos, jóvenes y niños, de manera que la llegada a Belén, se realizó con la premura de lograr ubicación para los agotados viajantes, donde entre sus filas, habían, como lo hemos mencionado, niños y ancianos, a los cuales había que atender en forma prioritaria, todo esto, debía ser resuelto, en medio de un pueblo abarrotado de peregrinos, provenientes de todos los rincones del imperio.

Es por esta razón, de que no nos extrañamos de las dificultades que tuvieron,  José y María, para encontrar ubicación acorde a las necesidades, de una parturienta ,que podría dar a luz en cualquier momento, a diferencia de lo que nos han inducido a creer, no fueron alojados en un establo, por carencia de recursos económicos, ni por falta de solidaridad, lo más probable es que, siendo ambos,  devotos cumplidores de la Ley, no sería de extrañar, que ellos mismos, hayan preferido pasar por algunas privaciones , dejándole espacio a madres con niños pequeños ,o a cansados ancianos, o enfermos necesitados de un lugar para descansar y reponerse.

Resulta interesante observar, cómo algunas decisiones, tomadas con el propósito de acomodar algunos sucesos de gran impacto en la opinión pública, para amoldarlos a los intereses de los formadores de opinión, algo similar al fenómeno de Santa Claus o Papá Noel, una leyenda que toma forma a través del genio de un dibujante, una multinacional de refrescos compra todos los derechos, difunde la imagen por el mundo, y ahora, todos estamos pendientes de su venida el día de navidad,

Con este razonamiento, analicemos lo siguiente, el viaje de José y María, se realizó en la primavera  o sea en los meses de marzo -abril, María entró en trabajo de parto alrededor de las seis de la tarde y el niño nació más o menos a las siete o siete y media, ese día memorable para toda la humanidad fue en el mes de abril, más precisamente, el día seis de abril del año uno de nuestra era, ahora, ¿ porqué festejamos su nacimiento un 25 de diciembre? Para responder a esta interrogante, deberemos remontarnos a los tiempos de los primeros cristianos romanos, el auge del cristianismo fue adquiriendo tales dimensiones, que comenzaron a verse, como una gran fuerza  expansiva, que  en poco tiempo podría conmocionar los cimientos del imperio.

Es entonces, que el emperador Constantino, decide incorporar  a los cristianos a sus planes de imponer a los romanos una disciplina que le permitiesen a él, Constantino, someter todo tipo de resistencia  política y lograr el apoyo de las masas.

Comenzó primeramente legalizando la religión cristiana, permitiendo que su culto se oficiara legalmente en todo el imperio para luego oficializarla como la religión oficial de Roma, para llegar a este punto, el emperador se autoerigió en el protector de la iglesia y en la principal figura dominante, impuso cambios en la doctrina, y por supuesto, manejó a su antojo a todas sus autoridades.

La tradición del pueblo romano mantenía una muy fuerte inclinación a las festividades de origen pagano, eran momentos de cambio y confusión, se imponía lograr cierto sincretismo entre lo pagano y la doctrina oficial, es  ahí, entonces, que llegamos a los por qué, del 25 de diciembre como fecha de nacimiento del niño Jesús,  en esa fecha se realizaban las saturnales, fiesta pagana por excelencia, en la cual se efectuaban bacanales  en homenaje al dios sol, el venerado antiguo dios de los romanos, como agregado a esta movida, el día santo de la iglesia católica, se desplaza, del día sabático judío, al día del sol romano, como dice el idioma inglés, Sunday.

Para ese entonces, ya había transcurrido más de trescientos años de la era cristiana.

Al invento descarado, de sustitución de las fiestas saturnales, por la navidad cristiana, deberíamos agregar, las  imágenes de tres reyes magos en los pesebres de todo el mundo, nos preguntamos: de dónde surgen que eran tres?  Sus nombres, Melchor, Gaspar y Baltasar, quién se los puso?  Y por último quién los hizo partícipes de la natalidad?

Los datos reales a los que tenemos acceso, nos dicen que hubo reyes sabios orientales, llamados magos, por sus conocimientos de alquimia, que observando el universo, constataron una nueva estrella  en el firmamento, cuyo fulgor les indicaba que era el presagio de que había ocurrido un acontecimiento trascendente para la humanidad.

Estos reyes magos, organizaron entonces una caravana, llevando consigo, tal como se indica en las escrituras, oro, incienso y mirra, elementos esenciales para rendir tributo a una divinidad, por supuesto que no iban solos en este emprendimiento, les acompañaban sus guardias, su séquito de servidores, el abastecimiento básico, tiendas, enseres, etc. los cuales debieron ser transportados por una tropilla de camellos considerable, la imagen de los tres reyes magos y sus camellos, transitando solitarios con sus camellos, tiene solamente el peso de una tierna fábula.

Debemos agregar, que su traslado a través  de las arenas del desierto, sin rutas ni bases de aprovisionamiento a la vera de los caminos, les demandó un esfuerzo  importante, jornadas de intenso calor, noches extremadamente frías, toda una odisea, que implicaba, no solamente un gasto importante de recursos, sino, además, un tiempo considerable.

El evangelista Mateo, nos relata que cuando ellos ubicaron al niño Jesús, éste estaba en su casa, en compañía de sus padres, por lo que calculamos que ya tendría unos dos años de edad.

En resumen:  El acontecimiento más trascendente en la historia de la humanidad, que marcó un hito incomparable, no merecía tanta manipulación, la perla de gran precio, vale por sí misma, sin la necesidad de envolverla y colocarla en un estuche, que se ha ido transformado en un objeto, mucho más valioso que el contenido que intenta preservar.

Una Navidad en diciembre, Reyes Magos en enero, y un Papá Noel colorido, que les ha de desplazado a un segundo plano, con el apoyo del marketing y el tremendo poderío de las multinacionales.

Hugo W. Arostegui

Hacer una pregunta

Pregunta
200 Caracteres que restan
Puntear artículo
5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6 voto(s)
    Comentar
    Imprimir
    Re-Publicar
    Fuente del Artículo: http://www.articuloz.com/cristianismo-articulos/la-sencillez-perdida-de-las-buenas-nuevas-3998790.html

    Agregue un nuevo comentario

    Pastor David Leiva

    Bendecidos estare publicando mensualmente algunas "CURIOSIDADES BIBLICAS" para la correcta edificacion y formacion Cristiana...estos y otros articulos seran publicado todos los meses en razon de mi compromiso con las verdades del evangelio y para el crecimiento espiritual y defenza de nuestra comun fe en Cristo ...es mi deseo que puedan aprovechar estas mensajes para compartir con mas personas ...no pretendo ser un teologo pero si puedo ayudar con un grano de arena me sentires muy feliz .

    por: Pastor David Leival Espiritualidad> Cristianismol 10/09/2014 lVistas: 12
    Pastor David Leiva

    Les saludos En el Amor de Jesus el Cristo ... Es una gran Bendicion poder comunicarme con Uds,a travez de este importatnte medio ...Es mi oracion que Que el Señor me pueda usar para edificar fortalecer, animar y bendecir sus vidas....

    por: Pastor David Leival Espiritualidad> Cristianismol 10/09/2014

    Dios revela por medio de su espíritu y por medio de su espíritu lo examina todo y nos lleva a conocer sus profundidades.

    por: Edien Navarrol Espiritualidad> Cristianismol 02/09/2014
    Juan Lama Ortega

    Nuestra sociedad se ha apartado y se aparta a gran velocidad de las normas éticas y morales, ¿por qué? La respuesta la encontrará cualquiera que de forma analítica reflexione sobre el estado de la sociedad actual, sobre los pros y contras de la humanidad, sobre el desarrollo extremo en la investigación y la tecnología, la que en ocasiones quiere ponerse por encima de Dios

    por: Juan Lama Ortegal Espiritualidad> Cristianismol 29/08/2014
    Juan Lama Ortega

    Para definir qué se entiende por "persona" nos remitimos a los conceptos más comunes utilizados, de los que se deduce que una persona es aquel ser dotado de razón, que es consciente de sí mismo y que posee una identidad propia. Así al hablar de "persona" o "personalidad", hasta el día de hoy nos referíamos exclusivamente a seres humanos. Sin embargo en base a nuevas investigaciones es posible que pronto tengamos que aplicar el término "persona" a otros seres vivos.

    por: Juan Lama Ortegal Espiritualidad> Cristianismol 22/08/2014
    Juan Lama Ortega

    A menudo los defensores de los animales denuncian que las leyes de protección animal son insuficientes, siendo el principal escollo para una protección real la consideración de los animales como mercancías y no como seres vivos. Ya Pitágoras avisó a las generaciones venideras diciendo: "Lo que le suceda a los animales pronto le sucederá al hombre". Buda también dejó advertencias al respecto: "Los derechos de los animales y los de los seres humanos son inseparables".

    por: Juan Lama Ortegal Espiritualidad> Cristianismol 15/08/2014
    Juan Lama Ortega

    Detrás de la leyenda católica del esqueleto sin cabeza de Santiago, podría esconderse un hecho real, mas no con el cadáver de un apóstol sino con el de un hereje decapitado por la misma Iglesia: el obispo y hereje Prisciliano. Aunque también es posible que en el supuesto sepulcro de Santiago se encuentren simplemente los restos de un decapitado desconocido.

    por: Juan Lama Ortegal Espiritualidad> Cristianismol 07/08/2014
    Juan Lama Ortega

    La mayoría de los seres humanos buscan en otras personas aquello que ellos mismos no tienen. Proyectan todos sus deseos en unos cuantos aspectos que el otro parece poseer y creen que con esta persona que representa la imagen de sus deseos, podrán sentirse "bien acogidos".

    por: Juan Lama Ortegal Espiritualidad> Cristianismol 31/07/2014
    Hugo W Arostegui

    Una amiga, a la que tuve el inconmensurable placer de captar tan siquiera por algunos instantes el encanto de su "estar en la red" y compatibilizar sus tan interesantes inquietudes con relación a "todo lo humano" que fluye de sus "encuentros casuales" con generosas amistades que suelen prodigar con la misma celeridad tanto entrañables amistades como predecibles desencantos con los consecuentes malentendidos e intensos malestares.

    por: Hugo W Arosteguil Literatura> Ensayosl 18/08/2014 lVistas: 18
    Hugo W Arostegui

    En esta época del año se suelen realizar retrospectivas, una especie de balance anual en el cual cotejamos "nuestro estado de situación" con relación a todo lo que nos habíamos propuesto realizar a lo largo de este año que inexorablemente, finaliza, en unos pocos días más.

    por: Hugo W Arosteguil Literatura> Ensayosl 05/01/2014 lVistas: 29
    Hugo W Arostegui

    Esos modernos Torquemada se han abrogado el derecho de fiscalizar el tránsito de nuestras opiniones, son los gendarmes del "Establishment" ahora todos y cada uno, sin importar su raza, su color o nacionalidad, nos hemos constituido en "sujetos de rescate" víctimas del "síndrome terrorista" a los cuales es necesario vigilar para impedir su "manipulación" por parte de "los ejes del mal" y sus designios diabólicos.

    por: Hugo W Arosteguil Literatura> Ensayosl 19/07/2013 lVistas: 57
    Hugo W Arostegui

    A medida en que transcurre nuestro tiempo en el devenir de los acontecimientos que van trazando, cual si fuesen golpes de un cincel, nuestra imagen social, aquella que ha emergido esculpida a tientas, por reflejos condicionados por el instinto de conservación como una advertencia emitida desde lo más recóndito de nuestro "ser" esencialmente humano.

    por: Hugo W Arosteguil Espiritualidad> Metafísical 28/06/2013 lVistas: 38
    Hugo W Arostegui

    Resulta paradojal que cuánto más intervenimos en la maraña de las redes sociales mayor será la desintegración de todo lo que siempre estimamos de nuestra pertenencia personal aquello que constituía nuestra impronta indeleble, nuestro ADN intelectual, que impregna todo aquello que es la auténtica expresión de nuestra capacidad creativa.

    por: Hugo W Arosteguil Literatura> Ensayosl 21/05/2013 lVistas: 53
    Hugo W Arostegui

    Muchos se abrogan el derecho a la intermediación y esa es una falacia oprobiosa, este derecho es inherente a cada criatura humana y el propio Señor Jesucristo, antes de ser absorbido por el poder de las corporaciones religiosas, las cuales intentan vanamente sustituirlo, de representarlo " en el nombre de" reunido con sus discípulos les enseñaba este principio:

    por: Hugo W Arosteguil Literatura> Ensayosl 26/04/2013 lVistas: 45
    Hugo W Arostegui

    Nos comunicamos a través de las redes sociales en un mundo "amasado" por la tecnología, nuestras expresiones recorren en segundos todos los extremos de nuestro convulsionado planeta el cual si bien nos alberga a todos en su seno, se demuestra incapaz de alcanzar un grado de integración social que nos aglutine en un nivel de desarrollo acorde con el grado de evolución de toda nuestra especie.

    por: Hugo W Arosteguil Literatura> Ensayosl 11/04/2013 lVistas: 50
    Hugo W Arostegui

    Nos vamos sintiendo propensos a realizar una retrospectiva de días y meses surcando en vuelo rasante por los distintos episodios que atesoramos en nuestra memoria, que cual si fuesen cuentas de un imaginario rosario, nos van permitiendo repasarles uno a uno mientras les dejamos deslizar, lentamente, por las yemas de nuestros dedos,

    por: Hugo W Arosteguil Literatura> Ensayosl 17/12/2012 lVistas: 55
    Box del Autor
    Categorías
    Quantcast