El Torrente Del Cedrón

Posteado: 20/04/2011 |Comentarios: 0 | Vistas: 2,106 |

Muchas veces Jesús pasó por este lugar.  Este valle seguramente fue testigo de algunos episodios narrados en la biblia, la más importante fue cuando Jesús llegó al monte de los Olivos en la víspera de su pasión y muerte.

El torrente del Cedrón también conocido como valle o arroyo, separa la parte vieja de Jerusalén del Monte de los Olivos; se caracteriza por su paisaje áspero y singular, al que da su típico aspecto una pedregosa y áspera colina punteada sólo por unos pocos olivos y uno que otro matojo de hierbas. En ese lugar existen hasta hoy numerosas tumbas rupestres, como la tumba de Absalón, la de Josafat y Zacarías, las cuales se remontan al sigo II a.c. y son consideradas más a la tradición que a la certeza de su origen. Este valle seguramente fue testigo de episodios tales como la revuelta de Absalón, narrada en 2ª. De Samuel o la reconstrucción y esplendor de Jerusalén, vista en Jeremías 31; 38. La más señalada, como mencionamos al inicio, fue la vivida por Jesús ante la traición de Judas Iscariote, narrada en el evangelio de Juan 18; 1-11 y dice; Cuando Jesús terminó de orar, salió con sus discípulos y cruzó el arroyo de Cedrón. Al otro lado había un huerto en el que entró con sus discípulos. También Judas, el que lo traicionaba, conocía aquel lugar, porque muchas veces Jesús se había reunido allí con sus discípulos. Así que Judas llegó al huerto, a la cabeza de un destacamento de soldados y guardias de los jefes de los sacerdotes y de los fariseos. Llevaban antorchas, lámparas y armas. Jesús, que sabía todo lo que le iba a suceder, les salió al encuentro. A quien buscan? –les pregunto. A Jesús de Nazaret, le contestaron. Yo soy. Judas, el traidor, estaba con ellos. Cuando Jesús les dijo ¡yo soy!, dieron un paso atrás y se desplomaron. ¿A quien buscan?, volvió a preguntarles Jesús. A Jesús de Nazaret, repitieron. Ya les dije que yo soy. Si es a mí a quien buscan, dejen que éstos se vayan. Esto sucedió para que se cumpliera lo que había dicho De los que me diste, ninguno se perdió. Simón Pedro, que tenía una espada la desenfundó e hirió al siervo del sumo sacerdote, cortándole la oreja derecha. ¡Vuelve esa espada a su funda!, le ordenó Jesús a Pedro. ¿Acaso no he de beber el trago amargo que el padre  me da a beber?

Jesús había llegado hasta el Monte de los Olivos para poder orar a su padre. Jesús sabia que estaba cerca el momento por el cual se había hecho hombre y pese al miedo que sentía le había suplicado a su padre;  padre, si quieres no me hagas beber este trago amargo; pero no se cumpla mi voluntad, sino la tuya. Un Ángel del cielo se le apareció para fortalecerlo. Pero Jesús estaba angustiado por lo que le esperaba y se puso a orar con más fervor. La biblia dice que sudaba como gotas de sangre que caían a tierra. También Judas, el que lo traicionaba, conocía aquel lugar, porque muchas veces Jesús se había reunido allí con sus discípulos. Judas llegó al huerto, a la cabeza de un destacamento de soldados y guardias de los jefes de los sacerdotes y de los fariseos. Llevaban antorchas, lámparas y armas. Jesús sabia que iban por el para arrestarlo, salió a su encuentro y les pregunto; ¿A quien buscan?  A Jesús de Nazaret, contestaron. Jesús contesto;  ¡yo soy! El apóstol Juan sigue narrando; Judas, el traidor, estaba con ellos cuando Jesús les dijo ¡yo soy!, entonces dieron un paso atrás y se desplomaron. Aquellos  hombres, recios y armados, preparados al enfrentamiento, se habían desplomado en seguida de  tan solo escuchar  ¡yo soy! La figura de Jesús les imponía. Que fácil para Dios poder destruirlos en ese momento. Ninguna de aquellas persona reparó en la palabra de Jesús cuando dijo ¡yo soy!, porque estaban absortos por la orden recibida y lo único en que pensaban era en arrestarlo. Se habían desplomado ante la  presencia del  ¡yo soy! Como un tributo a su persona antes de hacerlo. Seguramente estos hombres desconocían completamente las escrituras o posiblemente la ignoraron a sabiendas del cumplimiento de la orden. O probablemente les resultaba una aberración. Para muchos judíos de aquella época, el mesías aun no llegaba y el que Jesús se llamara hijo de Dios les parecía una afrenta. Y sin embargo, aquellos hombres se habían desplomado ante el ¡yo soy! Esa noche Jesucristo afirmó ser, como otras veces, el ¡yo soy! Su gran poder se manifestaba y en aquel instante bien pudo acabar con todos estos hombres que querían detenerlo con tan solo mencionar una sola palabra. Pero Jesús tuvo que mostrar humildad y se rindió ante ellos. El mundo estaba atrapado en manos de su enemigo y si deseaba liberarlos tenía que entregarse a ellos y morir por su libertad. Los hombres estaban de pie nuevamente cuando Jesús hizo la misma pregunta; ¿a quien buscan? A Jesús de Nazaret, respondieron. Pues yo soy, dijo Jesús con valentía. Y luego ordenó; si es a mi a quien buscan, dejen que estos se vayan. Aquellos hombres no estaban repuestos de la caída, estaban aturdidos, asombrados y desconcertados ante un hombre que les imponía, que les mostraba humildad y también valentía ¿Quién era este hombre - Se preguntaban-  que deseaba proteger a sus discípulos?

Pero; ¿Quién es el ¡YO SOY!?

¡Yo Soy! Es el nombre personal del Dios del antiguo testamento. Recordemos la historia de la zarza ardiendo y del momento en que Moisés llegó frente a ella luego de escuchar el llamado de Dios. Dios le había dado una tarea, liberar a su pueblo Israel de la esclavitud de los Egipcios. Pero Moisés se mostraba incrédulo ante tal orden y le dijo a Dios. Voy a presentarme ante tu pueblo para decirles; el Dios de sus antepasados  me envía a liberarlos de la esclavitud de los Egipcios, ¿Qué les respondo si me preguntan; y como se llama el que te envió? Dios le dijo a Moisés; ¡YO SOY EL QUE SOY! Y esto es lo que tienes que decirles a los Israelitas; Yo Soy me ha enviado a ustedes.  En varias ocasiones está registrado que Jesús usó el ¡YO SOY! Como concepto de la fe de su deidad. El afirmó ser el Señor Dios, Jehová, Yahvé. El mayor de todos los nombres para el Señor Jesucristo es el ¡YO SOY! Por esta razón el apóstol Pablo escribió; Dios le exalto hasta lo sumo, y le otorgó el nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en el cielo y en la tierra y bajo la tierra, y que toda lengua confiese que Cristo Jesús es el Señor, para gloria de Dios padre. Jesús es el Señor. El nombre que está por encima de todos los demás nombres es "Señor" y es equivalente a "Jehová" o "Yahvé" Este es el equivalente exacto de las palabras "YO SOY".

El apóstol Pablo nos dice que Jesús es el Señor, sobre todo, de manera que todos los otros seres que están en el cielo y la tierra se doblarán y le adorarán. Él es Dios. Él no es uno de los muchos dioses, sino el único. Jesús usó el concepto del ¡yo soy! Muchas veces durante su predicación en la tierra. Una de esas veces fue cuando dijo; Antes que Abraham naciera, Yo Soy. Los líderes Judíos se reunieron en torno para escuchar a Jesús sabiendo exactamente lo que El quería decir, porque recogieron piedras para matarlo. El demandó ser el Gran Yo Soy y ellos entendieron eso. En el evangelio de Juan, Jesús usa siete veces ser el Gran Yo Soy. Yo Soy el pan de vida. Yo Soy la luz del mundo. Yo Soy la puerta. Yo Soy el buen pastor. Yo Soy la resurrección y la vida. Yo Soy la vid verdadera.  Yo Soy el camino, la verdad y la vida. En cada uno de estos conceptos, el YO SOY mantiene reforzado la deidad de Jesús. Está afirmando su derecho a ser Dios.

Aquellos hombres estaban impactados ante la presencia de Jesús. El apóstol  Juan narra; en ese momento Simón Pedro desenfundo su espada e hirió al siervo del sumo sacerdote, un hombre llamado Malco. Sin embargo, Jesús estaba decidido a cumplir al pie de la letra las órdenes de su padre, así que con toda dignidad llamó la atención a su discípulo mientras decía con firmeza; ¿acaso no he de beber el trago amargo que el padre me da a beber?

Jesucristo es Dios. Jesús murió por ti para liberarte de la esclavitud del pecado. Dios utilizó a Moisés para liberar a su pueblo de los egipcios, y luego se hizo hombre para liberar del pecado no solo al pueblo Judío, sino a todo el mundo. En estos días de semana santa, es necesario recordar cual fue el motivo de la muerte de nuestro Señor Jesucristo y enaltecerlo en todo momento por lo que hizo por nosotros. Dios sacrifico a su hijo Jesucristo para que todo el que en él creé no se pierda, sino que tenga una vida eterna. Recuerda cuando veas una cruz, que Cristo está vivo y que él es el Gran YO SOY.

Puntear artículo
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 0 voto(s)
    Comentar
    Imprimir
    Re-Publicar
    Fuente del Artículo: http://www.articuloz.com/cristianismo-articulos/el-torrente-del-cedron-4643804.html

    Agregue un nuevo comentario

    La historia universal tiene un lugar único para Jesucristo por que marca un antes y un después de los diversos hechos que conforman la historia de la civilización humana por ellos presentamos la cronología según la biblia y otras fuentes de la vida de Jesús llamado el cristo, el redentor. El nazareno, el hijo del Dios altísimo. Teniendo en cuenta la cronología absoluta y la relativa conforme a las diversas tradiciones judía. No judía. Cristiana, y la pagana.

    por: Ronald Ramírez Olanol Espiritualidad> Cristianismol 03/01/2016

    Si Jesús es el verdadero motivo de la navidad entonces la manera de festejar debería ser diferente a la que la mayoría de las personas hacen, por ejemplo muchas personas toman hasta ponerse borrachos.

    por: Jesus Acostal Espiritualidad> Cristianismol 25/12/2015

    Así como lo muestra en la Biblia en Apocalipsis 5:12 Que decían a gran voz: El Cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza.

    por: Jesus Acostal Espiritualidad> Cristianismol 04/12/2015

    En esta ultima semana la noticia mas trágica y fuerte fue el atentado en Francia sin duda alguna algo demasiado traumático y lamentable y por supuesto sorpresivo creo que nadie esperaba esto y menos para este país, así que realmente todo esto no pone a pensar si estamos en el fin del mundo si este es el el fin o esta próximos, muchas interrogantes sobre todo esto.

    por: Jesus Acostal Espiritualidad> Cristianismol 22/11/2015

    Los 5 ministerios en los que la iglesia trabaja y se desarrolla son la parte mas importante para el crecimiento de la iglesia alrededor de el mundo entero cada ministerio tiene sus propias normas pero al final todos persiguen el mismo propósito.

    por: Jesus Acostal Espiritualidad> Cristianismol 15/11/2015

    A Cain se le pregunto ¿Donde esta tu hermano? respondió como nosotros a veces lo hacemos ante la necesidad de otro ¿Soy yo acaso guarda de mi hermano?

    por: Brenda Hernandezl Espiritualidad> Cristianismol 02/11/2015
    Juan Lama Ortega

    A través del acto redentor de Jesús de Nazaret en el Gólgota se evitó una disolución ulterior de todas las formas de vida. Este es un mensaje muy decisivo, que sólo por medio de la profecía dada en la actualidad, es transmitido otra vez a la humanidad. Cristo no murió como un cordero de sacrificio para un Dios iracundo como lo exponen las Iglesias.

    por: Juan Lama Ortegal Espiritualidad> Cristianismol 03/04/2015

    Ministerio de Gozo Cristiano, Radio en linea, Chat en linea, con objetivo primeramente Dios delante de todas cosas, con palabra viva y eficaz por medio de la palabra de Dios, mandando la Bendición por Pastores, y Lideres Cristianos.

    por: jesus Acostal Espiritualidad> Cristianismol 02/04/2015 lVistas: 14

    Necesitamos aclarar la definición de creer para dar sentido a la explicación. El significado de la palabra creer, según el diccionario de la real academia española, contempla algunas definiciones interesantes.

    por: tomás ortiz ruizl Espiritualidad> Cristianismol 26/10/2012 lVistas: 78

    ¿Quieres saber cual es el libro más vendido en la historia de la humanidad? Desde luego, la Biblia. La Biblia es un libro único y aquí te diremos como y cuando se escribió y quien lo inspiro.

    por: tomás ortiz ruizl Espiritualidad> Cristianismol 28/11/2011 lVistas: 142

    Utilizar el término eterno es emplear un calificativo que a veces nos parecería sobrenatural, si tomamos en cuenta el aspecto espiritual. Si lo apreciamos bajo el aspecto terrenal, entonces nuestro enfoque cambia, porque lo mediríamos de acuerdo a la duración de nuestros días en la vida. En la palabra de Dios hay verdades eternas y estas duran...eternamente.

    por: tomás ortiz ruizl Espiritualidad> Cristianismol 30/05/2011 lVistas: 301

    Era tanta su necesidad de matar a cuanto cristiano se cruzara en su camino, que Dios le pudo un hasta aquí y acabo convirtiéndose en su gran apóstol.

    por: tomás ortiz ruizl Espiritualidad> Cristianismol 05/05/2011 lVistas: 336

    La Biblia nos habla acerca de la existencia de Satanás, cuando dice que alguien escucha la palabra acerca del reino y no la entiende, porque viene satanás y arrebata lo que se sembró en su corazón.

    por: tomás ortiz ruizl Espiritualidad> Cristianismol 26/04/2011 lVistas: 260

    Según el nuevo testamento, son cuatro los evangelios que se escribieron. Los escritos de estos evangelios fueron atribuidos a Mateo, Marcos, Lucas y Juan. Cada uno de estos evangelios tiene caracteristicas diferentes en cuanto a su aspecto literario. Al evangelio de Lucas le han llamado el evangelio de la misericordia.

    por: tomás ortiz ruizl Espiritualidad> Cristianismol 20/04/2011 lVistas: 180

    ¿Quien es para ti el hombre más odiado sobre la tierra? Si tomáramos en cuenta sus acciones en contra de la humanidad, posiblemente encontraríamos una larga fila de nombres cuya reputación no esta considerada como para recordarlos.

    por: tomás ortiz ruizl Espiritualidad> Cristianismol 09/04/2011 lVistas: 2,273

    Esta es una historia increíble que nos hace comprender que Dios tiene un plan perfecto para cada uno de nosotros. La obediencia, la fidelidad y la honestidad, sin duda, contribuyen a que la voluntad del Señor se haga libremente.

    por: tomás ortiz ruizl Espiritualidad> Cristianismol 31/03/2011 lVistas: 571
    Box del Autor
    Categorías
    Quantcast